Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 8 de junio de 2012

CHÉVERE: "AUSENTE"





Año:  2011

Nacionalidad: Argentina

Director: Marco Berger

Reparto: Carlos Echevarría, Javier De Pietro, Antonella Costa, …

Género: Drama

...

Cada vez me gusta más el cine argentino. Cruzando el charco encontramos actores y actrices de la talla de Ricardo Darín, Soledad Villamil (actriz y cantante), Miguel Ángel Solá (¿sabían que era argentino?), Cecilia Roth, Darío Grandinetti, Alberto Ammann, Norma Alejandro, Eduardo Blanco, Leonardo Sbaraglia, Héctor Alterio, … etc,  y películas tan buenas, tan conocidas algunas y tan desconocidas otras como Martín (Hache), Un novio para mi mujer, Luna de Avellaneda, Nueve Reinas, El Hijo de la Novia, El mismo Amor, la misma Lluvia, El Secreto de sus Ojos, El Nido Vacío, La Puta y la Ballena, La Educación de las Hadas, Las Viudas de los Jueves, El Niño de Barro, Carancho, Eva Perón, Un Cuento Chino, El Hombre de al lado,… (Conoce más películas argentinas aquí).

Ausente es otra película argentina desconocida para la inmensa mayoría.

Las escenas iniciales desconciertan un poco al espectador pues se muestran partes del cuerpo de un muchacho con la intención de adelantarse a la historia.

La trama gira alrededor de la relación entre un estudiante y su profesor. A simple vista se podría pensar que se trata de una relación común y natural pero la actitud y las miradas del estudiante en la piscina o en los vestuarios del gimnasio dejan claro su condición homosexual, a pesar de que el joven mantiene una relación con una chica.

Su objetivo más inmediato, un profesor al que engatusa para pasar la noche en la casa de éste, alegando que en su casa no hay nadie y que él no tiene llaves para entrar. El profesor responsable se hace cargo del alumno y a partir de ese momento comienza un diálogo mudo entre los dos. El profesor se siente superado por la situación y actúa de forma poco natural, como cohibido, como si viera algo más de lo que la situación propiamente presenta y por eso a veces adopta esa pose pensativa que borda a la perfección junto con una mirada perdida. Por su parte, el alumno finge una inocencia desmedida, orquestando la trama de manera perfecta para conseguir su objetivo.

Los silencios tensos, el mirar sin querer mirar, la búsqueda del otro sin reconocerlo y la sucesión de escenas vacías de contenido dan paso al punto álgido de la película, a esa ausencia que rememora el título de la película y es justo ahí cuando el profesor se rinde, dejando paso a su propio “yo”, a ese “yo” escondido que sólo el joven ha sido capaz de despertar de su letargo.

La película se desarrolla con saltos entre escenas, como si hubieran ido quitando fotogramas. El director los coloca al final, cerrando de manera perfecta el círculo.

A pesar de que la historia es buena, original, bien estructurada, manteniendo la atención del espectador,... llega una desenlace flojo y sin fuerzas en el que el concepto "oportunidad perdida" pone el punto y final. 

Os dejo con la puntuación final y algunas escenas:
Puntuación: 8/10









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...