Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 3 de septiembre de 2012

FUTURISTA: EVA


Año: 2011

Nacionalidad: Española.

Director: Kike Maíllo.

Reparto: Daniel Brühl, Marta Etura, Alberto Ammann, Lluís Homar, Claudia Vega,...

Premios: entre otros, tres Goya en las categorías de Mejor Director Novel, Mejor Interpretación Masculina de Reparto (Lluís Homar), Mejor Efectos Especiales. 

Género: Ciencia Ficción; Fantástico.

Sinopsis: Año 2041. En un futuro no muy lejano, los seres humanos viven acompañados de criaturas mecánica. Álex, un reputado ingeniero cibernético, regresa a Santa Irene, después de diez años de ausencia, para realizar un encargo de la Universidad de Robótica: la creación de un niño robot. Durante ese tiempo, su hermano David y Lana, la antigua novia de Álex, se han casado. Inesperadamente, la rutinaria vida de Álex se verá alterada por Eva, la hija de Lana y David, una niña extraordinaria, magnética, que desde el primer momento establece una relación de complicidad con Álex. Juntos emprenderán una aventura que los conducirá a un final revelador.



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—

Cada febrero espero y vivo la gala de los Goya con especial interés y anhelo e incluso, me atrevo hasta a hacer mis propias apuestas. Por supuesto, jamás acierto. 

En la última gala esta película fue galardonada con el premio al mejor director novel, Kike Maíllo del que poco sabía pues anteriormente no había visto ningún trabajo suyo. Magníficos consejos que le dio a Claudia Vega (Eva) cuando recogía su premio y sincero alegato en favor de la educación pública. Sin embargo creo que patinó un poco a la hora de dedicar el premio a sus padres, dos cordobeses que abandonaron su tierra y marcharon a Barcelona en busca de un futuro mejor. Maíllo deja entrever que sin ese traslado él jamás hubiera sido galardonado, al menos eso es lo que a mí me dio a entender. En contraposición me viene a la mente Benito Zambrano tan unido a su pueblo Lebrija, y con tan buenas películas a la espalda.  Puedes verlo aquí (minuto 5.20).  

El elenco de actores y actrices no tiene discusión posible. La encantadora Marta Etura (Lana), tan dulce siempre en cada papel que interpreta con su tierna mirada, la voz suave, los movimientos comedidos, como la que no quiere molestar. Es una actriz que siempre me ha encandilado y que encaja perfectamente en el rol de mujer cándida e inocente. 

Lluís Homar (Max - robot mayordomo) está que se sale, no en balde fue galardonado con el premio a la Mejor Interpretación Masculina de Reparto. Comencé a interesarme por este actor hace ya algún tiempo, cuando Almodóvar contó con él para La mala educación. Me inquietó tanto su interpretación que desde entonces no le quito ojo. Me encantó en Los ojos de Julia y en Pájaros de papel. En esta película, cada vez que Homar salía en pantalla no podía evitar pensar en Robin Williams y su papel en El hombre bicentenario. En ambos casos nos encontramos con un robot, una máquina que en principio ni siente ni padece pero que son capaces de experimentar las mismas sensaciones que los humanos. Brillante y pulcra intrepretación que aporta el toque cómico a la cinta. 

Sobre Daniel Brülh (Álex) poco puedo decir, más que nada porque tampoco he visto muchos de sus trabajos, a excepción de Salvador (Puig Antich), ¡altamente recomendable tanto por la película en sí como por la historia en la que se basa! Quizá por ese aire bohemio que posee, encarna perfectamente el papel de investigador que vive por y para la investigación, encerrado en su laboratorio, así como en su mundo.

En cuanto a Alberto Ammann (David) he de decir que se me queda corto en esta cinta. Estaba tan acostumbrada a la fuerza que le vi en Celda 211 que su papel me ha parecido insulso. Creo que Maíllo le tenía que haber dado más brío a su papel, especialmente cuando no deja de ser el tercero en discordia, una posición bastante jugosa tanto en cinematografía como en literatura.

Claudia Vega (Eva) es la gran revelación. Con su aspecto de niña buena y a la vez inteligente cautiva al espectador desde el minuto cero de metraje. 

Al margen de su reparto, la película tiene dos grandes aliados. Por un lado, los exteriores. Paisajes de pueblecitos nevados que tanto gustan y que corresponden a una zona de Suiza conocida como la pequeña Siberia [1], exactamente Chaux-de-Fonds y el balneario de Panticosa, provincia de Huesca.  

Una película cargada de riesgos pues rodaban en condiciones extremas (a 20 grados bajo cero), en lugares escarpados y con escenas bastante peligrosas (caída de Lana por el barranco). Y cargada también de múltiples anécdotas como las que se desvelan en la web cineobjetivo.com: "La ventaja de rodar en Suiza era su cercania, el problema es que dicha cercanía era relativa. Un meritorio de producción debía viajar cada día en tren para traer el material rodado a España y de vuelta otra vez a la nieve. Obviamente las fuerzas de policía suizas, al ver a un tipo con unas maletas enormes haciendo viajes a diario de un país a otro empezaron a sospechar, al cabo de unas semanas, que quizá llevara algo sospechoso con él. Decidieron pararle y hacerle abrir sus bolsas a lo que el meritorio, siguiendo instrucciones previas de sus superiores, respondió - No. Es material rodado y se puede estropear-. Al poco tiempo sus superiores se personaron para sacarle de la cárcel. Creo que nadie debió poner en duda que el chico hizo méritos de sobra como para que le vuelvan a contratar, pero creo que esta vez preferirá una película rodada con cámara digital y no con negativo."

El otro aliado indiscutible de la cinta es el equipo de efectos especiales, categoría por la que fue galardonada en los pasados Goya. Increíble la recreación en el aire de los distintos elementos que constituyen el carácter del robot en construcción o el movimiento de los gráficos que figuran en la pizarra durante la escena en la que Álex visita a Lana mientras imparte clase de robótica. 

Si tienes interés en conocer más detalles sobre la película, ahora tienes la oportunidad de adquirir el DVD + libro Eva, así se hizo la película, aunque le han puesto un precio excesivo bajo mi punto de vista, ¡25 euritos del ala! Creo que es mucho mejor ver la película directamente que recomiendo por la historia en sí, los preciosos paisajes, la interpretación de la mayoría de los actores y actrices y los efectos especiales. Motivos más que suficientes para que os animéis a verla y estoy convencida de que, al igual que a mí, os recordará ligeramente a aquella otra cinta de Spielberg que se estrenó en 2001 y titulada I.A. Inteligencia Artificial (por el robot-niño con capacidad de sentir y padecer) o como ya he comentado anteriormente a El hombre bicentenario al ver el papel de Max interpretado por Lluís Homar.


¿Qué ves cuando cierras los ojos?

Os dejo con mi puntuación final y escenas de la película. Puntuación final: 8.5/10.










Fuentes:
[1] http://blogs.cadenaser.com










–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Si te gustó la entrada: ¡Comparte, Participa o Únete!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...