Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 29 de octubre de 2014

LO QUE PIENSAN LAS MUJERES (COMEDIA - 1941).


Año: 1941.

Nacionalidad: EE.UU.

Director:Ernst Lubitsch.

Género: Comedia romántica.

Reparto: Merle Oberon, Melvyn Douglas, Burgess Meredith, Alan Mowbray, Olive Blakeney, Harry Davenport, Sig Rumann, Eve Arden.

Sinopsis: Larry Baker (Melvyn Douglas), un agente de seguros que ama su trabajo y la vida hogañera, ignora sin embargo que su esposa Jill (Merle Oberon) se siente deprimida y abandonada, porque él no suele mostrarse ni cariñoso ni apasionado con ella. Cuando, para tratar el asunto decide visitar a un psiquiatra, conoce en la sala de espera a un excéntrico pianista llamado Alexander Sebastian (Burguess Meredith).


[Información facilitada por Filmaffinity]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Hoy viajamos en el tiempo hasta 1941 para saber qué pensaban las mujeres de la época. Las diferencias entre hombres y mujeres, su forma distinta de pensar, de actuar, de razonar,... ha sido un tema harto manido tanto en cine como en literatura y es que creo que es uno de los debates que más horas de conversación suscitan sin que se llegue a ninguna conclusión unánime.

Cuando me topé con esta película recordé inevitablemente aquella otra mucho más moderna protagonizada por Mel Gibson y Helen Hunt, otra comedia titulada ¿En qué piensan las mujeres? en la que el actor, interpretando el papel de un publicista, sufre un percance a raíz del cual comienza a oír todos los pensamientos de las mujeres que se cruzan en su camino. La película de la que os hablo hoy no va en esa línea. De hecho ni siquiera sé por qué han traducido de este modo su título original, That Uncertain Feeling. Pero vayamos a su argumento que, dicho sea de paso, es bastante simple.

Jill Baker es una mujer guapa y joven. Tiene 24 años y está casada hace seis con Larry Baker, un agente de seguros que tiene una vida plácida y feliz, al que le gusta su trabajo y encontrar a su mujer al llegar a casa. Larry no pide más. Sin embargo Jill anda un poco hastiada. Cree que su vida es monótona, aburrida y que su matrimonio ha perdido todo el misterio y la pasión del principio. Su marido vive por el trabajo y a ella no le presta demasiada atención aunque sí la trata con dulzura y cariño. Para Jill no es suficiente. Siente que le falta algo en su vida y dicha sensación le provoca un trastorno incomodo que la obliga a visitar al psicoanalista doctor Vengard. En la sala de espera Jill conocerá a un músico excéntrico, Alexander Sebastian, que con mordacidad e ironía conseguirá averiguar lo que le ocurre a Jill, una mujer aparentemente feliz de cara a la galería. La conexión entre ambos será inmediata. Alexander supone para Jill recuperar la ilusión perdida y así se iniciará una relación a tres bandas en la que el marido tendrá que ejecutar una maniobra maestra muy divertida y simple pero efectiva, para recuperar a su mujer. 


Ernst Lubitsch, director alemán del que no había visto ni uno solo de sus trabajos, dirigió en esta película a Merle Oberon (magnífica en Cumbres Borrascosas, 1939), Melvyn Douglas y Burgess Meredith. En el plano interpretativo, y a mi juicio, la que más destaca es Merle Oberon en su papel de mujer cansada de un matrimonio anclado en la rutina. Sus miradas y sus gestos ante las banalidades de su marido no pasan desapercibidos. Sabe transmitir ese hastío que la consume junto a su esposo y esa ilusión que renace junto al culto músico. 

Pero los papeles masculinos también están bastante bien. Burguess Meredith encarna la figura de músico estirado, un intelectual que mira con frivolidad al resto de los humanos. Su excentricidad traspasa la pantalla y nos llega en toda su magnitud. Juega al papel de tipo interesante que encandila a la mujer con su sabiduría y su labia, mientras que Melvyn Douglas, el marido, anda enredado en su trabajo sin percatarse de lo que se le viene encima hasta que encuentra al enemigo en casa. Es a partir de este punto en el que su papel gira 180 grados y su personaje resulta más atractivo.

Y un pequeño apunte para destacar un papel secundario, el de Eve Arden, Sally en la película, que interpreta a la secretaria del abogado de Larry Baker. Increíble lo divertido que resulta su brevísimo papel. 

Lo que piensan las mujeres comienza como suele hacerlo todas las películas cómicas, con una melodía alegre y risueña que nos adelanta que en los próximos 84 minutos nos espera alguna que otra sonrisa. Y como suele ser también habitual en el cine de la época, la historia se narra a través de la ocasional aparición de una voz en off que nos ofrecerá el punto de vista más objetivo. Será esa misma voz la que nos confirme uno de los mayores misterios de la humanidad:

«Los hombres han sido considerados justamente los amos del mundo. Los hombres han dominado a los animales salvajes. Los hombres han penetrado en las profundidades de la jungla y han podido investigar la luna y los planetas. Pero sigue existiendo un lugar donde ningún hombre ha puesto el pie, un lugar que, ni siquiera, ha podido ver».

¿Cuál será ese sitio? Os vais a reír.

Si hay algo en lo que me encanta fijarme en este tipo de largometrajes es en el vestuario. Me gusta el derroche de elegancia que se observa en el cine clásico y no ya solo por los vestidos ceñidos a la cintura y con un corte por debajo de las rodillas, realzando las curvas de la mujer, ni por los ostentosos sombreros,  sino por esos saltos de cama, esos camisones y batas llenos de encajes y sedas con los que sería incomodísimo dormir pero que aportan mucho glamour a estas películas de color desvaído. En una película todo cuenta, todo aporta su granito de arena y en ocasiones, pasamos demasiado por encima por elementos tan importantes como peluquería y vestuario. Yo, como soy una curiosona, me fijo en todo. 

En Lo que piensan las mujeres los diálogos son ingeniosos y divertidos. El intercambio de palabras entre esposo y amante no tiene parangón. No es una película con la que no pares de carcajear pero sí trata el tema de las relaciones hombre-mujer o la rivalidad entre dos hombres frente a una mujer de una manera simpática, hilando fino con ironía, lo que provocará algunas escenas simpáticas. 

Resumiendo, Lo que piensan las mujeres es una comedia divertida, que toca un tema bastante trillado ya, especialmente a estas alturas, pero que no deja de ser presentado de manera jocosa, a modo de teatrillo de comedias. Matrimonios, tríos amorosos, celos, rupturas, arrepentimiento, juegos de poder,..., una película que, como digo no es de las mejores comedias clásicas que he visto pero sí es una buena opción a tener en cuenta y no solo esta, sino otras muchas más que voy descubriendo poco a poco. Si algo me aporta este tipo de entradas es la posibilidad de investigar en la filmografía de decenas de años atrás para descubrir la cantidad de películas que se hicieron cuando no existía tanta tecnología ni los directores necesitaban tan acaudalados productores para llevar a la gran pantalla buenas historias. 

Por cierto, nunca lo digo pero me encantaría que me hicierais recomendaciones.



El trailer, esta vez un poquito más largo de lo habitual, :)




15 comentarios:

  1. Pues no has empezado con Lubitsch por una de sus mejores películas, ni siquiera por una digamos buena cinta, aunque cualquier peli mala de Lubitsch sería estupenda para cualquier otro director. De este genio del cine te recomedaría casi toda su filmografía, pero bueno quitaré las mudas (hay obras maestras) y te diré tres imprescindibles:
    El Bazar de las Sorpresas, Ser o no ser (obra maestra) y La octava mujer de Barba Azul.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No la conocía para no variar jaja
    Yo es que hacerte recomendaciones...me encantó Buda explotó por vergüenza que creo que es de las pocas que reseñé en el blog.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Ernst Lubitsch es, sin duda alguna, uno de mis directores y guionistas preferidos de todos los tiempos. Me encanta el sentido del humor y el ingenio que tienen todas sus películas y sus personajes. "Lo que piensan las mujeres" es una peli con mucho encanto, sí señora. Te recomiendo muchísimo, del mismo director, "Ser o no ser". Bss

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!

    Tiene pinta de ser simpática, pero no es una película que me haga ilusión ver, jaja. Como bien dices, trata un tema muy visto ya ^^

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo solo conocía la de Mel Gibson, pero esta ser ve con mas encanto. Me la apunto para una tarde de domingo lluviosa :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Ya la he visto y fue agradable verlo, porque se sale de lo que estamos acostumbrados (no la temática en sí, como bien indicas, sino la forma en que están hechas las películas).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. No todo en el cine clásico son obras de arte, pero algunas merece la pena sólo por contemplarlas. Al leer el título pensé que tendría algo que ver con la de Mel, que sería la original o algo así. Me la apunto.
    Ya pensaré para recomendarte.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Ayyyyyyyyyy, pero ¿qué ha pasado? Lubitsch me apasiona. Es uno de mis grandísimos favoritos. De la pseudoversión moderna no voy a hablar. Y vale, a mí también me gustan las recomendaciones pero aquí te lanzo una para que hagas las paces con Lubitsch. El diablo dijo no... a ver si puede ser.... y mañana sale mi entrada mensual y a mí también me gustan las recomendaciones jajaja, lo dejo caer sutilmente. Un beso, Marisa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeej Yossi si eres tú el que me tiene que recomendar pero tus niveles a veces me cuesta mucho alcanzarlos jejeje... Por cierto, en Goodreads no estoy pero en Twitter siii aunque como si no estuviera porque para mí es un mareo. Besos y tomo nota de tu recomendación.

      Eliminar
  9. Estas comedias clásicas siempre dejan muy buen sabor de boca, a ver si le hago hueco! 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Este director es una apuesta segura. la versión moderna no está a la altura, pero individualmente considerada no está nada mal, creo yo. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. PUes sí, no es de las mejores, pero está bastante bien. La ví hace años y me gustó.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Vas a dejar la biblioteca de clásicos vacia

    ResponderEliminar
  13. Jajajajajaja, me parto con Fesaro.
    En este caso va a ser la ahijada la que recomiende y la madrina quién apunte. Gracias por la reseña que a mi me viene genial clásicos y comedias ahora.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me encanta esta peli.
    La vi hace un montón, me gusta este tipo de cine, la verdad =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...