Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 24 de junio de 2016

LA NOCHE DE LOS PREMIOS DE NOVELA "ATENEO DE SEVILLA".

 


Con el mes de junio, además del verano, cada año llega a esta ciudad los Premios de Novela Ateneo de Sevilla, que este año alcanza la 54ª edición para la categoría sénior y la 21ª para la junior.

Un total de 307 obras se han presentado este año, de las cuales 87 optaban por el Premio Ateneo Joven. Aunque con una procedencia dispar, prácticamente la mayoría de las obras son de origen español, primando especialmente las procedentes de ciudades como Madrid, Sevilla, Barcelona y Valencia. No obstante, también se han recibido manuscritos remitidos desde otros países como Reino Unido, Colombia, Argentina o Irlanda, entre otros. 

La temática de las obras en la categoría sénior se ha movido entre la novela histórica y el género negro, aunque el número de novelas en este último caso ha descendido ligeramente. En cuanto a la categoría junior, los géneros más sobresalientes han sido la novela negra, de contenido social y la fantástica.

El juradocompuesto por Alberto Máximo Pérez Calero en calidad de presidente y los vocales Alfredo Conde, Miguel Cruz Giráldez, Miguel Ángel Matellanes, Ramón Pernas, María A. Prior y Luis del Val, seleccionó de entre todas la obras recibidas las siguientes como finalistas:


Finalistas del XLVIII Premio de Novela Ateneo de Sevilla

* Bocchereni, un músico bajo el reinado de Carlos III, de Padreantoniosoler (pseudónimo): La biografía de un músico inmerso en maquinaciones palaciegas.

* Copla al recuerdo de Manila, de Iben Al Ruj (pseudónimo): Un encuentro familiar entre dos continentes y dos épocas.

* El crimen de Simona Meis, de Folelé (pseudónimo): Un abogado en horas bajas tiene que desplazarse a Túnez para resolver un crimen.

* La puerta del infierno, de Margarita Gertrudis (pseudónimo): Intrigas políticas y militares en la retaguardia II Guerra Mundial. 

* Mientras te rendías, de Margarita Martín (pseudónimo): Saga familiar en el sur de España entre conflictos amorosos y empresariales.



Finalistas del XXI Premio de Novela Ateneo Joven

* Chomolangma, de Raquel Vázquez: La lucha de dos periodistas contra un sistema social opresivo e injusto.

* El hombre inacabado, de Azucena Gormaz Pinilla (pseudónimo): El esfuerzo por la supervivencia de un grupo humano primitivo.

* Trastornya, de Inma Aguilera: Una muchacha inconformista y con habilidades especiales vivirá un giro radical en su existencia. 

El acto, que tuvo lugar anoche y como cada año se celebró en el Patio de la Montería de los Reales Alcázares de Sevilla a lo largo de una cena, congregó a un gran número de asistentes y fue presentado por el periodista Cristóbal Cervantes quien, a lo largo de la noche fue desvelando las obras descartadas  por el jurado en los días previos. Pasadas las 23 horas, dio a conocer el nombre de las obras galardonadas.

En la categoría sénior, el ganador fue Montero Glez con La puerta del infierno, mientras que en la categoría junior fue la malagueña Inma Aguilera la que resultó premiada con Trastornya. Ambos subieron a recoger su premio.



Inma Aguilera, periodista de profesión, comentó que recibió la noticia el día anterior con muchas lágrimas y alegría. De su discurso de agradecimiento hay que destacar que la idea de tirar la toalla y abandonar se le pasó por la cabeza muchas veces pero que siempre decidía seguir en la brecha, alentada por la idea de verse un día sobre ese escenario con su premio en la mano. «A todas esas personas que están luchando y que no han conseguido aún su reconocimiento, yo les diría que no se rindieran por nada del mundo porque conseguirlo es lo mejor que te puede pasar».

Sobre Trastornya nos dijo que ha intentado escribir una novela que enganchara a los lectores desde la primera página y nos hiciera reflexionar pero también pasarlo bien. «Es un libro muy intenso sobre una chica muy peculiar que no encuentra su lugar en el mundo y que de repente va a tener una oportunidad para demostrar todo lo que es capaz y eso la va a cambiar para siempre». A la joven autora se la vio muy feliz y muy emocionada

Por su parte, tras recoger la estatuilla, Montero Glez comentó que el título definitivo de su novela será El carmín y la sangre porque «es una novela de espías y un espía ha de pasar desapercibido. Ha de ser como el carmín y la sangre en una copa de vino». Dice el autor que se trata de una metáfora que le pareció muy significativa. Como primicia citó la primera frase de su novela que dice así: «El comandante Fleming siempre hizo de la buena educación un estilo de vida, incluso cuando hablaba de mujeres». 

Sobre El carmín y la sangre, su autor nos dijo que se trata de una novela de espías, de amor y de guerra que se desarrolla en el sur de España durante la II Guerra Mundial y que tiene como protagonista al comandante Fleming, a Ian Fleming, al creador de James Bond, que pasó un tiempo en el sur de España encargado de coordinar el espionaje por parte de Inglaterra. «Me pareció muy atractiva la figura de Ian Fleming que no ha sido tocada en ningún libro aunque sí ha habido muchos pastiches de su creación pero nunca de él mismo». El autor, que posee un magnífico sentido del humor, dice que le siguió la pista al comandante durante mucho tiempo ydescubrió que este tenía una vida mucho más apasionante que la del propio James Bond. 

Para cerrar la entrega del premio, D. Alberto Máximo Fernández Calero, presidente del Ateneo de Sevilla dio las gracias a los asistentes y leyó unas hermosas palabras sobre la historia de los Premios Ateneo que se iniciaron en 1969 con La sombra de las banderas de D. Manuel Pombo Angulo. Cedió la palabra al Teniente de Alcalde, Delegado de Fiestas Mayores, Movilidad y Seguridad, D. Juan Carlos Cabrera Valera, que recalcó la importancia de la cultura para la evolución y el desarrollo del ser humano. 


De izq a dcha: Montero Glez, el editor Miguel Ángel Matellanes
 e Inma Aguilera.

A continuación se convocó una rueda de prensa en la que los diversos medios de comunicación pudieron formular sus preguntas a los ganadores. En esos instantes se explicó el origen de los títulos de sendas novelas y cada autor pudo comentar el por qué de estos argumentos. Montero Glez volvió a recalcar que se había dado cuenta que no existía ninguna novela sobre Ian Fleming como protagonista, algo que le  pareció raro teniendo en cuenta la vida tan intensa que tuvo. 

Se hizo también hincapié en el vaivén relacionado con los géneros literarios, si se hacía necesario que los autores encajaran sus novelas en aquellos que conllevan un mayor número de ventas. Miguel Ángel Matellanes, editor de Algaida Editorial, puntualizó que a su juicio los autores no deben estar pendientes del índice Nielsen. Por su parte, Montero Glez considera que tanto los autores como los lectores se merecen las historias, eso es lo realmente importante, y confesó que huía de los mercados. En cuanto a la joven Inma Aguilera, comentó no tener jamás en cuenta los géneros, que escribe lo que le sale en cada momento. De hecho, sus cuatro novelas pertenecen a géneros distintos. Además, en respuesta a una pregunta, añadió que «la escritura es el medio de desahogo más íntimo que tengo».

Y así culminó este acto. Para poder leer las novelas habrá que esperar al otoño, momento en el que se publicarán las novelas por Algaida Editores y presentarán debidamente, quedando disponible en todas las librerías. 



jueves, 23 de junio de 2016

ENTREVISTA a CRISTINA SORIA (Elige tu aventura. Claves para afrontar la toma de decisiones).

Autora


Cristina Soria Ruiz (1975). Desde niña tuve claro que quería ser periodista. Esa fue una de las decisiones más importantes de mi vida, y me llevó a cambiar de ciudad con 18 años. Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU en Madrid, ejercí mi pasión en medios, agencias y departamentos de Comunicación y Marketing. Otra de las mejores y más importantes decisiones que he tomado ha sido la de crear la familia que hoy tengo, que no habría sido posible si no hubiera decidido venir a Madrid.

Durante unos años compaginé mi faceta profesional con la de mamá hasta que tuve que dejar aparcado mi trabajo para cuidar a mi hija pequeña. Fue una decisión difícil y dolorosa, pero que me ha llevado hasta el lugar donde hoy me encuentro.

Tras ese parón necesitaba un cambio, por lo que comencé a realizar el máster en Coaching e Inteligencia Emocional en N-Acción, con certificado de ASESCO. Mis ganas de seguir aprendiendo me llevaron a formarme en Neuronal Coaching, Coaching Sistemático y Comunicación No Verbal.

Con mi transformación personal decidí acompañar a los demás en sus cambios y decisiones. Actualmente trabajo como Executive y Life coach, formo parte de la red de profesores de máster en Coaching, Inteligencia Emocional, Relacional y Ciencia Cognitiva de N-Acción. Conferenciante y formadora en distintas compañías y escuelas, compagino esto con mi colaboración en el programa Sálvame y Sálvame Deluxe desde hace cuatro años.

Como un regalo me llegó la oportunidad de comenzar a escribir. Mi primer libro, Yo puedo ayudarte, cuenta con trece ediciones, y mi segundo libro, Sí, tú puedes, publicado el año pasado, ya va por cinco ediciones.

Ahora me embarco en una nueva aventura con la publicación de mi tercer libro, Elige tu aventura. Claves para afrontar la toma de decisiones. Estoy convencida de que todas la decisiones que he tomado en mi vida, de manera obligada o voluntaria, me han aportado grandes experiencias y aprendizajes. Esto mismo es lo que quiero trasladar con el libro que ahora presento.

inteligencia emocional. Life and executive coach, Cristina trabaja tanto con adultos como con niños. Con infinitas ganas de seguir aprendiendo, está ampliando su formación en Coaching Sistémico. También forma parte de la red de profesores del Máster en Coaching, Inteligencia Emocional, Relacional y Ciencia Cognitiva de N-Acción, y participa en distintas charlas y eventos de motivación y formación en Inteligencia Emocional.

Desde hace más de tres años colabora en el programa Sálvame, donde ha trabajado con colaboradores y famosos en la obtención de distintos retos, y donde analiza la comunicación no verbal y los conflictos emocionales en personajes de actualidad.

Autora de Yo puedo ayudarte, con doce ediciones en el mercado, presenta ahora Sí, tú puedes, en el que ha volcado la misma ilusión y pasión que en su libro anterior. Este nuevo reto representa para ella sus ganas de continuar ayudando al lector para que consiga sus propias metas y una oportunidad de seguir aprendiendo día a día.
Sinopsis

Desde la niñez, y a lo largo de tu vida, te verás obligado a tomar muchas y variadas decisiones. Unas serán muy importantes, otras más banales; algunas exigirán toda tu determinación, otras las tomarás de manera inconsciente... Pero todas ellas tienen un punto en común: TÚ.

En ocasiones te sentirás inseguro, te asaltarán las dudas, tendrás miedo a equivocarte, a no cumplir con las expectativas que los demás han puesto en ti, y eso quizá te lleve a pedir consejo o a esperar que sean otros los que decidan por ti. Pero solo tú puedes tomarlas y ser responsable de ellas.

Elige tu aventura te mostrará las etapas, las emociones, los pensamientos, los obstáculos que tendrás que sortear y las herramientas con las que contarás para afrontar la aventura que decidas vivir. No existen fórmulas mágicas para descubrir cuál es la solución adecuada, ya que nada es bueno o es malo porque sí.

Todos y cada uno de nosotros tenemos la capacidad y el derecho a cambiar y

Podemos comenzar tantas veces como lo consideremos oportuno.



[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Hace algunas semanas tuve la oportunidad de sentarme a hablar con Cristina Soria, a la que había visto en alguna ocasión en televisión. Siempre me ha resultado llamativo la cantidad de información que una persona puede transmitir con tan solo elevar una ceja o cruzar los brazos y, en ese sentido, las explicaciones de Cristina... 


La que se ha llegado a conocer como La coach de la tele, según reza en la cubierta de su nueva publicación, Elige tu aventura, irrumpe en el mercado editorial con un libro que nos ayuda a tomar decisiones, algo que nos supone un quebradero de cabeza total. Esto es lo que nos contó.



Marisa G.- Cristina, yo te conozco más que nada por tu faceta televisiva.

Cristina S.- Claro (Risas)

M.G.- Pero he leído que eres periodista. Sin embargo, hay un momento de tu vida en el que cambias radicalmente de profesión y te dedicas a hacer coaching. ¿Qué te llevó a formarte en esta materia?

C.S.- Pues fue una decisión tras otras decisiones. Yo llevaba trabajando en el gabinete de comunicación de una multinacional, en marketing, durante más de diez años y me quedé embarazada de mi segunda hija que nació con una serie de problemas. Tuve que dejar el trabajo y dedicarme a ella. Me cogí una excedencia durante un año para cuidarla y cuando vi que la niña estaba bien, volví al trabajo pero claro, entonces estábamos en plena crisis y la multinacional se dedicaba a la construcción así que te puedes hacer una idea. En aquel momento, a las madres que nos incorporamos al trabajo nos ofrecieron un despido improcedente. Al principio me negué porque para mí psicológicamente era importante trabajar pero al final tuve que acceder porque el panorama era muy malo. Me fui a casa. Pero yo necesitaba hacer algo, porque soy muy activa, aunque fuera abrir una mercería o vender pulseras por Internet, yo qué sé. Lo que fuera pero algo. Y fue mi marido el que me habló del coaching, así empecé a formarme y a vivir mi propio cambio. Me enganchó tanto que sentí que era a lo que me quería dedicar. Vi que era un profesión muy bonita a la que yo podía aportar mucho porque había vivido una experiencia que me permitía trabajar para los demás y así empecé. Además he tenido la gran suerte de poder hacerlo, de trabajar en esto, porque no todo el mundo que se lo propone puede vivir del coaching. Yo lo dejé todo por esto pero a la vez me permite compaginar mi trabajo con mi familia.

M.G.- Pero realmente, ¿en qué consiste el coaching?




C.S.- Yo siempre digo que es un redescubrimiento personal porque lo que hacemos es acompañar a las personas que necesitan buscar una meta. Puede ser de lo más variado, desde ponerte a dieta, dejar de fumar, aprobar unas oposiciones, mejorar las relaciones con los demás, trabajar la autoestima, la seguridad,... Todo lo que no implique terapia clínica porque ahí ya entran los psicólogos.

M.G.- Es diferente entonces, ¿no?

C.S.- Y complementario en muchas ocasiones. Lo bonito de este trabajo es que vas a acompañando a una persona que piensa que todo es negro, que no sabe qué hacer con su vida, que está perdida, sin metas claras, y empiezas a caminar a su lado pero el protagonista es él. Yo le pongo herramientas  o tareas para que la persona vaya haciendo su propio trabajo interior pero es tan potente que el coaching te acompaña de por vida. Hay gente que empieza un proceso para trabajar tales miedos y luego, su cambio le conduce a otras tantas cosas en su vida que jamás se hubieran imaginado. El coaching te permite conocer tu interior y descubrir cosas que pensabas que no tenías. Pequeños pasos que te van reforzando y al final te encuentras que el cambio es exponencial al máximo.

M.G.- Imagino que cada persona que os llega será como un reto para vosotros.

C.S.- Claro porque aprendes con cada una de ellas. Somos humanos y también nos equivocamos. Hay veces que no hacemos bien las cosas o que las planteamos mal. Con cada uno aprendes una barbaridad y luego ver cómo han crecido, eso es maravilloso. Saber que llevaron a ti muy pequeños y que salen por la puerta enormes. Es algo que no tiene precio.

M.G.- Cristina, Elige tu aventura es tu tercer libro. ¿En qué línea van los dos anteriores?

C.S.- El primero, Yo puedo ayudarte, era un poco introductorio para explicar qué era esto del coaching, que no se sabía muy bien. Recogía diferentes casos de personas que tenían una situación determinada, yo contaba su historia y cómo las habían resuelto. El segundo, Sí, tú puedes, es un libro cuaderno que recoge varios retos de vida de una persona en el que le doy unas pautas y los ejercicios que tiene que hacer para que supere y alcance ese reto. Y este tercero está basado en los libros que había cuando éramos pequeños, aquellos de Elige tu propia aventura, en el que expongo el caso de una persona al que le pasa algo y tiene que tomar una decisión. Yo no digo lo que es bueno o lo que es malo pero si decides tomar esta decisión, vivirás esta aventura y pasarás por estas etapas y si decides tomar otra, vivirás otras etapas distintas. Ni mejores ni peores sino diferentes. 

M.G.- Pero, ¿estos libros tiene algo o todo de autoayuda?

C.S.- Lo tienen todo. Yo me resistía a decir que mis libros eran de autoayuda porque está mal vista.

M.G.- Yo siempre digo que la percepción está cambiando.

C.S.- Claro. No somos sanadores, simplemente damos pautas para la gente que quiere cambiar algunas cosas en su vida. Son situaciones muy del día a día, por eso creo que estos libros son muy prácticos porque puedes poner en práctica lo que lees. No es algo intangible. 

A mí me llegan mensajes de la gente a la que le está funcionando, gente que no quiere ir a un psicólogo o a un coach, que se leen estos libros y les ayudan, aunque al final se dan cuenta de que necesitan realmente un proceso de coaching porque estos libros no son más que una apertura para conocerse más.

M.G.- Bueno, el coach está muy de moda. Se escucha muchísimo.

C.S.- Se escucha demasiado. A veces sin serlo. Ese es el problema. Yo creo que el mundo del coaching es todavía muy desconocido. En España llevamos menos años que otros países anglosajones y de repente se da a conocer la palabra
«coach» y ahora todo el mundo dice serlo pero eso no es así.

M.G.- Es que se escucha en todos los ámbitos.

C.S.- Sí, sobre todo en la televisión porque engancha mucho la palabra, es un reclamo. Incluso yo misma en el programa cuando hacía retos con personajes conocidos no trabajaba como trabajo en la intimidad. Para empezar porque estoy rompiendo una de las leyes que es la de confidencialidad.

M.G.- Y ahora que mencionas la televisión, eres muy conocida y supongo que ese mundo te ha ayudado mucho en tu profesión. ¿Cómo llegas a la televisión y qué aporta?



C.S.- Pues mira, llego al mundo de la televisión por un comentario tonto en casa. Me puse a comentar una serie de gestos de gente que salía en la tele, a mi marido se le enciende la bombilla y se lo comentó a una amiga que trabaja en televisión. Me probaron y les gusté. Empecé en Espejo Público pero la jefa de contenidos de La fábrica de la tele, que es donde trabajo ahora, me vio y me quiso para sus programas. Y así empezó todo. Si aquel día en casa no digo nada, lo mismo nada de esto hubiera pasado.

Y me aporta todo. Me permite aprender lo que es trabajar en un programa en directo en el que no hay nada controlado. A la hora de comunicar me ayuda porque tengo que hablar para gente muy distinta y todo el mundo tiene que entender lo que digo. Personalmente me ayuda a vencer miedos, vergüenzas e inseguridades y luego me aporta una exposición que también tiene su parte negativa porque estás más expuesta a las críticas, pero igualmente es positiva porque así la gente puede aprender lo que es el coaching. La verdad es que solo me ha aportado cosas positivas. Luego la gente del programa me trata genial y me siento muy respaldada.

M.G.- Cristina, me resulta muy llamativo verte analizar los gestos de cualquier persona y a través de ellos sacar tantísima información. ¿Tanto transmitimos sin darnos cuenta?

C.S.- Mucho. Es que la mayor parte del mensaje que se transmite son los gestos. Hay gestos que sabemos y controlamos y otros que no. La comunicación es todo, la palabra, el tono, la entonación y la comunicación corporal.

M.G.- Y en Elige tu aventura te adentras en esa complicada tesitura de tomar decisiones, en la que a veces nos vemos los seres humanos. 

C.S.- Algo que no le gusta a nadie.

M.G.- Es que a veces te encuentras en encrucijadas y no sabes hacia dónde tirar. ¿Qué te incita a escribir sobre este tema?

C.S.- Fue porque me di cuenta de que la mayoría de la gente que viene a hacer un proceso de coaching conmigo es porque tienen que tomar una decisión. A lo largo del proceso tienen que ir tomando decisiones e ir renunciando a cosas y buscar cosas nuevas. Como este es el tercer libro ya, tenía que dar una vuelta de tuerca más por eso nos fijamos en esos libros que te comentaba antes, los que había cuando éramos pequeños, esos de Elige tu propia aventura.

M.G.- Porque tú planteas el libro como si fuera un sendero como varios caminos. Tipo si quieres tomar esta decisión sigue leyendo en la página tal o cual. 

C.S.- Sí. Es que así es mucho más divertido y ameno. Luego ¿sabes qué pasa? Hacemos lo que hacíamos de pequeño, mirar a ver qué hubiera pasado si hubiéramos elegido otro camino.

M.G.- (Risas)

C.S.- ¡Pero luego en tu vida no puedes hacer eso! (Risas) Además también era una forma de quitar importancia al hecho de tomar una decisión porque hay que tener en cuenta que, sin darnos cuenta, tomamos muchas decisiones a lo largo del día pero no siempre le damos valor porque para nosotros no son importantes. Sin embargo, hay otras que nos asustan pero hay que reaccionar, no podemos quedarnos paralizados.

Por otra parte, también queremos que otros nos resuelvan el problema y que tomen decisiones por nosotros, cuando las tenemos que tomar nosotros mismos y equivocarnos nosotros. 

M.G.- En el libro planteas situaciones para ejemplarizar lo que nos quieres enseñar, ¿estas situaciones son reales?

C.S.- Sí, lo son. Hay una parte mía personal que he vivido yo y el resto son situaciones de amigos que se han visto en determinadas circunstancias o gente que viene a un proceso. No son inventadas aunque sí están tuneados como  yo digo.

M.G.- Y nos pones ejercicios prácticos.

C.S.- Claro, la teoría está muy bien. Esa la conocemos todos, pero hay que ponerse en marcha.

M.G.- Pero, ¿está más enfocado a las personas inseguras?

C.S.- Yo creo que es para todo el mundo aunque los inseguros tienen una carga más.

M.G.-  Una de las ideas que he sacado leyendo el libro es que no tomamos decisiones porque nos preocupamos mucho más de lo que piensen los demás que de lo que pensamos nosotros mismos. Estamos obsesionados por el qué dirán.

C.S.- Exacto, ¿qué pensarán de mí si decido esto? ¿Les parecerá bien? ¿Y si me equivoco? La opinión pública nos influye muchísimo y al final lo importante son dos cosas. Por un lado, si te tienes que arrepentir que sea por algo que has hecho y no por algo que nos has hecho por miedo. Y por otro, que si te tienes que equivocar que sea por algo que has decidido tú y no por algo que hayan decidido otras personas.

A mí me llegan mucha gente a los procesos que hacen todo lo que lo demás le dicen, incluso inician un proceso porque su madre se lo dice. No. Tienes que querer tú. Está bien que alguien te asesore pero eres tú el que tiene que querer hacer las cosas.

PARTICIPANTES SORTEO 4º ANIVERSARIO.

 http://s33.postimg.org/wiopkwwlb/page.jpg

Siento mucho el retraso en la resolución del sorteo pero ando con mil cosas a la vez. Bueno, aquí vengo con la lista de participantes, sus puntos y sus números. Creo que todo está correcto, pero revisadla por si acaso. Tenéis de plazo hasta el viernes para subsanar errores. Durante el fin de semana sabremos el nombre del ganador. Gracias a todos por participar y ¡¡mucha suerte!!

Maribel (Vanedis) - 10 puntos (1 al 10)
Mientras Leo - 5 puntos (11 al 15)
Ángela León - 14 puntos (16 al 29)
Natalia - 10 puntos (30 al 39)
Lo Infinito - 13 puntos (40 al 52)
Jéssica Rodríguez - 9 puntos (53 al 61)
Bajolapieldeunlector - 8 puntos (62 al 69)
Kelika - 14 puntos (70 al 83)
Isabel - 7 puntos (84 al 90)
Ana Mª García - 5 puntos (91 al 95)
Mª Ángeles Bk - 13 puntos (96 al 108)
Marina Córdoba - 10 puntos (109 al 118)
Mara JSS - 11 puntos (119 al 129)
Rossy - 8 puntos (130 al 137)
Inquilinas N - 7 puntos (138 al 144)
Isabel (Valencia) - 16 puntos (145 al 160)
Porlomenix - 10 puntos (161 al 170)
Cami Prieto - 14 puntos (171 al 184)
Lady Ovejita - 3 puntos (185 al 187)
Erianod - 9 puntos (188 al 196)
Tatty  - 11 puntos (197 al 207)
Lunilla - 10 puntos (208 al 217)
María Vázquez - 7 puntos (218 al 224)
Susana Palacios - 15 puntos (225 al 239)
Tamara López - 5 puntos (240 al 244)

miércoles, 22 de junio de 2016

CINES DE VERANO.


Cada vez que comienza este tiempo no puedo evitar acordarme de aquellos cines de verano que existieron en Sevilla y cuyo nacimiento se remonta a mediados del siglo XX. Saber que los primeros cines empezaron a funcionar allá por el año 1950 me ha pillado totalmente por sorpresa.

Por lo que he podido leer, hubo una época de esplendor, allá por el año 1982, en el que los cines de verano proliferaban como las setas. Uno de los recuerdos que mantengo más frescos y vinculado a esta época es aquella noche en la que todo el vecindario, así al mogollón, nos fuimos a ver Tiburón. No recuerdo exactamente qué año sería. ¿El 78? La película es del año 1975, así que es posible. La cuestión es que fue una noche llena de emoción. Además se daba la circunstancia que al día siguiente, también al mogollón, teníamos previsto pasar el día en la playa y claro, las especulaciones corrieron como la tinta. Fruto de nuestras mentes infantiles nos planteábamos la posibilidad de toparnos con las fauces de un escualo mientras sorteábamos las olas. Una algarabía tremenda.

Los cines de verano prácticamente han pasado a la historia, al menos, tal y como lo concebíamos antes. En cualquier explanada o solar que se prestara, montaban cuatro paredes de chapa, una pantalla gigante (recuerdo alguna con un perfecto agujero justo en medio), sillas plegables a tutiplén y un proyector. ¡Hala!, a echar el verano. Justo enfrente de casa instalaron durante varios años seguidos uno de estos cines "plegables". Creo que se llamaba Plantinar o El Juncal pero, la verdad, no estoy muy segura. Hubo muchos repartidos por toda la ciudad,  todos ellos con su ambigú y selecta nevería, con su zona de mesas veladores donde poder cenar y degustar el tomate con sal o el pescaíto frito mientras veías la película. La idea era pasar un rato en familia o con los amigos al fresco, o mejor dicho, al aire libre porque lo de fresco era relativo y poco importaba si la película era más buena o más mala. Es más, resultaba un poco difícil seguir el hilo a la trama de la película pues los sistemas de sonido no eran tan sofisticados como ahora y controlar a una ... de críos era casi misión imposible. Todo daba igual. Los días con sesión de cine de verano eran especiales y emocionantes.

A la modalidad de sala de cine unitaria se unieron los multicinescomo los de invierno pero en versión descapotable, aunque yo creo que aquello resultaba poco práctico. La idea de ver una película y oír otras dos lo complicaba todo mucho. En cualquier caso, tanto unos como otros, comenzaron a desaparecer y eso que contaban con bastante público cada noche y era un concepto de ocio muy aceptado. Imagino que los planes de urbanismo se comieron esos solares que se empleaban para instalar los cines de verano. La modernidad y el avance que se traga tradiciones arraigadas y queridas. Creo que uno de los últimos cines de verano que he visto desaparecer, de aquellos de antaño, fue el cine Avenida en el barrio de Triana que cerró sus puertas definitivamente en 2001. ¡Anda que no he visto películas en ese cine en sus últimos años! Hoy ocupa el solar dos edificios de viviendas.




No obstante, aún quedan nostálgicos como yo que añoran esta forma de ocio y a pesar de que el tiempo ha pasado, las ganas de cine de verano no se pierden. Por suerte todavía hoy podemos disfrutar del séptimo arte al aire libre, aunque las opciones son muy reducidas. Largas colas se forman cada noche durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre ante la puerta de la sede de la Diputación de Sevilla que ocupa un antiguo edificio porticado en cuyo patio se proyectan numerosas películas todos los veranos a precios muy reducidos. Confío en que este año también esté en funcionamiento. De momento no han colgado la programación aunque si no me equivoco suele ponerse en marcha a finales de junio.

111
Cine Diputación de Sevilla
Y también Tomares, un pueblo cerca de Sevilla, cuenta con su propio cine de verano. Si te interesa podéis ir viendo la programación en este enlace.

Creo que son las dos únicas alternativas a día de hoy que funcionan regularmente. El año pasado también instalaron cines de verano en otros barrios de Sevilla pero solo proyectaban los fines de semana. Montaron otro en el que cada uno tenía que llevarse su propia silla (me imagino a todos los asistentes portando su butaca de playa, ¡de lo más pintoresco!) y otros más de carácter gratuito y dirigido especialmente a público infantil. En fin, va surgiendo nuevas ideas y proyectos. Todo vale con tal de que no se pierda esta tradición.

Si sabéis de alguno interesante para este verano en Sevilla, no dudéis en mencionarlo en los comentarios. Lo mismo me llevo una sorpresa.

Y a los demás, ¿existieron o existen cines de verano en vuestra ciudad? Imagino que todo dependerá de la climatología y la latitud. Contadme.



[Imágenes e ilustraciones tomadas de Google]

Fuente: http://www.sevilladesaparecida.com/
Galería de fotos: http://sevilla.abc.es/fotos-andalucia/20150714/cines-verano-sevilla-ayer-1621471929610.html

martes, 21 de junio de 2016

ENTREVISTA a BENITO OLMO (La maniobra de la tortuga).

Autor

Benito Olmo (Cádiz, 1980) ha trabajado como corrector, editor, columnista y colaborador de varios medios como la revista Fiat Lux y el portal literario !A los libros! Es autor de las novelas Caraballo (2007) y Mil cosas que no te dije antes de perderte (2011), y con ellas bajo el brazo ha recorrido España a través de las diferentes ferias del libro, lo que le ha permitido llegar a un gran número de lectores.


megustaleer - La maniobra de la tortuga - Benito OlmoSinopsis

Empujado por el infortunio, el irreverente inspector Manuel Bianquetti se ve obligado a aceptar un traslado forzoso a la comisaría de Cádiz, un destino previsiblemente tranquilo que se verá alterado con el hallazgo del cadáver de una joven de dieciséis años. Una muerte violenta que le traerá reminiscencias de un pasado del que no logra desprenderse.

A pesar de la oposición de sus superiores, el inspector Bianquetti emprenderá una cruzada solitaria para atrapar al culpable siguiendo el rastro de unas evidencias que podrían no existir más allá de su imaginación. La realidad se va oscureciendo a medida que el lector va devorando páginas al tiempo que participa junto al protagonista en la investigación de un caso cada vez más turbio y escabroso.

Benito Olmo compone una novela policial en la que los distintos hilos narrativos tejen una red de la que le resultará imposible escapar. Conozca al nuevo talento del género negro y criminal.


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Hoy hace un mes que entrevisté a Benito Olmo, ¡un mes! Intolerable. Pero no hay más horas en el día y se me ha acumulado mucho material en muy poco tiempo. Todo irá saliendo. 

De Benito Olmo había oído hablar muy bien. Comencé a leer algunas reseñas sobre su última novela, La maniobra de la tortuga, y me cogió por sorpresa saber que vendría a hacer promoción a Sevilla. No es tan descabellado teniendo en cuenta que es gaditano de nacimiento y, si no me equivoco, sigue residiendo allí.
Las circunstancias me imposibilitaron leer la novela antes de encontrarme con el autor pero aún así fue un encuentro estupendo y muy distendido. Esto es lo que nos contó.


Marisa G.- Benito, esta es tu tercera novela.

Benito O.- La tercera, así es.

M.G.- Caraballo en 2007 y Mil cosas que no te dije antes de perderte en 2011. Muy diferentes unas de otra, ¿verdad?

B.O.- Mi primera novela fue un pequeño cuento que escribí pero que terminó convirtiéndose en novela. Y algo curioso es que en las pocas librerías que aún está disponible, porque se agotó, me lo colocan en la sección de autoayuda. Me parece increíble porque yo odio la autoayuda y no soy nadie en la autoayuda. Es una historia sobre un tipo gordo, con un trabajo muy feo y una vida muy gris que un día decide cambiar de vida. Deja el trabajo, se apunta al gimnasio, conoce a una chica,.... y tal. No te voy a contar ahora todo lo que ocurre. Y luego está Mil cosas que no te dije antes de perderte, concebida desde el principio como una novela, ambientada en Granada y que trata sobre un chico que pierde a su padre, se dedica a investigar lo que le ha pasado y descubre aspectos de su vida que no sabía. Es una novela con tintes de novela negra sin ser novela policíaca... Y ahora esta, La maniobra de la tortuga, que es negra total.

M.G.- Negra, negra y además muy clásica, ¿no? Creo que te ajustas a las pautas de la novela negra, ¿verdad?

B.O.- Sí. Aunque es una novela negra con su propia personalidad pero que responde a los cánones del género. De todos modos, creo que aporta algo de frescura. El personaje es nuevo y no se parece a ninguno que yo haya leído antes. Además transcurre en una ciudad como Cádiz, que tampoco está muy vista en la novela negra.

M.G.- El género negro, bajo mi punto de vista es muy agradecido. Es un género al que los lectores se acercan mucho. Le pregunté una vez a un autor, no recuerdo exactamente quién era, si consideraba que el género negro te allanaba el camino hacia la publicación por el hecho de que hay un sector muy grande lectores que gustan de este género. No sé qué piensas tú.

B.O.- Creo que es verdad que se está publicando mucha novela negra y eso supone que se baja el nivel. Me llegan muchas novedades todos los meses y a veces me pregunto cómo es posible que tal o cual libro se haya publicado. Son novelas a las que le faltan horas, meses de trabajo, de sentarte, de pulirla y trabajarla más. Se está publicando mucha novela negra y no sé si al final eso te ayuda a publicar o no. Lo que sí sé es que los lectores son soberanos y son los encargados  de saber qué es lo que es bueno y lo que no. De todos modos, una cosa es publicar y otra muy distinta mantenerse. Si la novela no funciona en ventas, te quedas en el camino. 


M.G.- En género negro, ¿de qué autores bebes?

B.O.- De César Pérez Gellida, por supuesto, Juan Gómez- Jurado, Víctor del Árbol, que me encanta, Óscar Lobato, Leandro Pérez, que solo ha publicado una novela titulada Las cuatro torres y es magnífica. Ramón Palomar, Alexis Ravelo, Claudio Ferranza. Ravelo es un máquina, me gusta muchísimo.

M.G.- Tres novelas y tres editoriales diferentes. Entrelíneas, Círculo Rojo y ahora llegas a Suma de Letras. Este salto ¿cómo se pega?

B.O.- Bueno, las dos primeras son autoedición y eso tiene mucho de trabajo propio. Me he pateado España. He pasado por Valencia, Castellón, Madrid, Sevilla, Granada,... En todas las ferias del libro que he podido he presentado mi novela. Tengo esa constancia. Si yo no llevo la novela a los lectores, la novela no se va a vender. Claro, con Suma de Letras es diferente. Suma tiene músculo, tiene distribución. Ahora me llevan noticias de lectores de Huesca, de Zaragoza,... de muchos sitios. Es una alegría porque yo antes no llegaba a todos lados. 

Con esta novela quedé finalista de un premio literario pero la publicación iba a ser digital y no me convenció. Hablé con César Pérez Gellida y él se ofreció a presentarme a los editores de Suma para que yo les hiciera llegar mi novela. y fue así como hablé con Paco Álvarez, director de Suma de Letras y Aguilar, se leyó la novela en un tiempo récord y finalmente me respondieron que sí, que la publicaban. 

M.G.- La faja que acompaña el libro recoge frases de César Pérez Gellida, Juan Gómez-Jurado o Alexis Ravelo. No podías encontrar mejores padrinos para una novela negra.

B.O.- Pues no. Les ofrecí mi novela para que la leyeran y me hicieran una frase para la faja si les gustaba. Soy sincero, se lo he pedido a unos cuantos autores que me han respondido muy bien. 

M.G.- César te hace el prólogo además.

B.O.- Sí, en cuanto supo que me publicaban la novela él se ofreció. Además se llevó un montón de tiempo para escribirlo. Es una maravilla.

M.G.- Bueno, pues esta novela implica el nacimiento de un nuevo inspector, para alegría de los lectores. ¿Cómo es Manuel Bianquetti?

B.O.- Es un inspector de policía rudo, respondón, con problemas de control de la agresividad, muy airado. Le han pasado muchas cosas y no confía en nadie. Sabe que está solo y tiene cierto sentido del honor y de la ética que lleva hasta sus últimas consecuencias, aunque eso implique ponerse en contra de sus compañeros, de sus superiores e incluso de la ley en determinados momentos. Es un policía que trata de perseguir lo que él cree que es la justicia, que no siempre se corresponde con lo que los demás creen justo. Él comete un error gordo en el pasado y sus superiores deciden desterrarlo a Cádiz.

M.G.- Parece un castigo.

B.O.- Un castigo o más bien como para meter algo en un trastero y no volver a verlo. Lo mandan a Cádiz, donde creen que no va a causar problemas pero la cuestión es que Bianquettí es en sí un problema.

M.G.- Es irreverente.

B.O.- Sí, no se conforma con nada. En la investigación del asesinato de Sara Vidal arrasa y a lo largo de la novela se va a encontrar con un montón de obstáculos. Se chocará con todos pero ese es su magnetismo. Muchos lectores me dicen que es un personaje que bien puede protagonizar una saga pero eso se verá más adelante. Serán los lectores los que me den el visto bueno. De momento están siendo muy positivos y me están demandando más novelas de este personaje.

M.G.- Pero es un personaje poliédrico porque no solo lo dibujas desde el punto de vista de su profesión sino que también desde su vertiente más personal.

B.O.- Bianquetti es mucho más que un investigador. Es una persona que ha tenido un problema gordo en su trabajo que arrastra a lo largo de toda la novela. Es incapaz de relacionarse con los demás, saber que no puede contar con nadie, le hace desconfiar de todo el mundo. Él sabe que haga lo que haga siempre va a estar solo. 

M.G.- He leído que la novela consta de dos hilos narrativos.

B.O.- Sí, hay dos tramas paralelas. La principal está sustentada por Manuel Bianquetti pero hay otra trama que aparece después en la que vamos a ver a una mujer víctima de violencia de género. Ella viene de Granada pero recalará en Cádiz huyendo de otra vida, siempre temiendo que su marido, el maltratador, salga de la cárcel. Ella cree que su marido no tiene otra cosa en la que pensar que acabar con ella y destruirla. Esta es una parte que me ha costado mucho escribir porque es una narración muy complicada, un tema que hay que tratar con mucho respeto para no meter la pata.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...