Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 17 de septiembre de 2014

HABITACIÓN 237 (DOCUMENTAL - 2012).


Año: 2012.

Nacionalidad: EE.UU.

Director: Rodney Ascher. 

Reparto: --

Género: Documental. 

Sinopsis: Room 237 es un documental subjetivo que explora las numerosas teorías sobre el significado oculto dentro de la película de Stanley Kubrik, El resplandor. La película puede tener más de 30 años de edad, pero sigue inspirando el debate, la especulación y el misterio. Cinco puntos de vista muy diferentes iluminan a través de una voz en off, fragmentos de películas, animación y representaciones teatrales. 

[Información facilitada por Filmaffinity]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Hace un año publiqué en este rincón mis impresiones sobre una película que no me canso de ver una y otra vez. Me refiero a El Resplandor de Stanley Kubrik. Para mí es una de las joyas del cine de terror y como amante del género disfruto muchísimo cada vez que me siento a verla. Sin embargo, hasta este verano, jamás había leído la novela de la que parte la película y pensé que, si tanto me gustaba la adaptación cinematográfica, más me gustaría el libro. Bueno, hay sus más y sus menos, pero de eso ya os hablaré el próximo viernes cuando publique la reseña.

Recuerdo que en aquel post, en el que os comentaba mis impresiones sobre el largometraje, mencioné de pasada el documental que traigo hoy, Habitación 237, una película - documental presentada en el festival de Cannes y en el de cine independiente Sundance, que analiza la película de Stanley Kubrik, El Resplandormás allá de lo que el ojo del espectador normal puede apreciar. Todo lo que he visto y oído me ha impactado tanto y a la vez me ha sorprendido tanto que, aprovechando que el viernes os hablaré de la novela, me pareció interesante contaros de qué trata este documental. Antes que nada os advierto que nada, absolutamente nada, de lo que muestra el documental tiene que ver con el terror por lo que es apto para corazones delicados

Pues bien, aclarado esto, Habitación 237 recoge una serie de teorías esgrimidas por un grupo de expertos en distintas materias que desmenuzan el largometraje casi escena a escena para hallar en múltiples fotogramas mensajes ocultos que supuestamente Kubrik había introducido en su largometraje. Muchos pensareis que no son más que paranoias y sí, en algunos casos así también lo pienso yo, pero hay teorías tan alucinantes y a la vez tan lógicas que son precisamentes esas las que me han inducido a hablaros del documental hoy, un producto que podéis ver íntegramente en Youtube.

Estructurado en nueve partes, en el documental diferentes expertos y estudiosos de las películas de Kubrik han teorizado sobre El Resplandor: Bill Blakemore, Geoffrey Cocks, Juli Kearns, John Fell Ryan, Jay Weidner y Buffy Visick.

¿Y cuáles son esas teorías? Sobre tres ideas se estructura este documental y todas coinciden que en Kubrik coloca objetos aquí y allá de manera intencionada para transmitir sus mensajes. Veamos cuáles son: 

1.- Por un lado se habla del genocidio de los nativos norteamericanos. Al parecer, hay múltiples imágenes de indios a lo largo de toda la película. No hay que olvidar que el hotel Overlook, según informa su administrador Stuart Ullman a Jack Torrance, se construyó sobre un antiguo cementerio indio entre 1907 y 1909, lo que implicó numerosos percances entre obreros e indígenas pues estos querían proteger el terreno en el que descansaban sus ancestros.



Latas de levadura de la marca Calumet, que significa «pipa de la paz» con el dibujo de un indio repartidas por distintos fotogramas y fotografías de nativos norteamericanos por los pasillos del hotel Overlook hacen pensar en esta dirección. Se explican muchas más cosas sobre esta teoría pero para mí es la más floja de todas. 

2.- Mucho más interesante es la teoría que defiende que bajo la película de Kubrik subyace un mensaje que nos habla del Holocausto. La máquina de escribir que usa Jack Torrance es de la marca Adler, palabra que significa «águila», símbolo de la Alemania nazi y también de Estados Unidos. Una máquina de escribir que también muestra un águila sobre el nombre de la marca y que cambia de color a lo largo de la película. A veces es gris y otras azul. ¿Por qué? Según parece nada en Kubrik es arbitrario. Los objetos, la música, el vestuario,... todo puede tener un significado intencionado. Y es curioso que, aclarado esto y fijándonos bien, podemos encontrar águilas en distintas escenas de la película: en una camiseta de Jack Torrance o en un pequeña escultura en el despacho de Ullman. Objetos a los que nadie presta atención si alguien no nos advierte de ello. Solo es cuestión de desviar la mirada de la escena principal para detenernos en los objetos.

Y relacionado con el Holocausto está el número 42, una cifra que también se repite en distintas escenas y que tiene una vinculación directa con el año 1942 y el exterminio de seis millones de judíos. Danny viste una camiseta con este número, el número de la habitación maldita 237, suman 42 (2x3x7= 42), la matrícula del coche de Dick Halloran termina en 42 y la película que Wendy y su hijo están viendo en el televisor del hotel es Verano del 42




3.- Y ahora viene la teoría que, a mi juicio, es la más alucinante de todas. Ya sabéis que hubo y hay mucha polémica en torno a la llegada del hombre a la luna, acontecimiento que se retransmitió por televisión el 20 de julio de 1969. Pues según se comenta en este documental, Kubrik participó en el montaje de aquel suceso extraordinario. Si la cosa fue así, todos los que estuvieron metidos en el ajo se vieron obligados a mantener la boca cerrada pero Kubrik tenía la necesidad de contar lo que realmente ocurrió sin desvelarlo de manera explícita. Para ello se valió de su propia película y fue dejando pistas para que un espectador avezado pudiera atar cabos. ¿Cuáles fueron esas pistas que dejó? La más llamativa es el jersey que Danny luce con el dibujo del Apolo XI.


 

La  habitación maldita que figura en el libro es la 217, ¿por qué Kubrik la numeró como 237? Esto también tiene que ver con aquel supuesto montaje, así como el dibujo de hexágonos marrones y naranjas que adornan la moqueta de uno de los pasillos del hotel y algunos diálogos entre Wendy su marido Jack. No os voy a desvelar muchos más detalles al respecto pero sí os diré que, pensándolo con la cabeza fría, ¿por qué no iba a ser cierta esta teoría? 

Es alucinante todo lo que esta película ha removido como también lo es que mucha gente se haya dedicado a analizarla bajo un prisma tan peculiar. Los hay que han estudiado los planos del hotel Timberlake en el que se rodó, los que han analizado los recorridos que Danny hace con su triciclo por los pasillos del hotel y los que han mirado bajo lupa todos y cada uno de los objetos que figuran en todos los fotogramas del largometraje y sobre ellos se menciona que muchos tienen una existencia imposible: un televisor que funciona sin conexión a la red, una ventana que figura en un lugar equivocado, objetos que figuran en un plano y en el siguiente han desaparecido sin que sean errores de continuidad. Por ejemplo, ¿veis la pegatina del enanito Mudito en la puerta de la habitación de Danny? Pues la siguiente vez que la cámara enfoca esa puerta la pegatina habrá desaparecido. ¿Por qué? En el documental se os explica y no deja de ser curioso.



Habitación 237 es un documental muy interesante del que he separado la paja del grano. Me refiero a que hay explicaciones que no me han parecido convincentes o justificaciones que no he llegado a entender pero es tan curioso todo lo que se dice que sin duda os recomiendo que lo veáis. Como dije anteriormente podéis verlo íntegramente en Youtube y tiene una duración de hora y media aproximadamente. 

Lo único que le achaco al documental es que se narra con voces en off que vienen acompañadas no solo por escenas de la misma película sino también por otras, algunas del mismo Kubrik, como 2001: Una odisea en el espacio, y otras tantas que creo que no aportan gran cosa.

En definitiva, si eres un lector-espectador curioso te recomiendo que veas este documental que, insisto, no tiene nada que ver con el terror. Algunas teorías te podrán parecer absurdas, como me ha ocurrido a mí pero otras... ¿Quién sabe? Desde luego Stanley Kubrik fue un director bastante peculiar y así lo demuestra en sus películas. ¿Por qué no habría de ser verdad muchas de las cosas que se cuentan en este documental? Ya veréis hasta qué punto el ser humano puede ser analítico.


martes, 16 de septiembre de 2014

UN PEQUEÑO DESCANSO...

¡¡Buenos días a todos!! Solo comentaros que me ausento unos días para tomarme unas mini-vacaciones. Muchos sabéis que por diversas circunstancias no he podido coger vacaciones durante el verano, así que es hora de resarcirme. Aunque me espera algo de lluvia, intentaré combinar playa, turismo cultural y gastronómico.  Lo mejor, que me evito las multitudes veraniegas. Por supuesto, no faltará un libro en mi maleta.

De momento estaré fuera lo que resta de semana pero he dejado un par de entradas preparadas (cruzo los dedos para que blogger no me haga una de las suyas). Seguiré en contacto con vosotros por Facebook.  ¡Ah!, y a la vuelta me pondré con la resolución del sorteo. 

Sed felices.


lunes, 15 de septiembre de 2014

EL CIELO HA VUELTO de Clara Sánchez.


Editorial: Planeta.
Fecha publicación: noviembre, 2013.
Nº Páginas: 384.
Precio:   20,0 €
Edición:  Tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 978-84-08-11994-4

Autora

Clara Sánchez nació en Guadalajara, pasó su infancia en Valencia y acabó estableciéndose en Madrid. Tras desempeñar otros trabajos, enseñó durante muchos años en la universidad y participó regularmente en el programa de TVE Qué grande es el cine, así como en distintos medios. En 1989 publicó la novela Piedras preciosas, a la que siguieron No es distinta la noche (1990), El palacio varado (1993), Desde el mirador (1996), El misterio de todos los días (1999), Últimas noticias del paraíso (Premio Alfaguara de Novela 2000), Un millón de luces (2004), Presentimientos (2008), Lo que esconce tu nombre, que obtuvo en 2010 el Premio Nadal de Novela y la lanzó con gran éxito al mercado internacional, y Entra en mi vida (2012). Ha sido galardonada con el Premio Germán Sánchez Ruipérez al mejor artículo sobre Lectura publicado en 2006. Su obra, traducida a quince idiomas, la ha convertido en una de las autoras más reconocidas, con ventas superiores al millón de ejemplares.

Sinopsis

Patricia es una joven modelo de pasarela cuya vida parece marcada por el éxito. En un vuelo de trabajo conoce a Viviana, su compañera de asiento, que le advierte que tenga cuidado porque alguien de su entorno desea su muerte. Descreída y nada supersticiosa, cuando Patricia regresa a la felicidad de su hogar decide olvidarse de esta recomendación sin fundamento. Hasta que una serie de fortuitos accidentes, que afectan a su trabajo y a su vida privada, la llevan a buscar a Viviana para encontrar una explicación a estos sucesos. 

Una intriga subyugante y sutil nos habla del precio del triunfo y de cómo en ocasiones las personas más cercanas pueden ser las más dañinas.


[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Cuando me enteré de que Clara Sánchez había ganado el Premio Planeta de 2013, me alegré un montón porque, hasta la fecha, sus libros me habían gustado. Me estrené con Lo que esconde tu nombre, una novela que me encantó sobre aquellos nazis escapados de Alemania que se ocultaron en diversos puntos del planeta con identidad falsa. Posteriormente me sumergí en el mundo de los bebes robados con Entra en mi vida, una novela reseñada en este blog casi en sus albores. Así que, mi sorpresa fue mayúscula cuando me enteré que le habían otorgado este galardón e inmediatamente me entraron muchas ganas de leer El cielo ha vuelto. 

El tiempo fue pasando y comenzaron a surgir reseñas en términos que no me hacían presagiar nada bueno. Se hablaba de una novela que no había cubierto las expectativas, de la que se esperaba más, y eso me desinfló bastante, hasta tal punto de plantearme seriamente si comprarle el libro o no. Al final cayó y este verano decidí darle su oportunidad.

Escrito en primera persona, El cielo ha vuelto nos coloca inicialmente en un vuelo entre Nueva Delhi y Madrid. A bordo, una modelo de nombre Patricia de veintiséis años y una gran trayectoria profesional, que aprovecha el viaje para pensar en sus cosas, en su trabajo y en su pareja Elías, hasta que su compañera de asiento, una mujer entrada en carnes de nombre Viviana, la saca de sus reflexiones para entablar conversación. Lo que en un principio parece un simple intercambio de frases corteses para matar el tiempo se convierte en una unión desesperada cuando el avión cruza una zona de turbulencias tan fuertes que todos los pasajeros temen acabar entre los fragmentos de un avión hecho pedazos. Viviana y Patricia esperan lo peor y con el miedo metido en el cuerpo se cogen de las manos, se abrazan en busca de cobijo y arropo antes de que el avión caiga en picado. Por suerte, todo queda en un susto pero la experiencia traumática ha unido poderosamente a los dos mujeres, máxime cuando Viviana, una mujer a la que rodea un halo extraño, advierte a Patricia que al tocar su manos ha tenido el presentimiento de que alguien quiere matarla. Patricia queda atónita sin querer dar mucho pábulo a las palabras de la mujer que, en caso de perecer en un accidente aéreo, hubiera sido el último alma que sus ojos hubieran visto pero, por otro lado, no puede evitar quedarse con la duda.



Con las puertas abiertas hacia la intriga arranca esta novela en la que veremos como a Patricia comienzan a torcérsele las cosas. ¿Realmente alguien quiere hacerle daño o todo ha sido una chaladura de una mujer excéntrica? En El cielo ha vuelto, Clara Sánchez invita al lector a acompañar a la modelo en un periplo para intentar averiguar qué hay de cierto en las palabras de Viviana y quién se esconde tras todos esos accidentes ocasionales que le están ocurriendo casi sin explicación posible. Son varias las posibles personas a su alrededor que Patricia pone en el punto de mira. Quizás sea su marido Elías, ese pintor melancólico que vive un poco a la sombra de su mujer, desesperado porque no encuentra el éxito anhelado. O tal vez sea Roberto, un fotógrafo que aprovecha las sesiones de fotos para ligar con las modelos. O lo mismo es Isabel, la mujer de Roberto, cansada de ver cómo su marido le lanza los tejos a toda joven esbelta, guapa y esquelética que pose ante su objetivo.  ¿O será su hermana Carolina, una mujer resentida que igualmente vive gracias a la generosidad de Patricia? La lista es larga.

viernes, 12 de septiembre de 2014

LAS LÁGRIMAS DE SAN LORENZO de Julio Llamazares.


Editorial: Alfaguara.
Fecha publicación: abril, 2013.
Nº Páginas: 208.
Precio:   18,00 €
Edición:  Rústica.
ISBN: 978-84-2041-442-3

Autor

Julio Llamazares nació en Vegamián (León) en 1955. Su obra abarca prácticamente todos los registros literarios, desde la poesía - La lentitud de los bueyes (1979) y Memoria de la nieve (1982) - a la literatura de viaje - El río del olvido (1990, Alfaguara, 2006), Trás-os-Montes (Alfaguara, 1998), Cuaderno del Duero (1999) y Las rosas de piedra (Alfaguara, 2008), primer volumen de un recorrido sin precedentes por España a través de sus catedrales -,  pasando por la novela - Luna de lobos (1985), La lluvia amarilla (1988), Escenas de cine mudo (1994, Alfaguara, 2006) y El cielo de Madrid (Alfaguara, 2005) -, la crónica - El entierro de Genarín (1981) -, el relato corto - En mitad de ninguna parte (1995) - y el guión cinematográfico. Sus artículos periodísticos, que reflejan en todos sus términos las obsesiones propias de un narrador extraordinario, han sido recogidos en los libros En Babia (1991), Nadie escucha (Alfaguara, 1995) y Entre perro y lobo (Alfaguara, 2008). Su último libro es el volumen de relatos titulado Tanta pasión para nada (Alfaguara, 2011).

Sinopsis

Un profesor de universidad que ha rodado por Europa como una bola del desierto sin echar raíces en ningún lugar regresa a Ibiza, donde pasó sus mejores años de joven, para asistir junto con su hijo, del que vive separado hace ya tiempo, a la lluvia de estrellas de la mágica noche de San Lorenzo. La contemplación del cielo, el olor del campo y del mar y el recuerdo de los días pasados desatan en él la melancolía, pero también la imaginación. 

Julio Llamazares regresa a la novela con una emocionante historia sobre los paraísos e infiernos perdidos -padres e hjos, amantes y amigos, encuentros y despedidas- que recorren toda una vida entre la fugacidad del tiempo y los anclajes de la memoria.


[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—

Buscaba un autor para cubrir la letra Ll del reto Autores de la A a la Z. Estuve buscando en la biblioteca y al final me decanté por Julio Llamazares y sus lágrimas de San Lorenzo, una novela que había visto por varias bitácoras y cuyo argumento me resultaba interesante. Ocurría además que la elección la hice el 9 de Agosto, resultando que la noche de San Lorenzo era precisamente al día siguiente. Era una señal inequívoca.

Las lágrimas de San Lorenzo es una novela breve, con apenas doscientas páginas. Los capítulos no están numerados pero sí cuentan con un título que, salvo en el primero, se repite una y otra vez («Una» para el primer capítulo y «Otra» para los restantes). A bote pronto puede resultar una nomenclatura extraña pero creo que todo tiene una explicación lógica cuya pista ya nos desvela el mismo título de la novela (Las lágrimas de San Lorenzo). Muchos sabréis que esta expresión se refiere a la lluvia de estrellas que cada verano se puede contemplar entre los días 10 y 13 de agosto aproximadamente y todo dependiendo de la latitud en la que nos encontremos. Parte del argumento de esta novela se desarrolla una de esas noches y cada capítulo vendría a representar  metafóricamente cada una de las estrellas que sus protagonistas ven cruzar el cielo en su caída fugaz, de ahí que el primer capítulo se titule «Una» y los restantes «Otra». Pero no lo estoy contando bien. Empecemos por el principio.

El protagonista regresa con su hijo Pedro, de doce años de edad, a la isla de Ibiza, lugar en el que pasó unos felices años de juventud. Es la noche de San Lorenzo, y padre e hijo pasan las horas a la intemperie, contemplando el cielo nocturno a la espera de que caigan las estrellas. Esas horas de espera y de comunicación con el hijo pequeño servirá a nuestro narrador de cincuenta y dos años para recordar y hacer un repaso por su vida y para estrechar lazos con el pequeño. Tanto para uno como para otro, es una noche mágica y cargada de significado. Para el pequeño Pedro, por poder pasarla despierto. Para el padre, por poder tener la oportunidad de pasarla a solas con su hijo, algo poco habitual tras un divorcio.

Todos, en nuestra edad adulta, solemos recordar partes de nuestro pasado y el protagonista de esta novela nos llevará por un recorrido a lo largo de su vida, recordando los veranos en el pueblo de sus abuelos y los amigos que tenía entonces. Un pueblo en el que, durante el verano, había dos clases de habitantes, los aldeanos de todo el año y los veraneantes. A los primeros lo mismo le importaba que fuera verano, sinónimo de vacaciones y descanso. El trabajo seguía siendo el mismo. Recordará igualmente una noche de verano, otra noche de San Lorenzo, en compañía de su padre. La vida se repite.

También haremos parada en el fallecimiento de su abuelo Ovidio, en el misterio que gira en torno al tío Pedro desaparecido en la guerra, su época de libertad en Ibiza, la primera vez que visitó la isla, los años junto a Carolina, los diferentes países que visita ejerciendo de profesor universitario, el amor, Marie y la paternidad, las ilusiones, las infidelidades, la depresión, la enfermedad, la muerte,... Todo un recorrido por las voces del pasado que nos llevarán al mismo objetivo de esta novela. 


«Solo la luna sabe con cuánto esfuerzo he caminado hasta este momento, cuánta energía he necesitado para poder seguir haciéndolo algunas veces, cuánta pasión he puesto en esta novela que es la vida de los hombres, en este caso de la mía. Como la luna, he luchado contra todo: la soledad, el paso del tiempo, los desengaños, el desamor..., y como ella, aquí permanezco reemprendiendo cada día el camino de mi vida, ese camino que empiezo cada mañana como si lo estrenara siempre y que termino de madrugada cuando la melancolía me duerme como al agua de la acequia de mi abuelo o a los olivos y buganvillas de Ibiza cuando yo era joven». [Pág, 123]

jueves, 11 de septiembre de 2014

RECORDATORIO SORTEO.

¡Buenos días! Una breve entrada para recordaros que hasta el próximo domingo, 14 de septiembre podéis apuntaros al sorteo de las dos últimas novelas de Elísabet Benavent: Persiguiento a Silvia y Encontrando a Silvia. 


Tenéis toda la información aquí. ¿Te animas?




miércoles, 10 de septiembre de 2014

MALÉFICA (FANTÁSTICO - 2014).




Año: 2014.

Nacionalidad: EE.UU.

Director: Robert Stromberg.

Reparto: Angelina Jolie, Elle Fanning, Juno Temple, Sharlto Copley, Kenneth Cranham, Lesley Manville, Imelda Staunton, Sam Riley, Ella Purnell, Brenton Thwaites, Christian Wolf-La'Moy.

Género: Fantástico. Aventuras.

Sinopsis: Es la historia jamás contada de Maléfica, la villana más querida de Disney, la mala de "Sleeping Beauty" (La Bella durmiente), el clásico de 1959. La película relata los acontecimientos que endurecieron su corazón y la llevaron a lanzar una maldición sobre la pequeña Aurora.


[Información facilitada por Filmaffinity]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


El miércoles pasado hablábamos de los cuentos infantiles versionados por Disney, concretamente de La Bella durmiente, cuentos que proceden de la tradición oral, bastante más crueles de lo que luego Disney nos mostró en la gran pantalla con sus adaptaciones edulcoradas. Redactar aquella entrada fue muy interesante por todo lo que pude averiguar, una multitud de detalles que desconocía y que me sorprendieron, como también creo que os sorprendió a algunos de vosotros. Lo bueno es que también hubo quien aportó con sus comentarios información más sorprendente aún. Podéis leer esa entrada aquí

Aclarado todo aquello, hoy recalamos en la nueva versión que Disney ha hecho sobre el cuento de La Bella durmiente, una adaptación original y curiosa que recomiendo visionar y que comienza advirtiendo al espectador que nos van a contar una historia ya sabida para comprobar hasta que punto la conocemos. De entrada ya nos avisan que lo que vamos a ver será distinto a lo que conocíamos.

Maléfica no comienza con el nacimiento de la hija del rey sino mucho antes. En este sentido, se trata de una precuela del cuento que todos conocemos, más enfocado en el personaje de ese hada malvada que hechizó a la joven princesa con un destino horrible que en la propia princesa en sí. A Maléfica la conoceremos siendo una adolescente risueña y alegre que vive feliz en el reino de las ciénagas, un reino lleno de criaturas fantásticas y extraordinarias que no necesitaba ni rey ni reina, colindante al reino de los humanos gobernado por un rey engreído y codicioso. La rivalidad entre los dos reinos era manifiesta.

Ni los habitantes de las ciénagas se atrevían a pisar el reino de los humanos ni los humanos el de las ciénagas hasta que un día, un joven campesino de nombre Stephan se adentra en el mundo fantástico de las hadas para robar preciosas gemas. Lamentablemente los vigilantes lo pillarán y será Maléfica quien interceda por él. Algo surge entre los dos jóvenes. Maléfica queda prendada del joven Stephan quien le promete regresar a visitarla. Los lazos se unen y de la amistad surge el amor. Pero Stephan guarda dentro de su interior un sueño, llegar a ser alguien, dejar atrás una vida llena de miseria y ocupar un puesto en el castillo del rey. La ambición y la codicia van separando a los jóvenes y las consecuencias desastrosas no se hacen esperar. Una traición, un corazón roto, una guerra, una venganza. La transformación de Maléfica, herida y resentida, es impresionante.


Justo aquí, pasados veintiséis minutos de metraje, empieza realmente la historia que conocemos. El nacimiento de la joven Aurora, la celebración de su bautizo, la asistencia de todos los habitantes del reino a la fiesta, incluidas las tres hadas, y por supuesto la aparición por sorpresa de Maléfica. Pero esta nueva versión no seguirá la misma trayectoria que Disney nos presentó en su película de animación de 1959. Son significativos los cambios que se introducen. En esta ocasión, algo que no ocurría en la versión animada, asistiremos al crecimiento de Aurora en el bosque cuidada por las tres hadas. Durante buena parte de la película, con una duración de noventa y siete minutos, veremos cómo la joven princesa pasa los días rodeada de naturaleza y totalmente ajena a su origen y destino. Y brutal también será el cambio que permite que Aurora y Maléfica establezcan una amistad peculiar. 


Maléfica, la malvada hada del bosque, la que desea el mal a la pequeña Aurora, no será tan perversa como nos la dibujaba Disney en 1959. En aquella versión, ella era mala por naturaleza. En esta, Maléfica tiene motivos más que justificados y sufrirá, se arrepentirá y llorará y llegaremos así a un final diferente, original, novedoso para una película en el que se invierten los papeles y que llega a su clímax con un batalla cara a cara que aunque no se desarrolla con la lógica propicia tampoco decepciona.

lunes, 8 de septiembre de 2014

LA ÚLTIMA NOCHE QUE PASÉ CONTIGO de Mayra Montero.


Editorial: Tusquets.
Colección: La Sonrisa Vertical. 
Fecha publicación: marzo, 2014.
Nº Páginas: 171.
Precio:   14,00 €
Género: Erótica.
Edición:  Tapa blanda con solapas.
ISBN: 978-84-7223-368-3

Autora

Mayra Montero nació en La Habana en 1952 y desde hace más de treinta años vive en Puerto Rico. Es autora de las novelas eróticas La última noche que pasé contigo (finalista del XIII Premio La Sonrisa Vertical, 1991) y Púrpura profundo (XXII Premio La Sonrisa Vertical, 2000), así como de las novelas Del rojo de su sombra (1993), Tu, la oscuridad (1995), que supuso su consagración internacional tras ser editada en Estados Unidos, Como un mensajero tuyo (1998), El Capitán de los Dormidos (2002), Son de almendra (2006) y, las más reciente, El caballero de San Petersburgo (2014). Sus obras se han traducido en Estados Unidos, Francia, Alemania e Italia, entre otros países.

Sinopsis

Celia y Fernando deciden emprender un crucero por el Caribe en un intento de recobrar una intimidad diezmada por la rutina matrimonial. El viaje por las islas se inicia al ritmo dulzón de los boleros. Y, poco a poco, el lector va remontándose en el pasado aparentemente anodino y recatado de los protagonistas, hasta llegar a esa otra vida, infinitamente más rica y sugerente, donde las parejas suelen agazapar apasionados secretos inconfesables, y sobre todo inconfesados.

En el placentero escenario del crucero, Celia y Fernando descubren que esos mismos recuerdos, en contacto con la sensualidad natural del entorno, podrían transformar sus existencias de un modo inesperado.

[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Conocí a Mayra Montero el pasado mes de febrero cuando estuvo en Sevilla promocionando su última novela El caballero de San Petersburgo. Por entonces tuve la oportunidad de sentarme un rato a charlar con ella (es una conversadora fantástica) para hablar de su trayectoria, de su nuevo libro, del devenir de la literatura,... Haciendo mención a su biografía y a su participación en el premio La Sonrisa Vertical fue inevitable que le preguntara por el auge de la novela erótica. Durante aquella entrevista que mantuvimos (puedes leerla aquí) me comentó que tampoco entendía todo el revuelo que se había formado con la publicación de Cincuenta sombras de Grey y que, a su juicio, todo se debía a que en Estados Unidos «no conocen literatura erótica dura de verdad. No hace mucho le comentaba a alguien, creo que fue a Abilio Estévez, que nosotros hemos hecho eso y mucho más fuerte, sadomasoquismo incluso, pero en clave de humor. La editorial Tusquets ha hecho eso toda la vida.

[....] yo no me explico todo este escándalo porque nosotros ya hicimos todo eso con muchísima calidad literaria».


A raíz de aquella conversación, ella tuvo la amabilidad de hacerme llegar a través de la editorial Tusquets (y desde aquí quiero dar las gracias tanto a Mayra como a la editorial), un ejemplar de La última noche que pasé contigo, una novela que se publicó primeramente en 1991, siendo finalista del XIII Premio La Sonrisa Vertical y que ahora, en 2014 (marzo), volvía a reeditarse.

Antes de la recepción de este libro creo que había alguna que otra novela erótica entre las estanterías de casa y no precisamente las Cincuenta sombras de Grey, pero hasta la fecha no me había adentrado en el género (que yo recuerde). Ha sido con la novela La última noche que pasé contigo con la que he pasado al otro lado. ¿La experiencia? Muy gratificante.

La última noche que pasé contigo es una novela corta, de apenas doscientas páginas, con una estructura ligeramente compleja pues alterna distintas voces narrativas, que se compone de ocho capítulos, todos ellos con nombre de bolero. La música flota.

La historia arranca en el inicio de un crucero por las islas caribeñas. Una voz masculina en primera persona nos habla de Celia, su mujer, y de Elena, su única hija casada recientemente con un hombre (Alberto) al que el padre, esa voz narradora de nombre Fernando, cataloga de granuja. Hubiera dado igual que Elena se casara con Alberto, con Juan, con Miguel,... porque probablemente todos hubieran sido unos granujas a ojos de Fernando, meros obstáculos entre padre e hija.

El casamiento de Elena es el empujón que Celia y Fernando han necesitado desde siempre para emprender ese viaje en barco que siempre soñaron y nunca pudieron hacer. Y por fin ya están a bordo, en vísperas de iniciar un merecido descanso, una convivencia que quizás sirva para reforzar un matrimonio que a lo mejor soporta demasiadas grietas y fisuras, para recuperar una intimidad y complicidad perdida, nada inusual tras veintitrés años juntos. En cierto sentido, ese viaje por los mares caribeños no es más que una metáfora, un recorrido por el pasado y el presente de sus protagonistas. 

Fernando aprovecha esas páginas iniciales para reflexionar sobre su vida, sobre su relación con Celia, sobre todo lo que conlleva el matrimonio: amor, sexo, fidelidad,... De su voz sabremos que Celia no ha sido ni es la única mujer de su vida cuando recuerda sus relaciones sexuales pasadas e incluso él mismo sospecha que ella le ha sido infiel en el pasado, algo que no parece importarle demasiado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...