Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

martes, 16 de octubre de 2012

LOS SOLTEROS de Muriel Spark.



Autor

Muriel Saran Camberg, quien sería conocida en el mundo literario como Muriel Spark, su apellido de casada, nació en Ediburgo en 1918. Su padre era judío y su madre presbiteriana. A los diecinueve años contrajo matrimonio con Sidney Oswald Spark y pronto se mudaron a Rodesia, la actual Zimbawe. En 1938 tuvieron un hijo, pero poco después la relación se rompió y en 1944 Muriel Spark se trasladó a Inglaterra, donde desempeñó labores de contraespionaje en el departamento de propaganda antinazi del Ministerio de Asuntos Exteriores. Allí entablaría una amistad que duraría toda la vida con el también escritor Graham Greene. Autora de una obra tremendamente influyente, marcada por la brevedad y la ironía, a Spark se deben novelas como Memento Mori (1959), Los solteros (1960), considerada una temprana obra maestra, y La puerta de Mandelbaum (1965). Su primera novela, Los que consuelan, fue publicada en 1957, y en ella aparecen diversas referencias a su conversión al catolicismo, hecho definitivo en la vida y la obra de la autora. No obstante, su primer éxito le llegaría en 1961 con la publicación de La plenitud de la señorita Brodie, la historia de una excéntrica maestra de Edimburgo a través de los ojos de una alumna que la admira para después quedar desencantada. Su fama se confirmaría con la publicación en 1953 de Las señoritas de medios escasos (Impedimenta, 2011),novela de aliento tragicómico, verdadero fresco de una época, en la que se narran las peripecias de varias muchachas solteras en el Londres de las postremerías de la Segunda Guerra Mundial. Muriel Spark es autora, asímismo, de La imagen pública (1968, finalista del Booker Prize), El invernadero junto al río (1973), Derechos territoriales (1979), Merodeando con aviesa intención (1981, finalista del Booker Prize), El único problema (1984) y Muy lejos de Kensington (1988). Fue nombrada Dama del Imperio Británico en 1993, y falleció en el año 2006, en Civitella de la Chiana, en la Toscana.

Sinopsis

Un abogado, un falso "párroco", un detective, un profesor de instituto que trabaja en el British Council, un epiléptico experto en grafología, un irlandés enamoradizo que evita a toda costa el contacto con el sexo opuesto... Solteros londinenses. Personajes mordazmente británicos que pasan las tardes charlando en los bares o comprando en Fortnum & Mason, atenazados por horrores de todo tipo, como la escandalosa subida del precio de los guisantes. No obstante, su apacible existencia urbanita se verá amenzada con la irrupción de un misterioso personajes: el médium Patrick Seton, que conseguirá que todos ellos transformen sus vidas hasta verse inmersos en una sucesión de estafas, robos, chantajes, y desaforadas sesiones de espiritismo, que acabarán desembocando en un juicio grotesco.




–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—




Creo recordar que durante mi época de estudios en la facultad, cayó en mis manos, como parte del temario de literatura inglesa, un ejemplar de esta autora. Sin embargo, por más que hago memoria y por más que reviso la biografía de Muriel Spark, no consigo recordar de qué obra se trataba. En cualquier caso, no es una autora desconocida para mí y viendo que esta obra está publicada por Impedimenta me pareció más que acertado leerla.

Con grandes expectativas me lancé a devorar Los Solteros pero he de confesar que no ha terminado de gustarme. Por el título, pensé que me encontraría con una obra del estilo de Bridget Jones, aquella novela de Helen Fielding sobre la vida de soltera y la búsqueda incansable de pareja, que tanto me hizo reír y que, sin ser de mucha altura, tanto me entretuvo. Sin embargo, aquí me encuentro con una temática totalmente distinta. Solteros, haberlos haylos, pero la autora también nos planta en medio de una trama en la que destacan los clubs y sesiones de espiritismo, los médiums, las señoras de buen ver, los ladrones de guante blanco, los presuntos homicidas de mentes maquiávelicas, los religiosos aférrimos, las viejecitas manipuladoras,... En definitiva, una variopinta colección de individuos, con sus distintas personalidades, con sus más y con sus menos, que constituyen una identidad única y que, a la vez, están interrelacionados los unos con los otros componiendo así un todo.



Desde el principio, Muriel Spark nos va desvelando pequeños detalles de cada uno de los personajes y desgranando poco a poco la vida de cada uno de ellos. A veces lo hace de forma directa, es decir, cuando un personaje habla de sí mismo y otras, a través de lo que los demás cuentan de esa persona. Esta técnica puede llegar a despistar al lector y en ocasiones podemos encontrarnos con que no sabemos de quién se habla o lo que está ocurriendo. Tanto es así, y tan interconectados están unos personajes con otros, que hubo un momento en el que tuve que pararme a dibujar una especie de árbol en el que anotaba quién era quién y qué relación le unía a los demás. De esta manera pretendía seguir el hilo argumental sin tener que volver atrás repetidas veces o terminar por perderme. Da la impresión de que a Spark le gusta jugar con el lector, que desea hacerlo trabajar y no dárselo todo hecho, y aunque aparentemente el lío es considerable, he de decir que la autora sabe salir muy bien de todo el enredo que ella misma ocasiona y al final, el lector se da cuenta de que todo queda atado y bien atado. 

Pero si hay algo que debo achacar al libro es la forma de tejer los diálogos. Constantemente se repite la palabra "dijo".  Os pongo una página al azar en la que se repite  dicha palabra nueve veces.  Me parece excesivo, la verdad, y no sé si será cosa de la propia narración (no he visto la versión original) o de la traducción.
Sea como fuere, tanto "dijo" me termina por empachar. 

Me gustaría destacar la descripción que se hace de lo que se entiende por soltero:

"Al cabo de los años, Ronald se había consolidado en la mente de todo el mundo como un amable joven, de aspecto desgarbado, hombros ligeramente arqueados, los dientes un poco descuidados y el pelo prematuramente gris". [pág. 20]

Si todo solter@ se convierte en un@ individu@ de semejantes características, nadie debería dejar de plantearse el matrimonio.

Y como decían en aquel programa de televisión: "Hasta aquí puedo leer". En este punto de la reseña me encontraba cuando decidí hacer una pausa y continuarla días más tarde. Lamentablemente un percance me obliga a ponerle punto y final de manera abrupta. ¡He perdido todos mis apuntes y anotaciones sobre el libro! He buscado y rebuscado y al final, he llegado a la conclusión de que las tiré a la basura por error. Lo siento.

En cualquier caso, recuerdo que no me quedaba mucho más por comentaros. Algo sobre los personajes  (especialmente uno de ellos de convicciones religiosas muy fuertes y al que le cuesta comenzar relaciones con chicas por temor a encuentros sexuales previos al matrimonio) y poco más. Es un libro del que esperaba muchísimo más, que está muy bien desarrollado pero que la trama... no sé... no me dejó buen regusto.  

En fin, esto es todo lo que os puedo contar tras la desaparición de mis notas, lo que me lleva a preguntaros: ¿Os ha pasado alguna vez algo semejante? ¿Qué técnicas o recursos usáis a la hora de tomar notas para una reseña? Cualquier consejo o recomendación será bienvenida. No quisiera volver a poner esta habitación patas arriba. Saludos.






Próxima entrada



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Si te gustó la entrada: ¡Comparte, Participa o Únete!

19 comentarios:

  1. Bueno, siento que no te haya terminado de gustar, pero de todas formas yo quizá le de un día una oportunidad pero no sé cuando. Ya sabes, lo de siempre mi eterna lista de acumulación... Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa ya sé que tienes especial predilección por Impedimenta. En cuestión de libros, ya sabes,... cada cual saca sus impresiones. Cuéntame si te gustó cuando lo leas. Besos.

      Eliminar
  2. Mmmm no conocía la novela pero no me ha llamado la atención y si encima no te gustó mucho...la dejo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lesincele.. hay tanto que leer!! Y en este caso, si yo hubiera leído una reseña como ésta que os traigo, lo hubiera dejado también. Besotes.

      Eliminar
  3. Pues voy a pasar de este libro, por lo que dices y mira que Impedimenta tiene cosas muy interesantes pero esta no parece una de ellas. Tampoco he leído nada de la autora.
    Respecto a las notas, yo hago algo tan simple como tener una libreta, si tuviera hojas las perdería seguro. No te apures porque la reseña te ha quedado muy bien y está muy claro lo que querías decir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah.. yo suelo usar una libreta también pero no sé por qué arranqué aquellas páginas.. ¡Mal hecho Marisa! ¡Mal hecho! jejeje.. Ya tendré cuidado. Besos.

      Eliminar
  4. No conocía esta autora ni el libro pero creo que el tema no termina de convencerme, este lo dejo pasar
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok Tatty... no todos nos tienen que encandilar, ¿verdad? Besos.

      Eliminar
  5. Primero decirte que no he leído nada de Maeve Binchy, así que esa próxima reseña me gustará leerla para ver que nos cuentas.

    En cuanto al libro que nos traes hoy, me ha parecido de horror muchas de las cosas que nos cuentas, así que me parece a mi que no me voy a animar, aunque no descarto otro título. La descripción de soltero me ha llegado al alma, como bien dices debería darme prisa si no quiero acabar en esas condiciones, jajaja.

    En cuanto a las reseñas, yo suelo escribirlas cuando termino el libro, no con mucha distancia para no olvidarme nada, casi todo lo hago de cabeza, sólo apunto páginas que me hayan gustado especialmente, pero también porque en parte he decidido que prefiero contar más mis impresiones generales sin pasar obligatoriamente por comparar con otras obras, hablar del autor tal o cual o saber más de un tema, me limito a dar sensaciones y no tanto conocimientos porque creo que muchos ya lo hacen y muy bien además, así que aprendo del resto.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú.. Te adelanto que Maeve me ha cautivado. Era la siguiente reseña en mi listado (ya está horneada) pero por corresponder con una editorial voy a anteponer otra reseña que creo que no os va a dejar indiferente.

      Los solteros, me ha decepcionado, la verdad. Pero como le he dicho antes a Tatty, no todos nos tienen que conquistar.

      Tus reseñas son muy buenas. Creo que todos, a su manera, aportamos nuestro granito de arena y pienso que de todos se puede aprender algo. Hay veces que os leo, y me quedo pasmada por la calidad, por el nivel, por la descripción de las sensaciones.. Me parecéis buenísimos y disfruto leyéndoos. Un besote madrina!.

      Eliminar
  6. Hola Marisa,

    El caso es que el nombre Muriel Spark me dice mucho pero yo tampoco sé qué. Como tú me he lanzado a leer la reseña pero veo que no te ha gustado mucho. Bueno es saberlo, este título y esta editorial me habrían hecho caer seguro. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yossi, recuerda que es mi impresión. Lo mismo viene otra persona y me tacha de loca por decir lo que digo.. pero ¿qué os voy a contar? Solo lo que a mí me pareció y en este caso, este libro lo puntúo bajito. Un beso.

      Eliminar
  7. Pero chica ¿te ha faltado algo por contar? la reseña te ha quedado estupenda para haber tirado los apuntes a la basura.
    Yo no puedo aconsejarte mucho porque tengo muy mala memoria y tengo que ir cogiendo notas todo el tiempo porque cuando no las cojo tardo muchisimo en hacer una reseña. Pero si alguien te da algun consejo bueno te lo copio :) un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocío yo también lo apunto todo porque de otro modo soy incapaz de retener todo lo que quiero contar y todo lo que el libro me hace sentir.. así que imaaaagiiinaaate el desastre!! jejeje.. Cosas que pasan.. Besos

      Eliminar
  8. A mí me pasó lo de tirar por error los apuntes de varias páginas donde había destripado una pequeña novelita que quería reseñar en mi blog. Al perderlos la reseña dejo de existir, no la hice. De todos modos normalmente no tomo apuntes porque me gusta dejarme llevar y eso repercute en mis reseñas, lo sé, pero qué se le va a hacer, se me hace muy incómodo leer e ir anotando. Siento que perdieras tus apuntes, da mucha rabia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma cada maestrillo tiene su librillo, que dice el refrán. Cada cual tiene su manera de reseñar. En mi caso, suelo tener memoria pero es que me gusta mucho matizar por eso lo apunto todo porque lo que soy incapaz de retener son pequeños detalles o sensaciones. Lo de tirar las notas.. le puede pasar a cualquiera. Una experiencia más. Besos y te agradezco tu comentario y que te quedes con nosotros.

      Eliminar
  9. Me suena esta autora pero no he leído nada de ella. Y me parece que si algún día me estreno, no será con este libro, que muchas ganas no me has dejado. Sobre la forma de hacer reseñas, pues yo también tomo notas en una libreta, así que no te puedo ayudar mucho. Me parece que a partir de ahora no vas nunca más a arrancar las hojas de tu cuaderno...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Has dado los argumentos precisos para que no me la lea y desde luego no puedo darte ningún consejo sobre anotaciones porque como aquella canción de Manolo Tena yo te diría Doctor es grave?, pues no lo se pero si puedo decir que a mi todo eso me ocurre también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mi reseña te he hecho un favor, así no te ves "obligado" a leerlo y tu lista de lecturas pendientes no sigue creciendo. XD.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...