Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

martes, 11 de noviembre de 2014

ENTREVISTA a JUAN MANUEL SAINZ PEÑA (A la hora convenida).

Autor

Juan Manuel Sainz Peña (Jerez, 1970) es autor de las novelas La alargada sombra de la bayoneta (2000), El mensaje (2003), El juglar (2004), La edad de los  héroes (2010), Piedras Negras (2013) y El criado de Velázquez, esta última ganadora del V Premio Internacional de Novela "Ciudad de Almería" 2013. Asimismo, fue finalista en París del Premio Internacional de Novela Corta Juan Rulfo 2008 con La edad de los héroes, obra con la que ganaría en junio de 2010 el Premio Nacional de Novela María Zayas. En mayo de 2013 fue finalista del XLIV Premio Internacional de Novela "Ciudad de Barbastro" por El caso de Anne Brizard. Entre los numerosos concursos literarios que ha conseguido por toda España, destacan el Enric Valor (Alicante), que ha ganado dos veces, el Hontanar de Narrativa (Ponferrada), el Santoña, la mar; el XXVI Premio Internacional de Cuentos Ciudad de Elda (Alicante), el Leyendas Blancas, o el XLVIII Internacional de Cuentos Lena.

Asimismo, Sainz Peña ha dirigido programas de Onda Jerez Radio y colaborado con las emisiones locales de la Cadena SER. Del 2000 al 2004 escribió para Jerez Información la columna de opinión "Con la venia". Desde 2004 hasta 2013 fue columnista, colaborador y crítico teatral de Diario de Jerez, publicando más de 900 artículos para este medio. Desde 2013 participa con la serie de microrrelatos "Cuentometrajes" en Más Jerez.

HORASinopsis

Cuando el arquitecto francés Dominique Foe llega a un pueblo tranquilo del sur de España en busca de un clima benigno y una casa a la que trasladar a su esposa enferma, el campanario de la iglesia le recibe con dos repiques que nadie más que él parece oír.

Los lugareños parecen incómodos cuando les pregunta por qué a cualquier hora del día, sin un significado aparente, suenan dos campanadas. Hasta que alguien se atreve a contarle la leyenda local: su número indica la hora exacta en la que alguien va a morir.

A la hora convenida recopila once citas ineludibles con el destino. Once relatos en un recorrido histórico que arranca en el siglo XVI con una joven acusada de brujería por la inquisición y para por  historias de reyes, papas, caciques y presos para concluir  en el siglo XX con la importancia de un pedazo de pan en la guerra de los Balcanes.

[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



En las últimas semanas he sido muy afortunada con mis lecturas y curiosamente, las que más me han impactado corresponden a un género que muchos lectores consideran un hermano menor. Me refiero a los cuentos y a los relatos. Una de esas lecturas maravillosas procede de la mano del autor que os presento hoy, Juan Manuel Sainz Peña, un jerezano que tiene en su haber casi una cincuentena de premios y tal cifra no puede ser fruto de la suerte. Algo tiene que tener este escritor cuando tantos jurados le conceden un galardón tras otro. De hecho, mientras redactaba estas líneas, Sainz Peña ganaba un premio más, el Laguna de Duero en Valladolid por El francotirador. 

Su libro, A la hora convenida (Ed. Anantes), ha supuesto para mí un descubrimiento colosal pues en él me he zambullido en once relatos narrados con una maestría tal, que hacía mucho tiempo que no encontraba. En breve os daré a conocer mis impresiones de manera más precisa pero en mis palabras no hay trampa ni cartón. Si le dais una oportunidad veréis que no os miento. Son indescriptibles. 

Juan Manuel, desde la distancia, ha tenido la amabilidad de responder a algunas de las preguntas que me han surgido mientras leía su libro. Quiero dar las gracias al autor y a la editorial por permitir que esta entrevista salga hoy a la luz. Esto es lo que nos contó:


Marisa G.- Juan Manuel, al leer toda la información que figura en la solapa de tu libro A la hora convenida, el lector puede hacerse una idea sobre el autor: qué obras has escrito, qué premios has ganado,… Pero me gustaría saber quién es realmente Juan Manuel Sainz Peña. ¿Cómo eres al margen de tu faceta como escritor?

Juan M. Sainz- Es una pregunta interesante, sin duda. Pues creo que soy una persona bastante apasionada en todo, y que disfruta todo lo que puede de la vida. Soy una persona que lo pasa muy bien viendo a reír a los demás.

M.G.- Y en tu trayectoria de escritor, ¿cuántos premios has recogido? Recientemente has recogido uno en Oviedo. ¿Cómo se consigue ser un autor tan galardonado?

J.M.S.- Voy camino de los 50 premios, la cual no es mala cifra si tenemos en cuenta que aunque llevo muchos años escribiendo, solo participo hace 5 años en los certámenes literarios. Es cierto que alguna vez, allá por 2000, me apunté esporádicamente a alguno, pero después de eso, nada de nada.

Y en cuanto a conseguir los premios, creo que es una conjunción de varias cosas, imagino que de cierta calidad en lo que escribo (imagino, repito, jajajaja), suerte… Hay un poco de todo. Ganar es complicado, en cualquier caso.

M.G. – Al hilo de la cuestión anterior, quiero formularte una pregunta que jamás he hecho a ningún autor. ¿Hay mucha envidia en este mundo? ¿Un autor tan  premiado como tú es bien acogido por sus compañeros de profesión?

J.M.S.- A ver. Puedo decir con orgullo que los autores que me rodean (algunos con muchos más premios que yo) se alegran de verdad de mis éxitos, como yo me alegro de los suyos. Supongo que, como en otros órdenes de la vida, habrá quien se pique por los logros de un servidor, pero entenderás que eso me preocupa poco por no decir nada. Sin ir más lejos, en Jerez un amigo escribió un artículo defendiendo mis premios, porque al parecer, hubo quien se rasgó las vestiduras porque me dieron en 2013 el premio de novela “Ciudad de Almería”. Es evidente que hay envidias, pero suelen llegar de mediocres que no serán capaces de ganar ni en una tómbola. Los tontos me resbalan. Puedo entender que mi literatura guste más o menos, pero no que el éxito les moleste.

M.G.- Tu libro, A la hora convenida es un volumen que recoge once relatos. Siempre que entrevisto a un autor que escribe cuentos y relatos le hago la misma pregunta, ¿qué ocurre con este género? ¿Por qué parece que no termina de cuajar entre los lectores?

J.M.S.- Aunque suene a tópico, es la pregunta del millón. Me parece increíble que un género tan ameno y divertido tenga tan poco apoyo. Pero no solo por parte de los lectores, sino también los editores. Salvo ANANTES y algún que otro sello gordo al que no voy a publicitar aquí, los demás ven –completa ignorancia- el cuento y el relato como un género menor. Habría que recordarles quiénes eran Cortázar, Dickens, Poe y unos cuantos más.

M.G.- Para refrescar la memoria a los lectores, ¿cuáles son a tu juicio los mejores contadores de cuentos de la  historia de la literatura?

J.M.S.- Los que he mencionado antes no están mal, ¿no? Pero también los cuentistas rusos de finales del XIX, Chéjov, Gógol… Hay muchos.

M.G.- Como dije antes, en este libro haces una recopilación de once relatos, a cual más maravilloso y prácticamente todos premiados. Imagino que habrás escrito muchos más pero, ¿por qué has elegido concretamente estos y no otros? ¿Cuál es el hilo que los une?

J.M.S.- Muchas gracias por el halago. Pues es un elemento muy simple: todos los relatos que aparecen en el libro han sido premiados a lo largo de estos años, salvo uno, que quise incluir por cariño. Tengo más relatos, en efecto, pero están jugándose los cuartos por esos certámenes de España. A ver si hay suerte.

M.G.- Uno de los cuentos se titula concretamente A la hora convenida, ¿por qué has elegido ese título en concreto para dar nombre a tu libro? ¿Hay un motivo para ello?

J.M.S.- No creas que estaba muy convencido al principio, pero a Manuel Pichardo, editor de ANANTES, le pareció un nombre muy sugerente por aquello de que inspira la hora de encuentro entre las historias y el lector. Lo cierto es que a mí, ahora, me encanta, y no veo otro nombre para la colección.

M.G.- El tiempo juega un papel importante en todos ellos pues abarcan desde el siglo XVI al siglo XX, desde la brujería hasta la guerra de los Balcanes. ¿Sientes especial predilección por una época concreta a la hora de escribir?

J.M.S.- Sin duda prefiero contar cosas alejadas de la tecnología y los avances. Es obvio que no tengo nada contra el progreso, pero prefiero poner, por decir un ejemplo claro, a un personaje en apuros y que no pueda solucionar una situación peligrosa mediante una sencilla llamada telefónica desde el móvil.

[Presentación del libro en los Claustros de Santo Domingo (Jerez) llena de música y humor; la editorial Anantes siempre hace unas presentaciones con una puesta en escena muy original.]

M.G.- Tus cuentos son muy dispares unos de otros en cuanto a temática. Tenemos cuentos de amor, de humor, de terror,… ¿Cómo se te ocurren? ¿De dónde procede la inspiración?

J.M.S.- Ya sabes, el escritor anda todo el día maquinando, observando. De casi cualquier cosa se puede sacar una historia. A mí al menos me ocurre. Y la inspiración llega trabajando, luego es saber disfrutar, pasarlo bien con lo que estás contando. Me resulta divertidísimo poner a los personajes contra las cuerdas. Si consigo eso y que el lector se contagie, habremos ganado mucho. Un relato plano, que no diga nada, a mí, como lector, me aburre soberanamente.


M.G.- En cuanto a los personajes, ¿cómo debe ser un buen personaje de cuento teniendo en cuenta que no tenemos mucho espacio para profundizar en su personalidad?

J.M.S.- Eso es algo que, volviendo a lo de antes, lectores y editores olvidan. Quiero decir que se ignora la importancia y la dificultad de un relato breve bien escrito, por eso no entiendo que se menosprecie.

Respondiendo a tu pregunta, creo que tanto para los personajes como para los escenarios, tenemos que ser capaces de dar dos pinceladas, pero con la suficiente fuerza para que el lector vea e imagine al personaje. Si escribes, por ejemplo: “Andrés tenía los ojos negros y las cejas pobladas”, pues vale, es una descripción perfectamente válida. Pero, ¿qué tal un elemento diferenciador? Por ejemplo: “Andrés tenía los ojos negros y las cejas pobladas, pero nada de eso era capaz de disimular la cicatriz que le corría desde la frente y hasta el pómulo derecho”. No sé si me explico. Síntesis y fuerza descriptiva. Ambas cosas.

M.G.- No te miento si te digo que otro de los muchos aspectos que me ha gustado de tus cuentos son las voces narrativas. No quiero desvelar mucho pero al lector le diré que los narradores de algunos de tus cuentos no son muy habituales. ¿Cómo se te ocurre dar voz a esos particulares personajes? ¿Es un intento de ser original?

J.M.S.- Lo cierto es que no sé si trato de ser original. Desde la noche de los tiempos se vienen contando historias que se repiten una y otra vez. Aquí la llave, el quid de la cuestión es el cómo, para llegar esa pretendida originalidad, que no siempre se consigue.

M.G.- ¿Te pongo en un aprieto si te pido que de los once cuentos destaques uno por encima de todo?

J.M.S.- Sí, es un verdadero aprieto, jajajajaja, pero te respondo. Eso sí, no me mojo. Caeré en el topicazo de que todos son hijos míos, y que por lo tanto a todos los quiero por igual.

M.G.- Al margen de los temas que tocas y de los personajes, algo que me ha parecido muy llamativo es la estructura de los cuentos. Es frecuente encontrar una entradilla que nos desvela parte de la información, luego figura el cuerpo propio del cuento y por último un epílogo que supone un broche de oro. ¿Por qué te decantas por estructurarlos de este modo?

J.M.S.- Me encanta la estructura. Me siento cómodo con ella. Eso de darle a probar al lector un trocito en forma de preludio y decirle al final: venga, entérate, amigo, que lo que pasó en realidad, fue esto y además por esto. Es un juego genial.

M.G.- Decía antes que muchos de tus cuentos transcurren en siglos pasados. Esto supone un esfuerzo adicional por parte del autor porque hay que conocer muy bien las costumbres de la época, la vestimenta, el lenguaje concreto, las expresiones típicas,… ¿Cómo consigues empaparte de todo ese ambiente?

J.M.S.- Leyendo mucho, investigando mucho. Pero para qué engañarnos, libros al margen, está san Internet, patrón de los fisgones, así que ahí tienes la respuesta. Yo, para cualquier relato, por pequeño que sea, no me queda otra que acudir al santo en caso necesario.

M.G.- Y mi última pregunta. ¿En qué andas ahora? He leído por ahí que hay nuevo libro titulado El caso de Anne Brizard, personaje precisamente de uno de los cuentos que figuran en A la hora convenida. ¿Qué nos puedes decir al respecto?


J.M.S.- El caso de Anne Brizard es una novela gótica, de terror, que me supuso el XXXIV Premio de Novela “Casino de Mieres” de este año. Es una novela basada en el relato breve “Un extraño en la mansión de la calle Le Sen”, y del que pensé que había que sacarle partido. Es una novela breve, pero creo que muy intensa.  

M.G.- Gracias Juan Manuel por contestar a estas preguntas y a seguir ganando premios.

J.M.S.- Gracias a ti. 

Espero que estas palabras hayan servido para acercaros a un autor que merece mucho la pena. En lo que a mí respecta, no pienso perderle de vista y ya ando intrigada con esa novela El caso de Anne Brizard, una mujer de la que ya conocí alguna pincelada en A la hora convenida.  



17 comentarios:

  1. ¡Qué pintaza tiene el libro! Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Interesante entrevista, Marisa, como siempre. Por fin veo una pregunta en relación con los premios y la envidia que provocan y creo que el autor salió airoso en la contestación. Le felicito. Bien es cierto que el relato es el patito feo o el hermano menor de la literatura pues, me incluyo entre ellos, no me prodigo mucho en este tipo de lecturas, y eso que tienen la ventaja de que se pueden leer en cualquier momento, alternándolos con la novela de turno. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la entrevista, no conocía a este autor aunque los relatos no son lo mío así que con el libro no sé si me animaría
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gracias por traernos la entrevista, muy interesante, besotes

    ResponderEliminar
  5. Coincido con el autor respecto a sus opiniones sobre los relatos pero reconozco que cuando ha dicho que le gusta ver a la gente reír ha sido cuando ha ganado mi simpatía. La pregunta sobre las envidias y disputas entre autores me ha parecido oportuna se ve cada caso... en fin, ye veo que no me va a quedar otra que ir A la hora convenida para saber más (la novela corta también pinta bien).
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Genial entrevista al escritor y además, la trama me encanta. Lo de la estructura, me recuerda a Meridiano de Sangre, es algo increíble, eígrafes o pequeñas anotaciones d elo que queda por venir, aumenta mucho la intriga. Besos :)

    ResponderEliminar
  7. Marisa, tu entrada de consummatum est no se puede abrir, no sé si es normal :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí puedo Yossi... Habrá sido un error momentáneo. Vamos, digo yo... ;P

      Eliminar
  8. Para mí no es género menor los relatos, hay algunos que merecen estar en los puestos más reconocidos. Y hablando de reconocidos, este autor si que tiene premios. Como siempre una entrevista sin tacha.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Maravillosa entrevista, desconocía los numerosísimos premios que tiene. No, está claro que noes casualidad, no hay que perderlo de vista. Repito que soy pro-relatos, de género menos nda, qué injusto el vacío que se les hace. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Lo que creo que pasa con los relatos es que es difícil (o al menos para mí) encontrarlos que realmente estén bien construidos. En este caso es difícil decir que no, me siento obligada a probarlos... Gracias por la recomendación. Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Muchísimas gracias por esta magnífica entrevista y por presentarme a este autor. Me tientas mucho con su libro, que los relatos es un género que me gusta mucho y por lo que cuenta el autor, me parece que disfrutaría mucho con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Pues es una lástima que haya sido en la distancia porque por sus respuestas parece una persona muy interesante

    ResponderEliminar
  13. Me gusta que escoja a Dickens y Poe entre los grandes cuentistas, son dos de mis favoritos, sin desmerecer a Cortazar, por supuesto. El relato es un género muy atractivo para mí y esta parece ser una buena ocasión para acercarse de nuevo a él.
    Besos,

    ResponderEliminar
  14. Muy buena entrevista. Del autor no comentaré nada por ser mi primo materno (ni lo genial que es escribiendo, ni lo auténtico que es como persona, ni lo interesante que son sus historias, ni lo que me hace reír con su humor socarrón, ni nada de nada...) ¡no me sacaréis ni una palabra sobre él, malandrines!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...