Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 20 de noviembre de 2017

LOS MUERTOS de James Joyce.

Resultado de imagen de los muertos alianza cien

Editorial: Alianza.
Fecha publicación: 1994.
Precio: 100 pesetas.
Género: Relato.
Nª Páginas:93
Edición: Tapa blanda.
ISBN: 9788420646275
Autor y Sinopsis

Uno de los máximos exponentes del impulso renovador de la prosa que se dio a principios de siglo y que dejó una impronta indeleble en la literatura posterior es JAMES JOYCE (1877-1941), autor de la novela Ulises, uno de los hitos literarios del siglo XX. Incluido en Dublineses -colección de quince relatos centrados en su ciudad natal, Dublín, que tiene como objetivo "denunciar el alma de esa hemiplejia o parálisis que algunos llaman ciudad" -. Los muertos constituye una pequeña obra maestra de la narrativa contemporánea que ha sido llevada a la pantalla recientemente por John Houston.


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

En 1993 la editorial Alianza sacó a mercado una colección de pequeñas joyas bajo el nombre Alianza Cien, haciendo referencia a la editorial y al precio de cada ejemplar, cien pesetas. Según un artículo de El País, la idea era «recuperar autores y títulos que la superproducción editorial y la recesión económica están marginando injustamente. La programación abarca cuatro áreas -literatura española, literatura latinoamericana, literatura universal y clásicos y otros temas de carácter práctico-, la tirada inicial de cada título es de 250.000 ejemplares». Pues bien, de todos esos ejemplares que vieron la luz, por casa andan rondando unos cuantos títulos y algunos de ellos están sin leer a día de hoy. Los muertos de James Joyce acaba de abandonar la lista de pendientes.

Joyce es uno de esos autores de culto a los que me aproximo con mucho respeto y no menos temor. El Ulises es su obra más emblemática y tanto se ha escrito sobre ella que a mí me parece a día de hoy, fuera de mi alcance lector. No obstante, he preferido acercarme a Los muertos (The Dead), un breve relato que forma parte del volumen titulado Dublineses y que centra las historias que lo componen en el DubIín natal del autor, un volumen que consta de quince relatos, siendo Los muertos el último de todos ellos, el más extenso y que también ha originado mucha discusión literaria.

En Los muertos prácticamente toda la narración transcurre a lo largo de una velada, un acontecimiento anual, elegante y esplendoroso que congrega a una selecta concurrencia. Estamos en Navidad y las señoritas Morkan, -Julia y Kate-, han organizado una cena y un baile en su casa. Las hermanas son mujeres de edad avanzada, solteronas, que  conviven con una sobrina huérfana, Mary Jane, principal sostén de la familia. A priori parece que serán estas dos mujeres el centro del relato pero, como si de una película se tratara, la cámara se desliza suavemente hacia el verdadero protagonista, Gabriel Conroy, otros sobrino de las Morkan, y su esposa Gretta. Entre deliciosas viandas, cantos, bailes y conversaciones sobre nimiedades transcurre la noche que se encamina hacia un hecho culminante, un punto de inflexión que convierte esta historia en algo mucho más complejo que el retrato de una noche de ocio. Todo salta por los aires cuando en las despedidas se oye una tonada, La joven de Aughrim. 




Gabriel observa a su esposa Gretta totalmente abstraída de la realidad, ajena a lo que ocurre a su alrededor e inmersa en las ensoñaciones de sus recuerdos. Gretta está recordando algo que saca a su semblante la más profunda de las tristezas y Gabriel se azora inquieto sin saber qué ocurre. La confesión vendrá un poco más tarde, la certeza de un pasado que se echa de menos, que aún hoy duele y del que Gabriel era ajeno, lo que le provoca una incomodidad que no esperaba. Las emociones que nacen en el interior de este hombre, una vez conoce el secreto de su esposa, tendréis que descubrirlas vosotros mismos. Contar más de un relato que no llega ni a las cien páginas es peligroso. Solo os diré que en Los muertos hay secretos, viejos residentes del pasado que Gretta ha intentado mantener encerrados para poder disfrutar de una vida que le ha procurado un amado esposo, unos hijos maravillosos y una vida cómoda. No obstante, la tonada insufla aire a los rescoldos de unos sentimientos que aún arden.


En este enorme y breve relato de Joyce, cuyo título no está elegido al azar, hay que estar atento a la sutileza de las palabras. Gabriel es presentado desde distinto ángulo como si el autor quisiera que el lector tuviera una imagen completa del personaje para poder así evaluar si lo que le ocurre después es justo o no. Por un lado, las señoritas Morkan lo presentan como un hombre indispensable. Inicialmente se asustan porque Gabriel se retrasa un poco y no termina de llegar a la cena. Temen que le haya ocurrido algo porque Gabriel es pilar fundamental, hombre recto y ejemplo de todos. Su presencia otorga seguridad, confianza, serenidad y tranquilidad a todo aquel que se encuentre a su lado. Mientras él esté presente nada malo podrá ocurrir. Sin embargo, también será duramente criticado por la señora Ivors, una de las invitadas, una mujer independiente que parece haber descubierto una faz del joven que no todo el mundo conoce y que muestra un lado menos amable del invitado. 

Habrá otros personajes más secundarios como Freddy Malins, un tipo que suele acudir a estas reuniones en evidente estado de embriaguez, Bartule D'Arcy, un tenor retirado la propia Molly Ivors, una mujer incidiosa,... Son personajes que en cierta forma rompen la calma de estas reuniones sociales, como si en plena ventisca, una ventana abierta por descuido dejará entrar el frío invernal y quebrara el calor de hogar que se respira en cada de las Morkan.

Una de los aspectos que más me convencen en esta narración es la posición que ocupa el lector. Se podría decir que el lector se encuentra integrado en ese acto social como un invitado mudo que simplemente contempla las diversas escenas, casi oculto tras unos cortinajes, y que incluso acompaña a los personajes en sus momentos más íntimos. Ayuda a todo ello la ingente cantidad de descripciones que nos ofrece Joyce, que dibuja detalle a detalle cada escena, cada movimiento, cada emoción de los personajes en un ejercicio de total integración.

Los muertos, un relato del que tantísimo se ha hablado, breve pero que arrastra tal cantidad de interpretaciones que abruma (me pasó lo mismo con La metamorfosis de Kakfa) es un texto a descubrir por cada lector sin pararse demasiado que lo que opinen los críticos. Creo que en estos casos, es mucho más recomendable dejarse llevar por las impresiones que te puede generar el texto, las tuyas propias, sean simples, llanas, complejas, o incluso puede ser que te deje hasta indiferente. Todo vale, así que inténtalo. 

A todo esto, adaptaciones al cine hay muchas. Yo tengo pendiente de ver la del director John Huston. Ya os contaré.


[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


Retos:

- Autores de la A a la Z
- 100 libros




Puedes adquirirlo aquí:

sábado, 18 de noviembre de 2017

Novedad editorial: EL ARTE DE MORIR DOS VECES de Alonso Barán.

Si te mueves por RRSS, visitas blogs, haces reseñas, mantienes contactos con autores varios y te gusta este mundillo es difícil que no conozcas el nombre de Alonso Barán, un autor madrileño de 39 años que busca su lugar en la literatura. Lleva publicados unos cuantos libros de distinto estilo y género, entre los que figuran El azar no se llora (Ed. Divalentis), un thriller psicológico del que ya os hablé en el blog (aquí) y Librepensamiento. Cómo no dejarse engañar (Ed. Diálogo), un breve ensayo sobre los mecanismos que se utilizan en política para dirigir el pensamiento y la mente.

megustaleer - El arte de morir dos veces - Alonso Barán
Con insistencia y ahínco ha seguido trabajando y el esfuerzo le ha reportado ahora una gran satisfacción. B de Books (antiguamente Ediciones B), sello del grupo Penguim Random House, publica su nueva novela que lleva por título El arte de morir dos veces, un thriller existencialista que trata sobre un hombre que finge su muerte para escapar de sus deudas, una buena escapatoria pero ¿saldrá bien? Eso solo lo sabremos cuando leamos el libro.

De momento os dejo con la ficha técnica y el booktrailer.

Autor

Alonso Barán nació en Madrid en enero de 1978. Es escritor, filósofo y guionista. Además de graduarse en Filosofía por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, tiene un máster en guion de cine y televisión, y otro en comunicación y política. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en medios de comunicación y es autor de un guion para el cine y varias novelas. Además de El arte de morir dos veces, ha publicado un ensayo de filosofía política y un thriller psicológico.

Sinopsis

Alex es una persona normal y corriente, alguien ahogado por las deudas a quien surge la oportunidad de cambiar su problemática existencia. Para aprovecharla sólo tiene que robar una gran suma de dinero, fingir su muerte y escapar a México. 

Lo que no imagina es que al tomar las riendas de su destino pondrá tras a él a toda la policía de los Estados Unidos y a su némesis, Solomon Schwarz, un ex militar traumatizado por la guerra de Irak quien sale de inmediato tras su rastro dejando un reguero de sangre a su paso y que no se detendrá hasta atraparlo. 

Durante su huida, Alex conocerá a extraños personajes de la América profunda cuyas aviesas intenciones convertirán su viaje en una asfixiante carrera por la supervivencia. 

Al mismo tiempo, a Moses y Becky Mitchell, marido y mujer y policías, el robo les obligará a emprender una persecución que los llevará, como a Alex y Schwartz, a atravesar carreteras, poblados y pantanos y enfrentarse a las más diversas situaciones (desde tornados hasta caníbales) y a una larga lista de personajes variopintos con los que entrarán en contacto durante su aventura. 

El arte de morir dos veces es un thriller existencialista minucioso en su forma de elaborar la intriga, grandioso en los escenarios y en la acción, y que aporta al lector una perspectiva reveladora sobre el tránsito por la vida. 

El arte de morir dos veces te dejará con la sensación de haber leído una novela trepidante y genial.

Puedes empezar a leer aquí.

Nª Páginas: 668
Precio: 17,00 €
Formato: Tapa blanda (Disponible en eBook)







[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]            

viernes, 17 de noviembre de 2017

LA CARCOMA de Daniel Fopiani.

Resultado de imagen de la carcoma daniel fopiani

Editorial: Off Versátil.
Premio Nova 
Fecha publicación: octubre, 2017
 Precio:  14,00 €
Género: Thriller.
Nª Páginas: 236
Edición: Rústica con solapa
ISBN: 978-84-16580-83-5
[Puedes empezar a leer aquí]


Autor

Daniel Fopiani Román, militar y escritor nació en Cádiz el 21 de marzo de 1990. En 2008 ingresó en las Fuerzas Armadas con el galón de soldado en el real y glorioso cuerpo de Infantería de Marina. Desde entonces ha realizado diversas misiones de paz en el extranjero. Actualmente ostenta el cargo de sargento de Infantería de Marina.

Además de su carrera militar, Daniel ha estado siempre vinculado a la literatura y ha cosechado varios premios, entre los más recientes el 1er. Premio en el X Certamen de creación literaria Poeta García Gutiérrez (2016) y el 1er Premio en el IV Certamen Internacional Ana María Navales (2016). También ha participado en numerosas antologías de relatos y es director de la revista literaria RSC.

Con La Carcoma ha obtenido el premio Valencia Nova de Narrativa en Castellano 2017 que otorga la Institució Alfons el Magnànim. 

Sinopsis

Ramsés es un escritor en horas bajas incapaz de escribir nada decente. El éxito comercial de su última novela parece haberle arrastrado hasta un bucle de inseguridad que lo mantiene bloqueado ante la página en blanco. La presión de la editorial y de las facturas sin pagar le llevan a aislarse durante un tiempo en la sierra de Cádiz con el propósito de recuperar su equilibrio mental tras meses de excesos y su pasión por la escritura.

Sin embargo, su estancia en el pequeño pueblo de La Carcoma, empieza a resultar perturbadora nada más llegar cuando, tras pasar la primera noche en la cabaña en la que se aloja, aparece un número pintado en la pared. Y el hecho no es aislado, pues cada día aparece uno nuevo en una cuenta atrás inexplicable y que se convierte en su obsesión. Sabe que su vida corre peligro y que los números no perdonan.

Una crisis creativa, sucesos misteriosos, muerte, amor y reconciliación con uno mismo. Todo ellos con un sabor profundamente rural y gaditano y una narración ágil y sin tapujos.

La Carcoma es un pueblo, pero también una metáfora.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Cuando las lecturas pendientes rebosaban lo indecente me llegó información sobre La Carcoma de Daniel Fopiani, recientemente galardonada con el Premio Nova de Narrativa en Castellano 2017 que otorga la Institució Alfons el Magnànim, bajo un jurado de postín que contaba entre sus miembros con Santiago Posteguillo, entre otros nombres del panorama literario español. Abrí aquel correo electrónico y leí la sinopsis de la novela. «Ojú», me dije o lo que es lo mismo: «¿Cómo digo yo que no a esto?» Los que me conocéis sabéis que me encanta el suspense y el misterio, que prefiero una novela de terror que una historia romántica, de ahí que decidiera aceptar esta lectura de la que ya os adelanto que he disfrutado mucho.
 
 
Con el curioso nombre de Ramsés Espinosa conoceremos a un escritor en plena crisis. Ramsés, a sus veintinueve años, ha publicado dos novelas de éxito pero desde entonces ha caído en picado. Lleva dos años sin producir nada de valor y tanto la editorial, que ya le entregó un adelanto, como su agente literario echan humo. En este mundo, los éxitos pasados no garantizan los futuros y eso genera una presión descomunal. Ramsés no sabe cómo exprimir su cerebro en busca de una nueva historia. Aturdido, preocupado y amargado, habla con su amigo Juan Jesús (Juaje), concejal del Ayuntamiento de Cádiz, prácticamente un hermano para el protagonista, que sabedor del mal rato que está pasando su amigo, opta por ofrecerle un refugio apartado del mundanal ruino, una cabaña ubicada en un pueblo de la serranía de Cádiz donde podrá encontrar paz y tranquilidad. El único inconveniente es que los vecinos de La Carcoma, así se llama el municipio, no son muy hospitalarios. Juaje advierte a su amigo que son bastante huraños pero Ramsés no va allí a hacer amigos. 
 
Quemando los últimos cartuchos, el protagonista de esta novela se traslada a aquel solitario lugar en busca de la inspiración que se le escapa de las manos. Nada más llegar un inquietante número 12 en el techo del salón de la cabaña perturba al visitante. Ramsés será el objetivo de una cuenta atrás que pone de los nervios al lector y su intención es abandonar esa cabaña en la que además ocurrió un extraño suceso ocho años atrás. 

Con estos mimbres comienza una historia que augura una lectura entretenida y llena de suspense. Sin necesidad de una gran ambientación, el lector se sumerge en un relato en el que los sucesos se producen sin un ritmo frenético pero generando la inquietud suficiente como para no querer dejar de leer. Los misterios se van sucediendo uno tras otro: ¿qué ocurrió en la cabaña tiempo atrás?, ¿tiene algo que ver con los sucesos actuales?, ¿quién hace esos dibujos en la cabaña?,... Incógnitas que quedarán debidamente resueltas en un desenlace que nos guarda más de una sorpresa. 

Y entre tanto suspense, un breve toque amoroso en el que por suerte, y esto lo recalco bien, se profundiza poco. Como lectora, no me suele gustar mucho una trama de misterio con relleno amoroso. Pero en esta ocasión, todo es muy sutil, o prácticamente inexistente, y lo poco que ocurre se deja a merced de la intuición del lector. Para mí es mucho mejor así porque desarrollar toda una historia de amor en un argumento como este hubiera afeado bastante la historia.  

Los detalles en la novela están muy cuidados. Hay que tener en cuenta que la acción transcurre en el año 2001 y, aunque parezca mentira, la vida era de otro modo. Acababa de llegar el euro, la tecnología móvil no estaba tan avanzada ni Internet estaba tan a nuestro alcance. Son aspectos que influyen de un modo u otro en el argumento y que Daniel Fopiani se encarga de mimar sin dejarse llevar por los anacronismos.  A su vez, cuida también la construcción del personaje, gente del sur de España, con unos hábitos orales que el autor se ha encargado de recrear. 

Por otro lado, el centro de atención en la narración no siempre recaerá sobre Ramsés. A veces, copará el protagonismo otros vecinos de La Carcoma con actividades sospechosas y diálogos entre ellos que aumentarán la tensión narrativa. Tendremos un actor desconocido cuya sombra planea por todo el texto o bien conoceremos la vida de otros habitantes del municipio, como Gema, la hija de la dueña de la cafetería que tiene una vida dura y amarga, o Luisito, un niño discapacitado al que todos adoran, Ernesto, el dueño de la única tienda de alimentación en el pueblo o Javier Loredo, el sargento de la Guardia Civil encargado de investigar lo que sucede en la cabaña que ocupa Ramsés. Y aquí señalo que el mundo de la Guardia Civil, como Cuerpo de Seguridad del Estado, está muy bien retratado en lo que se refiere a su pirámide jerárquica, los mandos y las actitudes, quizá como reflejo de la experiencia militar que tiene el autor.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

EL VIEJO Y EL MAR (ANIMACIÓN - 1999).


Año: 1999

Nacionalidad: Rusa.

Director: Aleksandr Petrov.

Reparto:--

Género: Animación.

Sinopsis: Un viejo marinero está pasando una mala racha porque hace 84 días que no captura ningún pez. Todos los habitantes del pueblo, excepto un niño, se burlan de él. Sin embargo, llega un día en que cambia su mala suerte. Multipremiado cortometraje animado, ganador de 11 premios internacionales, incluyendo el Óscar. Adaptación de la novela homónia de Ernest Hemingway, fue la primera película de animación estrenada en cines IMAX.

[Información facilitada por Filmaffinity]


************************************


Todos, o prácticamente todos, conocemos la historia que narra El viejo y el mar, esa novela corta de Ernest Hemingway de la que tantas adaptaciones se han hecho. Hace algo más de un año tuve la ocasión de leerla (puedes consultar mi reseña aquí) y llegué a este cortometraje casi por casualidad, buscando una adaptación de la novela de otro gran autor de la que os hablaré más adelante. 

A grandes rasgos, la historia narra las vivencias de un viejo pescador sin suerte. Llega unos 84 días sin cobrar pieza pero no pierde la esperanza. Un día sale a alta mar y en soledad consigue atrapar un enorme pez espada. Lo que ocurre después lo dejo mejor para que lo descubráis al leer la novela o bien al ver cualquiera adaptación al cine. La cuestión es que, ya en su momento me pregunté qué quería Hemingway transmitirnos con un relato, a priori, tan simple. Si te pones a pensar un poco, si analizas los pensamientos del pescador, su entorno, su edad, su estilo de vida, llegas a entender que de esta novela se puede extraer algunas reflexiones sobre la amistad, la juventud, la vejez, la fuerza de voluntad, la perseverancia, el paso de la vida, la lucha del hombre contra los elementos,... Son mensajes que se hacen mucho más potentes en el formato visual y que resultan mucho más entendibles y accesibles. 



Pero si hay algo que tengo que destacar de este cortometraje, al margen de todas las reflexiones a las que la historia nos conduce, es la absoluta belleza que deslumbra nuestros sentidos. Llama poderosamente la atención el tipo de dibujo sobre el que se sustenta toda la historia. Lo que nos ofrece esta película de animación queda muy lejos de lo que vemos al sentarnos ante los productos de una de las grandes fábricas como Disney o Pixar. Esto es otra cosa totalmente distinta, con una belleza distinta que se acerca al arte pictórico. No podía ser de otro modo, teniendo en cuenta la habilidad de su director, Aleksandr Petrov, con la pintura. Cada fotograma es un lienzo cubierto de hermosas pinceladas que construyen la escena. Si buscas en Internet encuentras mucha información sobre la técnica empleada para realizar este cortometraje. Petrov dibujó cada secuencia sobre cristal, utilizando sus dedos para esparcir óleos que imprimen a las imágenes todo un abanico de color y matices. Wikipedia añade información muy relevante:


«...una técnica dominada únicamente por un puñado de animadores en el mundo. Utilizando sus dedos en lugar de un pincel sobre diferentes láminas de vidrio colocados en múltiples niveles, cada uno cubierto con pinturas de aceite de secado lento, él fue capaz de añadir profundidad a sus cuadros. Después de fotografiar cada marco pintado en las láminas de vidrio, el cual era cuatro veces más grande que el habitual lienzo de tamaño A4, tuvo que modificar ligeramente la pintura para la siguiente trama y así sucesivamente. Tomó a Aleksandr Petrov más de dos años, a partir de marzo de 1997 hasta abril de 1999, pintar cada uno de los más de 29,000 fotogramas. Se construyó un sistema especial de cámaras de control de movimiento para el rodaje de los fotogramas. Una cámara IMAX se montó y una cámara de vídeo de ayuda se adjuntó a la cámara IMAX».

El resultado es sorprendente. Es prácticamente imposible no quedarte embobado mirando cada una de las escenas, admirando la conjunción del color y el movimiento y la transición de una secuencia a otra. A la historia en sí, llena de amor por la naturaleza y melancolía, unida a esta particular forma de mostrarla ante nuestros ojos, hay que unirle una banda sonora muy enriquecedora que pone su nota de dramatismo en los momentos necesarios. 




Pensaba decir que El viejo y el mar no es una historia para niños aunque sea en formato de animación pero he recapacitado. Creo que si mostráis es corto de tan solo 20 minutos a vuestros hijos alucinarán con la belleza de las imágenes y estoy convencida que muchos sacarán alguna conclusión. No cabe duda que son seres observadores y analíticos, con unas pequeñas mentes capaces de grandes logros. 

Y antes de terminar, no quiero dejar de comentaros que este cortometraje ganó el Oscar al Mejor Corto de Animación en 1999, además de otros galardones. Me he quedado con las ganas de ver más trabajos de Aleksandr Petrov, así que indagaré algo más para seguir maravillándome con sus trabajos.

A todo esto, el corto está disponible en Youtube. Aquí os lo dejo. No dejéis de verlo. Son solo 20 minutos de una hermosura incomparable. 



Película completa:





[Imágenes e ilustraciones tomadas de Google]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...