Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 1 de enero de 2014

VAYA PAVOS (ANIMACIÓN - 2013).


Año: 2013.

Nacionalidad: EEUU

Director: Jimmy Hayward.

Género: Animación.

Sinopsis: Un par de pavos descubren una máquina del tiempo y deciden utilizarla para volver atrás en el tiempo al primer Día de Acción de Gracias para impedir convertirse en parte del menú.

[Información facilitada por Filmaffinity.com]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


¿Qué mejor manera de comenzar el año que con una comedia de animación?

Me encantan los «dibujitos animados». Me la trae al fresco que ya haya sobrepasado la barrera de los 40 (y pico). Me niego a hacer desaparecer la niña que aún vive en mí. Así que si tengo la ocasión de ir al cine para ver una peli de animación no me lo pienso y si es en 3D mejor, aunque termine rodeada de pequeños demonios de Tasmania o tenga que soportar primero la mirada cómplice de los padres  y la de incredulidad después, cuando comprueban la inexistencia de mi retoño. Palabra que esto ocurre.

De todas las películas de animación, las que menos me gustan son las que protagonizan animales, sin embargo con Vaya pavos tengo que quitarme el sombrero ante los guionistas, Craig Mazin, David I. Stern y John J. Strauss. El argumento me ha conquistado. Su director, Jimmy Hayward, ya tiene tablas en el asunto pues de sus manos también surgió otra película del mismo género, Horton.

Tras una introducción en la que se hace un repaso a las distintas festividades que jalonan el calendario americano y en las que lo único que se hace es comer, conoceremos a Reggie, un pavo muy peculiar. Vive en una granja familiar rodeado de muchos otros pavos a los que cataloga de tontos pues sus compañeros solo piensan en comer maíz. Reggie es diferente. Es culto, curioso, inteligente, pero también un espécimen enclenque y debilucho, un pavo que saciaría poco el hambre en un banquete.

En Estados Unidos se celebra lo que ellos llaman el «indulto del pavo» (sinceramente no tenía ni idea, consecuencia directa de ver poquísimo la tele), celebración que se recoge en este largometraje y que antecede a la festividad de Acción de Gracias. El presidente junto a su hija, una simpatiquísima niña totalmente espontánea que me ha encantado por su vivacidad, eligen al pavo afortunado que tendrá la gran suerte de continuar con su vida. ¿Quién será el afortunado? Pues, ante los atónitos ojos del presidente, la pequeña elegirá a nuestro amigo Reggie, y a partir de ese momento su vida se llenará de lujos y comodidades. Es trasladado a Camp Davis y allí pasará sus horas viendo la televisión y comiendo pizzas. ¡Una vidaza! 




Pero ni siquiera en el mundo de los pavos todo es de color de rosa. Con la aparición de Jake del FLP, es decir, el Frente de Liberación para los Pavos, Reggie correrá mil y una aventuras pues el Gran Pavo, un ser onmipotente, les ha encomendado una misión secreta, salvar a todos los pavos y evitar que terminen formando parte de los menús de Acción de Gracias en las casas americanas. Para ello tendrán que viajar al pasado usando una máquina del tiempo que los americanos guardan celosamente en las profundidades de la tierra. 


Una vez que localizan la máquina, no sin multitud de dificultades, viajarán a la colonia de Plymouth en noviembre 1621, justo tres días antes de que se celebre la primera Acción de Gracias para evitar de todas formas posibles que se instaure la tradición de comer pavo ese día. Allí conocerán a la comunidad de pavos del pasado y junto a ellos vivirán una gran aventura en la que no faltará la emoción, la tensión, las risas, su punto de drama,... y por supuesto el amor. 

Los personajes son muy divertidos. Si Reggie es el intelectual de la granja, Jake es todo lo contrario, un pavo duro, fuerte, musculoso,...  pero también un cabeza de chorlito. Ambos forman el tandem perfecto para llevar a cabo la misión encomendada. 

En el pasado conoceremos a Jenny, un pava coqueta pero también muy valiente que encandilará a nuestro Reggie. Jenny tiene un pequeñito problemita con uno de sus ojos pero nada que no pueda arreglar de manera sencilla.


Los encargados de poner voz a la versión española han sido los protagonistas de la serie La que se avecina, o al menos, en lo que se refiere a las voces principales. Hay bastante sintonía entre el personaje en sí, su personalidad y la voz asignada. 



Vaya Pavos posee todos los ingredientes necesarios para divertir a los más pequeños y a los no tanto, yo me lo pasé estupendamente. No tiene grandes efectos especiales, dejando al margen el 3D que ya es un efecto de por sí,  pero sí me maravilló lo que se hace en esta industria al fijarme con detalle en el movimiento de los animales, y especialmente en la escena en la que los pavos Jake y Ranger pelean o cuando Jake se echa un baile. Espectacular. 

Ya he comentado que el argumento me ha parecido muy simpático y acertado. Sin embargo, cuando nos acercamos al final y se desvela la identidad del Gran Pavo, la explicación puede resultar un pelín complicada de entender para los más pequeños, a mi modo de ver. Aunque con lo espabilados que son los niños hoy en día no me extrañaría que fueran ellos los que terminaran aclarando las dudas a sus padres.

En definitiva, Vaya Pavos es una peli divertida, simpática, amena. Nos hace pasar un buen rato de entretenimiento y es una buena opción en estos días festivos.

No es una película que haya tenido muy buena crítica. Las opiniones que he leído la tratan mal. Obviamente, en este género y con esta tecnología, se han visto maravillas y todos recordamos más de un ejemplo, pero para mí es una película aceptable que cumple perfectamente su misión y como recalqué anteriormente, el argumento me ha gustado mucho. Es absurdo enfrentarse a estas películas con la mentalidad de un adulto. Siendo así, te aburrirás someramente pero son trabajos dirigidos y pensados para los niños y es precisamente con los ojos de la infancia con los que hay que sentarse a verla porque, no nos engañemos, ser adulto es un auténtico coñazo.



Como siempre, el trailer:



13 comentarios:

  1. Jajaja, me ha gustado mucho esa frase final.

    Es cierto que, visto desde los ojos de cualquier niño, ser adulto es el mayor peñazo del mundo!!

    Esto de la animación siempre tiene hueco en el Desván (son historias que a todos nos apetecen de vez en cuando para desconectar, por mero divertimento) Aunque no sea de lo mejor del género, la tengo en cuenta.

    Un besote, Marisa!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, siendo adultos nos perdemos muchas cosas buenas. La peli no me llama mucho, los animales no son lo mío y me dan bastante pereza así que la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No me llama mucho, a ver qué cuentan mis sobris. La del futbolín si que me llama, jejeje. Un besote!

    ResponderEliminar
  4. hahahhaha tiene muy buena pinta! Pero no deja de ser lo que has dicho, una película amena y divertida, para entretener. Después hay películas de animación para niños que están a otro nivel, como "Up".
    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Pues no la conocía, pero el argumento es original y los personajes tienen pinta de ser muy simpáticos!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Me hace gracia el título, yo creo que la veré en algún momento, por trabajo casi siempre, a mi la animación me resulta entretenida y algunas me encanatan como cualquier otra.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Jijiji buena peli para ver con niños...

    ResponderEliminar
  8. Tampoco me gustan mucho las protagonizadas por animales, pero desde luego después de leerte, voy a tener que verla con mi peque. Que confieso que me parece que disfruto más de las pelis de animación que ella. Me encantan!
    Besotes!! Y feliz año!!!

    ResponderEliminar
  9. La peli parece entretenida. El día de Acción de Gracias lo llaman los estadounidenses el día del pavo, pero no sabía el asunto del indulto. Hay películas animadas que merecen la pena verlas pues, como bien dices, todos llevamos algo de nuestra época de niños. Me quedé alucinado cuando fui a ver con mi hija El rey león, rodeado de una buena cuadrilla de "enanos". Y yo me decía: ¡Ay, dónde me he metido!", pero cuando empezó la peli el silencio reinó en la sala y disfruté con ella como un "enano" más y, sobre todo, se me hizo corta porque me quedé embobado con la banda sonora, nada menos que con Phill Collins y sus canciones de fondo. Todo un lujo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa película es preciosa Paco. Me han entrado ganas de volver a verla después de leerte. Besos.

      Eliminar
  10. Me encanta, lastima que estas navidades no haya podido ir al cine pero queda apuntadisima para verla lo antes posible

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...