Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 21 de septiembre de 2012

LA EDAD DE LA DUDA




Autor

Andrea Camilleri nació en 1925 en Porto Empedocle, provincia de Agrigento, Sicilia, y actualmente vive en Roma, donde impartió clases en la Academia de Arte Dramático. Durante cuarenta años fue guionista y director de teatro y televisión. En 1994 crea el personaje de Salvo Montalbano, el entrañable comisario siciliano protagonista de una serie que en la actualidad consta de dieciocho novelas. Todos sus libros ocupan habitualmente el primer puesto en las principales listas de éxitos italianas. Andrea Camilleri es hoy el escritor más popular de Italia y uno de los autores más leídos de Europa.

Sinopsis

Con las primeras luces del alba, el comisario Salvo Montalbano se despierta sobresaltado por una pesadilla angustiosa. En ella, la capilla ardiente de su propio funeral se instala en su despacho y todos sus compañeros de trabajo le dan las condolencias por su reciente fallecimiento. Y lo peor es que Livia le comunica que no tiene intención de asistir al entierro, pues aunque lo ha amado tanto en vida, no puede "desaprovechar esa oportunidad". Pero las zozobras íntimas del comisario quedan en segundo plano cuando la llegada al puerto de Vigàta de un misterioso velero de lujo coincide con el hallazgo de un cadáver con el rostro desfigurado. Montalbano se pone manos a la obra y pronto se verá inmerso en una investigación de muy hondo calado, en la que el tráfico de diamantes africanos desempeña un papel fundamental. 

En palabras del propio autor, ésta no sólo es la aventura más "marina" del comisario, sino que por primera vez trabaja codo con codo con una mujer policía. ¡Y qué mujer! La joven teniente Laura Belladonna es de una simpatía irresistible y una belleza magnética. Igual que Petrarca, para Montalbano Laura es el "dulce error", el deseo nunca consumado, aunque sí correspondido, que lo situará frente a frente con su conciencia. La proverbial lucidez de Salvo no le bastará esta vez para librarse de algunos de los fantasmas que lo atenazan, por lo que deberá acudir en busca de consuelo a la trattoria de Enzo, quizá con más frecuencia de la habitual. 



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


El mundo está lleno de autores. Muchos de ellos muy conocidos y otros no tanto. A su vez, muchos de ellos muy conocidos para algunos lectores y para otros no tanto.

Quizá voy a decir una barbaridad, pero hasta hace unos meses no había oído hablar jamás de este escritor italiano. La persona que me lo descubrió fue Marian del canal de Youtube MentaGB, una chica encantadora que, entre muchas otras cosas interesantes, suele presentarnos y hablarnos de tres libros al mes. Os dejo este enlace en el que habla de otra novela de este autor.

Quizá simplemente sea asociación de ideas, pero la prosa de Andrea Camilleri me recuerda mucho a la de Italo Calvino, que aunque cubano de nacimiento, vivió prácticamente toda su vida en Italia y también fue un consagrado escritor. Su obra Marcovaldo es un referente para mí a la que vuelvo una y otra vez sin motivo aparente, simplemente por volver a deleitarme con las aventuras de ese padre de familia que solo busca el sustento y el bienestar de su familia. Una obra que os recomiendo si queréis sonreír desde la ternura.

Pero retomemos La edad de la duda. Se trata de la decimocuarta novela de la saga protagonizada por el comisario siciliano Salvo Montalbano. Nombre que supone un homenaje al escritor español Manuel Vázquez Montalbán, tanto es así que este protagonista tiende a acortar su apellido a Montalbá

¿Por qué La edad de la duda? ¿Por qué este título? Todo está relacionado con el amor, esa eterna constante en la literatura. ¿De qué duda Montalbá? De sí mismo, de su capacidad de amar, de su capacidad de sorprenderse por la belleza, la belleza de una mujer, la teniente Laura Belladonna (su apellido ya lo dice todo), que le quitará el sentido pero no lo suficiente como para dejar el caso sin resolver. 

El humor está presente en esta obra. Son muchos los pasajes que te harán arrancar una sonrisa e incluso una carcajada. Así que estamos ante una novela que conjuga tres elementos: suspense, amor y humor. Pero dicen los seguidores de Camilleri que esta obra no tiene la misma frescura que las anteriores, que Montalbá se hace viejo y que el autor parece aburrirse de su personaje [1]. Estos comentarios han despertado aún más mi curiosidad por este autor porque para mí La edad de la duda es una buena obra policíaca, con todos los elementos que debe tener este género, pero si hay algo mejor, probablemente me decante por comenzar a leer la saga desde el principio. Ya veremos. 

Salvo Montalbano es un personaje cargado de reflexiones. Adora comer y no pierde la ocasión de visitar la trattoria de su amigo Enzo para deleitarse de exquisiteces cuyos aromas incluso traspasan la frontera del papel llegando a nuestras fosas nasales. Tales "atracones" le obligan a dar largos paseos después, que aprovecha para reflexionar sobre su vida y especialmente en esta obra, sobre la teniente Belladonna.

Otros personajes carismáticos son: Catarella (o Cataré "para los amigos") el recepcionista de particular pronunciación que no es capaz de dar un recado a derechas- este personaje nos hará reír con sus ocurrencias; sus compañeros de andanzas Fazzio, Gallo y el ligón de Mimí Augello .

Para mí, el descubrimiento de Camilleri ha sido toda una  grata sorpresa. Con esta primera toma de contacto se inicia una estrecha amistad con el autor. No os perdáis la oportunidad de zambulliros en La edad de la duda porque cuenta con todo lo necesario para que convertirse en una grata lectura, incluso posee un final desgarrador. Si bien la obra nos va meciendo a lo largo de sus páginas, al llegar las últimas líneas y sin esperarlo, el autor nos suelta de golpe y porrazo. El golpe será tremendo.

No os quiero contar más porque sería destripar la novela, así que os animo a que la descubráis vosotr@s mism@s. 

¡Buena lectura!






Próxima entrada



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Si te gustó la entrada: ¡Comparte, Participa o Únete!



Fuentes.

[1] www.cuandomatildasehagamayor.blogspot.com.es



5 comentarios:

  1. Me has dejado con curiosidad por descubrir ese final, no he leído nada de este autor y tampoco le conocía hasta no hace mucho
    besos

    ResponderEliminar
  2. Y yo que aún no he leído nada de este autor. Pero desde luego lo pongo en la lista de pendientes entre los prioritarios, que me dejas con muchísimas ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Había oido que algún escritor había puesto el nombre a un comisario en homenaje a Vazquez Montalbán y ahí me quede. Así que gracias por comentar este libro cuando vea al señor Camillieri ya sabré como se llama su comisario, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Yo ha sido hace un par de meses a raiz de leer reseñas cuando lo he conocido y lo tengo pendiente porque pienso que merece la pena probarlo.

    ResponderEliminar
  5. Tatty, Montalbá es un personaje al que le coges simpatía pero cuando llega el final, te entran ganas de darle un abrazo.

    Margari, ¡ánimo! La lista de lecturas pendiente se alarga cada vez más (en mi caso, gracias a ti por descubrirme esa web tan adictiva XD), pero con cada lectura, crecemos más.

    Rocío, lo bueno de este mundo es lo mucho que aprendemos unos de otros.

    Fesaro, si no has leído nada de la saga, mejor empezar por el principio ¿?.

    Besos a los 4!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...