Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 6 de septiembre de 2013

MENDEL EL DE LOS LIBROS de Stefan Zweig.


Autor

Stefan Zweig (Viena, 1881 - Petrópolis, Brasil, 1942) fue un escritor enormemente popular, tanto en su faceta de ensayista y biógrafo como en la de novelista. Su capacidad narrativa, la pericia y la delicadeza en la descripción de los sentimientos y la elegancia de su estilo lo convierten en un narrador fascinante, capaz de seducirnos desde las primeras líneas. 

Sinopsis

Escrito en 1929, Mendel el de los libros narra la trágica historia de un excéntrico librero de viejo que pasa sus días sentado siempre a la misma mesa en uno de los muchos cafés de la ciudad de Viena. Con su memoria enciclopédica, el inmigrante judío ruso no sólo es tolerado, sino querido y admirado por el dueño del café Gluck y por la culta clientela que requiere sus servicios. Sin embargo, en 1915, Jakob Mendel es enviado a un campo de concentración, acusado injustamente de colaborar con los enemigos del Imperio austrohúngaro. Un breve y brillante relato sobre la exclusión en la Europa de la primera mitad del siglo XX. 




–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Me estrené con Zweig no hace mucho tiempo después de leer un sin fin de reseñas a cual más buena y entusiasta. Para aquella ocasión elegí su obra Carta de una desconocida (podéis leer la reseña aquí) y quedé tan maravillada que me prometí a mí misma regresar a él. 

No he tardado mucho en volver a su prosa y lo hago a través de otro de sus libros aclamados, Mendel el de los libros, una pequeña novela de apenas 60 páginas que ha incrementado mi regusto por este autor. 

Los libros de Zweig son para leer más de una vez en la misma sentada. Cuando acabas la primera lectura quedas tan ensimismado que inevitablemente regresas a las primeras líneas y casi sin darte cuenta comienzas a leer de nuevo. Es que creo que el lector se queda con ganas de más.

Escrito en primera persona, en Mendel el de los libros hay un narrador que nos cuenta desde el tiempo y la distancia la vida de este viejo librero. Un hombre solitario (¿acaso los libros no son buena compañía?) que se pasa la vida sentado a la mesa de un antiguo café vienés situado en la Algerstrasse. Un judío considerado «un mago de los libros»«un saurio antidiluviano de los libros»«un ser humano particular»«hombre legendario»«peculiar portento universal»«símbolo del conocimiento,...»  

Mendel es un personajes que vive por y para los libros, con una capacidad de abstracción y concentración que ya quisiera para mí. Con un libro en las manos, Mendel ni ve ni oye. Sólo tiene ojos para los volúmenes que pasan por sus manos y manos para esos volúmenes. La condición humana le importa muy poco y menos aún cuando a su alrededor estalla una guerra pero de la que él ni sabe ni quiere saber, aunque el ruido en el exterior de su querido café sea ensordecedor. 

Mendel, el entrañable Mendel, te conquistará el corazón cuando sepas que abandonó sus estudios para rabino por sus libros y que no quiso aceptar un trabajo de bibliotecario en la Universidad de Princeton porque no quería mancillar su labor.


«... un jovenzuelo encorvado de corta estatura, había venido del Este a Viena a estudiar para rabino, pero pronto había abandonado al riguroso Dios único, Jehovah, para entregarse al politeísmo brillante y multiforme de los libros». [pág. 15]

Pero...., Mendel, tu tranquila vida se truncó un día. ¿Por qué? ¿Acaso hiciste algún mal a alguien? Te limitabas a sentarte con tus libros, ajeno a todo y a todos y la gente venía a consultarte pues eras un pozo de sabiduría andante. No existía libro sobre la faz de la tierra del que tú no supieras el título, autor, precio, aspecto y la página de créditos. Pero ya debes saber que el ser humano incordia y te vio allí, agazapado entre tus cosas, indiferente y ajeno al mundo, y tuvo que ir a por ti. En ese instante comenzó tu calvario. Tu paso por aquel infierno te trastornó, te cambió y ni tus libros pudieron salvarte. ¿Qué pretendían de ti? ¿Es que no sabían que tú sin tus libros no eras más que un despojo? La tapa de mármol de la mesa en la que te sentabas cada día fue una losa funeraria para ti y al marcharte, te llevaste la Literatura. ¿Alguien se preocupó por ti? ¿Te recordaron? Tienes que saber querido Mendel, que hubo algunos, no muchos, que te echaron en falta y en lo que a mí respecta, quiero decirte que esta lectora no se olvidará jamás de ti, viejo librero de Galitzia, con tu barba desaliñada y vestido de negro, con esos ojos tuyos tan extraños y pequeños pero despiertos, siempre de mirada ágil, aguda y temblequeante, tú de cuerpo comprimido y jorobado pero con una mente libresca diamantina y prodigiosa. Mendel, titán de la memoria.


Zweig es pura magia, un maestro en la disciplina de la pluma. En este libro son muchos los detalles que me sorprenden. El uso de comparaciones y metáforas en relación a la actitud de Mendel hacia los libros es maravilloso. 

Es un autor que acostumbra a no dar descanso al lector y en cada línea, en cada página se comprime la belleza. Frases llenas de lirismo y musicalidad. Me sorprende la capacidad de Zweig para describir al lector el engranaje que circunscribe la memoria, la mecánica que nos hacer recuperar un recuerdo. 

¿Qué más os puedo contar? Nada y todo pero en su lugar os animo a que leáis esta preciosa joya y os forjéis vuestra propia opinión antes que mis comentarios contaminen más la belleza que esconde el mundo de Mendel.

Os dejo con el párrafo final que me parece una preciosidad.


«Pues ella, aquella mujer sin estudios, al menos había conservado el libro para acordarse mejor de él. Yo, en cambio, me había olvidado de Mendel el de los libros durante años. Precisamente yo, que debía saber que los libros sólo se escriben para, por encima del propio aliento, unir a los seres humanos, y así defendernos frente al inexorable reverso de toda existencia: la fugacidad y el olvido». [pág.64]








Reto:


40 comentarios:

  1. Ya lo he dicho por ahí tengo a este autor pendiente y ganas de ponerme con él. Sólo me falta el tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albanta tanto esta obra como Carta de una desconocida son tan cortas que se leen mientras esperas el autobús pero eso sí, son tan buenas, que requieren pausa. Besos

      Eliminar
  2. Después de leerte me queda una duda
    ¿estás más enamorada de Zweig o de Mendel?,
    besucus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje buena pregunta.. No sabría decirte porlomenix jejeje. Besos.

      Eliminar
  3. Difícil no seguir esta recomendación. Como siempre, cualquier sugerencia tuya se hace más que tentadora.Lo apunto. Aunque como dice una amiga mía "no sé si voy a tener vida suficiente para leer todo lo que me gustaría". Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje eso nos decimos todos Ana, la falta de tiempo. Besos

      Eliminar
  4. Lo tengo ya en casa, claro, tantas reseñas positivas del autor...es imposible resistirse!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Mendel es un personaje maravilloso y este libro es un imprescindible. Absolutamente recomendable. 1beso!

    ResponderEliminar
  6. Y yo todavía sin leer nada de este autor... tengo varios libros suyos en mi punto de mira por las reseñas que he ido leyendo pero este es de los que más me atraen, parece que Mendel es un personaje que conquista y teniendo solo 60 páginas no sé como no lo he leído aún
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, ¡no me lo puedo creer! Tienes que leerlo ya. Besos

      Eliminar
  7. Hola guapa!!!!!

    Tengo que leer este libro... no sé por qué pero ha sido verlo y leer la sinopsis y ya estaba convencida jajaja Bueeeno, tu reseña también ha ayudado jeje ;) ¡¡Me lo apunto!!

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  8. En estos días me he cruzado de nuevo con reseñas de este título, espero leerlo antes de acabar el año, porque sé que me gustará tanto como a los que lo habéis leído. Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Magnifica reseña. La verdad es que no sé qué más añadir, porque el libro lo tengo pendiente de leer, y has hecho una reseña tan bonita, transmitiendo tan bien las sensaciones que has tenido con la lectura que sólo puedo disfrutar por partida doble: primero con tu reseña y luego (algún día) con Mendel y Zweig.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana. Espero que cuando lo leas te guste tanto como a mi. Besos

      Eliminar
  10. Tengo muchas ganas de hincarle el diente a esta novela y no tardaré mucho en hacerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Menuda reseña!! Lo leí hace tiempo y también me gustó mucho, los libros de Zweig son mágicos, apetecería tenerlos todos!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah poco a poco quiero hacerme con todos los suyos. Mi librero me recomendó 24 horas en la vida de una mujer. Ya sólo con el título me siento atraída. Besos

      Eliminar
  12. Si ya le tenía ganas a este libro, ahora es que voy a tener que ir corriendo a la librería.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje pues encima es muy barato para tan buena literatura. Besos Margari

      Eliminar
  13. He leído la reseña esta mañana y ahora :) lo has dado todo, difícil resistir al canto.
    No me explayo para no resultar cansina y porque ya sabes más que de sobra de las debilidades de la madrina. Aunque vaya, con esta reseña veo que somos dos :P
    De los cortos leído es mi favorito Mendel.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya le tengo echado el ojo a otro madrina... Me da miedo porque lo que llevo leído hasta ahora me ha gustado tanto que no sé si la cosa se mantendrá igual. Besos

      Eliminar
  14. Es un título que me voy a tener que hacer con él, sí o sí, porque la pluma de este autor es magnífica. Te recomiendo Veinticuatro horas en la vida de una mujer. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiiiiiiiiiiii Paco, más arriba lo comentaba. Mi librero me lo recomendó así que creo que será el próximo que caiga de este autor. Besos

      Eliminar
  15. Ya van dos días seguidos con reseña de este libro, y esta más entusiasta no puede ser. Menudo homenaje al personaje. Después de lo leído, no me va a quedar otra que añadir al autor a la lista de lecturas pendientes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Cuantísimo entusiasmo. Aunque en este caso más que justificado, porque a mí también me encantó Mendel. Uno de esos personajes inolvidables. Y me encanta como nos lo perfila Zweig, con esa magia de la que hablas, como ese ser abstraído con ojos sólo para los libros. Una maravilla imposible de pasar desapercibida para cualquier buen lector, creo.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego este libro tiene que formar parte de la trayectoria de todo lector, bueno este libro o este autor. Besos Rober.

      Eliminar
  17. Tengo que estrenarme con este autor no paro de repetirlo

    ResponderEliminar
  18. Una reseña muy entusiasta y no es para menos. ¡qué personaje tan redondo en tan pocas páginas! Ningún libro de Zweig me ha gustado igual. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero probar otros Yossi, a ver qué tal. Besos

      Eliminar
  19. Me encaaaanta este libro!!!
    Y me encanta Mendel, es un personaje tan tierno =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un personaje al que se le coge mucho cariño Shorby. Besos

      Eliminar
  20. Qué maravilla de libro! Coincido totalmente contigo en que nada más terminarlo, sin darte cuenta, vuelves a la primera página..
    Carta de una desconocida será mi siguiente parada:)
    1beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...