Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 13 de febrero de 2013

CLÁSICA # 2: SOLO EL CIELO LO SABE




Año: 1955.

Nacionalidad: EE.UU.

Título original: All that heaven allows.

Director: Douglas Sirk.

Reparto: Jane Wyman, Rock Hudson, Agnes Moorehead, Conrad Nagel,...

Género: Drama. Romance.

Sinopsis: Una viuda de buena familia inicia un romance con su apuesto jardinero. A pesar de pertenecer a dos mundos completamente diferentes deciden casarse, pero su amor tropieza con el rechazo de los hijos de la mujer y de su círculo social. 



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Los que me conocéis, sabéis que siento pasión por el séptimo arte. El cine me evade, me abstrae, desplaza de un manotazo las preocupaciones y los sinsabores del día a día.  Así que, a veces llego a casa y digo en voz alta: «Me evado del mundo». (sic), lo que quiere decir que Marisa se desconecta, no desea pensar y que, o bien piensa coger un libro entre sus manos o bien pretende ver una película que consiga sosegar sus aguas turbulentas. 

Para esas ocasiones lo mismo me da pillar una película que haya visto una decena de veces. El caso es que sepa, a ciencia cierta, que la película me gusta y me entretiene. Tampoco es de capital importancia si la cinta es producto nacional o procede del otro lado del charco (el otro día re-re-re-re-visualicé El abuelo tiene un plan de Paco Martínez Soria y todavía resuenan mis carcajadas). Lo que sí es curioso es que en tales circunstancias suelo recurrir a películas de antaño porque, y reconozco que con este pensamiento parezco la abuelita cebolleta, a veces pienso que el cine actual no es tan entretenido como aquel que se hacía bastantes años atrás. No solo soy amante del cine, sino que además me gusta mucho más lo clásico

Me estoy yendo por las ramas. Lo sé.

Al grano. En alguna de las reseñas cinematográficas de este blog, y creo que en conversación con Yossi, salió a relucir la película que os traigo hoy, Solo el cielo lo sabe, interpretada por el guapísimo Rock Hudson y Jane Wyman, la que posteriormente sería la mujer más mala de Estados Unidos en la serie Falcon Crest. 

Solo el cielo lo sabe es un caramelo con un punto de almíbar. Está dirigida por el conocido director Douglas Sirk que ya repitió anteriormente con esta pareja en otro metraje de su autoría (Obsesión, 1954).



La historia se centra en Cary Scott (Jane Wyman), una viuda de familia acomodada y madre de dos hijos universitarios que tras la muerte de su marido se recluye en su casa con muy pocos alicientes. Aparece en su vida Ronald (Rock Hudson), el jardinero que volverá a despertarla a la vida (no me extraña). Ronald es un hombre sencillo, al que le gustan las cosas simples, que disfruta de la belleza de la naturaleza y se rodea de árboles y plantas. 

Ambos viven en Stoningham, un pueblecito con una sociedad hipócrita y llena de convencionalismos, en el que serán objeto de críticas y miradas de reojo. 

Pero el amor no entiende nada más que de sentimientos. No acostumbra a hacer distinciones por el color de la piel, ni por la edad, religión, política, ni clase social. El amor está por encima de todo eso y provocará en Cary una ilusión por la vida que ya creía perdida. Sin embargo, Stoningham no lo entenderá e incluso hará dudar a Cary, quien ve como la felicidad se le escurre entre los dedos al obligarse a comportarse como sus hijos y sus amigos esperan. Un desafortunado accidente que supondrá el clímax de la cinta  abrirá definitivamente los ojos de esta mujer que desea volver a sentirse amada. Como veis la sinopsis esconde una verdadera crítica a la sociedad americana de la época llena de prejuicios.

La interpretación es correcta. Quizás Wyman se excede en su candor y Hudson en su comportamiento poético pero nada que produzca rechazo. 


Algunos fotogramas son de una belleza extrema. Hay escenas a contraluz, técnica que adoro, y otras con un fondo azulado, con ese tono que desprenden los paisajes nevados. Yossi me pidió que prestara especial atención a la escena del televisor, electrodoméstico que sus hijos le regalan a Cary con el objeto de hacer olvidar a su madre el amor que siente por Ronald. En un segundo, Cary se ve reflejada en la pantalla, sola mientras el resto del mundo sigue su alegre curso. En esos segundos se dice todo.




En cuanto a la banda sonora, las melodías bucólicas de Frank Skinner ayudan a situarnos en el centro de la escena y los solos de piano refuerzan los sentimientos de los protagonistas.

Así pues, no puedo más que recomendaros el visionado de esta preciosa cinta que Sirk supo hacer con tanto mimo y detalle y en la que el mensaje es claro: El amor lo puede todo. Por lo tanto, mi puntuación es la máxima.



Os dejo con un fragmento. Espero que la disfrutéis tanto como yo.





31 comentarios:

  1. Ohhh, m encanta esta película!
    n realidad soy casi mas de cine clásico que moderno, porque ahora hay suelto mucho telefilme que termina por aburrirme.
    Una elección grandiosa!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mientrasleo, yo también soy muy de clásicos. Me encantan! Besos

      Eliminar
  2. Pues la verdad es que no estoy segura de si la he visto o no. Hubo una epoca en la que me tragaba todos estos clasicos una y otra vez... ahora no tengo tiempo para peliculas. De todos modos, estare atenta por si puedo (re)verla. Besos!

    ResponderEliminar
  3. No conocía esta película de Sirk, pero la tendré en cuenta, que, por lo que dices, vale bastante la pena y yo hace tiempo que no veo cine clásico. 1beso!

    ResponderEliminar
  4. Es preciosa, la verdad. Creo que hablasteis de ella cuando nos trajiste la reseña de Lejos del cielo. A mí también me encantan las clásicas porque sus argumentos me sorprenden y no me suenan a lo mismo de siempre. Y hablando de sonar, me hipnotiza el sonido de los clásicos. El otro día vi Alma en suplicio, de Joan Crawford, muy entretenida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alma en suplicio no me suena Norah, pero me la apunto ahora mismo. Besitos

      Eliminar
  5. Es una maravilla de película, aunque hace muchísimo que no la veo, creo que desde poco después de la adolescencia, no te digo más. A mí también me apasiona el cine clásico. Una de las que me pongo muchas veces cuando también quiero evadirme es 'El fantasma y la señora Muir'.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fantasma y la señora Muir la vi hace muchos años y también me encantó. La verdad es que hay historias muy dispares en cine clásico. Besos Dorothy

      Eliminar
  6. Es de mis películas favoritas de cine clásico, una maravilla, todo lo que comentas!!! Y cuando cede ante ql eué dirán ya la presión de sus hijos y luego éstos hacen su vida. Y cuando le regalan una tele para que se entretenga...Una pasada...Un besazo!!

    ResponderEliminar
  7. Magnífica la recomendación y el post. Lo de la abuela cebolleta me ha hecho mucha, mucha gracia. A mi me pasa igual pero con la música. Espero más perlas clásicas por estos lares. Besos

    ResponderEliminar
  8. No conocía esta película, sé que parecerá raro pero a mí me cuesta un montón ver clásicos por muy buenos que sean y bueno, últimamente ya casi ni tiempo para las actuales tengo
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay clásicos que son auténticas joyas Tatty y que no me importa volver a ver una y otra vez. Un besito.

      Eliminar
  9. No la he visto pero me ha parecido que por lo que cuentas es una historia de amor preciosa...e imposible (en un principio espero).
    Así que esta si la voy a ver.
    Gracias por la recomendación.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Lesincele, espero que te guste. Besos

      Eliminar
  10. La tele Marisa!!! ¿Te acuerdas que lo hablamos? EL momento tele en el salón. Hay alguna que otra con este triplete Hudson- Wyman- Moorehead. Todas de Douglas Sirk, la que más me gusta es con otro elenco "Imitation of life" como la canción de REM jajaj. A mí también me encanta el cine :) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii Yossi, la tele. La otra que mencionas con el mismo triplete es Obsesión. En cuanto a Imitación a la vida, ahora no sé si la he visto pero lo comprobaré. Besos

      Eliminar
  11. Pues déjame decirte que ya somos dos abuelitas cebolletas. De Rock Hudson estaba yo enamorada, un galán como un castillo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje Silvia, yo creo que de Rock Hudson estaba enamorada la mitad femenina del planeta jejeje. Besos

      Eliminar
  12. La ví hace años. Me encantó! Pero ahora me has dejado con ganas de verla otra vez. También tengo que reconocer que tengo debilidad por Rock Hudson... No sé cuántas veces habré visto las que tiene junto a Doris Day. Y si es Su juego favorito... Qué me gusta esta peli. Ni sé la de veces que la habré visto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hudson y Day fueron una pareja que nos hizo pasar muy buenos ratos. Son películas estupendas para sacarte una sonrisa. Besos Margari.

      Eliminar
  13. A pesar de tu excelente reseña...creo que no me acaba de convencer!
    Gracias por la reseña!
    Besitos^^

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los clásicos.
    Me apunto este para verlo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Inés, ya me dirás si te gustó. Besotes

      Eliminar
  15. No la he visto, así que me la llevo apuntada (lo que no sé es cuándo tendré tiempo para verla, que se me están acumulando las películas que tengo para ver). Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Creo que a Carmen Martínez Bordiu le ocurre lo mismo muchas veces...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...