Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

jueves, 20 de junio de 2013

ESTOY GORDITO, ¿Y QUÉ? de Seve Calleja y Jokin Mitxelena.



Danzando entre los libros de la sección infantil de la biblioteca (desde que veo tanto libro bonito para los pequeños en las distintas bitácoras me entran muchas ganas de hacerme con unos pocos) encontré este librito cuyo titulo me llamó poderosamente la atención porque sonaba como a desafío. 

Se trata de un cuento ilustrado con treinta páginas para niños de ocho años y superior, en el que se narra la aventura de un pequeño que nació bien hermoso con 4 kgs y 300 grs. 

Ya desde su nacimiento le gustaba mucho comer y entre su glotonería y su abuela que lo atiborra a dulces y galletas, comienza a adquirir unas dimensiones preocupantes. 

El cuento está narrado desde la perspectiva del pequeño y en ningún caso se menciona la opinión de sus padres que ven como su retoño engorda sin remedio. Debido a su obesidad, los niños no quieren jugar con él porque apenas puede correr, sin embargo un hecho en el parque lo convierte en un héroe y de gordito rechazado pasa a ser un personaje admirado, porque los gorditos también son personas y pueden llegar a hacer cosas tan importantes como los demás. Este es el mensaje que el cuento quiere trasmitir. 




Como ya he dicho me llamó mucho la atención por el título pero, después de haberlo leído, me sorprende bastante más. Hay niños que debido a su sobrepeso se pueden llegar a sentir discriminados y en ese sentido entiendo el mensaje del cuento pero se ha hablado tanto de la obesidad infantil debido a tanta bollería industrial y dulces que no sé si es un cuento muy adecuado o si el mensaje que trasmite se queda corto. Me decanto más por lo segundo. 

Unos kilos de más, sea a la edad que sea, no debe ser sinónimo de vergüenza pero también es verdad que hay que cuidar la alimentación y vigilar los alimentos que ingerimos para mantener una dieta equilibrada. Un aprendizaje que corresponden tanto a niños como a adultos.

En Andalucía (no sé si en el resto de España), desde hace algunos años, se viene celebrando cada año en los centros educativos el Día del Desayuno Sano, con la intención de fomentar entre los más pequeños la ingestión de productos saludables y el rechazo de dulces y bollos, que de vez en cuando se pueden tomar pero sin llegar a convertirse en una costumbre. 

Bueno, pues ya sabéis, aquí tenéis un libro que puede ayudar a los más pequeños a sentirse mejor en caso de sufrir de sobrepeso pero la lección no debe quedar ahí. 

Estoy gordito, ¿y qué? es un libro que forma parte de una colección de Editores Asociados y que cuenta con otros títulos como Mi padre es ama de casa, No sé nadar, Voy a tener una hermanita, Vivo en dos casas, Soy adoptada,... entre otros. Todos ellos parecen muy aleccionadores.

Besos.



27 comentarios:

  1. Me gusta que se traten este tipo de temas en los libros infantiles. Aquí en Valencia también se suelen celebrar estos días de alimentación saludable =)

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido muy interesante, porque es un problema del que hoy en día se habla mucho, gracias por darlo a conocer, besotes

    ResponderEliminar
  3. El de los kilos es un tema del que prefiero no hablar. Una cosa es salud y otra muy diferente estética. Y creo que la estética manda, por desgracia.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dorothy pero la estética la "entiendo" en los adultos pero en los niños no... Esas meriendas a base de bollos y dulces no las comparto. Creo que a los niños hay que incitarlos por el camino de la verdura o la fruta aunque cueste porque, la verdad, entre un palmera de chocolate y una manzana prefiero la palmera pero entiendo que es más sana la manzana... En fin, divagaciones mías. Besitos.

      Eliminar
  4. Hola guapa!!!!

    Me ha gustado mucho que traigas este libro :D Siempre me llaman la atención los libros infantiles, jaja Me encanta cogerlos, abrirlos... no sé, creo que sigo siendo un poco niña XD

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Es un tema un poco "delicado", pero si el problema es solo estético y el niño está bien de salud, no debe ser ningún problema, aunque desgraciadamente a veces los otros niños hacen que lo sea
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La salud está por encima de todo Laura pero la educación infantil también abarca la alimentación, ¿no? Besines.

      Eliminar
  6. Un libro muy interesante, me parece genial que se traten estos temas en libros infantiles, pueden ayudar mucho a los chicos y por qué no, también a los adultos. Gracias por hablarnos de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, estamos de acuerdo... claro que no tiene que ser sinónimo de vergüenza tener unos quilos de más, hay gente que es más feliz así pero es evidente que no es saludable pero también hay gorditos sanos y muy felices, el que los discrimine es... en fin... ya sabes... el que tiene el problema :) un beso Marisa :)

    ResponderEliminar
  8. SEgún iba leyendo la reseña he pensado en si no se quedaba algo corto el mensaje, y veo que leyéndolo has llegado a la misma conclusión. Bien por el respeto, que nadie debería ser inferior pero no olvidar una dieta equilibrada.
    Lo del día del desayuno en vitoria también se hace.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí se queda corto el mensaje Lesincele. Besitos.

      Eliminar
  9. Me parece complicado, porque estoy gordo ¿y qué? Es una cosa pero al mismo tiempo mandan el mensaje de que hay que dejar de estarlo. Uff, demasiado delicado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños tienen que tener una infancia feliz y no es plan de que andemos detrás en plan hitleriana a decirles come esto o lo otro.. Yo creo que el truco está en plantearlo desde pequeños como si fuera un juego e incitarles con "malas artes" a comer verdura y fruta en vez de dulces y chucherías. ¡¡Con lo que me gustan a mi las chucherias dios!! Si por mi fuera me comía dos paquetes diarios pero claro, una tiene una edad y es responsable y se tiene que privar. ¿Por qué todo lo bueno engorda? Besitos.

      Eliminar
  10. Yo creo que debería enfatizar lo de la vida sana, con ejercicio y una buena alimentación. Así solo como dices que plantea el tema no me acaba de gustar del todo.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se queda corto Carmen... no basta con decir que te tienes que sentir discriminado por tener unos kilos... Besitos.

      Eliminar
  11. Este tipo de libros me encantaban cuando era pequeño. Recuerdo con mucho cariño "¿Quien recoge la caca de los perros?" o "¿Quien quiere a los viejos" de Ricardo Alcántara.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uis.. no conocía esos títulos pero me parecen muy interesantes. ¿Se podrán conseguir todavía? Lo voy a mirar. Besos.

      Eliminar
  12. Está bien que se traten estos temas en libros infantiles. Aunque como dices, éste es un tema con el que hay que tener cuidado. Que tener unos pocos kilos de más, no es problema, pero cuando ya no son pocos y la salud se resiente...
    Gracias por presentarme estos libros!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Me suelen gustar este tipo de libros para que los niños vean que no se señala. No se discrimina.
    Así que tiendo a tirar de ellos para regalar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que esta colección me parece estupenda con esos títulos tan de actualidad. El de Mi padre es ama de casa me parece fantástico. Besos Silvia.

      Eliminar
  14. Coincido totalmente contigo. Creo que lo de hacer ver a los críos que estar con unos kilos de más no es motivo para discriminar ni etiquetar a nadie está bien. Pero creo que también falta un poco ese mensaje complementario sobre la importancia de acostumbrarse a comer sano desde bien peques.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Rober. Tiene que ser una enseñanza como cuando aprende a andar, hablar, .... Besotes.

      Eliminar
  15. Hoy día hasta el que come sano come componentes quimicos que deribarán en cancer... aquí en mi barrio no hay un día al año de comida sana, me consta que hay colegios que simplemente no aceptan bollería en el colegio, y que si quieres que tu hijo coma a la hora del recreo, bocadillo o fruta. Y me parece estupendisimo!! Una cosa es comer y otra hacerlos dependientes del azucar, como adulta y consciente, es un grabisimo problema. Y agradezco que las escuelas, de algún modo también nos haga ser más conscientes a los papás.

    ResponderEliminar
  16. Este, junto con el de Soy adoptada, estan en la biblioteca de la escuela y la verdad que es un colección fantástica. Lástima que los profesores no le saquen major rendimiento a este tipo de material...

    ¡¡Nos leemos!!

    ResponderEliminar
  17. Pues me ha llamado la atención el título, me lo leeré por curiosidad.

    Nuno
    http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  18. El título ya me encanta, y el tema también!!! ;-)
    Saludoss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...