Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 9 de marzo de 2015

UNA RUBIA IMPONENTE de Dorothy Parker.


Editorial: Nórdica Libros.
Fecha publicación: marzo, 2013.
Nº Páginas: 112.
Precio: 16,50 €
Género: Relato ilustrado.
Edición: Rústica.
ISBN: 978-84-15717-35-5


Autoras

Dorothy Parker (West End, 1893 - Nueva York, 1967). Escritora estadounidense. Espíritu versátil y brillante, escribió artículos para Vogue y ejerció la crítica literaria y teatral en Vanity Fair y en The New Yorker. También realizó varios reportajes desde España durante la Guerra Civil. El relato que aquí presentamos, «Big Blonde», ganó el Premio O. Henry al mejor cuento del año. En sus obras observa con agudeza las relaciones personales, afectivas y sociales considerándolas siempre difíciles, frustrantes o incluso imposibles.

También escribió poemas, entre los cuales destacan los recogidos en el libro Lo poemas perdidos, de próxima aparición en Nórdica.

Elisa Arguilé (Zaragoza, 1972). Elisa Arguilé ilustra libros desde hace ya unos cuantos años. Lo que más le gusta de su trabajo es la posibilidad de buscar distintos modos de representar el mundo, y nada, ni siquiera lo que parece, es porque sí. En este libro, por ejemplo, eligió como técnica los rotuladores porque se diluyen con alcohol, igual que los recuerdos de la señora Morse.

Sinopsis

Publicado en 1929 en Bookman Magazine, Una rubia imponente es el relato más conocido de Dorothy Parker y uno de los más emocionantes y perfectos de la literatura del siglo XX. Por él recibió ese mismo año el prestigioso premio O. Henry.

La historia narra la ascención y caída de Hazel Morse, una rubia que «se sentía muy orgullosa de sus pies diminutos y era capaz de soportar el sufrimiento por vanidad». Tras aferrarse a algunos hombres, se adentra, de la mano del alcohol, en un mundo ficticio y autodestructivo buscando una escapatoria a la tristeza...


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Llegó este libro a mis manos por mediación de Marilú de Cuentalibros, cuyas indicaciones literarias no hay que dejar nunca pasar. Aunque conocía a Dorothy Parker de mi época estudiantil, Marilú tiene la virtud de fijarse en libros que para mí son rara avis, descubriéndome autores y títulos que constituyen un nuevo horizonte. Con Una rubia imponente, regreso al estilo de una autora que empezó desde el subsuelo y llegó a ser muy considerada por la crítica, pero también contó con una vida que se aleja considerablemente de la suavidad del algodón. 

¿Qué entendemos por una rubia imponente? Los cánones van cambiando con el paso del tiempo pero, para Dorothy Parker, una rubia imponente era Hazel Morse, una mujer de 30 años, hermosa, de pies diminutos embutidos en zapatos de tacón, que ha perdido ligeramente su esplendor, aquel que atesoraba cuando, con apenas veinte años, trabajaba como modelo en unos almacenes de ropa. Hazel ha sido siempre una mujer que vivía en el presente y no malgastaba su tiempo en recordar el pasado. Divertida y despreocupada, entra y sale con amigos y hombres de los que consigue noches de fiestas y diversas proposiciones de matrimonio. Ataduras, no.

Pero el tiempo va pasando, va dejando huella en su cuerpo que se torna más fofo y más ancho. Peligra su encanto, ese que hacía voltear la cabeza a los caballeros a los que mantenía libando de su mano. Así que cuando Herbie Morse, un hombre de buen porte, con un buen trabajo y un buen sueldo, le propone matrimonio, Hazel no se lo piensa.

La vida conyugal cambiará la vida a esta rubia que lucha con un cabello que se va oscureciendo poco a poco. ¿Qué es lo que ella realmente desea en su vida? ¿Entrar y salir de fiesta cada noche? ¿Cuidar de su casa y de su marido? Sus días junto a Herbie la colocarán sobre una atalaya para evaluar y examinar con ojo crítico lo que ha sido su vida hasta ahora. Hazel y el propio lector descubrirá lo que se escondía bajo esa fachada de frívola alegría que será sustituida por una profunda melancolía. Comienza así un declive que la llevará a conocer a otras personas y a recurrir a medios poco ortodoxos para superar la tristeza que la invade. Hazel parece condenada a vivir dentro de un circulo vicioso del que intentará salir con poco éxito.

Creo que todos estaréis de acuerdo conmigo. Cuando se inicia una relación no somos totalmente sinceros con la otra persona. Por regla general, nos volvemos más permisivos, más tolerantes, empáticos y comprensivos. Tendemos a agradar, a dar lo mejor de nosotros mismos y a ocultar esos defectos que nos avergüenzan. Solo cuando pasa el tiempo y llega la confianza es cuando sale a la superficie nuestro verdadero yo. Dorothy Parker escarba en esa hipocresía, en la mentira en la que Hazel vive solo por no renunciar a un vida de risas y diversión. Pero nadie puede vivir eternamente en el engaño. Por mucho que nos lo propongamos, la verdad saldrá a flote y es entonces cuando estallan los problemas entre Hazel y Herbie. 

Pero más allá de ese análisis de las relaciones personales, Parker también encuadra este relato en un momento delicado para la sociedad neoyorquina o para la americana o mundial, en general. Una rubia imponente se publica en febrero de 1929 en la revista Bookman Magazine. Supuestamente eran los felices años 20 y aunque aún imperaba la Ley Seca, el alcohol corría por fiestas y clubs. Y no sería hasta octubre de 1929 cuando la bolsa de Nueva York y la quiebra bancaria tuvo lugar. Aunque no se hace referencia a estos fenómenos en el relato, quizás esa atmósfera triste y pesimista que flota en la vida de Hazel tenga algo que ver con aquel desastre.

Sea como fuere, lo que sí se percibe con nitidez es la crítica llena de burla e ironía que Parker hace sobre la sociedad del momento. La manera frívola y superficial con la que se conducían los miembros de esa burguesía emergente. El aire festivo y de alegría que se vivía en las reuniones donde corría el alcohol y que no hacía más que ocultar una realidad bien distinta. Asimismo, la imagen que muestra del papel del hombre y de la mujer deja claro qué opinión le merecía los estereotipos de la época.


Mucho se habla de las pinceladas autobiográficas que se pueden encontrar en Una rubia imponente. Dorothy Parker pasó por varias relaciones que, si bien funcionaron durante un tiempo, acabaron en separaciones más o menos frustrantes. Intentó acabar con su vida en más de una ocasión aunque no parecía que el destino le tuviera preparado un trágico final a temprana edad. Además tuvo problemas de alcoholemia, padeció de soledad y vio como su existencia encarrilaba un camino cuesta abajo. Si nos atenemos a estos hechos es fácil encontrar paralelismos entre la vida de la autora y la vida de la protagonista de este relato. Incluso su amor por los animales queda reflejado.




Más allá del texto que desvela la realidad de una época, las ilustraciones con las que Nórdica adorna esta edición, aportan más significado aún si cabe. Es curioso cómo la ilustradora, Elisa Arguillé, juega con la expresión de la cara de Hazel. En qué viñeta aparece maquillada con una enorme sonrisa, o en qué otra muestra un rostro triste y deprimido. La cara de Hazel no es más que una careta que esconde su verdadera faz. También resulta interesante tratar de averiguar por qué Hazel aparece siempre en ropa interior la mayor parte del libro y en qué ocasiones Elisa cubre el cuerpo de esta rubia mujer con un vestido. Estas ilustraciones no son meros acompañamientos del texto sino que además fortalecen el mensaje que la historia transmite, siendo algunas de ellas terriblemente duras. 

Escrito en tercera persona y con cuatro capítulos, Una rubia imponente es un relato que se lee en una sentada. Decía antes que flota en el ambiente un halo de tristeza y pesimismo que no nos podremos quitar de encima en ningún momento para llegar a un final que nos deja un poso de amargura y resignación. Esta edición cuenta con salteadas Notas del Traductor con explicaciones sobre algunos aspectos que se mencionan en el libro: un cuadro, una canción,... Siempre tan instructivas.

Ha sido una experiencia interesante volver a recordar la pluma de Parker (curioso juego de palabras). Leer Una rubia imponente supone ir más lejos de la apariencia para descubrir el verdadero significado que se esconde tras la vida de una mujer, atada al alcohol como remedio para soportar su existencia. No es una historia fácil de digerir pero la realidad no siempre nos conduce por un camino de rosas.

Muy recomendable la lectura de este relato y más aún, ahondar en la vida de su autora. Ya nos lo contaba Marilú aquí.






[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]


Retos:

- Sumando 2015.
- 100 libros.
- Libros ilustrados.



Puedes adquirirlo en:


19 comentarios:

  1. Yo también cogí la recomendación de Marilú auqnue la he quedado un poc oen el olvido.

    ResponderEliminar
  2. Me la apunto!!!
    Tiene muy buena pinta e intentaré buscar una edición igual de chula. Gracias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que éste no me llama mucho. No me lo llevo. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Esta vez no me atrae demasiado lo que nos cuentas, con este no creo que me anime
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Siendo recomendación tuya y de Marilú seguro que el libro merece la pena leerlo. Aunque de momento me abstengo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Ya había leído el relato por "culpa" de la abu, aunque no esta edición y también algún relato más dentro de un recopilatorio. Me gusta mucho aunque de poco en poco porque si bien lo hace con humor retrata el desencanto. Me ha impresionado mucho la última ilustración.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues no sé, me parece que hoy no me lo llevo. Por cierto... qué horror de portada ¿no?
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Y por qué me suena algún tipo de adaptación? La verdad es que la historia que cuentas no la recuerdo así que lo mejor es que me lleve apuntada a la rubia que eso nunca viene mal jajaja. besos :)

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho, me lo llevo Marisa. Aunque siento decirte que la portada....no me gusta nada jajaja Un beso

    ResponderEliminar
  10. Ya la tengo pendiente desde que leí la otra reseña así que sumando tu opinión lo que haré es adelantar su lectura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Uauuu, qué buena elección de tema para el booktrailer, me ha encantado, al igual que la reseña, le has sacado partido a la historia y al libro en sí, en todas sus dimensiones ¡genial!. Lo que me fascina de Parker es su ironía, cuando lees muchos de sus relatos termina por resultar monocorde pero es un autora que me llegó especialmente, conocer su vida es un plus, este en concreto no es de los más divertidos pero sí muy representativo. Muchas gracias por la mención y el enlace (espero no ser una rara avis, jajaja)
    Besos, ahijada!!!

    ResponderEliminar
  12. Me atrae lo que cuentas así que si me cruzo con este libro, seguro que cae. Aunque intentaré tardar en cruzarme con él, que los libros de mis estanterías me miran ya con mala cara...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Lo cogí hace no demasiado con bastantes ganas. Merece la pena la historia, el tono y el contraste en esta edición de la ilustración con lo que representa. Es tremendamente crítico con una sociedad que lo merece
    Una gran recomendación
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me encantan estas ediciones de Nórdica, aunque este relato lo tengo en otra edición. Sin leer, pero con ganas de meterle mano (o pestaña).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me lo apunto! Tiene muy buena pinta! Besos!

    ResponderEliminar
  16. Estaba ya en mi lista de futuribles, así que, confirmado :-)

    ResponderEliminar
  17. Uys qué pintaaasssss.... Me llama mucho muchísimo, a mi lista de deseos de cabeza! 1beso!

    ResponderEliminar
  18. Esta vez creo que lo voy a dejar pasar, no termina de llamarme
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Me lo apunto, que no he leído nada suyo =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...