Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 4 de octubre de 2013

HOMENAJE A DELIBES (II): EL HEREJE.



Autor

Miguel Delibes nació en Valladolid en 1920. Se dio a conocer como novelista con La sombra del ciprés es alargada, Premio Nadal 1947. Su extensa obra literaria le ha valido numerosos galardones, entre ellos el Nacional de Literatura (1955), el de la Crítica (1962), el Premio Nacional de las Letras (1991) y el Premio Cervantes de Literatura (1993). En 1973 fue elegido miembro de la Real Academia. Sus últimos libros publicados son Señora de rojo sobre fondo gris, El último coto, Diario de un jubilado y He dicho. 

Sinopsis

En el año 1517, Martín Lutero fija sus noventa y cinco tesis contra las indulgencias en la puerta de la iglesia de Wittenberg, un acontecimiento que provocará el cisma de la Iglesia Romana de Occidente. Ese mismo año nace en la villa de Valladolid el hijo de Don Bernardo Salcedo y doña Catalina Bustamante, al que bautizarán con el nombre de Cipriano. En un momento de agitación política y religiosa, esta mera coincidencia de fechas marcará fatalmente su destino.

Huérfano desde su nacimiento y falto del amor del padre, Cipriano contará, sin embargo, con el afecto de su nodriza Minervina, una relación que le será arrebatada y que perseguirá el resto de su vida. Convertido en próspero comerciante, se pondrá en contacto con las corrientes protestantes que, de manera clandestina, empezaban a introducirse en la Península. Pero la difusión de este movimiento será cortada progresivamente por el Santo Oficio.

A través de las peripecias vitales y espirituales de Cipriano Salcedo, Delibes dibuja con mano diestra un vivísimo retrato del Valladolid de la época de Carlos V, de sus gentes, sus costumbres y sus paisajes. Pero El hereje es sobre todo una indagación sobre las relaciones humanas en todos sus aspectos. Es la historia de unos hombres y mujeres de carne y hueso en lucha consigo mismos y con el mundo que les ha tocado vivir.

Un canto apasionado por la tolerancia y la libertad de conciencia, una novela inolvidable sobre las pasiones humanas y los resortes que las mueven.


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


No sé si habré comentado alguna vez que me encantan los libros que traen material adicional, como anexos, fotos,.... Este hereje abre con un mapa de la comarca en la que se desarrollan los hechos, más un mapa de la Valladolid de 1600 lo que facilita mucho el hacerse una composición de lugar.


Acto seguido viene una cita de Juan Pablo II con la que estoy totalmente de acuerdo porque de todos es bien sabido que en nombre de Dios o de la fe se han cometido auténticas atrocidades.

«¿Cómo callar tantas formas de violencia perpetradas también en nombre de la fe? Guerras de religión, tribunales de la Inquisición y otras formas de violencia de los derechos de las personas... Es preciso que la Iglesia, de acuerdo con el Concilio Vaticano II, revise por propia iniciativa los aspectos oscuros de su historia valorándolos a la luz de los principios del Evangelio».

Delibes nos presenta una Europa revuelta por las constantes sacudidas que sufre la Iglesia. En las primeras páginas nos topamos con una visión globalizada sobre el mundo religioso de la época y las distintas corrientes que se extienden por el viejo continente. El Luteralismo, el Calvinismo,  la Inquisición,... mantiene a Europa en un estado convulso, dividida a favor y en contra de la reforma a la que se estaba viendo sometida la Iglesia. En esta presentación inicial en la que conoceremos al protagonista principal, Cipriano Salcedo, un hombre que viaja hasta Alemania con el objeto de informarse sobre la situación en aquel país y adquirir libros para su correligionario Doctor Cazalla. 

Tras esta introducción, el autor da marcha atrás y retrocede hasta el nacimiento de Cipriano, justo el mismo día que Lutero fija en la puerta de la iglesia de Wittenberg las 95 tesis que darían lugar a la Reforma Protestante. Cipriano nace en una Valladolid del siglo XVI con unos 28.000 habitantes, una ciudad próspera por sus cultivos vinícolas pero que pronto se verá asolada por la peste. Fue un hijo deseado que posteriormente cayó en desgracia, pues mientras él abría los ojos a la luz de la vida, los de su madre quedaban cegados para la eternidad. Con un dolor más que agudo, Bernardo Salcedo, padre de Cipriano, cae en una profunda depresión tras la muerte de su mujer, repudiando a su propio hijo al que llega a catalogar de parricida y dejando de lado todos sus negocios. Pero Bernardo es un truhán que pronto olvidará su dolor y necesitará mirar bajos las faldas de una mujer.




A partir de aquel momento la vida de Cipriano perderá todo el posible esplendor que por nacimiento le hubiera correspondido. Quedará a cargo constante de su nodriza Minervina, una mujer que acaba de perder a su hijo y que jugará un papel muy importante en la vida de Cipriano. 

Nuestro protagonista crece, comienza a entender de la vida, del amor, de la religión,... y entre todas las corrientes se sitúa en el bando de Erasmo de Rotterdam a quienes muchos consideraban un ángel y en igual proporción, un demonio. A pesar de haber nacido enclenque y débil, Cipriano se convierte en un muchacho astuto y fuerte, y tras heredar los bienes de su padre, muerto víctima de la peste, con esfuerzo y trabajo conseguirá prosperar haciéndose un hombre de bien y con cierta posición social.  

Auto de Fe en Valladolid
Nos os voy a contar nada más porque El hereje es una obra llena de matices y reflexiones que cada lector debe descubrir por sí mismo, pero os advierto que Cipriano siempre se erigió en un hombre de principios, de libertades y de conciencia, lo que no le augurará nada bueno teniendo al Santo Oficio con las espadas en alto. Delibes no se limita a narrar unos supuestos hechos que acaecieron en un momento en que Valladolid, como parte de Castilla, estaba viviendo la expansión del Luteranismo, sino que el autor va mucho más allá y desde el principio, con la cita de Juan Pablo II, deja constancia de su intención a la hora de escribir esta novela, valiéndose de la vida y la religiosidad de su personaje Cipriano. Las páginas de esta novela huelen a afán de libertad y de tolerancia que se verán pisoteados cuando a los de arriba no les interesa que el pueblo piense por sí mismo.

Delibes, quien se alzó con el Premio Cervantes en 1993, dedica esta, su última novela, a su ciudad natal, narrando la vida y costumbres de Valladolid a lo largo de 498 páginas. Sorprende conocer los métodos médicos que se usaban en la época para determinar la fertilidad o no de una mujer, o cómo funcionaba el comercio ganadero en la Villa, detalles todos ellos que inducen a pensar en una ardua labor de investigación.

La estructura de El hereje consta de un Preludio y tres Libros introducidos por un título (Los primeros años, La herejía y Auto de fe). Delibes, como siempre, nos ofrece en esta novela una prosa rica en matices y elegante, bella y cadenciosa. Este autor, de estilo sencillo y conciso, tiene la habilidad de narrar de forma muy visual de tal manera que el lector, al ir construyendo en su mente la imagen que Delibes nos describe, llegamos a tener la impresión de haber realizado un viaje en el tiempo para pasear por las calles de Valladolid.

El léxico incorporado al texto es el correspondiente al siglo en el que los sucesos ocurren, un vocablo perteneciente a nuestro castellano antiguo y que ya han caído en desuso.

En definitiva,  para esta humilde lectora acercarse a Delibes siempre es un placer. Aún no ha caído en mis manos ninguna obra suya que no me haya dejado buena impresión, sean de la temática que sean, más cómicas, más serias,... Delibes es siempre un buen puerto en el que echar ancla. Por lo tanto, El hereje no podía ser menos, una novela altamente recomendable.

A título informativo, y porque me ha resultado muy curiosa, os dejo una reseña sobre esta obra en el blog La ficción gramatical en la que la obra de Delibes no sale muy bien parado. El autor de esta reseña explica convenientemente sus motivos.




Retos: 



23 comentarios:

  1. Yo no conecto con este autor, así que este libro no lo he leído.

    ResponderEliminar
  2. Leer a Delibes es todo un lujazo. Por curiosidad entré en el blog La ficción gramatical y me quedé alucinado por sus comentarios en los que echan por tierra esta magnífica novela del escritor vallisoletano. En fin, cada uno es muy libre de tener sus criterios. Creo recordar que esta es la única novela que publicó este grandísimo autor y me dejó impresionado su lectura por los hechos que en ella se relatan basada, por lo visto, en dos Autos de Fe que se dictaron en la época y en la que se condenaron a una serie de personas. Quien tenga la oportunidad de acercarse a Pucela hay un recorrido establecido por todos los lugares en los que transcurre la misma. Para mi es toda una joya, como la gran mayoría de novelas que leí de mi idolatrado Miguel Delibes. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, cada cual tiene sus gustos. Me pareció interesante mencionar esa entrada porque realmente me llamó muchísimo la atención. Para mi, el libro al igual que el autor, es magnífico. Besos.

      Eliminar
  3. Últimamente solo leo reseñas de diferentes obras del autor...a ver si me pongo ya con alguna del autor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Delibes es un autor que me impone muchísimo respeto: me ha gustado mucho tu reseña y el argumento de la novela me parece sumamente atractivo, pero creo que, de momento, seguiré sin acercarme al autor... Alguna vez tendré que quitarme este "miedo" de encima, pero me da que todavía no es el momento... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, yo también siento mucho respeto por algunos autores y aunque a mi me parece una casi falta de respeto no leerlos, el pavor que me dan es inmenso! Besos.

      Eliminar
  5. No me llama mucho, de momento sólo he leído El camino. Creo que este no me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!!

    No me atrevo con este autor, la verdad ;) Quizás más adelante, quien sabe, pero por ahora... no XD

    Un besote y buen finde!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues mira que hace poco tedije que había leído unos cuantos y que me habían gustado mucho... este no lo he leído!!! Imperdonable para mí pero te doy las gracias, me pongo ya, ya, ya. Besos :)

    ResponderEliminar
  8. Leer a Delibes no es sólo hacerle un homenaje a él, es que el homenaje nos lo damos nosotros!. Maravilloso siempre. Voy a mirar ese blog que mencionas que no le convence Delibes.

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Aún hay libros de Delibes que no he leído, este es uno de ellos. Gracias por la reseña!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Una novela que me gustó muchísimo cuando la leí. Delibes nunca me ha defraudado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Yo la leí, pero no leí el prefacio y por eso no me enteré bien. A mi padre le encantó, ya que además sale el pueblo donde nació.

    ResponderEliminar
  12. Delibes es uno de esos autores que me cuestan. Quizás porque es de esos desterrados un poco a las lecturas obligatorias de clase, y ahora me cuesta ponerme con él. Incluso con "El camino", que leí tiempo después, no conseguí conectar del todo, creo.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, esas lecturas a temprana edad son muy dañinas.. Inconscientemente tendemos a ponerles etiquetas a los autores pero porque los leídos con poca madurez. Besos.

      Eliminar
  13. Una novela que me sorprendió y que disfruté mucho en su momento. Por curiosidad he pasado por la reseña que comentas. Me sorprende, pero es igualmente respetable, que el libro de los gustos, como se suele decir...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Es un autor magnífico, me encanta... pero no conecté con este libro. Se me hizo un poco pesado en su parte central y me tuve que obligar a seguir leyendo
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Creo que recordar que solo leí un libro de este autor, pero tengo pendiente "El camino". Este que nos traes hoy creo que lo dejaré para otro momento, ahora mismo no me apetece adentrarme en esta lectura.
    besos

    ResponderEliminar
  16. Es un autor que tengo pendiente y este es el único libro que tengo en mi estantería por lo que espero leerlo este mes o como muy tarde el próximo para el reto
    besos

    ResponderEliminar
  17. Me encanta Delibes. Este no lo he leído, pero caerá seguro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Gracias a tod@s por vuestros comentarios. Pediros disculpas por no contestar a todos los comentarios y encima hacerlo tan tarde pero el tiempo apremia y a mí me faltan horas al día. Espero que sepáis disculparme. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Escritor fuera de serie, sabe plasmar maravillosamente la realidad española en sus libros.
    Le he leído cuatro libros : Diario de un jubilado, Los santos inocentes, El camino y El hereje y seguramente continuaré con el resto de su obra, me encanta!!
    Tuve la suerte de verlo en las calles de Valladolid al principio de los '90, muy serio él , muy castellano, no me atreví a abordarlo y hoy me arrepiento...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...