Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

jueves, 30 de octubre de 2014

SORTEO "PREMIOS ATENEO 2014" (SECRETOS DEL ARENAL + LA SANTA)

Buenos días, aprovechando que hoy mismo salen a la venta los nuevos Premios Ateneo de Sevilla 2014, Secretos del Arenal de Félix G. Modroño  y La Santa de Mado Martínez, Fesaro de Libros en el petate y Books & Co hemos decidido organizar un sorteo. En concreto se sortearán tres ejemplares de cada novela, un premio más que jugoso, que además os permitirá a los ganadores participar en la lectura conjunta que organizan Laky de Libros que hay que leer y Tatty de El Universo de los libros, en los que se sorteará un lote de libros a los participantes. Espero que, tanto el sorteo como la lectura conjunta sean de vuestro interés. 

Bases

Requisitos obligatorios:

- Ser seguidor de ambos blogs (Libros en el petate y Books & Co) y dejar un comentario manifestando vuestro deseo de participar y especificando una dirección de correo electrónico por si resultáis agraciados. Con esto ya tendréis 5 puntos. 

- Especificar si participáis por un libro u otro, o ambos.


Puntos extras:

+ 3 puntos - llevarse el banner a vuestro blog enlazado con esta entrada o la que se publique en Libros en el Petate. 


(lo podéis descargar pinchando aquí)

+1 punto - anunciar el sorteo en facebook enlazando con esta entrada o la que se publique en Libros en el Petate.


+1 punto - anunciar el sorteo en twitter enlazando con esta entrada y mencionando @BooksCo o @LPetate.

+1 punto - anunciar el sorteo en Google+ enlazando con esta entrada o la que se publique en Libros en el Petate.


Observaciones

* Sorteo nacional (el envío lo realizará la editorial)

* Seis ganadores en total

* No olvidar dejar todos los enlaces; si no los dejáis o bien no funcionan no se computarán los puntos correspondientes.

* El ganador se decidirá por medio de Random.org.

El plazo para participar comienza hoy y termina el próximo 7 de noviembre. Os rogamos que os aseguréis que todos los enlaces están correctos porque el día 8 de noviembre, a primera hora, publicaremos lista de participantes que tendrán de plazo 24 horas para subsanar. El día 9 de noviembre se anunciará el nombre del ganador. Nosotros contactaremos con ellos. Sabemos que el plazo es breve, pero lo hacemos así para que los libros lleguen con suficiente antelación a vuestras casas y podáis participar tranquilamente en la lectura conjunta.

Espero que os animéis. 

miércoles, 29 de octubre de 2014

LO QUE PIENSAN LAS MUJERES (COMEDIA - 1941).


Año: 1941.

Nacionalidad: EE.UU.

Director:Ernst Lubitsch.

Género: Comedia romántica.

Reparto: Merle Oberon, Melvyn Douglas, Burgess Meredith, Alan Mowbray, Olive Blakeney, Harry Davenport, Sig Rumann, Eve Arden.

Sinopsis: Larry Baker (Melvyn Douglas), un agente de seguros que ama su trabajo y la vida hogañera, ignora sin embargo que su esposa Jill (Merle Oberon) se siente deprimida y abandonada, porque él no suele mostrarse ni cariñoso ni apasionado con ella. Cuando, para tratar el asunto decide visitar a un psiquiatra, conoce en la sala de espera a un excéntrico pianista llamado Alexander Sebastian (Burguess Meredith).


[Información facilitada por Filmaffinity]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Hoy viajamos en el tiempo hasta 1941 para saber qué pensaban las mujeres de la época. Las diferencias entre hombres y mujeres, su forma distinta de pensar, de actuar, de razonar,... ha sido un tema harto manido tanto en cine como en literatura y es que creo que es uno de los debates que más horas de conversación suscitan sin que se llegue a ninguna conclusión unánime.

Cuando me topé con esta película recordé inevitablemente aquella otra mucho más moderna protagonizada por Mel Gibson y Helen Hunt, otra comedia titulada ¿En qué piensan las mujeres? en la que el actor, interpretando el papel de un publicista, sufre un percance a raíz del cual comienza a oír todos los pensamientos de las mujeres que se cruzan en su camino. La película de la que os hablo hoy no va en esa línea. De hecho ni siquiera sé por qué han traducido de este modo su título original, That Uncertain Feeling. Pero vayamos a su argumento que, dicho sea de paso, es bastante simple.

Jill Baker es una mujer guapa y joven. Tiene 24 años y está casada hace seis con Larry Baker, un agente de seguros que tiene una vida plácida y feliz, al que le gusta su trabajo y encontrar a su mujer al llegar a casa. Larry no pide más. Sin embargo Jill anda un poco hastiada. Cree que su vida es monótona, aburrida y que su matrimonio ha perdido todo el misterio y la pasión del principio. Su marido vive por el trabajo y a ella no le presta demasiada atención aunque sí la trata con dulzura y cariño. Para Jill no es suficiente. Siente que le falta algo en su vida y dicha sensación le provoca un trastorno incomodo que la obliga a visitar al psicoanalista doctor Vengard. En la sala de espera Jill conocerá a un músico excéntrico, Alexander Sebastian, que con mordacidad e ironía conseguirá averiguar lo que le ocurre a Jill, una mujer aparentemente feliz de cara a la galería. La conexión entre ambos será inmediata. Alexander supone para Jill recuperar la ilusión perdida y así se iniciará una relación a tres bandas en la que el marido tendrá que ejecutar una maniobra maestra muy divertida y simple pero efectiva, para recuperar a su mujer. 


Ernst Lubitsch, director alemán del que no había visto ni uno solo de sus trabajos, dirigió en esta película a Merle Oberon (magnífica en Cumbres Borrascosas, 1939), Melvyn Douglas y Burgess Meredith. En el plano interpretativo, y a mi juicio, la que más destaca es Merle Oberon en su papel de mujer cansada de un matrimonio anclado en la rutina. Sus miradas y sus gestos ante las banalidades de su marido no pasan desapercibidos. Sabe transmitir ese hastío que la consume junto a su esposo y esa ilusión que renace junto al culto músico. 

Pero los papeles masculinos también están bastante bien. Burguess Meredith encarna la figura de músico estirado, un intelectual que mira con frivolidad al resto de los humanos. Su excentricidad traspasa la pantalla y nos llega en toda su magnitud. Juega al papel de tipo interesante que encandila a la mujer con su sabiduría y su labia, mientras que Melvyn Douglas, el marido, anda enredado en su trabajo sin percatarse de lo que se le viene encima hasta que encuentra al enemigo en casa. Es a partir de este punto en el que su papel gira 180 grados y su personaje resulta más atractivo.

Y un pequeño apunte para destacar un papel secundario, el de Eve Arden, Sally en la película, que interpreta a la secretaria del abogado de Larry Baker. Increíble lo divertido que resulta su brevísimo papel. 

Lo que piensan las mujeres comienza como suele hacerlo todas las películas cómicas, con una melodía alegre y risueña que nos adelanta que en los próximos 84 minutos nos espera alguna que otra sonrisa. Y como suele ser también habitual en el cine de la época, la historia se narra a través de la ocasional aparición de una voz en off que nos ofrecerá el punto de vista más objetivo. Será esa misma voz la que nos confirme uno de los mayores misterios de la humanidad:

«Los hombres han sido considerados justamente los amos del mundo. Los hombres han dominado a los animales salvajes. Los hombres han penetrado en las profundidades de la jungla y han podido investigar la luna y los planetas. Pero sigue existiendo un lugar donde ningún hombre ha puesto el pie, un lugar que, ni siquiera, ha podido ver».

¿Cuál será ese sitio? Os vais a reír.

Si hay algo en lo que me encanta fijarme en este tipo de largometrajes es en el vestuario. Me gusta el derroche de elegancia que se observa en el cine clásico y no ya solo por los vestidos ceñidos a la cintura y con un corte por debajo de las rodillas, realzando las curvas de la mujer, ni por los ostentosos sombreros,  sino por esos saltos de cama, esos camisones y batas llenos de encajes y sedas con los que sería incomodísimo dormir pero que aportan mucho glamour a estas películas de color desvaído. En una película todo cuenta, todo aporta su granito de arena y en ocasiones, pasamos demasiado por encima por elementos tan importantes como peluquería y vestuario. Yo, como soy una curiosona, me fijo en todo. 

En Lo que piensan las mujeres los diálogos son ingeniosos y divertidos. El intercambio de palabras entre esposo y amante no tiene parangón. No es una película con la que no pares de carcajear pero sí trata el tema de las relaciones hombre-mujer o la rivalidad entre dos hombres frente a una mujer de una manera simpática, hilando fino con ironía, lo que provocará algunas escenas simpáticas. 

Resumiendo, Lo que piensan las mujeres es una comedia divertida, que toca un tema bastante trillado ya, especialmente a estas alturas, pero que no deja de ser presentado de manera jocosa, a modo de teatrillo de comedias. Matrimonios, tríos amorosos, celos, rupturas, arrepentimiento, juegos de poder,..., una película que, como digo no es de las mejores comedias clásicas que he visto pero sí es una buena opción a tener en cuenta y no solo esta, sino otras muchas más que voy descubriendo poco a poco. Si algo me aporta este tipo de entradas es la posibilidad de investigar en la filmografía de decenas de años atrás para descubrir la cantidad de películas que se hicieron cuando no existía tanta tecnología ni los directores necesitaban tan acaudalados productores para llevar a la gran pantalla buenas historias. 

Por cierto, nunca lo digo pero me encantaría que me hicierais recomendaciones.



El trailer, esta vez un poquito más largo de lo habitual, :)




martes, 28 de octubre de 2014

LISTA PARTICIPANTES SORTEO "39 CAFÉS Y UN DESAYUNO".



Buenos días, hoy os traigo la lista de participantes para el sorteo de un ejemplar de la novela de Lidia Herbada, 39 cafés y un desayuno. Se han producido algunas incidencias que paso a mencionar tras el listado. Los números se asignarán una vez se cumpla el plazo de subsanación.

Por favor, revisad los datos. El plazo para subsanar errores acaba el próximo viernes 31 de octubre, a las 23.59 horas. Durante el fin de semana comunicaré el nombre del ganador. 

Muchas gracias a todos por participar.

Nombre Puntos Números
En un rincón.... 10 puntos
Ana Mª García 7 puntos
Freyja 3 puntos
Pajaguja 5 puntos
Maribel 4 puntos
MonTse 10 puntos
Pequeños detalles 5 puntos
Mivida Enblog 15 puntos
Kelika 12 puntos
Nimbus Nim 4 puntos
Tamara López 6 puntos
Nerea González 6 puntos
Elenusqui 8 puntos
Irunesa 13 puntos
Sara Crespo Campos --
Cristina Crespo Campos --
Kela... 9 puntos
Zeno Martin 9 puntos
Reme Campos --
Carmen Quirós 4 puntos
Rmaria Camacho 3 puntos
Abbie 6 puntos
Lourdes 11 puntos
Mª López Iglesias 3 puntos
MDolores 12 puntos
Yurika 8 puntos
Jéssica Romero 13 puntos
Libros Eris 11 puntos
Nosolo Leo 8 puntos


Incidencias:

* La familia Campos (Sara, Cristina y Reme), las bases están para cumplirlas como hace el resto de participantes; no me habéis dejado ni un solo enlace por lo tanto, salvo que hagáis las correcciones oportunas en el plazo dado a tal efecto, tendré que eliminar vuestra participación del sorteo.

* Rmaria Camacho. Eres seguidora nueva y por lo tanto te corresponde 1 punto y no 3.

* Libros Eris. El enlace que me dejas del anuncio en facebook no se puede ver. Me pone "Contenido no disponible".

Suerte a todos.


lunes, 27 de octubre de 2014

39 CAFÉS Y UN DESAYUNO de Lidia Herbada.


Editorial: Espasa.
Fecha publicación:  septiembre, 2014.
Nº Páginas: 239.
Precio: 19,90 €
Género: Novela. 
Edición: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 9788467042245

Autora

Lidia Herbada nació en Madrid. Licenciada en Periodismo por la Universidad San Pablo CEU, comenzó su carrera profesional en la Agencia EFE. Posteriormente, ha trabajado como responsable de comunicación en una empresa punto com. Su carrera siempre ha estado encaminada hacia el mundo del arte, la fotografía, la publicidad y las nuevas tecnologías. Algunos de sus relatos han sido publicados en revistas, blogs culturales y talleres de escritores, y ha sido finalista en varios premios con sus novelas (Dame un mes soltera, Festival Eñe; Sinfonía de silencios, Premio Ateneo de Valladolid). 

Sinopsis

Martina es una chica treintañera sin suerte en la búsqueda del amor perfecto hasta que su hermana decide tomar cartas en el asunto. Pero estamos en el siglo XXI y el amor ya no está en el aire, está en la red. Para encontrarlo, sólo hay que amarse de una buena dosis de paciencia, unas gotas de chispa y un ordenador con los megas suficientes para que no se quede colgado en el momento cumbre.

Cuando el mundo virtual se convierte en realidad, Martina pensará que sus citas son como los cafés: a veces cargados, otras espesos, cortados o descafeinados. ¿Encontrará el café perfecto, el que se sirve con un delicioso croissant y zumo de naranja?

[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Dicen que el patio está muy mal, que a partir de los treinta la cosa se complica sobremanera. No sé. Es lo que se oye. Yo hace mucho que crucé esa edad y mucho más que dejé de buscar parteneire. Por ahora, y crucemos los dedos, tengo estabilidad emocional y no me planteo meterme en ningún jardín, pero entiendo que hay muchos hombres y mujeres que andan a la saga de un compañer@ para toda la vida o por lo menos, para un periodo de tiempo. 

A partir de una edad, conocer a gente nueva no es nada fácil. Nuestro círculo se reduce bastante con lo que las posibilidades de encontrar pareja se minimizan. Pero como los tiempos cambian, el amor también lo hace, y por eso años atrás, con la revolución tecnológica, Cupido quiso formar parte de un nuevo mundo de posibilidades y así surgieron webs y páginas de contactos vía on-line. Y de eso es precisamente de lo que trata 39 cafés y un desayuno, la novela de Lidia Herbada, de la búsqueda de amor por los caminos cibernéticos.



Martina tiene 35 años aproximadamente. Es una mujer guapa, culta, inteligente que ejerce como abogada en un bufete en el que las cosas no le deben ir mal pues conduce un Audi A3. Lo que conocemos de ella nos deja entrever a una mujer con la cabeza muy bien amueblada y que representa lo que cualquiera de nosotras nos gustaría ser pero hay un inconveniente porque la perfección no existe. Martina sobrevive con un corazón solitario cuando su sueño más anhelado sería encontrar pareja, formar una familia y tener hijos. Lo que en apariencia puede ser sencillo para una mujer como ella no lo es en absoluto pues Martina es también una mujer exigente. Su ideal sería encontrar a «un hombre auténtico, sencillo pero no simple, dulce pero no empalagoso, divertido pero no payaso, con estilo por fuera y por dentro, que la quisiera por lo que es, que tuviera inquietudes culturales, sentido del humor y que valorase todos sus detalles» [pág. 17]. Por suerte, contará con la ayuda de su hermana menor, la auténtica narradora de esta historia, una voz omnisciente que nos permitirá introducirnos en el corazón y la mente de Martina y en cuyas citas ocuparemos un lugar privilegiado como testigos. 

Nuestra narradora es una especie de ONG del amor para su hermana que se ve a sí misma como la Amèlie de la película. No le gusta ver a Martina sola, especialmente porque ella misma, siendo una mujer no tan agraciada, ha encontrado el amor junto a Ramón y es feliz. Martina también tiene que encontrar su media naranja y para ello la narradora, de la que por cierto jamás sabremos su nombre, probará con los amores cibernéticos, aquellos que se conocen en distintas páginas de contacto. Gracias a su hermana, Martina se convertirá en un perfil virtual, al que podrán tener acceso diferentes pretendientes de toda índole y condición pero solamente unos cuantos, acorde a ciertas exigencias, conseguirán pasar el primer filtro. En caso de duda existencial, la Pandilla Popy, compuesta por la propia narradora, Martina y tres componentes más (Adriana, Pato y Elena) será convocada. Juntas decidirán qué es lo mejor para nuestra solitaria amiga. 


Así Martina conocerá a muchos hombres cada uno de su padre y de su madre. Y sí, el mercado, aunque saturado, está bastante mal. Algunos tendrán problemas sexuales, otros serán cultos y refinados pero con una vida demasiado desenfrenada, los habrá adictos a los juegos de mesa, los que cuidan su cuerpo de manera obsesiva, el sincero adicto al trabajo, los frikis, los gafipastis,... Hasta treinta y nueve citas en total sin que ninguna consiga ser la definitiva. Es para desesperar a cualquiera. Aunque yo creo que mi desesperación por no encontrar pareja sería peccata minuta en comparación con la que me produciría tener una hermana como la que tiene Martina, tan empeñada en ejercer de Celestina. Ese personaje ha crispado mis nervios en alguna ocasión y no he conectado con ella en ningún momento. En cualquier caso, es justo reconocerle que la pobre le pone interés a la cosa y que su propósito es bueno. En cuanto al personaje de Martina, sin llegar a empatizar, sí he sentido más conmiseración por ella porque, en ocasiones, me parecía un simple títere en manos de su hermana. 

39 cafés y un desayuno se configura como un manual de supervivencia en el noble arte del ligoteo cibernético. Reúne una serie de consejos que bien pueden servir como base a todas aquellas mujeres que estén pasando por una situación similar a Martina. En mi entorno, me consta que alguna hay que echa manos de estos recursos del amor y sus experiencias no siempre son muy allá. Por esto no tengo muy claro que sea una novela que encaje perfectamente en el género chick-lit, pues considero que esta novela es una especie de guía sociológica que te permite saber cómo moverte por un mundo en el que no todo es lo que parece. 


viernes, 24 de octubre de 2014

PRIMERA CLASE de Miguel Ángel Furones.

Portada de Primera Clase

Editorial: Suma de Letras.
Fecha publicación:  septiembre, 2014.
Nº Páginas: 140.
Precio: 14,50 €
Género: Novela. 
Edición: Rústica.
ISBN: 9788483656143

Autor

Miguel Ángel Furones es el publicitario que ha ocupado el puesto más alto en la historia de la creatividad española: director creativo mundial de la multinacional Leo Burnett, con responsabilidad sobre 96 agencias de 94 países. Pero su pasión fue siempre escribir. Ha publicado cuentos en Quince historias que vienen a cuento, un ensayo sobre publicidad, El mundo de la publicidad, el libro de poemas El color de las palabras e incluso un ensayo sobre internet llamado Tres mil años de Internet. Ahora, retirado ya de su trabajo internacional, al tiempo que continúa con su labor publicitaria como presidente de Publicis España, se ha centrado en el ejercicio de la labor literaria. Primera clase es su segunda novela después de El escritor de anuncios (Suma, 2013).

Sinopsis

Aunque la música todavía suene, la última nota ya está escrita.

Alberto, el director de la Sinfónica de Chicago, decide abandonarlo todo y regresar a España. En el avión conoce a David, hijo de una alta ejecutiva de IBM que en esos momentos está volando de Londres a Bangkok para reunirse con su amante.

Belén y Alicia pasan la tarde juntas. Por los altavoces del salón de su casa se escucha la voz de Marco, aferrado a un re menor furioso, sin concesiones.

Es El Mesías de Haendel. 

Hilary, la soprano, Janet, la mezzo. Todos los personajes se irán sumando de forma inexorable, aprisionados por esa grabación del Oratorio que Alberto dirigiera algunos años atrás.

Primera Clase es una novela narrada sobre una partitura. Las notas no pueden cambiarse. Alguien toma una decisión: volar a Madrid. Pero una vez que despega el avión, una vez que te ofrecen la primera copa de champán, ya todo está escrito. Solo puedes aceptarlo.

[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Hacía mucho tiempo que no me animaba a participar en una lectura conjunta. Las obligaciones laborales y personales, unido a la cantidad de libros por leer y los compromisos ya contraídos, me imposibilitan participar en este tipo de apetecibles iniciativas más de lo que lo hago. Sin embargo, cuando Laky, Albanta y Tatty organizaron esta lectura, eché un vistazo al libro y al final me decidí a tomar parte, especialmente, y no me duele en prenda confesarlo, por tratarse de una novela de corta extensión, algo que me permitiría intercalarla entre mis compromisos y me facilitaría muchos las cosas.

A priori, la sinopsis del libro no aporta mucha información. Nos habla fugazmente de unos personajes que van y vienen, de una melodía y de un destino que se intuye pero nada más. Con tan poca información cuesta hacerse una idea de lo que nos vamos a encontrar en su interior y eso, más que provocar rechazo en mí, me alienta y despierta mi curiosidad. 

Primera Clase se articula en torno a tres hilos argumentales. Por un lado conoceremos a Alberto Satrustegui que viaja en primera clase dirección a Madrid. El vuelo IB725 lo aleja de la ciudad de Chicago donde ha ejercido como director de la orquesta sinfónica de la Ciudad del Viento durante los últimos catorce años. Considerado el mejor director de música de su tiempo, Alberto ha tomado la determinación de dar un rumbo nuevo a su vida. Atrás deja un nudo de relaciones conflictivas y una vida de éxito que le ha reportado más dichas que penurias. Se supone que debe ser un hombre confiado, seguro de sí mismo y crecido pero las horas de vuelo nos descubrirán a una persona llena de inseguridades y miedos. Mientras contempla cómo el avión cruza el océano, reflexionará sobre su existencia, lo que ha sido su vida amorosa en los últimos años, cómo se ha desarrollado su trayectoria profesional, lo que deja atrás y lo que espera encontrar. Tiene mucho que pensar y lo que menos se le apetece es tener que conversar con algún compañero de viaje. Lamentablemente o por suerte, a su lado se sentará David, un joven estudiante en el Art Institute de Chicago que regresa a Madrid por vacaciones.

Alicia reside en Madrid con su hija Belén. Es una mujer que se confiesa agnóstica y que vive intentando asimilar el abandono por parte de su marido. Madre e hija pasan una tarde juntas, se sienten muy unidas y aunque cada una está a lo suyo, comparten tiempo y espacio. Son dos mujeres muy diferentes. La hija, una joven de veinte años con toda la vida por delante -algo que despierta cierta envidia en Alicia-, es guapa, culta, se mueve con mucha seguridad en sí misma y no tiene miedo a la soledad. La madre es todo lo contrario. Mientras conversan sobre temas aparentemente banales, podremos ser testigos de los pensamientos que cruzan sus mentes, de lo que piensa la una de la otra.

En última instancia conoceremos a Norah, una mujer de 45 años, directora de marketing a nivel mundial de la multinacional IBM. Se confiesa enamorada de Eduardo, un hombre diez años mayor que ella, con quien contraerá matrimonio en Bangkok por lo que viaja en primera clase hasta ese destino en el vuelo BA009.  En su caso, el viaje le servirá para reflexionar sobre el amor pero no de una manera general sino centrándose en ese que muerde a las personas en su madurez cuando el ser humano busca en el corazón de la otra persona algo más que el desenfreno. 

Aparentemente parecen historias independientes, ramas sueltas que no proceden del mismo tronco pero a medida que avancemos en la lectura, iremos descubriendo los hilos que unen a los distintos personajes construyéndose un tapiz que su autor teje con habilidad.

Lo más curioso de esta novela es que todo gira alrededor de ciertos elementos comunes que comparten y aúnan a los distintos personajes protagonistas: el libro La falsa pista, última novela de Henning Mankel, la melodía El Mesías, versión dirigida por el propio Alberto Satrústegui tres años atrás para despedir el milenio o una copa de vino Marqués de Vargas. El por qué de este recurso lo desconozco pero desde luego considero que su utilización compacta más el argumento. Es como si todos los personajes formaran parte de un grupo con las mismas afinidades sin que ellos mismos tengan constancia de ello. 

Y por encima de todo, la noticia de un accidente aéreo planeará sobre el argumento hasta su eclosión final, factor este que aportará la mayor carga de intriga y suspense pues el lector sabe que tras esta noticia, que parece surgir de manera casual, se esconde algo de mayor transcendencia.

A mi juicio, Primera Clase se trata una novela de personajes pues son ellos los que verdaderamente soportan el peso de la trama. Realmente su argumento no se caracteriza por una trepidante acción pues, salvo algún que otro susto, apenas ocurre gran cosa. Aquí lo que prima son las reflexiones de los personajes, aquellas que nos conducen por los temas más vitales de nuestra existencia: el amor, el paso del tiempo, el desarrollo personal y profesional,... para llegar a un final que me mantuvo dudosa por un tiempo. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...