Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

martes, 3 de diciembre de 2013

ENTREVISTA a JOSÉ PEDRO GIL ROMÁN (al-Mu'tamid de Sevilla. Un rey de leyenda.)

Autor


José Pedro Gil Román nació en Sevilla en 1953. Se considera ante todo poeta y ha publicado en varias antologías e infinidad de revistas literarias e internet.

Ha escrito cientos de relatos cortos y en 2006 obtuvo con la obra Yasmín, el premio Ulises. En 2008 publicó su primera novela, El enigma de la catedral, con notable éxito de ventas. En 2011, salió a la luz su segunda novela, Iker, la verdadera historia de una leyenda.

Como autor teatral cabe destacar Locuras, estrenada en el teatro Gutiérres de Alba de Alcalá de Guadaira, donde obtuvo seis premios en un certamen.

Es actor de teatro y con la Compañía Arrayán Teatro, ha obtenido en dos ocasiones el premio Salvador Távora.

En cine, participó como actor de reparto en Carmen, de Vicente Aranda, Padre coraje de Benito Zambrano, El vuelo del tren de Paco Torres, entre otros largometrajes y en varios cortos.


Como guionista, director y presentador, ha realizado decenas de programas de radio en Radio Estilo y Neo FM, relacionados siempre con las artes, poesía, literatura, música y artes escénicas.


Sinopsis

al-Mu'tamid, no solo fuer el último y más prestigioso rey que tuvo Sevilla, al-Mu'tamid fue mucho más. El último rey de la dinastía abbadí, fue, sin lugar a dudas, el mejor poeta de Al-Ándalus.

No nació para ser rey, no era el primogénito y por tanto no era el heredero. Él era poeta, un bohemio apasionado por la literatura, la música y en general todas las artes. En la vida no siempre se puede elegir, y a nuestro poeta le tocó reinar una de las épocas más difíciles y controvertidas de la historia de España. Y reinó con responsabilidad y valentía. Durante su reinado, Sevilla alcanzó la gloria que nunca antes tuvo y que nunca volvió a tener.


Un rey poeta tiene sus inconvenientes, muchas veces las decisiones se toman con el corazón; el amor y la poesía tiende a impregnarlo todo y eso, en un estado en guerra, crea demasiados problemas, pero también tiene sus ventajas. Sevilla fue durante los años de su reinado la capital cultural del mundo, hacían poesía hasta los esclavos, y aquí se empezó a vislumbrar como nunca la libertad y los derechos humanos.

al-Mu'tamid fue capaz de enamorarse de una esclava y hacerla reina; amaba y era amado por sus esclavos, compartía el arte, la poesía y la ciencia.

La historia de al-Mu'tamid es un derroche de pasiones, guerras interiores y exteriores, amores y desamores que ganaban y perdían batallas, las vivencias de un hombre extraordinario que por desgracia, los vencedores han ocultado a sus compatriotas durante cientos de años y que ahora por fin, vuelve convertida en leyenda para el disfrute de todos. 



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


محمد بن عباد المعتمد, o lo que es lo mismo Muhammad Ibn 'Abbad al-Mu'tamid o ya puestos y para simplificar las cosas, simplemente al-Mu'tamid, fue rey de Sevilla entre los años 1069-1091. Nació en Beja (Portugal) en el año 1040 y murió en Agmat (Marruecos) en 1095. Hijo de al-Mu'tadid y descendiente de los abaddíes consiguió que Sevilla llegara a su época de mayor esplendor pero el papel de rey le llegó de manera inesperada cuando él pensaba en una vida llena de cultura y literatura lejos de las guerras y las responsabilidades.

El autor José Pedro Gil Román, apasionado de la historia de Sevilla, nos desvela en su libro el lado más humano de aquel rey bohemio y erudito y lo hace de una manera que a mi juicio me parece de lo más original, a través de sus poemas. Los versos de al-Mu'tamid desvelan su personalidad y su carácter y trazan una línea paralela que corre a lo largo de los distintos acontecimientos, grandes o pequeños, que marcaron su vida. Para al-Mu'tamid todo lo que hacía o decía era cuestión de verso.

Con motivo de la publicación de su tercer libro, José Pedro nos desvela datos interesantes de uno de los personajes más importantes de la historia de nuestro país y del que, lamentablemente poco se sabe.

Marisa G.- José Pedro yo me enfrenté a tu novela con cierto temor porque pensé que me iba a encontrar un ensayo o un tratado histórico sobre la figura de al-Mu'tamid, algo muy académico, y sin embargo, me ha resultado una narración muy cercana y entrañable. Tengo que decir que tu libro me ha cautivado.

José P.-  A mí me gusta plantear siempre mis libros así. La historia pura y académica, como tú dices, es fuerte y dura y normalmente la sueles olvidar. Sin embargo si encuentras una historia que te narra la parte más humana de los personajes, las anécdotas,... todo resulta mucho más cercano y ameno.

Marisa G.- Esta es tu tercera novela...

José P.- Bueno, esto no es una novela propiamente.

M.G.- Eso te quería preguntar y lo haré más adelante, pero digamos que, este es tu tercer libro y los otros dos (El enigma de la catedral e Iker, la verdadera historia de una leyenda), también los ubicas en Sevilla.

J.P.- Sí, Sevilla es muy importante para mí. Te diría que es la ciudad a la que más óperas se le han escrito, quizás la que más figura en el mundo literario. ¿Qué mejor ciudad para ubicar mis libros? Esto tiene una compensación muy grande porque puedes ir reconociendo los lugares y los sitios, si conoces la ciudad. En El enigma de la catedral, hubo gente de Sevilla que fue a visitar la catedral por primera vez después de leer mi libro y también hubo mucha gente que, conociendola ya, volvió a visitarla después de leerlo. 

M.G.- En tu biografía se menciona que eres poeta, escritor de relatos cortos, de novela, autor teatral, actor de teatro, de reparto, has hecho radio... ¿te queda algo por hacer?

J.P.- Pues muchísimas cosas. La vida para mí es eso, no parar. Todo lo que no conozco me ilusiona porque además tengo un problema, que me canso de las cosas y entonces tengo que cambiar. 

M.G.- Pero de todas esas facetas tú te consideras primordialmente poeta, ¿no?

J.P.- Sí, sí, sí,... principalmente poeta aunque no haya publicado nunca nada de poesía.

M.G.- Entonces, este libro se puede entender como un homenaje de un poeta a otro poeta, ¿no?

J.P.- Por una parte sí, pero al-Mu'tamid fue mucho más que poeta. Fue una persona muy digna de admirar. Primero hay que situarse en la época en la que vivió y entender cómo vivió. De pequeño lo educaron para la poesía, de hecho, su padre lo obligaba a escribir un poema cada vez que él quería un regalo. A los 12 años lo mandan a Silves como gobernador y fue allí donde conoció a Ibn Ammar. A partir de ese momento se vuelve un bohemio y pasa sus días entre fiestas, orgías,... pero también entre veladas literarias. Cuando su padre mata a su hermano mayor y heredero I'smail, él se encuentra con un marrón tremendo porque el trono era para él.

M.G.- Fue un rey un poco atípico. Le tocó ejercer un papel en el que su personalidad no encajaba.

J.P.- De hecho, una de las primeras misiones que le encomienda su padre es la conquista de Málaga.

M.G.-Sí pero metió la pata hasta arriba.

J.P.- Él no tuvo realmente la culpa. Él llegó allí, le tocaron los palillos y cuando se dio cuenta... Pero es un personaje apasionante porque con esa manera de ser y habiendo sido educado como fue, le encomendaron una responsabilidad tremenda. Ten en cuenta de que el reino de Sevilla nunca tuvo más esplendor ni ha sido más grande que en aquel tiempo. El reino de Sevilla incluía lo que hoy es el Algarve hasta Murcia.


File:Reino de Sevilla s. XI.png
Taifa de Sevilla, siglo XI

Por lo tanto, por aquella época, Sevilla era el reino más grande de la Península y desde luego, lo que sí era es el más culto. En aquel tiempo los esclavos sabían hacer verso, no ya leer y escribir, que después se perdió todo, no solo sabían leer poesía que es más difícil sino que sabían componer verso.

M.G.- Los poemas eran una forma de comunicación entre ellos tan normal como lo es que estemos tú y yo ahora hablando.

J.P.- Efectivamente. Esta es una parte de la historia que lamentablemente hemos perdido. Tú preguntas a la gente por al-Mu'tamid y poco se sabe de él. Cuando yo empecé a investigar sobre este personaje ni siquiera sabían que era poeta y los que sí lo sabían, no conocían ni un solo poema suyo. Para encontrar sus poemas me tuve que ir a la Biblioteca de Estudios Árabes de la Facultad de Filología. al-Mu'tamid fue el mecenas de la cultura en Sevilla, aquí vinieron los principales médicos, científicos, literatos, poetas,... de aquel mundo. Él elevó el reino de Sevilla a la más alta cota que ha tenido.

M.G.- Yo quería preguntarte justo eso, es que me estás contestando todo sin necesidad de que te pregunte (risas).

J.P.- Es que soy un apasionado y me puedo llevar horas hablando de este tema.

M.G.- Sí, sí, lo veo... Justo quería preguntarte, ¿qué es lo que Sevilla le debe a al-Mu'tamid?

J.P.- Yo creo que le debe casi todo. En cuanto a poesía, la de al-Mu'tamid es la base de los poetas sevillanos pero no solo eso, Sevilla le debe cómo la defendió y cómo luchó por ella hasta el fin. Uno de sus últimos poemas dice que a él le gustaría morir en Sevilla y no lo consiguió. Murió en Agmat (Marruecos) y yo creo que esa es una deuda que los sevillanos tenemos pendientes con él. 

M.G.- ¿La relación homosexual que mantiene al-Mu'tamid con su mejor amigo, Ibn Ammar, era algo típico en aquella cultura? Es verdad que este tipo de relaciones se conocen desde que el mundo es mundo pero no me podía yo imaginar que al-Mutamid fuera bisexual.

J.P.- Eso ha ocurrido, como tú dices, desde siempre, pero en aquella época se daba mucho en la nobleza. Para buscar placer, los hombres buscaban a los hombres pero si había que procrear entonces buscaban a las mujeres. No se puede pensar en la homosexualidad tal y como la vemos hoy. Aquello era lo normal. Si la relación se mantenía entre un noble y un mancebo, el noble siempre era el activo y el mancebo quedaba a voluntad del otro. En el caso de al-Mu'tamid e Ibn Ammar, este último era muy orgulloso y sentía muchos celos y envidia de todo.

M.G.- Hasta de I'timad, la propia esposa de al-Mu'tamid. Le tenía tantos celos que escribió un poema contra ella y sus hijos, algo que el rey no toleró...

Azulejo en una de las calles del Barrio de Santa Cruz  (Sevilla)

J.P.- Así es, le cortó la cabeza. al-Mu'tamid adoraba a I'timad por encima de todo, aunque tenía un harén de más de 400 mujeres, todas elegidas por su belleza. Él fue un rey totalmente atípico en esto y en todo. Si con sus poemas hasta pedía perdón incluso a sus sirvientes o a algunas de sus esposas. ¿Cuándo ha hecho eso un rey?

M.G.- Tan atípico que I'timad, siendo esclava, la hace su esposa y ella hace con él lo que quería. Ella se solía quejar mucho cuando él se marchaba a las guerras y le escribía poemas diciendo que no estuviera triste, que él la quería, que pensaba mucho en ella. 

J.P.- Si es que fue un rey único. Entre otras cosas él es poeta y no puede evitar ser poeta ni dejar de ser poeta, por eso lo que dice, lo dice en poesía. Si tú sigues su poesía, no hace falta ni que leas su biografía porque a través de sus poemas vas viendo lo que le pasa. Era muy distinto a su padre. Su padre era un tío terrible. Cuentan que el padre mataba a sus enemigos y las cabezas las clavaba en picas que colocaba en los jardines del Alcázar y ahí las dejaba hasta que se pudrieran. A al-Mu'tamid no se le conocen esas cosas. Él mataba en una guerra y defendiendo lo suyo pero no había crueldad en sus actos.

M.G.- Pero el amor por la poesía se la inculcó su padre, ¿no?

J.P.- Sí, sí,... Como dije antes si el hijo quería un regalo le tenía que escribir un poema al padre. al-Mutadid a parte de ser cruel también era un mecenas, también escribía poesía pero no tan buena como la del hijo.

M.G.- Y retomando una pregunta anterior cuando hablábamos si este libro era novela o no, dime tú, ¿en qué género encuadramos tu libro? ¿Historia novelada? ¿Novela histórica?

J.P.- Pues no te sé decir. A mí me gusta escribir así. Yo cojo un hecho histórico y lo cuento a mi manera pero todo está contrastado. A mí me gusta escribir de una forma amena y coloquial, para todo el mundo, que lo que se narre quede en la memoria de los lectores.

M.G.- En cuanto a la documentación, dijiste antes que tuviste que visitar la Biblioteca de Estudios Árabes de la Facultad de Filología.

J.P.- Sí, así es pero me encontré el problema que casi todos los libros estaban en árabe. Pude consultar algunos que estaban escritos en castellano o en castellano y árabe y así conseguí mucha documentación. Pero escritos sobre al-Mu'tamid hay muy pocos porque la historia la escriben los vencedores y él fue un vencido.

M.G.- Vencido pero muy querido por su pueblo, ¿no?

J.P.- Muy querido sí. Cuando se lo llevaron lo hicieron en una barcaza por el Guadalquivir porque si se lo llevaban por tierra, temían que el pueblo asaltara la comitiva y lo liberara. Las mujeres lloraban, se arañaban la cara viendo cómo se lo llevaban. 

M.G.- De tu libro llama la atención que vas alternando la narración con los poemas de al-Mu'tamid. Yo no soy mucho de poesía, he leído muy poca, pero si reconozco que algunos son preciosos.


J.P.- A ti no te gusta la poesía porque no has oído poesía. Yo te voy a invitar a la presentación del libro en Librería Beta Imperial que tendrá lugar el próximo día 11 de diciembre a las siete y media de la tarde. He hecho un par de canciones para la presentación, porque las canciones son poemas también, y va a recitar algunos poemas mi amiga Elisa García y ya verás cómo te gusta. 

M.G.- Ah, pues me encantaría sí. Bueno, en tu libro no solo encuentro poemas propiamente sino poesía entre líneas y en las definiciones que haces sobre qué es ser poeta y qué es la poesía son una belleza.

J.P.- Es algo que no se puede evitar. Al poeta le sale solo, le sale así. A veces me tengo que frenar porque me pongo a hablar de cualquier cosa y lo poetizo todo. 

M.G.- Una maravilla... Ha sido un libro que me ha gustado mucho, me ha encantado. He disfrutado mucho leyendolo y aprendiendo sobre la vida de al-Mu'tamid. A ver si puedo acercarme a la presentación en Librería Beta porque creo que me va a gustar.

J.P.- Me alegra saber que te ha gustado y espero que nos veamos el día 11. Gracias por todo.

M.G.- A ti.


Y hasta aquí la entrevista a José Pedro Gil. Mirad, todos sabemos que hay libros que pasan desapercibidos siendo muy buenos libros y otros que ocupan un lugar privilegiado entre las novedades editoriales que no son para tanto. al-Mu'tamid de Sevilla. Un rey de leyenda está entre los primeros. Y esto lo digo de corazón. Es un libro que no está respaldado por una gran editorial, con un formato sencillo y un aspecto sobrio pero que tiene un gran contenido. Para empezar porque recoge la vida de una gran personaje de la historia de nuestro país y encima está narrada con sencillez y cercanía, alternando prosa y verso. Creo que es un libro que merece la pena leer pero os daré muchos más detalles en la reseña que publicaré en breve.



18 comentarios:

  1. Gracias por la entrevista. No conocía al autor.

    ResponderEliminar
  2. Fascinante, he leído algo sobre él y tuve la sensación de percibir cultura en cada cosa que hacía; me ha encantado la entrevista,
    besucus

    ResponderEliminar
  3. ¡ Como te curras las reseñas! Me ha encantado. Ahora no estoy en casa, pero en cuanto tenga la lista a mano, lo apunto sin falta. Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Uy, este libro me lo apunto pero ya, la época mozárabe me encanta y hay poemas, hay de todo aquí, tan documentado, me encanta. Me gusta la cafetería de la foto pero así a bote pronto no la reconozco aunque debe ser por el despiste... que todavía estoy en 2012 jajajjaa, ese tipo de cosas me pasan Marisa, soy el colmo del despiste. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje lo que me he reído esta mañana cuando he visto la fecha jejeje.. Esa cafetería está en la calle Regina, nº 10. Se llama La Mercería. Es un lugar muy agradable para tomar un cafelito y un trozo de tarta o bien para tomar una copa. Hacen muchas actividades culturales. Echa un vistazo aqui.

      http://lamerceriacafecultural.es/

      Eliminar
    2. Ah, pues sé donde está, la próxima vez que vaya me tomo un café allí, eso de la tarta me gusta jajajaj. Me paso que además voy pronto. Besos :)

      Eliminar
    3. Pues a ver si un día avisas y nos vemos!!!

      Eliminar
  5. No conocía al autor ni el libro, bueno, ni al personaje. Me ha llamado la atención aunque yo no soy mucho de poesía y los poemas intercalados quizás me los saltase
    besos

    ResponderEliminar
  6. No conocía al autor ni el libro. Pero me ha gustado mucho la entrevista y has conseguido captar todo mi interés con el libro. Esa combinación de prosa y verso...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía pero jo te quedan genial las entrevistas como para que no interese luego la novela jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola!!
    Es un autor que no conocía pero me ha gustado la entrevista, besotes ;)

    ResponderEliminar
  9. Creo que tras leer tu entrevista no me cabe la menor duda que es un gran olvidado de la historia de Sevilla

    ResponderEliminar
  10. Desconocía al autor, y por ende su obra. Me ha parecido un tipo recio pero entrañable.
    Una entrada trabajadísima. Te felicito.
    Un abrazo
    Cita

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante la entrevista Marisa, queda que vayas al recital de poesía y nos confirmes que te han convencido :) Reconozco mi ignorancia de la figura de este rey, de modo que me llevo una buena opción para repara esta laguna.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Genial la entrevista!! Muchas gracias, solo había visto el libro de pasada ;-)
    Saludosss

    ResponderEliminar
  13. Un escritor muy polifacético, a ver si me estreno con él. Cómo te curras las entrevistas!! Un besote!

    ResponderEliminar
  14. No conocía al autor pero muchas gracias por la entrevista, está genial!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...