Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 1 de diciembre de 2014

LA HERMANDAD de Marcos Chicot.

Portada La Hermandad

Editorial: Duomo Ediciones.
Fecha publicación: 2014.
Nº Páginas: 474.
Precio: 19,90 €
Género: Novela. 
Edición: Tapa dura.
ISBN: 9788415945505

Autor

Marcos Chicot nació en Madrid en 1971. Es psicólogo clínico y economista. Ha ganado el Premio de Novela Francisco Umbral, así como el Premio Rotary Internacional de Novela. También ha sido finalista del Premio Max Aub, el Juan Pablor Forner, el Ciudad de Badajoz y el Premio Planeta. Ha publicado en Duomo El asesinato de Pitágoras (2013); un gran éxito de ventas traducido a varios idiomas. Está casado y tiene dos hijos: Lucía (2009) y Daniel (2012).

Sinopsis


LA LUCHA CONTRA UN ENEMIGO 
AL QUE NI LA MUERTE PUEDE DETENER

España, Siglo XXI: Irina, Daniel y Elena desarrollan proyectos punteros que exploran las capacidades y los límites del cerebro y los ordenadores. Cuando se conocen a través de Mensa, la mayor organización de superdotados del mundo, descubrirán que nada es lo que parece y que ellos son las piezas decisivas de una guerra que comenzó hace 2.500 años.

Cartago, Siglo VI a.C.: Ariadna, hija del filósofo Pitágoras, recibe junto a su esposo Akeón, un pergamino con una noticia que encarna la peor de sus pesadillas. El terrible mensaje incluye un pentáculo invertido, el símbolo abominable que representa todo lo opuesto a las elevadas enseñanzas de su padre. De inmediato se desata una vertiginosa espiral asesina tras la que se adivina una mente poderosa y despiadada.

En ambas épocas, los protagonistas intentarán descubrir la identidad de su enemigo antes de que acabe con todos ellos... pero se encontrarán con respuestas para las que no están preparados.

UNA TRAMA IMPACTANTE, UN HERMANDAD MILENARIA, UNA LUCHA QUE DETERMINARÁ EL DESTINO DE LA HUMANIDAD

[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Hay autores que son dignos de admirar y no lo digo solo por las historias que son capaces de construir y traspasar al papel, sino también por su perseverancia, por su constancia, por su voluntad. Personas que creen en lo que hacen, que luchan por un sueño y terminan por conseguirlo. Así es Marcos Chicot al que todos conocemos. Un día nos presentó su primera novela El asesinato de Pitágoras y no paró hasta conseguir ver su novela en los escaparates de las librerías, publicada por Duomo Editorial.  Ahora, y nuevamente publicado por la misma casa, llega con La Hermandad, una novela que muchos han estado esperando desde que se internaron en su primer trabajo. 


Si El asesinato de Pitágoras me dejó un gran sabor de boca (no obstante, fue el ebook en español más vendido del mundo en 2013), La Hermandad no me ha defraudado en absoluto. Ha supuesto una lectura que me ha tenido en vilo desde el prólogo hasta la última página del epílogo. Y es que además de lo interesante de la trama, esta novela es una lectura amena, ágil, interesante y, lo más importante, que te hace reflexionar. Cuando cierras el libro es inevitable darle vueltas a muchas de las cuestiones que se plantean porque, ¿a quién no le interesa saber a qué nivel de manipulación estamos expuestos? Nuestra mente es moldeable por lo que, en función de la habilidad de ciertas manos, alguien puede conseguir que actuemos y pensemos de una determinada forma de manera involuntaria. De ello hablaré más adelante.

Pero, ¿cuál es la estructura de La Hermandad? A diferencia de El asesinato de Pitágoras, La Hermandad se construye sobre dos escenarios espacios-temporales distintos. Por un lado, la Cartago de 507 a.C., con muchos de los personajes que aparecían en la primera novela. Por otro, el Madrid de la actualidad. A través de un hilo conductor, se van desarrollando las tramas de forma vertiginosa pero con distintos parámetros, ya que si bien en Madrid se van sucediendo los hechos durante días, la acción en Cartago transcurre durante una misma tarde y noche.




Ya en el prólogo, Marcos Chicot nos pone sobre aviso de una existencia peligrosa y maligna que permanecerá presente en toda la novela y cuyo origen encontramos en tiempos de Pitágoras llegando incluso hasta nuestros días. En contraste, en el primer capítulo el autor nos dibuja una tierna estampa familiar con personajes conocidos: Ariadna, hija de Pitágoras, su marido Akenón, antiguo policía en Egipto y posterior investigador, y el hijo de ambos Sinuhé. Cuando los capítulos se van entrelazando entre Madrid y Cartago, nuevos personajes se van incorporando al entramado: Elena Pastor, profesora en la Universidad Complutense  de Psicopatología, y Daniel Martín, ingeniero informático con apuros económicos para llegar a fin de mes pero trabajando en un proyecto personal en el que confía para salir de ellos.

Los saltos de un capítulo a otro igual te llevan al pasado que al presente y, en ocasiones, algunos se inician en el mismo periodo que acabó el anterior. En cualquier caso, y sea como fuere, todos gozan de gran dinamismo y, aunque se hacen referencias a la novela anterior, lo cierto es que no es indispensable haberla leído pues La Hermandad tiene vida propia.

Otro recurso que me ha gustado mucho es que una misma escena se narra desde diferentes perspectivas. Si en un momento dado, la escena se presenta a través de los ojos de unos personajes, más adelante volveremos a ella pero vista desde otro ángulo. De este modo Marcos consigue que el lector tenga una visión globalizada de la situación descrita.

Cuando nos hallamos en la Cartago del siglo VI a.C., el autor nos describe con todo lujo de detalles aspectos de aquella sociedad, sus costumbres, su comercio, las viviendas, vestidos, religión, política… y el hábito más que discutible de alimentarse de perros, algo que Marcos ratifica al final de la novela como una práctica habitual. De aquellos tiempos, queda claro el equilibrio de fuerzas que existía entre los distintos pueblos mediterráneos. Pero cuando saltamos a la actualidad, el escritor, de forma camaleónica, cambia de registro y nos habla de los adelantos tecnológicos. En estas páginas, se refleja el espinoso problema que viven algunos profesores ante la violencia estudiantil (ya la dedicatoria apunta en esa dirección) e incluso el tema tan actual de la crisis que sufrimos. Todo ello da frescura a nuestra lectura, y en ningún momento desfallece el interés por ella.

En este punto, quizás os preguntaréis cuál es el nexo que las dos parejas principales, Ariadna y Akenón por un lado, y Elena y Daniel por otro… Ahí es donde entra en juego las dos fuerzas que rivalizan desde los tiempos de Pitágoras: el bien y el mal, la luz y las tinieblas, el poder del conocimiento para hacer un mundo mejor o para manejarlo con oscuros fines. En definitiva, la Hermandad contra Khaos, el discípulo más brillante que tuvo el sabio griego, y sus seguidores.

Ambos bandos buscan reclutar, a través de los siglos, a todas aquellas personas que puedan ser candidatos potenciales para sus respectivas organizaciones. Elena y Daniel, que comparten el estudio sobre el cerebro, la mente y el comportamiento humano, pertenecen a una organización de la que nunca había tenido noticias y que al principio creí que era producto de la imaginación de Marcos: Mensa. En la carta a los lectores que el autor dedica al final de la obra, se nos aclara que se trata de una organización real de superdotados a la que él mismo pertenece. Para los más curiosos, se facilita la página web www.mensa.es y la dirección del test orientativo para saber si podríamos ser aptos para entrar en ella (www.mensa.es/test/test.html). Yo lo estoy haciendo pero creo que mis resultados van a ser más que mediocres.


Como veis, y tal como indiqué al principio, en La Hermandad se trata el preocupante tema de los lavados de cerebro y su manipulación. No es solo asunto de sectas y otras organizaciones de manejos oscuros, es que todos los días nuestro cerebro se ve constantemente embestido por campañas de marketing y publicidad, noticias políticas,... Marcos da un paso más: ¿y si esta manipulación mental se pudiera alcanzar con tan solo hacer que alguien lea un documento? De hecho, en la obra tiene una importancia fundamental el Documento de Khaos, alrededor del cual gira la pregunta anterior.

En otro orden de cosas, la novela está escrita en tercera persona, salpicada por pasajes en los que los personajes piensan en primera. Su estilo es sencillo, no hay necesidad de un vocabulario rebuscado ni de descripciones exhaustivas. Cuenta con un prólogo, ochenta y ocho capítulos de corta extensión que avivan el ritmo de la lectura, más un epílogo. Y para abrir boca, nos adelanta el prólogo y un par de capítulos de su siguiente trabajo que llevará por título «Regreso a la muerte»

Resumiendo, creo que no soy la única que ha disfrutado de la lectura de La Hermandad. Ya lo hicimos con la novela con la que Marcos debutó. El argumento de este nuevo trabajo es lo suficientemente interesante como para mantener viva la curiosidad del lector. Por lo tanto, no me queda más remedio que animaros a leerla. 

Y no quiero concluir esta reseña sin destacar el lado más humanitario de Marcos Chicot, un hombre comprometido con los más necesitados y al que, por cuestiones personales, el mundo de la discapacidad le toca bien de cerca. Es por eso que el 10% de los beneficios que obtiene con sus novelas los destina a ONGs de ayuda a personas discapacitadas, un acto digno de mención y que yo, por motivos también personales, le agradezco enormemente. 

Agradezco al autor el envío del ebook.




Retos:



     

Puedes adquirirlo en:



26 comentarios:

  1. Tengo pendiente tanto el anterior como este, lo malo es que no me llega el tiempo con tanto pendiente. Gracias por la reseña! :)

    ResponderEliminar
  2. Todavía no me he animado con este autor, lo único que me hace dudar es la parte antigua tanto en esta novela como en la anterior, lo de Cartago...pero por lo demás sí que me gustaría, es intriga y acción de calidad y con chicha.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me encantó, y como a ti, también me gustó el tema de la Ong.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Tu reseña me anima a apuntar esta novela pero aún me tengo que leer la primera, El asesinato de Pitágoras. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me apetece leer los dos libros del autor, que pintan genial, y si encima dices que se pueden leer independientemente, mejor que mejor. Los tengo los dos en mi ebook y espero leerlos en 2015. 1beso!

    ResponderEliminar
  6. Coincido contigo, la disfruté un montón!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Lo terminé ayer mismo, y me encantó. La pluma de Marcos me ha enamorado, no es que enganche, es que se lee tan bien, y escribe tan bonito, que devoras las páginas.
    Deseando leer su libro que saldrá en poco tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo pendiente y será de mis próximas lecturas ya que me apetece muchísimo
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me estáis poniendo los dientes muy largos con esta novela !
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. He seguido vuestros comentarios en twiter y veo que os estaba gustando; pero el final también ha merecido la pena. Apuntada queda. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Seguramente seré el único de la blogosfera mundial que no lo lea, siempre me pasa... es que me lío y me lío y luego ya no me da tiempo y eso que me interesa bastante el tema :) Besos :)

    ResponderEliminar
  12. Todavía tengo pendiente el Asesinato de Pitágoras. Besos

    ResponderEliminar
  13. Espero no tardar demasiado en ponerme con ella y más después de los buenos comentarios que está suscitando. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hoy le toca reseña también en mi blog. Estoy bastante de acuerdo contigo sobre este libro, creo que Marcos hace un gran trabajo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. ´Me pasa como a Yossi y me siento una rara por no haberme acercado aún al autor,.
    Tendré que solucionarlo vistas las buenas opiniones
    Besos

    ResponderEliminar
  16. La tengo en el lector esperando. A ver si me animo prontito, que no paro de leer reseñas muy positivas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. También me ha gustado mucho leerla,

    ResponderEliminar
  18. No sabes la envidia que me das, otro autor que tengo superpendiente de leer , creo que el año que viene haré un reto de todos los autores que tengo pendiente por estrenarme con ellos

    ResponderEliminar
  19. Pronto lo reseñaré, me gustó mucho esta historia

    ResponderEliminar
  20. Con este autor no me he atrevido, pero chica, cómo me lo vendes, me voy a tener que poner las pilas :-P

    ResponderEliminar
  21. Tengo que leer a Chicot que me lo estoy perdiendo. Pero esto lo solucionaré pronto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Marisiña, paso de puntillas que estoy esperando que me llegue, el autor es muy amable por lo poco que lo he podido tratar a través del correo, pero me alegra muchísimo que haya alcanzado su sueño y que sea tan comprometido. Besos.

    ResponderEliminar
  23. No leí el anterior ni este aunque curiosidad le tengo, a ver si en algún momento termino de arrancarme.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Me encantó, lo terminé la semana pasada y lo disfruté muchísimo, casi más que el anterior
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Como soy más de histórico, la balanza se inclina hacia la primera novela, pero el tema del poder de la mente y los dos thriller que hay en ésta la igualan,
    besucus

    ResponderEliminar
  26. A ver si puedo leerlo pronto y me gusta tanto como a ti.
    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...