Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 23 de noviembre de 2012

84, CHARING CROSS ROAD de Helene Hanff



Autor

Helene Hanff (Filadelfia, 1918 - Nueva York, 1997), de formación autodidacta, inició su carrera literaria escribiendo obras de teatro y, más adelante, guiones para la televisión, libros infantiles, ensayos históricos y políticos y colaboraciones en el New Yorker y Harper's. La fama le llegó después de publicar 84, Charing Cross Road, un libro que es una delicia para todos los lectores, y que inspiró una película protagonizada por Anne Bancroff y Anthony Hopkins.

Sinopsis

Un día, en octubre de 1949, Helene Hanff, una joven escritora desconocida envía una carta desde Nueva York a Marks & Co., la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. Apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, la señorita Hanff le reclama al librero Frank Doel volúmenes poco menos que inencontrables que apaciguarán su insaciable sed de descubrimientos. Veinte años más tarde, continúan escribiéndose, y la familiaridad se ha convertido en una intimidad casi amorosa. Esta correspondencia excéntrica y llena de encanto es una pequeña joya que evoca, con infinita delicadeza, el lugar que ocupan en nuestra vida los libros... y las librerías.

84, Charing Cross Road pasó casi inadvertido en el momento de su publicacion, pero desde la década de los setenta se ha convertido en un verdadero libro de culto a ambos lados del Atlántico.

"Un libro único, conmovedor, sorprendente, un tesoro" (San Francisco Examiner).

"84, Charing Cross Road nos seduce y nos hace sintonizar con la humanidad... nos proporciona un bálsamo para el espíritu, y una proteccion contra las crispaciones de la vida contemporánea" (The New York Times).



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Con tan sólo contemplar la cubierta de este libro ya tengo la certeza de que me va a gustar. La foto de una vieja librería (de ella hablaremos más tarde) que destila ese sabor añejo y ese olor a polvo, papel y tinta, tan característico de estos templos de la literatura. ¿Y qué me decís de ese nombre?  Marks & Co. ¿A qué os suena?



84, Charing Cross Road es una obra de apenas 150 páginas, de estilo epistolar, que recoge la correspondencia que durante veinte años mantuvo su autora Helene Hanff con unos libreros británicos quienes la surtían de todas sus excentricidades literarias. Hoy en día es inconcebible pensar que se pueda mantener amistad por medio del correo ordinario, pero a finales de los años 40 el servicio postal de su Majestad y el de los EEUU obraron el milagro.



¿Pero quién era Helene Hanff? Esta mujer nacida en Philadelphia en 1916, residía en New York cuando se inició el intercambio de correspondencia. Se dedicaba a escribir guiones para la televisión y, cosas de la vida, la fama no le llegó precisamente por su trabajo sino por esas cartas privadas. Ella misma ironizaba sobre este hecho:


«He pasado veinte años escribiendo piezas teatrales que nadie ha querido producir nunca, y he aquí que, en el momento en el que estoy a punto de retirarme, alguien crea de pronto un espectáculo a partir de una correspondencia que inicié hace ahora treinta años.» [Pieza de la entrevista publicada por The New York Times tras el estreno de la obra en el teatro].

Un día se le ocurrió entregar estas cartas a un amigo, quien a su vez, se las enseñó a un editor. A partir de este momento nació el libro que sería publicado en 1970. Helene Hanff murió en 1997 a los 80 años de edad. En el lugar donde residió figura esta placa. 

En las primeras páginas de libro ya encuentro un detalle que me resulta conmovedor. Hanff dedica su obra al que finalmente llegó a ser un auténtico amigo Frank Doel (FDP), el encargado de la librería británica.

El libro refleja la idiosincracia de sus protagonistas. Por un lado, Helene Hanff, dicharachera, parlanchina, extrovertida,... Casi desde la primera línea se adentra en el ámbito personal. Ya en su segunda carta abre su corazón, mencionando las sensaciones que despiertan los libros en ella. Sin cortapisas navega entre el terreno meramente comercial y el personal, incluso se permite insertar en sus cartas algún que otro chascarrillo:


«Espero que "madam"[1] no tenga ahí el mismo significado que aquí.»
[1] Juego de palabras sobre los dos sentidos de la palabra inglesa «madam» («señora» y «encargada de una casa de citas»), en alusión al «Dear Madam» británico con que encabezan la carta sus corresponsales (N del T.) [pág. 12]

Frank Doel con su mujer e hijas

El receptor de sus cartas, Frank Doel es todo lo contrario. Se mantiene recto y en su sitio. No se permite licencias afectivas con Helene pero tampoco parece importarle que ella lo haga. Las cartas de Frank son más cortas, van directamente al grano y pasan por alto las alusiones más personales de la autora, aunque muy poco a poco irá soltándose.

Existe un claro contraste entre las dos nacionalidades. Por un lado, los américanos mucho más coloquiales, directos y abiertos. Por otro lado, los británicos con sus formalismos y su rectitud. Sin embargo, Frank nos ofrece una explicación lógica y profesional sobre el tono de sus misivas:


«La verdad es que no soy tan estirado como puedo haberle dado a entender; pero, puesto que las copias de las cartas que le he escrito van a parar a los archivos de la oficina, me parecía más apropiado emplear un tratamiento más formal.» [pág. 64]

Una confesión de su profesionalidad que nos llega el 14 de febrero de 1952, cuando las cartas llevaban ya dos años y medio cruzando el charco.

Entre ellos se forja una amistad derivada del amor a los libros. Helene se autodenomina como «una escritora pobre amante de los libros antiguos» [pág. 9] y Frank se pasa la vida rodeado de volúmenes y volúmenes (el sueño de la que suscribe). La relación que nace entre ellos bien me recuerda a la que surge entre nosotros. En poco tiempo, y siempre gracias a los libros, he conocido a mucha gente que siente auténtica debilidad por el papel y la tinta, que se sienten impulsados por una lectura más, que anhela tener un libro concreto,... personas de edades distinta a la mía, de otras partes del país, a las que nunca he visto en persona y con las que es un placer conversar de autores y obras. Si lo pensamos con calma, no deja de ser un universo maravilloso. 

La obra no sólo recoge esa pasión transoceánica por la literatura. También refleja la situación política y económica que atravesaba el Reino Unido tras la II Guerra Mundial. Son varios los comentarios de esta índole que encontramos en la obra:


«Les envío saludos desde América..., de esa amiga infiel que está derrochando millones en reconstruir Japón y Alemania, mientras permite que Inglaterra pase hambre.» [pág. 45]


En la voz de Helene un comentario así no nos debe llamar la atención pero resulta mucho más curioso contemplar como el mismo Frank, pasado algún tiempo, se suelta y nos deja claro su ideología política:


«Esperamos que vengan tiempos mejores después de las elecciones legislativas. Si Churchill y compañía las ganan, como creo y confío que ocurra, esto será para todos una inmensa inyección de optimismo.»[pág. 52]


El racionamiento y la escasez de alimentos en Inglaterra en la postguerra se convierten en temática recurrente en las cartas de Helene y Frank. Ella demuestra ser una buena mujer, cuando decide, tan solo dos meses después de iniciarse la correspondencia, mandarles paquetes con comida (huevo en polvo, jamón, conservas,...). La actitud de esta americana será agradecida por todos los empleados de la librería que, a espaldas de Frank, comienzan a remitirle cartas a Helene, quien termina por entablar de este modo amistad con Cecily Fair, Megan  Wells, George Martin,... Incluso con Nora, la mujer de Frank y  con la vecina de éste, existirá un intercambio de misivas. La relación llega a tal extremo que sus agradecidos amigos británicos anhelan la visita de Helene. 


¿Conseguirá ella conocer a su pequeña familia inglesa?

Hay un pasaje que me ha gustado especialmente porque me  ha recordado a mí cuando transito por la biblioteca. Dice así:


«Habría deseado que no hubieran sido ustedes tan excesivamente correctos dedicándomelo* en un tarjetón adjunto, en lugar de escribir su dedicatoria en la página de guarda del propio libro. Pero ustedes son libreros, claro... y se les nota: han temido que una dedicatoria manuscrita en el libro le hiciera perder valor..., cuando para su actual propietaria lo habría incrementado muchísimo. (Y posiblemente también para un futuro propietario. A mí me encantan las inscripciones en las guardas y las notas en los márgenes: me gusta el sentimiento de camaradería que suscita el volver páginas que algún otro ha pasado antes, así como leer los pasajes acerca de los que otro, fallecido tal vez hace mucho, llama mi atención.)»[pág. 45]

* se refiere a un libro que le han enviado como regalo 

Me siento muy identificada con la autora porque yo también disfruto teniendo entre mis manos esos libros de la biblioteca que han pasado por tantas manos y cuyos lectores anteriores han dejado su huella. Me gusta soñar. 

Y en otro aspecto que coincido:


«Va contra mis principios comprar un libro que no he leído previamente: es como comprar un vestido sin probártelo,...»  [pág. 63]


De un tiempo a esta parte, me pasa exactamente igual. Por regla general solo compro libros que haya leído anteriormente tras sacarlos en préstamo de la biblioteca. Manías de lectora.


Hablemos ahora de la librería. Marks & Co. fue fundada en 1920 por Benjamin Marks y Mark Cohen (los auténticos propietarios mencionados en el texto en alguna ocasión) en un céntrica calle londinense cerca de la National Gallery. 








Hoy en día, una placa conmemorativa nos recuerda el lugar que ocupó esta librería.



Es un libro que lo tiene todo. Un género divertido, y ameno, cartas que van y vienen, libros por descubrir y para concluir una amistad en la distancia que poco tiene que envidiar a otras más cercanas .

Curiosidades:

* Para los que quieran saber con detalle los libros que Helene Hanff solicitaba a Frank Doel os remito al blog Afan por saber cuyo administrador ha realizado una labor titánica.

Página conmemorativa 

Por último, comentaros que esta obra ha sido adaptada a otros formatos: la BBC la convierte en serie televisiva en 1975, subió al escenario de un teatro en 1981 y fue llevada a la gran pantalla en 1987. La película, que en España se tituló La carta final, se estrenó en 1987 y está intrepretada por Anthony Hopkins (Frank Doel) y Anne Bancroft (Helene Hanff) junto con Judi Dench (Nora) y otros actores. 

El inicio de la cinta desorienta un poco porque enseguida nos vemos dentro de un avión rumbo a Inglaterra. Se me pasó por la cabeza que el director, David Hugh Jones, había decidido enviar directamente a Helene Hanff a Inglaterra sin tener en cuenta todo lo que transcurre en el texto original, pero no. Se trata solamente de un inicio justificado y cargado de emoción. 

Acto seguido comienza la historia en el mismo punto en el que se inicia la narración. La cinta es bastante fiel a la novela de Hanff, salvo por pequeñas escenas que se incorporan como novedad y que sirven de fondo a una voz en off. 

Se disfruta mucho con la interpretación de Hopkins y de Bancroft. Para mí el primero es un actor con mayúsculas que sabe conectar con el espectador en cualquier registro. En cuanto a Bancroft, he visto muy pocas interpretaciones suyas, pero desde luego encaja perfectamente en el papel de Hanff.

A lo largo de toda la cinta se respira una nostalgia enternecedora y la ambientación está muy conseguida. Así pues, os recomiendo tanto el libro como la película porque de ambos formatos se disfruta por igual.

Os dejo con un fragmento de la película




Próxima entrada



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Si te gustó la entrada: ¡Comparte, Participa o Únete!





Fuentes:
http://www.84charingcrossroad.co.uk

40 comentarios:

  1. Siempre lo digo... una joyita de libro. Gran entrada!!! Yo aún no he encontrado la peli para poder verla..
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerda buscar la peli como LA CARTA FINAL y que no te pase como a mi que me volví loca preguntando por el título original. Un besito y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Este es otro de los libros que no defrauda a nadie. Todos los que amamos la lectura nos sentimos identificados con la forma en que el tema se trata en él. No conocía la adaptación al cine, ya la estoy buscando. Me ha gustado mucho la información extra que has aportado, muy buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me encanta contaros cosas interesantes. Te digo lo mismo que Sara... la película lleva por título LA CARTA FINAL. Es una preciosidad al igual que el libro.. Incluso diría que es mucho más emotiva ya que a los sentimientos les ponemos rostro. Un beso

      Eliminar
  3. Bueno que te voy a decir si tus reseñas son siempre tan buenas y completas, me dejas a la altura del betún. jeje. Y por lo que veo la próxima va a ser de las que a mi me molan... la espero impaciente. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi Isa!! Pero si tus reseñas son maravillosas. Siempre nos traes nosvedades muy interesantes. Recuerda que mi última adquisición fue gracias a ti y estoy segura de que no será la última. La próxima reseña te va a encantar jejejeje. Un beso!

      Eliminar
  4. Una entrada fantástica! De un libro maravilloso que tengo que volver a leer. Lo que no he visto es la peli! Pero le voy a tener que poner remedio pronto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que ver la peli Margari. Me gustó muchísimo y es tan tierna. Para pasar una tarde de sofá y mantita. Un beso.

      Eliminar
  5. Me encantó este libro, toda una sorpresa no saber de su existencia hasta que llegué al mundo blogueril y creo que desde entonces cada cierto tiempo alguien vuelve a hablar sobre 84, Charing Cross Road. Cosa que me encanta. Y también creo, como dices que en parte eso es lo que hacemos todos por aquí, compartir una fiebre común de libros, cada cual desde su rincón y punto del mapa.
    Para mi lo mejor de la historia es que sucedió :)

    Un besote y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, si supieras lo que el blog y vosotros me ayuda a no pensar en otras cosas. Como siempre ando buscando ideas, haciendo reseñas, leyendo las vuestras... Los días se hacen mucho más amenos. Un beso y feliz fin de semana.

      Eliminar
  6. Este es uno de los libros que descubrí gracias a las recomendaciones blogueras y desde entonces estoy deseando leerlo, tengo que hacerle un hueco ya que además es muy cortito
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty tú a este libro le sacarías un provecho que ni te cuento. Tienes que leerlo porque es una preciosidad y sé que no eres mucho de cine pero también te animo a ver la película. Un beso.

      Eliminar
  7. Sólo leo buenas críticas de la novela, así que ya la tengo apuntada.
    Tu próxima entrada es una reseña de peli? es que tiene buena pinta xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lesincele la próxima reseña es de un libro. Lamentablemente la versión cinematográfica no ha llegado aún a España pero imagino que todo se andará. De todos modos es un libro muy muy interesante. Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Menuda entrada! Este libro es especial, es una joya que hay que saber apreciar. Yo lo tengo en mi lista de joyas literarias, junto con otros como "La nieta del señor Linh" de Claudel. Me alegro de que lo disfrutaras tanto como yo lo hice ya hace tiempo. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me suena el de Claudel Emma pero ya bichearé. Besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  9. Enhorabuena una entrada muy completa y estupenda. El libro ya lo tenia apuntado no se en que blog lei una reseña suya y me encanto. Y la pelicula no la conocia asi que estare atenta para cuando la pongan por la tele o si no el DVD, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío. Quizás lo viste en el blog de Tizire, ella hizo una reseña muy buena y fue allí donde me enganché y me decanté por leerlo. Si buscas la peli, te comento que en España se llama LA CARTA FINAL, es que en la entrada puse LA ULTIMA CARTA jejeje... ¡¡Vaya fallo!! Ya subsanado. Un besito.

      Eliminar
  10. Hola Marisa,

    Una novela que me persigue hace tiempo, compañeros de lectura que la han leído y que la recomiendan sin cesar. Yo, cuando la lea, buscaré también la película, vaya reparto. Una novelita corta de estas que puedes intercalar pero que nunca ves el momento. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yossi .. este tienes que leerlo ya pero ya.. Te va a encantar. En cuanto a la peli, te digo lo mismo que a Rocío. Que se me fue la pinza y en la entrada puse que la película se titula en España LA ULTIMA CARTA y resulta que en verdad se título LA CARTA FINAL, jejeje. Menudo lapsus. Un beso y feliz fin de semana.

      Eliminar
  11. Delicioso libro!! Cómo me gustó!! Y la edición que yo tengo, de Quinteto, es si me permites aún más bonita que la de Anagrama...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón. La he buscado y la portada es mucho más bonita. Esa fotografía es muy significativa verdad?... Mira, desde que ando por estos lares, me ha entrado mucha curiosidad por las librerías de viejos..¡¡qué mundo!! A veces, cuando se encuentra algo interesante.. da una alegría, jejeje. Besos.

      Eliminar
  12. Pues cada reseña que leo sobre este libro hace que me pique más la curiosidad por esta historia tejida entre misivas. Además, parece que está encantando. Y esto de las cartas ,aunque sea cosa del pasado, hubo un tiempo en el que me encantaba :)

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviar y recibir cartas tenía un encanto especial Rober. Esperar una carta de un amigo o familiar (no de Hacienda claro)proporcionaba mucha ilusión, ¿verdad? Hoy todo son velocidades y se pierde el encanto. Besos.

      Eliminar
  13. Tengo muchas ganas de leerlo y nunca encuentro el hueco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ánimo albanta, que es cortito pero muy agradable. Besos

      Eliminar
  14. Has hecho una reseña increíble, enhorabuena! Se nota que lo has disfrutado mucho! A mi este libro también me gustó muchísimo y me pareció una historia muy emotiva que desprende amor sincero por los libros. Tengo pendiente la película, que espero que me que me guste tanto como el libro! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Tizire!! Recuerda que fuiste tú la que me lanzó a este libro tras ver la reseña en tu blog, algo que te agradezco mucho. Seguro que la peli te va a gustar también. Besos.

      Eliminar
  15. Me gustó muchísimo este libro y estos días he vuelto a tener ganas de leerlo. Ahora leo tu reseña. ¿Casualidad? ¿Señal?

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es una señal Dorothy. El libro te está llamando. No lo dejes escapar. Besos.

      Eliminar
  16. Una pequeña gran joya. Lo leí hace unos años y me gustó muchísimo, lo he comprado y lo voy a releer dentro de muy poquito. Tengo pendiente ver la película.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga, que disfrute de su relectura y de la película. Besitos.

      Eliminar
  17. Conocí la existencia de este libro gracias a internet. Todos los comentarios que he leído han sido magníficos y tengo muchas ganas de leerlo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha el libro es sencillo e igualmente bello o como se suele decir, responde a la belleza de la sencillez. Está cargado de amor y buenos sentimientos. Un besito.

      Eliminar
  18. Cómo me gustó este libro!!
    Lo he recomendado en varias ocasiones, es precioso =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es Shorby. Cortito pero intenso. Un beso.

      Eliminar
  19. Un libro conmovedor, de esos que te dejan una enorme sonrisota cuando dejas la última página. !Very very very recomendable para los amantes de la buena literatura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Antonio... Tan pequeño y tan bonito. Un besito.

      Eliminar
  20. A mi me pasa lo mismo, yo he comprado La lápida templaria de Nicholas Wilcox tras leerlo de la biblioteca (multa incluida) y algunos de Benedetti. Este me lo recomendó un compañero del curro,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii ya he visto una foto tuya en la biblio.. SE BUSCA dice una leyenda debajo de tu foto jjejeje.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...