Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 30 de abril de 2014

SÉPTIMO (DRAMA - 2013)

Séptimo

Año: 2013.

Nacionalidad: Española.

Director: Patxi Amezcua. 

Reparto: Ricardo Darín, Belén Rueda, Luis Ziembrowski, Osvaldo Santoro, Guillermo Arengo, Jorge D'Elía, Andrea Carballo.

Género: Thriller.

Sinopsis: Un padre y sus dos hijos juegan a ver quién llega primero a la calle desde su séptimo piso: si el padre en el ascensor o los niños por las escaleras. Cuando el padre llega a la planta baja, resulta que los niños no aparecen, no hay rastro de ellos. Empieza entonces una búsqueda frenética por parte de los padres. 


[Información facilitada por Filmaffinity]




–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


¡Cuántas ganas tenía de ver esta película! Las perspectivas no podían ser mejores. Un actor que me gusta mucho. Una actriz a la que he visto brillar en algunos registros. Un argumento que, a priori, resulta atractivo. Pero, una vez más se olvidan de que el espectador no es tonto. No lo somos, no. Somos observadores, tenemos criterio, nos hacemos preguntas y nos gusta obtener respuestas al final. Entonces, ¿por qué engañarnos?

Séptimo narra una historia de desesperación, la que sienten unos padres al comprobar que sus hijos han desaparecido de la forma más tonta posible. Sebastián (Ricardo Darín) y Delia (Belén Rueda) conforman un matrimonio separado y en vías de divorcio por las infidelidades del marido. Tienen dos hijos, Luca y Luna, a los que adoran y por los que darían la vida. 



Como cada día Sebas, un abogado que trabaja para un prestigioso bufete de Buenos Aires, recoge a sus hijos para llevarlos al colegio y como cada mañana juegan al juego de las escaleras. ¿Quién llega más rápido hasta la planta baja? ¿El padre por el ascensor? ¿Los niños por las escaleras? Ese día, el descenso de los pequeños conlleva la desaparición de los mismos, sin dejar huella ni rastro. ¿A dónde han ido? ¿Qué les ha ocurrido? ¿Han salido a la calle o siguen dentro del edificio? Los minutos dan paso a las horas y Sebastián está cada vez más desesperado. No entiende qué es lo que ha podido ocurrir. La tensión que siente se ve aumentada por su entorno laboral. Sebas tiene un importante juicio de cuyo veredicto depende el prestigio y la economía del bufete para el que trabaja. Mientras intenta localizar a Luca y Luna recibe insistentes llamadas de teléfono instándolo a acudir a los juzgados cuanto antes, pero los niños no aparecen y la teoría de un secuestro se hace cada vez más evidente.

¿Por qué parece que han secuestrado a los niños? ¿Quiénes son los secuestradores? Se barajan varias teorías y todas son creíbles, y aunque algunas son más inverosímiles que otras, considero que están bien argumentadas. Puede que la vecina que los ha cuidado alguna vez y esté obsesionada por tener hijos tenga algo que ver. O bien, el portero, un tipo al que no le vendría mal un buen puñado de billetes. O ese vecino loco del 5º que siempre se está quejando... Hay más sospechosos. Todos podrían tener un motivo para hacer algo así. ¿Quién habrá sido?

Me gustan los planos que se ofrecen, como las vistas superiores e inferiores de los huecos de escalera o del mismo hueco del ascensor que Sebastián coge una y otra vez recorriendo todas las plantas del inmueble. Los movimientos giratorios de la cámara alrededor del padre desesperado en plena búsqueda incrementan la tensión y el agobio. Y la banda sonora, elemento tan importante en un largometraje y que, en este caso, encaja perfectamente con la tensión del momento. 



La interpretación no es, a mi juicio, el punto fuerte la película. Tanto Ricardo Darín como Belén Rueda son buenos actores, al menos, a mí me suelen gustar pero el primero fuerza mucho su desesperación, exagera en ocasiones y eso le resta naturalidad a su actitud. Belén Rueda es quizás un poco más creíble pero no es para tirar cohete. No sé si es que el guión no da más de sí y eso traba el desarrollo de los personajes o que ni ellos mismos se creen lo que nos están contando. 

En cualquier caso, son cuestiones a las que tampoco he dado mucha importancia porque lo que más me ha fastidiado de todo en esta película han sido los flecos sueltos y las incongruencias. Si nos paramos a ver la película sin más, resulta entretenida y amena pero a poco que empecemos a preguntarnos por qué se actúa de este modo y no de otro, por qué ocurre esto y no lo otro, surgen dudas que al final no son resueltas. Será que yo necesito tenerlo todo muy mascado pero es que no soporto la carencia de información. Ojo que no hablo de finales abiertos, eso es otra cosa. Hablo de que las posibles incógnitas que emergen se quedan flotando en el limbo sin que nadie nos de la más mínima explicación, la respuesta a mis por qués. Y luego están los tópicos. En pocos minutos, un móvil sin batería, un coche que no arranca, un atasco y un ascensor que no llega a su destino. Todo seguido, pam, pam, pam, una cosa tras otra, pam, pam, pam. Y todo esto, obviamente, cuando más prisa tienes. No.

En definitiva, Séptimo pudo ser lo que al final no fue. Una idea buena con un guión que no cumple. Una película que se deja ver, pero que no cala en el espectador, no en mi caso, precisamente porque no me gusta que me tomen por tonta y que al final me dejen con la eterna pregunta en los labios de ¿pero por qué? 

Mi puntuación escasa:



Trailer:


  




martes, 29 de abril de 2014

ENTREVISTA a JORGE DÍAZ (Cartas a Palacio).

Autor

Jorge Díaz nació en Alicante en 1962. Es escritor, periodista y guionista de televisión. Es uno de los creadores y ha sido coordinador de guiones de Hospital Central, serie con la que ha cosechado todos los premios de la profesión, el TP y el Ondas, entre otros muchos. Tras un año sabático en Brasil, regresó con su primera novela, Los números del elefante. La justicia de los Errantes, en la que novelaba el viaje latinoamericano de los anarquistas españoles Francisco Ascaso y Buenaventura Durruti en los años veinte del pasado siglo, fue su primera incursión en el género histórico.

Cartas a Palacio es su tercera novela. 


Cartas a Palacio (Jorge Díaz) Sinopsis

Una ambiciosa novela de amistad, amor y guerra en la Europa de principios del siglo XX, que cuenta la primera misión humanitaria gubernamental de la historia.

Se acerca el final del año más triste que se recuerda en el viejo continente. La guerra ha estallado hace unos meses y avanza sin piedad sembrando de muertos y heridos el corazón de Europa, cuando al Palacio Real llega una carta que remueve profundamente el ánimo de Alfonso XIII: una niña francesa suplica su ayuda para dar con el paradero de su hermano, desaparecido en el frente. Conmovido por tal petición, el monarca emplea la diplomacia española para saber de la suerte del hermano de la pequeña Sylvie, pero su acción navideña tiene consecuencias imprevistas y provoca la llegada de un alud de solicitudes a palacio.

Impresionado por la magnitud de la tragedia, Alfonso XIII, reúne a un excepcional grupo de colaboradores entre los que se encuentran su íntimo amigo y médico militar Álvaro Giner; Manuel Campos, profesor de mecanografía y simpatizante anarquista, o Blanca Alerces, una joven aristócrata madrileña decidida a tomar las riendas de su vida. Con ellos, el rey pondrá en marcha la Oficina Pro-Cautivos, donde gracias a la ayuda de funcionarios y diplomáticos, buscarán el modo de dar respuesta a todas esas familias rotas por la guerra, desesperadas por encontrar a sus seres queridos.

Inspirada en un hecho real, Cartas a Palacio recrea un momento histórico fascinante. Una ambiciosa novela en la que se mezclan el amor y la guerra, reyes y anarquistas, ambientes aristocráticos y humildes, el frente de batalla y el bullicio de las ciudades. Una emocionante novela coral de héroes anónimos, que con su compromiso llevaron a cabo una misión extraordinaria.

[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


La pasada semana tuve la oportunidad de charlar con Jorge Díaz sobre su última novela, Cartas a Palacio, un libro que algunos de vosotros ya habéis reseñado y que, al parecer, está gustando bastante. En lo que a mí respecta, he disfrutado mucho con la lectura de esta novela, aunque en el momento de la entrevista aún no lo había terminado, porque abarca una amplia temática y saca a la luz un episodio de la historia que yo desconocía por completo. 

La Oficina Pro-Cautivos fue instaurada por el rey Alfonso XIII en los desvanes de Palacio con el objetivo de ayudar a las familias que buscaban información sobre los soldados desaparecidos en combate durante la I Guerra Mundial. A pesar de la neutralidad de España en tal conflicto bélico, estuvo muy involucrada en esta misión humanitaria que ha pasado de puntillas por la Historia. Jorge Díaz la rescata para nosotros y construye a su alrededor diversas tramas que encandilarán al lector. Esto fue lo que nos contó:

Marisa G.- Jorge, Cartas a Palacio es tu tercera novela en la que hablas de la labor humanitaria del rey Alfonso XIII al crear lo que se llamó la Oficina Pro-Cautivos durante la I Guerra Mundial, algo que yo desconocía por completo.

Jorge D.- Pues a mí me pasó exactamente igual y lo mío es más grave porque yo ya había escrito una novela encuadrada en el principio de los años veinte, La justicia de los errantes. Para aquella novela leí muchos libros sobre la época pero desconocía la existencia de aquella oficina. Me enteré de casualidad, viendo un documental. No me sonaba absolutamente de nada. Le pregunté a algunos amigos, a familiares... Nadie sabía nada. Entonces busqué información  en internet y encontré algunas referencias. Entendí que aquella historia era material para una novela. ¿Por qué nadie sabe nada de la existencia de aquella oficina? Bueno, yo tengo mi teoría. Creo que la Guerra Civil acabó con la Historia de España anterior. Parece que el siglo XX solo es República y Guerra Civil. Luego también pienso que cuando alguien hace algo mal tendemos a criticar mucho pero jamás elogiamos lo bueno. Alfonso XIII hizo muchas cosas mal pero acertó con la creación de esta oficina y creo que había que contarlo. No era un personaje simpático para mi pero una vez que me he documentado puedo decir que ahora hasta me cae bien.

M.G.- ¿Entonces ha cambiado la concepción que tenías de ese rey?

J.D.- A ver, sigo pensando que no fue un buen rey pero tengo la idea romántica de que una persona es tan buena como lo mejor que ha hecho. ¿Por qué no medir a Alfonso XIII por lo bueno y no por lo malo? Y sí reconozco que al final le tengo simpatía.

M.G.- Y esta oficina que empezó como algo pequeño, con pocos empleados llegó a hacer grandes cosas, ¿no?

J.D.- Sí, empezó siendo algo muy, muy pequeño. Se habilitaron unos desvanes de palacio que no se usaban para nada, con un par de empleados y tres máquinas de escribir compradas a plazos. Cuando se cerró tenía cincuenta y cinco empleados, habían colaborado cuatrocientos diplomáticos,... Se convirtió en lo más importante para la gente que trabajó en aquella oficina. Todo esto lo comparo mucho con lo que hizo Schindler, que empezó de forma muy simple, intentando ayudar en los casos que podía hasta que llegó un momento en que se obsesionó por salvar a una persona más. Uno más. La oficina Pro- Cautivos se convirtió en algo que estaba por encima de ellos mismos.

M.G.- Si no me equivoco se disuelve en 1921.

J.D.- Sí, porque la guerra se acabó, se dejaron de recibir cartas, los prisioneros volvieron a sus países. Se intentó poner en marcha otra vez con la guerra de Marruecos pero claro, la diferencia fue que España colaboraba en la I Guerra Mundial porque no tenía una presencia pero en la guerra de Marruecos España era parte implicada y así todo era más complicado. 

M.G.- Y siendo España neutral, ¿cómo se tomaba el resto de los países involucrados en la guerra la intromisión española respaldada por la monarquía?

J.D.- Yo creo que lo agradecían. Hay que tener en cuenta que cuando empieza la guerra, se rompen las relaciones entre Alemania y Francia, Alemania e Inglaterra,... Cada país toma a otro para representar los derechos de sus ciudadanos. Tú imagínate que eres francesa y tienes una casa en Berlín, por mucho que Francia y Alemania entren en guerra, tú tienes tus derechos. Pero claro, como Francia no te puede defender, te tiene que defender otro país y ahí entraba España, que representaba los derechos de los ciudadanos franceses y Suiza representaba los derechos de los ciudadanos alemanes. Por lo tanto no es casualidad que la primera carta que da pie a la Oficina Pro-Cautivos sea de una niña francesa que escribe al rey de España. Así que sí, yo creo que los países agradecían el tipo de labor que hacía la oficina porque velaban por los intereses de los soldados. Además como desarrollaron un proyecto de intercambio de prisioneros, tanto un país como otro salía beneficiado. 

M.G.- La temática que abarca tu novela es muy extensa. No solamente hablas de ese episodio histórico sino que también desarrollas tramas amorosas y nos hablas de las revoluciones obreras, del anarquismo, del terrorismo, la homosexualidad, la pornografía. Desde luego el lector no se va a aburrir.

J.D.- Espero que no porque si con todo eso se aburre... Me gusta que digas esto. Lo que más llama la atención de la novela y en lo primero que los lectores se fijan es en la Oficina Pro-Cautivos y en la figura de Alfonso XIII y seamos sinceros, el rey es un personaje secundario, muy simpático y con toques de humor pero muy secundario. La protagonista de la novela es Blanca Alerces y la verdadera trama de la novela es si Blanca se queda con Álvaro o con Manuel, uno de su misma clase social y el otro un anarquista. Yo nunca había escrito una novela con una protagonista femenina y ha sido para mí un reto crear a una mujer femenina y fuerte que no dependiera de los hombres.  El resto de las tramas que aparecen en la novela siempre vienen impulsadas por el amor. Mi favorita es la de la sevillana Carmen y el pintor francés. 




Como anécdota te digo que yo quería tener en la novela a un francés y a un alemán pero no quería que representarán los tópicos. Así que se me ocurrió lo del pintor parisino que viaja buscando la luz y la belleza y lo coloco en Sevilla. Y en Sevilla, ¿a quién podía conocer? Pues a una gitana de Triana, a Carmen. Mientras escribía la novela me enamoré de ella, me apasiona esta mujer que lucha y sale adelante. 

Luego la trama del alemán Frank con Gonzalo, el periodista español, también me resultó muy agradable de escribir con todo ese movimiento de espionaje que yo quería tener. 

M.G.-  En la novela hablas de unos cabarets a los que acudían hombres para encontrarse con otros hombres y también mencionas las películas pornográficas que se hacían entonces. Imagino que serían más eróticas que otra cosa, ¿no?

J.D.- Te puedo asegurar que yo he visto una y era pornográfica, pornográfica.

M.G.- ¿En serio? ¿De qué año?

J.D.- A ver, cuando tú piensas en Alfonso XIII, una de las primeras cosas que te vienen a la cabeza, porque se ha dicho muchas veces, es que produjo películas pornográficas. Yo quería meter eso en la novela. Mi gran problema era que las películas de aquella época no se produjeron hasta el año 1922, por lo tanto, en mi novela, que transcurre del año 1914 a 1918, la producción no cabía pero sí el visionado y eso hice. 

Siendo director del programa La noche prohibida, aquel que trababa de sexo con Ivonne Reyes, Coronado, y tal..., no sé si te acordarás.

M.G.- Sí, sí que me suena. 

J.D.- Pues en el último programa, pudimos ver una película que se llamaba algo así como El confesor y aquello de erótico no tenía nada. Era pornográfico. 

M.G.- Pues yo no conocía para nada esa vertiente de Alfonso XIII. Me ha resultado muy curioso todo esto que cuentas.

J.D.- También había otras películas que llamaban naturalistas. En el anarquismo era muy común el naturalismo y el higienismo. Muchas veces se reunían en playas, por ejemplo en Barcelona era la playa de Bogatell, a donde acudían para hacer gimnasia desnudos una vez a la semana. Y en Alemania se comercializaron mucho películas nudistas, de chicas que hacían composiciones de estatuas griegas. Eran películas por las que se tenía mucho interés y se comercializaron mucho, especialmente en una época donde ver un tobillo era ya un escándalo. Pero vamos, que cuando se dice que Alfonso XIII produjo películas pornográficas te puedo asegurar que eran pornográficas.

M.G.- Qué curioso... Bueno, tu novela es coral, en la que tienen presencia muchos personajes. Te quería preguntar algo que ya me has contestado, si realmente crees que hay un único personaje protagonista. Dices que para ti es Blanca Alerces sin embargo, la percepción que yo tengo como lectora, es que junto a Blanca hay otros tantos, como Álvaro y el anarquista Manuel Campos, que tienen tanta importancia como ella.

J.D.- Puedes tener razón en cierto sentido pero en otro no. Mira, el protagonista no tiene que ser siempre el que más aparece. Yo creo que el protagonista real es el motor. La novela empieza cuando Blanca se va a casar y acaba cuando Blanca decide con quién va a hacer su vida. Aunque a lo largo de la novela haya habido muchos vaivenes, muchas tramas de importancia, en realidad el motor de la novela es la vida de Blanca y durante su vida han pasado todas las demás cosas pero Blanca, para mí, es la protagonista principal. 

M.G.- Lo que sí es cierto es que ella encarna ese tipo de personaje del que más jugo se puede extraer en la literatura. Es una mujer inconformista que no se amolda a los convencionalismos de la época, que rompe con los estereotipos,... 

J.D.- Si, es verdad y también te digo que Blanca es el personaje más fácil de componer porque es el más agradecido. Cuando estás escribiendo, al que más tienes que querer es al malo porque es el más difícil de crear. Sin embargo, a la buena que en este caso es muy feminista y lucha contra todo y es guapa,... a esa es más fácil quererla que a otros personajes como Elisa, que es una mujer a la que tienes que encontrarle la pasión.

M.G.- Pues fíjate que yo me decanto más por Elisa que por Blanca. A mi Elisa me ha producido mucha ternura porque es una mujer muy sometida, que envidia todo lo que tiene Blanca y le gustaría ser como ella... Me ha producido mucha ternura ese personaje.

J.D.- Me has dicho que aún no has llegado al final de la novela ¿no?

M.G.- Me faltan cien páginas. 

J.D.- Pues te vas a llevar una sorpresa... 

M.G.- No me digas... 

J.D.- Ya verás. Lo de Elisa es como con Blanca, que no se sabe con quién se queda hasta la penúltima página. Y te digo una cosa, cuando yo empecé a escribir la novela y me hice mi primera sinopsis, para mí Elisa se quedaba con uno pero cuando me faltaban treinta páginas para acabar me dije  «Quita, quita que me he equivocado... Mejor se queda con el otro». O sea que si estás sospechando algo, lo mismo te equivocas. Creo que todo está bastante oculto porque el primero que no lo tuvo claro fui yo hasta llegar al final. 

M.G.- Bueno, eso está muy bien porque una novela demasiado predecible pierde la gracia.

J.D.- Sí, pero lo importante es que al final entiendas por qué se toman ciertas decisiones y por qué los demás reaccionan como lo hacen. Me gustaría que cuando la acabaras me mandaras un correo y me dijeras si la percepción que tienes de la novela a falta de cien páginas es la misma que tienes cuando la acabes. 

M.G.- Vale, pues lo haré. Te diré cuál es mi percepción.

J.D.- Te lo agradeceré. 

lunes, 28 de abril de 2014

UN ALTO EN EL CAMINO DE Kelly Mordon.


Editorial: Círculo Rojo.
Fecha publicación: mayo, 2013.
Nº Páginas: 301.
Precio: 20,00 €
Género: Novela.
Edición: Rústica con solapas.
ISBN: 9788490500064

Autora

Kelly Mordon, nacida en Madrid en 1970, estudió lengua y literatura. Más tarde se especializó en Dirección de Empresas, para culminar su carrera como perito calígrafo judicial, aunque su verdadera vocación siempre estuvo encaminada a la escritura. Actualmente dedica todo su tiempo a desarrollar su afición.

Gran conocedora de la mente humana, por sus incursiones en el mundo de la psicología forense, la totalidad de su obra es una oda al misterio y tiene la capacidad de hacer navegar al lector por innumerables sensaciones que le trasladarán a través del amor, la tristeza y el terror.

Un alto en el camino, no dejará indiferente a nadie. El giro constante que muestran los personajes en cada capítulo llevará al lector a involucrarse en la historia de tal manera que será como si la estuviera viviendo en primera persona.

Reveladora, inquietante, innovadora y extremadamente adictiva.

Sinopsis

Megan Pebbles, incapaz de negarse a la petición de su amiga de la infancia, acepta salir a cenar con ella para prestarle ayuda y apoyo a fin de que sobrelleve su complicada relación conyugal. Pero algo ocurre esa noche y, a la mañana siguiente, se encuentra mal y no recuerda nada de lo que sucedió durante la velada.

Su marido, Charley, la llama por teléfono y la convence para que emprenda viaja hacia un pueblo perdido y se reencuentre con él allí. La propuesta implica unas vacaciones juntos en un paraje maravilloso, donde él está haciendo un reportaje y en el que ella podrá recuperarse de todas sus dolencias.

El trayecto resulta extraño y un temporal obliga a Megan a realizar una parada en un motel de carretera donde nada es lo que parece.

¿Será el gerente del motel el alma caritativa que parece ser? ¿Podrá Megan salvar a Adelle y a la pequeña Joyce de las garras de su violento marido y padre? ¿Merece Devon su perdón, a pesar de haberle abollado el coche mientras repostaba? ¿Qué es lo que pretenden esas dos extrañas viejecitas que no paran de perseguirla a todas horas? Y lo más intrigante y aterrador.... ¿Quién es el desagradable inquilino de la habitación colindante a la suya? 

Un extraño alto en el camino que le obligará a tomar decisiones terribles antes de continuar su viaje hacia Cattleya, el pueblo perdido.

Pero... ¿qué es y dónde está Cattleya?


[Información facilitada por la editorial]



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


La primera vez que leí la sinopsis de este libro me dejó muy intrigada. La segunda, cuando Círculo Rojo me la ofreció para sortear, estuve tentada de solicitar un ejemplar para mí. La tercera fue cuando su autora me escribió para ofrecérmelo. No iba a decir que no, claro está.  

Hace algo más de mes y medio que lo leí pero hasta ahora no había podido sentarme a redactar la reseña, no solo por la cantidad de líos que me buscan y me encuentran o los que yo solita me busco, sino porque necesitaba reflexionar sobre la forma de encarar mis impresiones. A veces no es fácil hablar de un libro, de lo que nos ha parecido, de lo que destacamos o lo que consideramos que debería ser de otro modo. Son opiniones personales, muy subjetivas, lejos de toda profesionalidad, pero aun así requieren un mínimo de orden, estructura y mucha sinceridad.

Un alto en el camino posee un argumento atrayente que viene precedido por unas palabras introductorias de la autora en las que nos habla del amor, el dolor, los reveses de la vida y la resignación. Con estas líneas el lector entona el cuerpo y se predispone a lo que más adelante será narrado.

La protagonista es una mujer, en principio anónima aunque tras un par de páginas sabremos que se llama Megan Pebbles, que acaba de despertar aturdida después de haber pasado una noche de fiesta con su amiga Keyla. Apenas recuerda nada de lo que pasó la noche anterior, algo que ella achaca al excesivo consumo de alcohol. Poco a poco, la nube que cubre su mente se irá disipando y recordará breves escenas.

Este primer capítulo nos permite conocer a los personajes principales. De Megan sabremos que está casada con Charley y que, aunque los desea, no tiene hijos por problemas físicos. Keyla, en cambio, sí tiene una hija, un cuerpo precioso, una buena posición económica y un marido, Jhon, con el que la protagonista no se lleva muy bien. 

Cuando Megan intenta recordar lo que ella y su amiga hicieron la noche anterior recibe una llamada de Charley. Él es periodista y está haciendo un reportaje en un pueblo remoto. Charley le pide a Megan que se desplace hasta donde él está para pasar unos días juntos. La conversación se desarrolla en términos un tanto extraños, tanto para Megan como para el lector. Charley hace  hincapié en una serie de indicaciones bastante incomprensibles. Aun así, ella emprende camino en coche hacia el punto de encuentro y el trayecto servirá para seguir conociéndola un poco más. Megan es huérfana de madre. Con su padre mantiene una relación maravillosa, llena de complicidad y amor, que se fortaleció con su madre falleció. 

Poco a poco va consumiendo kilómetros mientras hace repaso de su vida, pero el viaje en coche se complica con motivo de una fuerte tormenta que la obliga a hacer un descanso en el motel La parada. Es un lugar extraño, regentado por un hombre (Stewart) especialmente amable, tanto que levanta sospechas. Los huéspedes tampoco son muy normales, un matrimonio con un hija pequeña, un par de mujeres muy fervorosas, un chico que se dirige al mismo lugar que Megan,... El ambiente está muy enrarecido pero ella intenta no darle demasiada importancia pues solo piensa en el momento que la tormenta pase y pueda seguir su camino en dirección a Charley. Sin embargo, la situación se complica por momentos. Comienzan a suceder cosas insólitas, sombras sin dueños, inquilinos de aspecto enfermizo que asaltan a Megan, el amable Steward se comporta de modo inquietante,... Todo esto asusta mucho a la protagonista y más cuando en su teléfono móvil comienza a recibir llamadas que se entrecortan, de Keyla diciendo que lo siente, de su marido incitándola a continuar el viaje a pesar de la tormenta, llamadas que la desconciertan cada vez más.

De lo que acontece más adelante no os voy a desvelar más nada. Tendréis que leer el libro para averiguar qué se esconde detrás de ese motel tan raro, quiénes son esos inquilinos, dónde está Charley y ese pueblo perdido al que Megan se dirige. Un argumento lleno de misterio e intriga con un final que puede sorprenderte.

De todos los personajes que aparecen en escena, Megan, obviamente, es el que más «cuota de pantalla» tiene. Ella tiene que hacer frente a una serie de tesituras incompresibles que la descolocan y la aturden. Es un personaje que expone sus sentimientos, nos describe los lazos que la unen a su marido, a su amiga, a su padre, lo que sintió cuando falleció su madre,... Todo esto hace pensar que el personaje se describe con profundidad y de hecho es así, no obstante, no he podido conectar con ella, no he sentido conexión ni con su dolor ni con su alegría. Creo que se enfrenta a situaciones en las que se mueve con demasiada ingenuidad, con una actitud que, en mi caso, no me parece creíble. 

Por otra parte, la autora sí muestra habilidad para crear personajes misteriosos que entran y salen del motel La parada. Ha sabido crear convenientemente un conjunto de extraños individuos que generan mucha intriga y curiosidad en el lector, algo que anima bastante a continuar con la lectura pues sentimos la necesidad de llegar al final para desvelar todas las dudas que nos surgen. 

viernes, 25 de abril de 2014

REGRESO A VENECIA de Francisco Granado.


Editorial: Guadalturia Ediciones.
Fecha publicación: febrero, 2014.
Nº Páginas: 352.
Precio: 12,00 €
Género: Thriller.
Edición: Rústica con solapas.
ISBN: 9788494207440


Autor

Francisco Manuel Granado Castro es natural de Guillena, villa situada en las postrimerías de la vega sevillana. Abogado, colabora en la revista La Toga, que edita el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla.

Es uno de los miembros fundadores de La Tertulia El Porvenir Siglo XXI, círculo literario que se reúne mensualmente en Felipe II. 

Resultó finalista del Premio Guadalquivir con su primera novela, que se titulaba "La más bella amante". Además ha escrito "La cabeza de Diana".

Sinopsis

Enrique Lucano, famoso empresario afincado en Venecia, ha muerto. Salió a navegar por las aguas de la laguna veneciana en su barco, se metió en el mar para bañarse y se ahogó. La policía está investigando su muerte por cuanto que, aunque no hay signos externos de violencia, la misma resulta sospechosa. 

Adrián Lucano, su sobrino, vuela desde Madrid a Venecia. Hace tres años que no volvía a Venecia, lugar de nada gratos recuerdos para él. Pero, al estar escrbiendo las memorias de su tío, el director del periódico en el que trabaja le obliga a ir.

Allí se reencuentra con sus tres primos, con quienes tiene una pésima relación desde que, siendo un huérfano alojado en la mansión Lucano, le hicieron la vida imposible. Igualmente, con su antigua novia, la bella Rebeca, mujer ambiciosa donde las haya, que le abandonó por su riquísimo tío.

Intrigas familiares, luchas por el control de la Fundación que Enrique presidía, personajes siniestros, amores y desamores, nos pasean por las bellas aguas de la fascinante Venecia.



[Información facilitada por la editorial]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Conocí a Francisco Granado el pasado invierno cuando asistí a la presentación de esta última novela en la Casa de la Provincia de Sevilla. Hasta la fecha no había leído ninguna obra suya y eso que, por este mundo, se había hablado mucho de su trabajo anterior, La cabeza de Diana, con muy buenas referencias. En aquel acto me topé con un hombre tímido, un tanto apocado, al que le costaba hablar de sí mismo y de sus novelas, como si sintiera un pudor extremo al exteriorizar sus opiniones. Cuál fue mi sorpresa cuando comencé a leer Regreso a Venecia y observé que la pluma le otorgaba una fuerza que le restaba la palabra. Me parecía increíble que el hombre al que yo había escuchado pudiera desenvolverse tan bien sobre el papel.

Regreso a Venecia arranca con una llamada de teléfono que rompe la monótona vida del protagonista, Adrián Lucano, un periodista de tres al cuarto que sobrevive como buenamente puede sin despuntar. Al otro lado de la línea, una mujer, Rebeca, con la que no parece que exista una buena relación. Ella le comunica que Enrique Lucano, tío de Adrián, ha sido encontrado muerto flotando sobre las aguas de la Playa del Lido tras salir a navegar con su yate. Aparentemente todo apunta a un accidente, quizá sintió un calambre mientras nadaba, pero el asunto no está demasiado claro. ¿Accidente? ¿Asesinato? Son múltiples las teorías que giran alrededor de la muerte de este magnate de las finanzas conocido a nivel mundial, un reconocido hombre de negocios, hecho a sí mismo, y que a lo largo de los años ha amasado una importante fortuna. Ahora, tras su fallecimiento, son muchos los que acuden al olor de la herencia y muchos los que tienen un motivo para hacer desaparecer al viejo, entre ellos sus tres hijos, Ricardo, Isabel y Kike, que estarán bajo el punto de mira. 

Enrique Lucano trabajaba en un ambicioso proyecto antes de morir. Su intención era salvar Venecia recomponiendo la ciudad piedra a piedra en tierra más firme, para ello había constituido la Fundación Fénix que recaudaba fondos. Quería ser recordado para la eternidad, que su paso por el mundo no fuera olvidado y deseaba limpiar su nombre de las acusaciones de prevaricación y estafa que últimamente le habían imputado. A través del periódico en el que Adrián trabajaba, había contratado a su sobrino para que escribiera sus memorias, algo que él aborrecía pues no solamente detestaba a la familia que le había acogido de pequeño sino que además, entre su tío y él existía una cuestión mucho más peliaguda. Con odio y resentimiento Adrián se ve en un callejón sin salida. Escribir las memorias implica continuar con un empleo y un sueldo, aunque tenga que maquillar la vida de su tío. Al fin y al cabo, los Lucano no dejan de ser la única familia que le queda y ensuciar ese nombre sería ensuciar el suyo propio. 

Regreso a Venecia es un thriller en el que caben elementos como la intriga, el suspense, el asesinato, la venganza, la sospecha, el chantaje, encerronas, giros argumentales,... ingredientes que son comunes en un novela de este género y que en este caso casan bien. Sin embargo, y como suele ser habitual en mayor o menor medida, también hay un tiempo para el amor, ya sea el correspondido o el despechado. Adrián dejó en Madrid a una novia con la que tenía intención de casarse y se reencuentra en Venecia con otra mujer que le había partido el corazón tres años atrás.  Pero no hay dos sin tres.



Los personajes están adecuadamente definidos. El protagonista, Adrián, es al que más profundamente conocemos por el hecho de hablar en primera persona. Es un tipo que viene de vueltas de todo pero aun así se anda con pies de plomo. El golpe sufrido por su corazón fue demasiado duro y en ocasiones se sumerge en un pozo de amargura que no ha conseguido diluir con el tiempo. Gasta ironía fina con la que zaherir a sus interlocutores pues su corazón está lleno de resentimiento y en Venecia tiene más detractores que amigos.

Del resto de personajes se dan las suficientes pinceladas para que el lector se haga una idea de su personalidad. Así tendremos a la superficial Rebeca cegada por el lujo y el dinero. A la celosa Isabel que intenta salvaguardar y proteger su patrimonio de las garras de la anterior. Al ambicioso Ricardo, quizás el más parecido a Enrique Lucano, que intenta manejar los negocios de su padre a su antojo. La melancólica Sofía, esposa del anterior, que vive a la sombra de su marido en un completo mutismo. El crápula de Kike al que solo le interesa vivir la vida. Y así, los restantes secundarios.

Venecia bien podría considerarse como otro personaje más. Son numerosas las descripciones que se hacen sobre esta ciudad. Cafés, plazas, monumentos, calles, puentes,... pueblan las páginas de este libro permitiendo al lector recorrer sus rincones más bellos. 

jueves, 24 de abril de 2014

BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA 2014.



¡Buenos días! Hace muchísimo que no hablo en el blog ni de teatro, ni de música, ni de arte. Creo que ha llegado el momento de dar un meneo a esas secciones y lo hago con una nueva edición de la Bienal de Flamenco, dedicada este año a Paco de Lucía, tras su repentino fallecimiento. 

Sé que el flamenco no es santo de devoción de todos y que, a medida que ascendemos hacia el norte, serán muchos los que lo cataloguen de "arte menor". Aquí no y para mí menos. El flamenco es parte de mi cultura. Desde niña he escuchado fandangos, soleás, martinetes, seguidiyas, sevillanas,... y no es raro que se me erice la piel con un quejío o el desgarro de una guitarra flamenca. 

En ocasiones anteriores tuve el placer de escuchar a Estrella Morente, en su vertiente más profunda, a Esperanza Fernández, oír tocar la guitarra a Tomatito, a José Mercé, ver bailar a Sara Baras,... Con cada espectáculo salí con el alma en volandas. 

Un año más llega la Bienal y por si alguno tiene interés dejo la programación aquí

Y para poner punto final a esta entrada, os dejo un vídeo en el que Dorantes toca al piano su famoso tema Orobroy, cantado en caló, como decimos aquí, y con la voz en off de Jesús Quintero. Solo por curiosidad, no os lo perdáis. Qué viva el flamenco. Qué viva mi tierra.



miércoles, 23 de abril de 2014

EL MÉDICO (DRAMA - 2013)


Año: 2013.

Nacionalidad: Alemana.

Director: Philipp Stölzl.

Reparto: Tom Payne, Stellan Skarsgärd, Olivier Martínez, Emma Rigby, Ben Kingsley, Michael Jibson, Elyas M'Barek, Makram Khoury, Dominique Moore, Fahri Yardim.

Género: Drama.

Sinopsis: Adaptación de una novela histórica de Noah Gordon que se convirtió en un best-seller (1986). Ambientada en Inglaterra, en el siglo XI, narra la historia de Rob Cole (Tom Payne), un joven que se queda huérfano al morir su madre víctima de una extraña enfermedad. Esta circunstancia lo anima a irse a Persia a estudiar medicina bajo la tutela del sabio doctor Ibn Sina. 

[Información facilitada por Filmaffinity]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Esta reseña va a ser más corta de lo habitual. De hecho, bastaría con escribir tres palabras: TIENES QUE VERLA. Pero para no ser demasiado concisa, voy a detallaros un poco más mi opinión.

La tarde que fui a ver este largometraje al cine era miércoles, un día en el que las entradas resultan más económicas (se agradece) pero no por ello se alcanza siempre el aforo completo. Sin embargo, aquel día, no cabía un alfiler y curiosamente la edad media rondaba los 50 años.

Todos sabéis que esta película es la adaptación al cine de la novela homónima de Noah Gordon, un libro que lleva habitando las estanterías de mi casa desde que el mundo es mundo y al que jamás me he acercado. Mea culpa. Por lo tanto, al no haber leído el texto original, no puedo decir si la adaptación cinematográfica es fiel o no. En cualquier caso, y como ya dije al inicio, creo es una película que hay que ver sí o sí.



Todas las épocas tienen su oscuridad. El hombre ha estado siempre expuesto a múltiples factores que han acortado su vida: enfermedades, hambre, luchas encarnizadas,... En la Inglaterra del siglo XI, una simple caries podía acabar con la vida de un individuo y si llegaba a padecer el mal del costado, ni te cuento. No había cura posible para aquella enfermedad que hacía retorcer de dolor al enfermo llevándolo por un camino tortuoso hasta la muerte. Rob Cole es el hermano mayor de tres hermanos con una habilidad fuera de lo común. Huérfano de padre, cuida de su familia lo mejor que sabe. Su infancia queda marcada por la repentina muerte de su madre, aquejada de un agudo dolor en un costado para el que no hay remedio conocido.

Tras el fallecimiento de su madre, Rob es separado de sus hermanos que son acogidos por otras familias de la aldea. Rob es demasiado mayor. Nadie quiere hacerse cargo de él por lo que tendrá que buscarse la vida él mismo. Sin saber muy bien qué hacer, conoce a un médico charlatán (Stellan Skarsgärd) que surca los caminos de aquí y allá en busca de clientela enferma a la que curar con brebajes y ungüentos. Con él viajará por las distintas tierras de Inglaterra y aprenderá el oficio, llegando el aprendiz a superar las habilidades del maestro. Rob (Tom Payne en la edad adulta) es un muchacho ávido de conocimiento. Su inquietud por la ciencia y el funcionamiento del cuerpo humano no se limita a extraer una muela o a curar una herida de flecha. Él desea aprender más. Por eso, cuando oye hablar de un famoso médico persa, Ibn Sina (Ken Kingsley) sueña con conocerlo y aprender junto a él. Así pues, emprenderá un largo viaje, atravesará países, conocerá otras culturas, otras religiones, y llegará a la tierra anhelada. Acercarse a Ibn Sina no resultará fácil y la vida allí tampoco será un vergel. 

El médico es una historia de sueños, de aprendizaje, de dolor, de sabiduría, de ciencia, de estrellas, de plantas, de aventuras, de misterios,... pero también de desesperanza y por supuesto, de amor. Una película con un argumento muy completo, mejor ejecutado, y con una estupenda interpretación que no desencantará al espectador. Creo. 

martes, 22 de abril de 2014

BOOKTRAILERS (IX): EL HOMBRE QUE ARREGLABA LAS BICICLETAS de Ángel Gil Cheza.




Ficha técnica

Título: EL HOMBRE QUE ARREGLABA LAS BICICLETAS.
Autor: Ángel Gil Cheza.
Temática: Sentimientos.

Sinopsis: ¿A quién le escribirás la última carta de tu vida? El testamento de un escritor de novela negra empuja a su viuda, a su hija y a una antigua novia irlandesa -a la que abandonó años atrás sin explicación alguna- a convivir un verano en su casa de la playa junto a un taller de bicicletas en la costa mediterránea.

Hay novelas que no se pueden contar, ni tan sólo describir, porque sería como explicar un beso antes de darlo. El hombre que arreglaba las bicicletas es un verano en algún lugar de nuestro imaginario.


Ángel Gil Cheza consigue contagiarnos su particular modo de ver el mundo; un lugar en el que se escucha cada palabra, se atiende a cada gesto, y donde cada momento que compartimos con alguien cuenta.





BOOKTRAILER (VIII): EL INCREÍBLE VIAJE DEL FAQUIR QUE SE QUEDÓ ATRAPADO EN UN ARMARIO DE IKEA de Romain Puértolas.



Ficha técnica

Título: EL INCREÍBLE VIAJE DEL FAQUIR QUE SE QUEDÓ ATRAPADO EN UN ARMARIO DE IKEA.
Autor: Romain Puértolas.
Temática: Humor.

Sinopsis: Una historia divertida, inteligente que hace reír a carcajadas, que seduce los corazones y deleita el espíritu, pero que también nos hace reflexionar sobre lo realmente importante en la vida.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...