Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 24 de septiembre de 2012

INSUSTANCIAL: PROFESOR LAZHAR



Año: 2011

Nacionalidad: Canadá.

Director: Philippe Falardeau.


Reparto: Mohamed Fellag, Sophie Nélisse, Émilien Néron, Marie-Éve Beauregard,...

Género: Drama.

Premios: Oscars (2011), nominada a Mejor Película de Habla No Inglesa; Festival de Toronto (2011), Mejor Película Canadiense;...


Sinopsis: Un maestro de primaria de origen argelino entra en contacto con un grupo de adolescentes de Montreal obsesionados por el misterio de la muerte.



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


A veces pienso que tengo una visión distorsionada de la realidad y que mientras unos ven azules y rosas, yo sólo veo grises y negros. Bueno, al menos, en este caso es así. Y no lo digo porque sea de inclinaciones un tanto pesimistas, que lo soy a veces, sino porque he pasado hora y media ante esta película y, para mí, que no he entendido absolutamente nada. Máxime si después de forjarme mi propia opinión (sencilla, del estilo ¿me gusta o no? ¿lo he pasado bien o no? ¿me he aburrido o no?), me acerco a la crítica entendida y observo que, al parecer, he estado ante una obra maestra de la cinematografía. Lo dicho, no he entendido un pimiento

Profesor Lazhar, adaptación de la obra teatral de Evelyne de la Chenelière, comienza con el suicidio de una profesora en un centro educativo de Montreal del que son testigos dos alumnos de 12 años. Este suceso conduce a un ciudadano argelino Bazir Lazhar (Mohamed Fellag) con misterio personal oculto,  a ocupar el lugar de la profesora fallecida. 

Dos son las temáticas principales que afronta la película. Por un lado, una crítica al sistema educativo. Por otra, el tratamiento de la muerte a los ojos de los niños.


El inicio de la etapa de Lazhar como educador lo colocan frente a los sinsentidos del sistema educativo actual canadiense;  sinsentidos, que dicho sea de paso, también se dan en nuestro país y que, indudablemente, ponen a los profesores en una posición de desventaja tal, que muchos terminan por aborrecer una profesión por la que antes sentían auténtica devoción. 

Los niños son intocables, pero intocables en todos los sentidos. Un coscorrón ocasional supone una tragedia clásica dentro del aula, pero lo más grave es que un abrazo o cualquier gesto de cariño puede ser interpretado como un acercamiento obsceno. Así que la mejor solución es mantenerse a la mayor distancia física y emocional de los alumnos, lo que conlleva que el profesor se limite a enseñar pero no a educar. La realidad debería ser bien distinta, un buen profesor - educador no solo se debe limitar a transmitir sus conocimientos sino ¿por qué no?, también sus valores y principios de los que los niños pueden aprender. Diversas perspectivas generalmente enriquecen al ser humano. Pero no, mucho mejor no empatizar con el alumnado, no involucrarse en su desarrollo afectivo, no ser partícipe de su evolución. Craso error. Significativa es la frase de uno de los profesores del claustro que durante una reunión con la dirección del centro, dice algo así como... tratamos a los niños como si fueran residuos radioactivos. Es decir, mientras más distancia de todo tipo pongamos entre profesores y alumnos mejor que mejor.

Los de mi generación, y no digamos las generaciones anteriores, hemos recibido palmetazos en las manos con una regla, nos han castigado de cara a la pared, nos hemos llevado coscorrones y alguna que otra colleja,... tanto de nuestros padres como de nuestros profesores. ¿Nos ha pasado algo? Por supuesto, no estoy a favor de la agresión ni física, ni verbal, ni dentro, ni fuera del aula, pero ¿realmente un capón puntual puede ocasionar una debacle en el desarrollo intelectual y emocional de un niño? La superprotección termina por volverse en nuestra contra y es un flaco favor que hacemos al protegido.

Pero volvamos a la película. Otro asunto en el que rasca la cinta es el tratamiento que se hace de la muerte. ¿Se debe o no se debe hablar de la muerte con los niños? ¿Es mejor correr un "estúpido" velo y ocultar lo acaecido o al contrario, es preferible dejar a los niños exteriorizar lo que sienten? Lazhar se inclina más por lo segundo, dejar que los niños expresen lo que llevan dentro, dar rienda suelta a sus emociones, hacerlos libres desde un plano espiritual,  pero la dirección del centro opina todo lo contrario, así que el profesor se ve en una encrucijada y aunque no quiere perder el empleo, es fiel a sus principios.

Como se ve, los temas que se enfocan son de peso pero aún así no ofrecen el empuje que debería, no enganchan, no atrapan al espectador, al menos conmigo no ha resultado. Es como si no se profundizara, como si se quedara en la superficie. En realidad, uno ve la temática ahí y espera que ocurra algo más, pero no. El giro que espera el espectador no termina de llegar, el tiempo corre  y todo queda en el aire.

Vayamos al reparto. Los actores / actrices son auténticos desconocidos para mí. El protagonista principal, Mohamed Fellag, ha protagonizado varias películas francesas pero ninguna de ellas me suena en las carteleras españolas. Su papel como Lazhar no me ha llenado. Me ha parecido insulso, muy apático,... No sé. Quizá esa era la intención. La cuestión es que tardaré aproximadamente dos minutos y medio en olvidarme del papel que este actor ha protagonizado en esta ocasión.


Sophie Nélisse (Alice, una de las alumnas) sí me ha parecido más interesante. Se pretendía que esta niña mostrara una madurez impropia para su edad y con su interpretación lo ha conseguido.  

En definitiva, solo decir que la película no me ha gustado nada. Me ha parecido lenta, aburrida, superficial, ....Siento un poco de temor al expresar esta opinión tan negativa, sobre todo sabiendo que muchos la han ensalzado, por eso pido perdón a tod@s l@s entendid@s si mis palabras les parecen una ofensa pero no puedo decir más que aquello  que la película me ha hecho sentir. Me he aburrido más que un caracol en un espejo.

Yo no recomendaría esta película. Quizá para el cuerpo docente, que a veces se pueda ver en la diatriba sobre si seguir las reglas fijadas o si seguir sus propios criterios. En cualquier caso, no es una película para una gran mayoría. Sería mejor decir que es una película para una reducida minoría, para un grupo de personas que cuando salgan los créditos finales y se enciendan las luces de la sala no exclamen sorprendidos...    "¿YA?"

Os dejo con mi puntuación final y algunas escenas.
Puntuación final: 4.5/10.



















–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Si te gustó la entrada: ¡Comparte, Participa o Únete!


12 comentarios:

  1. Pues es de esas que veo el cartel y la sinopsis y pienso "tiene buena pinta". Así que habrá que verla para opinar, aunque ahora no tenga tiempo de hacerlo. Pero me identifico con la sensación de "¿YA?". Recientemente me pasó eso con la película "Vías cruzadas" (que no vidas), no sé si la habrás visto, que, aunque no me disgustó, me esperaba más. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me suena la peli Vías Cruzadas, a ver si bicheo por ahí y me entero de que va.. En cuanto a ésta,... ay! No quiero influir a nadie de manera negativa pero es que por mucho que intento verle algo que la salve, no lo encuentro. Ya me dirás cuando te decidas a verla. Un beso!

      Eliminar
  2. Pues le tenía ganas a esta película pero ahora me dejas... La veré, pero sin tantas expectativas desde luego.
    Mejor suerte para la próxima vez!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, que no te influya mucho mi opinión. Es sólo la impresión que me causó a mí en ese momento. A lo mejor si la veo en otra ocasión, hubiera pensado otra cosa. Bueno, no hubiera pensado que es una maravilla, pero quizás le hubiera encontrado algo positivo. Es que no hubo nada que me gustara. Un besito!!!

      Eliminar
  3. A mi me paso algo parecido, pude verla en varias ocasiones pero pero no lo hice y es que no me llamaba la atención más por temor a que no me gustara que al tema que trata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha tenido tan buena acogida, que me da cierto reparo ponerla tan mal, pero no lo puedo evitar. Es que no me gustó ni lo más mínimo. Ya me cuentas, si decides verla. Un besín!

      Eliminar
  4. "Máxime si después de forjarme mi propia opinión (sencilla, del estilo ¿me gusta o no? ¿lo he pasado bien o no? ¿me he aburrido o no?), me acerco a la crítica entendida y observo que, al parecer, he estado ante una obra maestra de la cinematografía. Lo dicho, no he entendido un pimiento".

    Que me ha dado mucha risa leer esto, porque a mi hay veces que me pasa exactamente lo mismo xD

    La verdad, aún no he visto esta película, pero ya pronto le pondré los ojos encima. No suena mal... aunque es probable que tampoco entienda un pimiento xD

    Un besito !

    Y ya te sigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Pauli si es que a veces pienso que estoy viendo otra cosa distinta al resto del mundo jejeje.. Gracias por comentar y por quedarte por aquí. Y si ves la película, ya me cuentas si eres de las mías, de las que no nos hemos enterado de ná con esta película jejeje. Un beso!

      Eliminar
  5. Me pasa. Tranquila que somos muchos a los que nos pasa. Partiendo de la base de que no soy nada cinéfila, cuando me pongo a ver una película trato de degustarla y sacarle ese provecho que debe terne para que haya tantísima gente enamorada de este género. Y son muy comunes las veces que acaba "el peliculón" y yo me quedo con cara de gilipollas. En fin, leamos, querida jejeje
    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje.. lo de la cara de gilipollas que se me queda estuve a punto de ponerlo en la reseña pero me contuve.. Es verdad, te quedas tal que así,.... Y es inevitable lanzar un Buaaahhh!!.. jejeje. Un besoo!

      Eliminar
  6. Por un lado, es que para gusto colores... (no hace mucho se dijo por aquí que "Aquí huele a muerto" era mejor que "El jovencito Frankeinstein"...) Por otro, es que el sistema educativo se las trae (por lo visto, también es un problema global!).
    Otra pelicula interesante de temática educativa, fue "La ola", peliculón para mi gusto que tampoco tuvo demasiado renombre en su momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy! Juan tienes toda la razón. LA OLA es una gran película. Un auténtico experimento llevado al cine. De repente me han entrado ganas de verla de nuevo. Quizás me anime. Un besooo!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...