Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

martes, 19 de mayo de 2015

ENTREVISTA a JOSÉ CORBACHO y JUAN CRUZ (People from Ibiza).

Autores

La gente siempre nos pregunta: «¿Cómo hacéis vuestras películas a cuatro manos?». Y siempre respondemos lo mismo: «Antes de que nos juntara el cine, nos juntó la vida».

Y así, entre caña y caña y tapa y tapa, hemos hecho teatro juntos (en nuestros inicios), programas de televisión (La última noche, Homo Zapping,...), películas (Tapas, Cobardes), dos galas de los Premios Goya e incluso una serie de televisión (Pelotas).

Pero sobre todo hemos seguido viviendo y compartiendo momentos.

Y ahora nos ha dado por escribir una novela.

Nos gusta contar historias, sea en el formato que sea.

Y esperamos que ustedes las sigan disfrutando.

Eso sí... No nos pregunten cómo hemos escrito este libro a cuatro manos. 

Recuerden que a nosotros nos juntó la vida.

megustaleer - People from Ibiza - Jose Corbacho / Juan CruzSinopsis

El verano es la única época del año en la que nos permitimos ser quien en realidad no somos.
Cambiamos. Todos.


Una familia de Hospitalet de Llobregat de vacaciones con la suegra y el perro incluidos.

Un chef francés que huye de una intoxicación por setas en su reconocido restaurante parisino. 

Un director de un museo berlinés y un famoso presentador de la televisión alemana que viajan para casarse.

Un párroco italiano dispuesto a resistir a todo tipo de tentaciones. 

Un grupo de maduros hinchas del Liverpool que pasan las vacaciones con las cenizas de su amigo.

Un joven cómico salmantino que conoce a la rica heredera de una cadena hotelera americana.

Y una pop star cansada de serlo...

People from Ibiza es una novela coral en la que hombres y mujeres de nacionalidad, clase social y edad, aparentemente muy diferentes entre ellos, viajan a la isla blanca para pasar unos días de vacaciones con un objetivo común: huir de su vida para conseguir ser quien les gustaría ser o, al menos, dejar de ser ellos mismos por un tiempo.

Sus ilusiones, ambiciones, deseos, sueños y desengaños son los verdaderos protagonistas de este libro, historias que no coinciden pero se entrecruzan en algún momento, y evolucionan paralelamente sumergidas en una trama trepidante.

Una novela profundamente humana y actual, en la que la supuesta locura de la isla parece que quiere arrastrar a los personajes, pero ellos consiguen mantener su realismo y su ternura. Una comedia con unos diálogos brillantes, un collage fresco, variado, divertido y sorprendente.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Las entrevistas son toda una experiencia, a cual más gratificante. Te permiten conocer a gente interesante, compartir opiniones, conocer las del contrario, debatir, reflexionar,... Siempre se aprende y encima te lo pasas bien. 

Tenía muchas ganas de conocer a José Corbacho y Juan Cruz. He sido fan de sus programas. He visto sus películas y su serie, y aunque no me dio lugar a leer el libro, no quería perderme la oportunidad de sentarme con ellos y dejarlos hablar, casi sin tener nada preparado.

«Risas» es la palabra que con más frecuencia saldrá en la transcripción de esta entrevista y es que nos reímos muchísimo pero también nos pusimos serios cuando tocamos otros temas. Creo que, tanto uno como otro, y al margen de hablar de la novela en sí, dieron en el clavo respecto a algunas cuestiones que abordamos. Así que, sin más, señores y señoras, con todos ustedes, José Corbacho y Juan Cruz. Esto es lo que nos contaron.



Marisa G.- José, Juan, People from Ibiza. Esto os lo habrán dicho muchas veces pero no puedo evitarlo. ¡¡Llevo días cantando la cancioncita de Sandy Marton sin poder quitármela de la cabeza!! 



J. Corbacho.- (Risas)

J. Cruz.- Se te ha quedado ahí enganchada.

Marisa G.- ¡¡Es que habéis resucitado de entre los muertos a aquel muchachito de melenas rubias!!

Corbacho.- Pero está vivo, eh...

Cruz.- Sí, sí... Aún vive.

Marisa.- Bueno pero musicalmente ya no se le conoce.

Corbacho.- No, bueno, creo que no. De hecho, nos lo encontramos por Ibiza hace poco. 

Marisa.- ¿Ah, sí?

Cruz.- Sí, sí...

Corbacho.- Pero nunca lo habíamos visto y nos dio las gracias por el título y todo. Pero que yo sepa se retiró musicalmente. Es un one hit-wonders man, un hombre de un sólo éxito. Pero es normal que mucha gente, los que tenemos la canción escondida en nuestro disco duro, acabemos por resucitarla. Hemos jugado con eso en la portada, con un título y una canción que remiten a una época pasada y luego también con todo el diseño de la cubierta que recuerda a una época más actual, de ahora del siglo XXI. Hemos querido mezclar para hablar de todo un poco.

Marisa.- Comprendo. Pues nada, ahí sigo yo con la cancioncilla una y otra vez. Además, entonces tenía yo catorce años y claro, estaba en la época de...

Corbacho.- ¡En la época de moverse!

Marisa.- Claro.

Cruz,- Muy pegadiza además.

Marisa.- Muchísimo.

Bueno, vosotros lleváis juntos mucho tiempo y habéis hecho un montón de cosas: programas de televisión, películas, series,... ¿Siempre lo hacéis todo juntos?

Corbacho.- Bueno, todo, todo,.. ¡¡no!! 

Marisa.- (Risas). ¡Hombre, ya! Pero entiéndeme...

Cruz.- La siesta nos la hemos echado por separado porque Jose tenía que hacer sus cosas y yo las mías...

Marisa.- (Risas)

Cruz.- No, en serio. Todo no. Lo que pasa es que sí hacemos muchas cosas y de hecho empezamos a hacer cosas que tienen que ver más con nuestro ámbito personal porque la vida nos juntó antes de compartir cosas a nivel profesional, así que empezamos por cosas que nos parecen mucho más importante como una paella, un arrocito,

Corbacho.- Una cañita,...

Marisa.- (Risas)

Cruz.- Un concierto, un partido de fútbol,... y esas cosas. Y casi siendo unos críos comenzamos con el teatro amateur y luego Jose continuó con el teatro, y yo hice mis pinitos en el mundo del cine donde, por cierto, él también me echó un cable porque siempre estuvo muy encima de...

Corbacho.- De su carrera como cortometrajista.

Cruz.- Efectivamente y luego mucho más tarde sí que coincidimos en lo profesional pero hacía mucho más tiempo que nos conocíamos y habíamos compartido mucha vida.

Marisa.- De todos modos esta es la primera vez que os enfrentáis a escribir juntos una novela.

Corbacho.- Sí, de hecho lo hemos hecho más como un juego que como un reto, o bueno, una mezcla de ambas cosas. Antes de hacer Tapas, Juan había estado de guionista en programas de El Terrat en los que yo también estaba vinculado, y hubo un momento en que nos planteamos hacer un largometraje y entonces empezamos a trabajar con la estructura, a darle vueltas a las cosas y un día se lo enseñamos a una productora para ver si íbamos bien encaminados, y saber qué le parecía aquello, si tenía algún sentido y la chica nos dijo que ella misma se podía presentar como productora de aquel proyecto a Televisión Española, tal, tal,... Y ahí nos dimos cuenta de algo que ya sabíamos, que nos gustaba contar historias, hacer este tipo de cosas y por otro lado, que teníamos una visión en común, que dos tipos que se conocen de hace mucho tiempo, coincidían en su manera de ver el mundo y en su manera de reflejarlo. Siempre fue así. La película fue así, la siguiente igual, la serie igual,... Y luego llegó el momento en que nos planteamos hacer un ejercicio más literario porque nosotros siempre estamos pensando en historias pero nunca sabemos con antelación si va a ser una película, una obra de teatro, un libro o una revista en fascículos,... y justo coincidió que, con otra amiga nuestra que trabaja en una editorial, estuvimos hablando sobre esta historia y le planteamos que podía ser una novela. Y pasó un poco lo mismo que lo que pasó con Tapas, la chica dijo «sííí»...

Cruz.- La colamos...

Corbacho.- (Risas). Le gustó y a partir de ahí hemos hecho un ejercicio diferente porque es verdad que escribir una novela es algo bastante diferente a hacer una película, aunque también hay muchos puntos en común, porque se entremezclan historias, personajes,... y la metodología de trabajo también es muy similar porque pensamos y hablamos mucho, ponemos muchas ideas encima de la mesa, escribimos cosas, nos la rebotamos, nos las cambiamos, nos sorprendemos el uno al otro,.. Y eso. Además estamos muy contentos porque era algo que nos apetecía mucho...

Cruz.- Claro. La experiencia ha sido chula. Como decía Jose, era un poquito reto porque había que darle más profundidad a la historia. Al ser una novela tenías que explicar las cosas de otra forma, entras en otros matices, tienes que ser descriptivo de otra forma porque en un guión el texto va a acompañado por una imagen que va a ser más explicativa,... pero teníamos mucha ilusión, queríamos escribir una novela porque nos parecía muy estimulante y aquí está el resultado, del que hemos disfrutado también mucho...

Marisa.- Entonces, ¿la experiencia ha sido positiva?

Corbacho,- Totalmente.

Cruz.- Super positiva.

Corbacho.- Bueno y lo está siendo porque además nos permite también hablar con gente que la ha leído o que te comenta mil cosas y eso es muy agradable.

Marisa.- Sí, suele ser algo instructivo. Pero digo yo que para llevar tantos años haciendo cosas os tenéis que llevar estupendamente. ¿Nunca tenéis un desencuentro?

Corbacho.- Intentamos llevarnos bien. Cuando hay desencuentros, probablemente son muy normales, del tipo «¿De verdad quieres decir esto así?», o más bien en nuestro lenguaje: «¡¡Esto es una mierda!!», «¡A la basura!» o «Esto que has hecho es un truño»,... (Risas)

Marisa y Juan.- (Risas)

Juan.- «¿Pero qué mierda has escrito?»

Corbacho.- (Risas). Pero vamos, al final tampoco nos vamos a pelear por una película o por un libro. ¡No te jodes!, si no nos hemos peleado hasta ahora, tampoco mitifiquemos tanto,..

Marisa.- (Risas)

Cruz.- No pero verás, es que esto al final no deja de ser siempre un camino, ya sea cuando escribes un guión, cuando escribes una novela,... Lo primero es definir siempre un final o un objetivo, con lo cual, ya tenemos muy claro hacia dónde vamos y en ese camino lo que está muy bien es que cada uno nos encontremos con los matices del otro o las aportaciones del otro, o con esa suma, con lo cual, lo que pones por encima de todo es la obra, sea del formato que sea, la peli o la serie,... 

Marisa.- Entonces reproches del tipo «Mi idea es mejor que la tuya» como que no, ¿no?

Cruz.- No. Es que eso además es muy absurdo, porque cuando eso pasa, cuando Jose no ve claro lo que aporto, termino por darme cuenta de que es verdad y digo «Pues es verdad. Si esto es una mierda». Ocurre así o viceversa. Quiero decir, al final lo que importa es que los dos estemos contentos y la idea vaya tomando forma y sobre todo, que la gente cuando lo vea o lo lea, sienta que se lo ha pasado bien y eso es lo más agradecido que te pueden decir.

Corbacho.- Claro.  Además puede resultar una actitud llamativa al tratarse de un ejercicio literario por ser algo muy personal y muy unitario, pero nosotros es que siempre hemos trabajado con mucha gente. Cuando hacemos una película, la gente nos pregunta que cómo lo hacemos entre dos y no es que seamos dos, es que somos cien, porque detrás nuestra está el ayudante de dirección, el otro, el otro,... más los guionistas,...

Cruz.- Maquillaje, peluquería,...

Corbacho.- Los actores,...

Cruz.- Los eléctricos, el director de fotografía...

Corbacho.- Exacto, es que hay tanta gente que igual te viene el director de fotografía y te propone una luz diferente a la que habías pensado y resulta que queda mucho mejor.

Cruz.- (Risas). Claro,...

Corbacho.- No se puede ser tan cenutrio y poner una luz más oscura porque así te lo imaginabas aunque no se vea la escena... Todo tiene que ser lógico y fluido, pero bueno, hay de todo. Hay gente que trabaja muy bien sola. A la vista está por la mayoría de los autores que escriben... (risas), pero  a nosotros nos va bien así.

Marisa.- La novela es coral porque son varias historias. Contadme un poco el argumento.

Corbacho.- Mira, nosotros teníamos varias premisas de las que queríamos hablar. Una básicamente era el mundo del verano y las vacaciones porque al igual que siempre decimos que nuestra primera película, Tapas, no es una película sobre Hospitalet, aunque transcurre allí, esto tampoco es una novela sobre Ibiza aunque figure en el título. Lo mismo podría pasar en Marbella o en una playa de Valencia o en Nueva York o en Miami. Es verdad que Ibiza nos da una variedad y una paleta de colores increíble pero es mucho más importante el tema del verano, de las vacaciones, y cómo te puede cambiar la vida en un verano porque nos comportamos de manera diferente, porque estamos más relajados o porque llegas en unas circunstancias determinadas,... Eso es un poco la sinopsis de la novela, diferentes personajes de diferentes países del mundo que aterrizan en Ibiza en una semana de agosto y cómo les cambia la vida, o lo que les pasa, o lo que ellos llevan dentro o con la mochila que vienen.

Cruz.- Nosotros somos de la teoría que el año empieza y acaba realmente en verano, cuando tienes ese momento de paréntesis, de parar y echar el freno que nada tiene que ver con el 31 de diciembre donde, de repente, sí que nos planteamos ponernos a dieta, apuntarnos al gimnasio, dejar de fumar,... 

Corbacho.- Pero claro todo eso lo pensamos bebidos...

Cruz.-Eso, totalmente bebidos y al día siguiente ya no nos acordamos de nada.

Marisa.- (Risas)

Corbacho.- No nos sirve.

Cruz.- No, no sirve de nada. Sin embargo, el verano sí que es ese momento con cierta liturgia, haciendo la maleta con la ropa que no hemos utilizado durante todo el año, nos ponemos menos ropa o ninguna,... En fin, que somos más nosotros y de repente, al darnos cuenta de que somos más nosotros, por nuestras cabezas pase la pregunta: «¿Realmente estamos yendo por la senda que queremos ir?». 

Corbacho.- ¿Realmente queremos ser nosotros? (Risas)

Marisa,- También. (Risas).

Cruz.- Claro, ¡qué jodío!

Corbacho.- Y entonces es cuando levantas la mano y dices: «Otro mojito por favor». (Risas)

Marisa y Juan.- (Risas)

Cruz.- Que quiero olvidarme de cómo soy. (Risas)

Marisa.- Pero bueno, es que el verano también es una época muy complicada porque las relaciones se electrizan, la gente choca más, se aguantan menos,...

Corbacho.- En septiembre hay muchos divorcios.

Marisa.- Claro, por eso lo digo. 

Corbacho.- Es la época del año en que más hay pero yo creo que un divorcio en verano siempre es un buen divorcio porque el día a día tapa un montón de cosas, no ya en una pareja, sino a nivel relacional, que luego, cuando no estás haciendo nada, sale todo a la luz. Pero por regla general, en el verano uno está relajado, los niños están por ahí, no trabajas,... y lo que decía Juan, te enfrentas más a ti mismo, la playa democratiza mucho, es más difícil esconder el michelín,...

Marisa.- Buenooo, eso es complicadísimo...

Corbacho.- (Risas). Sí y entonces, en ese sentido, nosotros creemos que como motor, otra de las cosas que nos gustaba enfatizar, el verano como motor, funciona en muchos casos, en el de nuestros personajes y en el mundo en general.

Marisa.- Personajes que son muy variados y distintos, de distintas profesiones (un chef, un director de museo, un párroco,...). No sé cómo lo habéis enfocado. Hay un mapa en el libro que señala el lugar que cada uno visita.

Corbacho.- Sí, cada uno veranea en un punto distinto de la isla.

Marisa.- ¿Pero no confluyen nunca sus historias?

Cruz.- No, son historias paralelas o, en algún momento, se cruzan puntualmente pero no inciden unas e otras, salvo excepcionalmente con dos personajes. En realidad, nos interesaba mucho retratar ese entorno en el que viven cada uno en sus ciudades de origen y luego contrastar esa realidad del día a día con ese momento de sus vacaciones y ver cómo de repente, su propia realidad los acaba por sorprender y los empuja hacia lo que definitivamente tienen que hacer.

Corbacho.- Luego también son muy diferentes pero en realidad, pensamos que casi todos tenemos las cuatro o cinco mismas emociones  que son las que nos mueven en la vida: la búsqueda de la felicidad, el deseo sexual, el querer cambiar,... Al final aunque tengamos una pop-star o un chaval que empieza en el mundo de la comedia, un chef parisino renombrado o unos hinchas del Liverpool, que parecen unos personajes muy diferentes entre sí, resulta que tienen muchas cosas en común porque nosotros creemos que las personas tenemos muchas más cosas en común que no diferenciales e igual por ahí, subyace una historia que deja patente la manía que tenemos de pelearnos los unos con los otros...

Marisa.- Cuando nos parecemos tanto.

Corbacho.- Exacto.

Cruz.- Claro. 

Marisa.- Quizás ese es el problema, que nos parecemos demasiado.

Corbacho.- De hecho hay muchas peleas en el libro. Los franceses se pelean con los ingleses, los otros con los belgas, los de Hospitalet con otros,... Algo que viene del calor, del verano, que se agobian todos... Al final terminas dándote cuenta que todo el mundo está más o menos para lo mismo. Por muy diferente que parezca alguien...

Cruz.- Al final los motores son los mismos, los que mueven a todos por igual. 

Corbacho.- Exactamente.

Marisa.- ¿Y hay algún personaje que os haya costado definir especialmente?

Corbacho.- No. Sí queríamos ser especialmente prudentes con algunos. Por ejemplo hay una pareja de gays alemanes que van a casarse a Ibiza y entonces, claro, nosotros somos heterosexuales e igual es muy fácil ponerte a escribir sobre algo que desconocemos para que, al final todos nuestros amigos gays nos dijeran: «¿Pero qué habéis hecho?». Así que teníamos que tener cierta prudencia o pudor pero precisamente como tenemos un buen entorno y somos muy de fijarnos en la gente, están todos encantados y nos han dicho que hemos retratado a los gays muy bien. Incluso nos dicen que hemos sido demasiado blandos... ¡¡Pero si hay uno que es un medio psicópata!!  (Risas). Pero sí, hemos querido ser prudentes y que todo el mundo tenga su buen fondo. Al final queríamos una novela que la gente la leyera con una sonrisa.

Cruz.- Sí, optimista, alegre,..

Corbacho.- Y la terminara de buen rollo y pensando que qué bien se lo ha pasado... ¡Tampoco somos Paulo Coelho! (Risas).

Marisa.- Una comedia. De esos entendéis mucho y dicen los que entienden que es mucho más difícil hacer reír que llorar. ¿Esto es verdad?

Corbacho.- Oye, pues si lo dicen los que entienden...

Cruz.- Para qué vamos a contradecirles. (Risas)

Marisa.- Bueno, bueno,... Es lo que se escucha por ahí... Vosotros me diréis. (Risas)

Cruz.- Hombre lo que sí nos parece a nosotros muy importante es abordar cualquier drama, doméstico o de dimensiones catastróficas, desde el humor porque siempre es más suave de pasar un mal trago desde la comedia que desde el propio drama. Verter drama sobre el drama, primero es redundante y segundo, doblemente doloroso. Con lo cual, mejor abordar las cuestiones dramáticas de la vida desde el humor porque vamos a sufrir menos y por eso el registro en el que nosotros nos sentimos más cómodos es ese. Y si además los que entienden, lo dicen...  Pues ya está. (Risas)

Corbacho.- No se trata de que sea más fácil o más difícil. A mí me gustaría que fuera muy fácil hacer reír a la gente pero no precisamente porque no quiera dignificar la comedia y el humor, que creo que hay que reivindicarlo siempre, sino porque creo que la gente siempre está con demasiadas defensas, demasiados prejuicios y expectativas y pensando: «A mí esto no me va a hacer reír». ¡Ostia, relájate un rato y échate unas risas! Cuando luego, en el mundo normal, cuando no te enfrentas como espectador a algo, no es un libro, no es una película, una obra de teatro o tal, sino que estás con tus amigos, tú vas por la calle y todo el mundo se está echando unas risas con la gente.

Marisa.- Bueno, con el panorama que tenemos ya es decir.

Corbacho.- Claro, pero luego la gente se pone delante de algo y ya se ponen a la defensiva. Macho, vamos a relajarnos. Lo mismo por eso es más difícil...

Mira, en el libro hay un pasaje de un cómico que tiene la oportunidad de trabajar en la casa de unos ricos que han montado una fiesta y tal. Pues resulta que nadie se ríe  porque el tío lanza un discurso bastante heavy sobre los ricos y hay un chófer que le dice que a los ricos no les gusta reírse porque entonces se relajan y les pueden robar la cartera, así que el ser humano está ahí como...

Marisa.- En tensión.

Corbacho.- Sí, eso, en tensión para la risa pero conviene, conviene y mucho para no perder el sentido del humor.

Marisa.- Bueno, los que podéis hacer eso sois unos afortunados porque no todo el mundo puede tomarse la vida con sentido del humor, que es lo que vosotros pretendéis, ¿no?

Corbacho.- Totalmente. Creo que es importante a nivel personal pero bueno, que cada uno aguante su vela.

Marisa.- Eso.

Hablábamos al principio que el título nos recuerda a una canción pero resulta que el interior también está lleno de música.

Cruz.- Hay mucha música, sí.

Marisa.- Muchas referencias musicales: Doors, Stones, Donna Summer, The Cure. Este último ha sido toda una sorpresa porque yo también tengo cerca a alguien que sueña con convertirse en Robert Smith.

Corbacho.- Hombre, ¡como todos!

Marisa.- Pues ya está más gordito, ¿eh? Los años hacen mella.

Cruz.- Sí, sí,... ha echado ahí unas buenas...

Corbacho.- No empecemos a hundir el mito por favor. (Risas)

Marisa.- (Risas). Bueno sale Lovesong en el libro. Un auténtico temazo.




Cruz.- Sí, Lovesong, es de hecho la que cierra el libro. Nos iba muy bien con el escenario, con Ibiza porque es una isla muy vinculada con la música, una isla donde han aterrizado bandas como Pink Floyd y han compuesto allí sus discos. Ahora es el gran altavoz de los DJs más famosos del mundo, que recalan allí y pinchan en las discotecas. Por otro lado, es que a nosotros nos gusta muchísimo la música y aprovechamos que en un libro no hay que pasar por...

Corbacho.- Por vicaria (Risas).

Cruz.- Eso, por vicaria, para poder utilizar esas canciones y que puedan acompañar a nuestros personajes y para que pongan el acento en esas tramas y en esas situaciones en las que se encuentran. Nos pareció fascinante poder tirar de toda esa discoteca sin tener que hablar con discográficas, que siempre es una movida,..

Marisa.- Pasar por caja, vamos.

Cruz.- Efectivamente.

Corbacho.- Y que el productor dijera pues The Cure no. Van a tener que ser Los Chunguitos.

Marisa.- (Risas)

Corbacho.- Ea, pues vamos para allá. 

Marisa.- Yo no conozco Ibiza y me gustaría saber qué elementos se conjugan en ese pedazo de tierra para que atraiga a tantísima gente.

Corbacho.- Mira, al hilo de lo que decía Juan de que la música siempre existió en la isla, creo que también es una tierra de paso, como probablemente muchas islas, y siempre ha pasado mucha gente por ahí, en los años 60, en los años 70,... De ahí en adelante. Además, hay una gran oferta de entretenimiento y también se sustenta en algunas cosas como muy concretas, una buena puesta de sol, el Café del Mar, el chill out,... De repente hay cosas que nacen allí y luego también hay grandes discotecas y clubes, como los puede haber en otras partes del mundo como Inglaterra, Alemania,... pero claro con sol, playa, buena temperatura, verano,... También es verdad que estamos hablando de tres meses al año. El resto es una isla bastante normal, donde la gente hace su vida, va a comprar el pan, lleva los niños al colegio y tal..., pero bueno, ahí se han dado una serie de circunstancias como se pueden dar en otros sitios del mundo como Miami, pero sí que para ser una isla tan pequeña se ha convertido en un centro turístico internacional. 

Marisa.- La palabra Ibiza todo el mundo la relaciona con la fiesta.

Corbacho.- Sí, bueno, eso era una cosa que también queríamos diversificar mucho porque hay otras islas y otras realidades y nosotros tampoco queríamos hacer una novela de la noche y las discotecas porque...

Marisa.- Os lo digo porque a mí me gusta mucho la tranquilidad y no me veo yo en Ibiza. Imagino que a mucha gente le pasará como a mí.


Corbacho.- Pero también hay zonas tranquilas. Es que el tema de la noche y la fiesta está muy concentrado pero eso al final es como en todos los sitios. Si decimos Sevilla, ¿en qué piensa la gente? Flamenco, palmas, toros,... Y alguien te puede decir que no viene a Sevilla porque no le gustan los toros. ¡Joder, no seas tonto macho! No vayas a los toros y punto, pero date una vuelta por Sevilla que es muy bonita. Es lo mismo, con el flamenco y las sevillanas que la gente se cree que aquí todo el mundo está siempre cantando y de feria y no es así. Hay sitios tranquilos, hay calles maravillosas,... Al final, siempre pasa lo mismo. Nos hacemos una sola idea de un sitio...

Marisa.- Solemos poner etiquetas.


Cruz.- Efectivamente.

Corbacho.- Ponemos etiquetas a todo. Si piensas en Nueva York, no te entra en la cabeza que puedas estar en un parque cuando el parque de allí es uno de los más grandes del mundo. En fin, es curioso. Y por eso nosotros queríamos diversificar porque la propia historia que íbamos a explicar era mucho más diversa.

Cruz.- Y porque los personajes tienen intereses e inquietudes muy diferentes, tantos como escenarios puede tener Ibiza. Quiero decir, todo el mundo viaja con el mismo presupuesto, a esa isla o a cualquier sitio. De todos modos, nosotros siempre decimos que el viaje más barato a Ibiza es comprar esta novela.

Corbacho.- (Risas).

Marisa.- Es un buen argumento para leerla. Dadme más. Convencedme para que lo lea porque daros cuenta que los lectores lo tenemos un poco complicado cuando tenemos que elegir lectura. La mesa de novedades de las librerías está a rebosar y la oferta es tan, tan, tan variada... 

Corbacho.- Justo ayer leíamos una noticia, al hilo de la Feria del Libro, que venía a decir que este país es uno de los que más edita y desgraciadamente, la segunda parte de la frase decía que probablemente también era el país en el que menos se leía. Qué gran contradicción... Pero bueno, lo único que podemos decir a la gente es que si quiere pasar un buen rato y quieres tener una lectura entretenida, te quieres echar unas risas pero también te quieres emocionar y hacer un viaje, pues léete este libro, pero claro, igual hay gente que dice que lo que quiere es una historia en las bodegas jerezanas del siglo XIX, ¡joder1, pues entonces cómprate La templanza,... (Risas)

Marisa y Juan.- (Risas)

Corbacho.- Claro, ahí cada uno busca sus historias pero si lo que buscan es pasar un buen rato y más de cara al verano y vivir otra vida durante las horas que te dure este libro, pues entonces sí, cómprate este libro. Nosotros somos mucho de vivir otras vidas y que el espectador o el lector también lo haga.

Marisa.- La verdad es que la literatura es la única manera de viajar barato, de vivir otras vidas, ser otras personas,...

Cruz.- Totalmente. 

Corbacho.- Y ya sabemos que viajar es muy importante para abrir tu mente.

Cruz.- Y necesario.

Marisa.- Pues yo como no he viajado a Ibiza y la cosa tampoco está para tirar cohetes, me voy a leer el libro.

Cruz.- Pues te van a entrar unas ganas tremendas de ir.

Marisa.- No me extrañaría.

Bueno, no me quiero dejar atrás otra pregunta que para mí es importante. Sois personas que se os conoce por otras facetas (programas, películas, series,...). Los lectores suelen ser reticentes a dar un voto de confianza a todos los que os animáis a escribir cuando sois personajes mediáticos. Me gustaría saber vuestra opinión.


Cruz.- Mira, no sé por qué, pero creo que en algún momento hemos tenido algún tipo de desconexión con la realidad porque hay muchos escritores en este paìs que eran mediáticos. Por ejemplo,  Cela era super mediático y fue Nobel de Literatura. Era un tipo que te lo podías encontrar en cualquier programa. Pérez Reverte era un señor super mediático. 

Corbacho.- Arrabal, Umbral, Terence Moix,... Es que hacía programas de televisión, presentaba, hacía entrevistas,... 

Cruz.- Claro. Y de repente nadie entiende por qué esto se ha convertido ahora en una especie de... no sé. Es que aquí somos muy aficionados a los autos de fe y a quemar a la gente...

Marisa.- La Inquisición sigue en pie.

Cruz.- Efectivamente, pero esto es una figura que siempre se ha dado. Es como decir que aquí el escritor tiene que ser ese personaje oscuro, apartado, que nunca aparece en sociedad. Joder, Valle-Inclán era un tío que tenía una imagen pública super destacada, y estamos hablando de hace casi un siglo,...

Corbacho.- Y Dickens no era nada discreto.

Cruz.- Claro, u Oscar Wilde.

Corbacho.- ¡Es verdad! ¡Oscar Wilde era una celebrity! (Risas)

Marisa.- (Risas)


Cruz.- Era el Boris Izaguirre de la época (Risas). Pero me da mucha rabia, y no tanto por mí porque yo no soy mediático, pero sí me da mucha rabia por la parte que le toca a Jose, que la gente tenga esos prejuicios. Además está pasando que nos encontramos con gente que cree que hemos sacado a la venta un libro y no es un libro, es una novela. Hay una diferencia sustancial porque hay mucha gente que piensa que esto es un resumen de experiencias nuestras en la isla. 

Marisa.- Un verano loco que pasasteis en la isla.

Corbacho.- Exacto, pero es una novela. Es ficción. Está claro que cada uno puede hacer lo que quiera, pero también hay muchos libros que salen de programas de televisión...

Cruz.- Y perfectos, además.

Marisa.- Bueno, y también hay gente que escribe sus memorias.

Corbacho.- Efectivamente, pero en este caso existe ese resquemor. Mira, a mí uno de mis artistas favoritos que me ha marcado en la vida, que no viene a cuento ninguno pero como estamos en Andalucía pues lo digo, es Camarón. Si hubiera sido por los prejuicios, pobre Camarón de la Isla. A él le dio igual, él tiró para delante y al final, ¿en qué se ha convertido? Pues probablemente en uno de los mejores artistas flamencos de toda la historia, pero ¡ostia!, imagínate lo que la gente del flamenco le dijo cuando saco La leyenda del tiempo. Es lo que hay.

Marisa.- ¿Se podría decir que ellos se lo pierden?

Corbacho.- Pues sí.

Cruz.- Ellos se lo pierden y nosotros no nos podemos comprar una mansión en Miami porque sería fantástico que esto fuera un best-sellers.(Risas)

Corbacho.- Entonces ya no seríamos mediáticos porque estaríamos encerrados en nuestra mansión.

Cruz.- Y no daríamos entrevistas porque estaríamos escribiendo.

Corbacho.- Seríamos autores malditos, oscuros... Pero bueno, por otro lado, te compensa absolutamente el hecho de poder hacer algo en lo que crees, que es tuyo, con la ilusión de siempre y que también hay mucha gente que da mucho cariño. Es la primera vez que hacemos una novela por lo tanto es normal que haya un cierto descubrimiento por parte de la gente.

Marisa.- ¿Pensáis repetir?

Cruz.- Bueno sí, ¿por qué no? La experiencia ha sido chula.

Corbacho.- Ha sido agradable, pero de momento vamos a disfrutar de esta porque además es que estrenamos una película en noviembre, que estamos montado, y claro...

Marisa.- Se llamará Incidencias, ¿verdad?

Corbacho.- Sí, así. Son una gente que coge un AVE y se queda parado a mitad de trayecto el día 31 de diciembre. La novela es en verano y la película es en invierno.

Marisa.- ¡Anda!

Cruz y Corbacho.- Somos como el ZARA.

Marisa.- (Risas)

Corbacho.- Pasamos de temporada a temporada (risas). Y bueno, los personajes se quedan ahí, no hay cobertura, nadie sabe lo que está pasando, todo el mundo empieza a mirar al de al lado de una forma extraña y se vuelven muy locos. Es una comedia...

Marisa.- Y eso lo veremos en octubre.

Corbacho.- Sí, octubre o en noviembre será el estreno.

Marisa.- A mí me encanta el cine español. Lo defiendo mucho a costa de pelearme con mucha gente, con mi hermana, sin ir más lejos.

Cruz.- Con gente que seguramente no lo ve que es uno de los grandes problemas. 

Marisa.- Yo es que no entiendo por qué  echamos por tierra lo que se hace en este país.

Cruz.- Es que no nos gustamos. 

Corbacho.- Pero es que esa idea está muy arraigada en este país. 

Marisa.- Pero es que, con perdón, nos tragamos cada porquería venida del otro lado que...

Corbacho.- Ya, ya, ya... Esta es la discusión perenne. Imagínate si nosotros no la habremos tenido veces. Pero es verdad, y en el cine español hay películas maravillosas, películas regulares y películas malísimas como en el americano, en el tailandés, en el vietnamita,...

Marisa.- Como en todos lados. Igual que con los actores.

Corbacho.- Lo malo es que una persona no decida ir a ver una película porque es española. ¿Qué tendrá que ver el tocino con la velocidad? Es llevar el prejuicio al extremo. Es como no comprar un libro porque el novelista es español o no comprar un jamón porque se hace en España,... Pues macho, si quieres hacer un auto-boicot lo mismo el problema es tuyo. De todos modos creo que la cosa empieza a cambiar. Creo que la gente comienza a conectar más con el cine español e incluso ya no se oye tanto la frase: «¡Qué peli más buena! Si no parece española». Ocho apellidos vascos es una película española con todas las de la ley y está muy bien que funcione. ¿Cómo podemos decir que no parece una película española? Es surrealista. (Risas)

Cruz.- Y además en este país se ha llegado a unos extremos que yo creo que son inadmisibles porque que un ministro como Montoro diga que el problema del cine español es de calidad.... En este país, ningún ministro diría esto en los mismos términos pero refiriéndose a la ternera. Vamos, si un ministro en este país suelta de repente que el problema de la ternera es la calidad, ese señor está en la puta calle al día siguiente. El problema es que aquí no nos tenemos respeto a nosotros mismos y por eso hay señores que pueden decir burradas de ese calibre y seguir calentando una silla que pagamos entre todos.

Marisa.- Para mí es una pena. Si a mi hermana le recomiendo una película española me mira con una cara... ¡Es absurdo! 

Corbacho.- Deberíamos de darle un poco de vidilla a nuestro mercado pero bueno, así llevamos un montón de tiempo y lo único que hay que hacer es seguir haciendo cosas y que la gente, poco a poco, vaya entrando por ahí...

Marisa.- ¿Volvemos a decir «Ellos se lo pierden»?

Cruz.- Pues sí, totalmente.


Marisa.- Bien. Bueno, pues vamos a dejarlo aquí. Ahora tenéis que ir a firmar a la Feria del Libro. Y palabrita que leeré el libro. 


Cruz.- ¡Ánimo!


Marisa.- ¡Fuerza!


Corbacho.- ¡Venga! 


Marisa.- (Risas). Espero que os vaya muy bien con la novela. No me perderé Incidencias cuando se estrene y espero volver a veros por aquí pronto. 

Corbacho.- Vendremos con la película.

Marisa.- Fantástico. Muchas gracias por vuestro tiempo.

Corbacho y Cruz.- A vosotros.





¡Qué bien me lo pasé! Tremendamente divertidos y francos e intuyo que el libro irá por los mismos derroteros pero de eso os hablaré más adelante.



[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]

10 comentarios:

  1. Yo también soy muy fan de estos dos, y el libro tiene que ser tremendo, jeje. Genial la entrevista, y yo también suelo tener con mis amigos/familia la eterna discusión cine español/de fuera ... Pero es cierto que en España se quiere poco al cine español, pero también que lleva unos años cambiando esto. A mí hay muchos directores/actores españoles que no me gustan nada, pero también otros tantos que no son españoles. No sé. Hay gente que no está dispuesta a dar su brazo a torcer, parece, y es absurdo (como dices).

    bsos!

    ResponderEliminar
  2. Buena entrevista, Marisa. El libro la verdad es que no me llama, pero es que mi caso es todo lo contrario al tuyo y no soy muy fan de este par.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Vya tela, la entrevista es divertidísima, os lo pasaríais genial los tres, a ver qué tal el libro pero ya vaticino risas aseguradas y buen rollo. Besos :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la entrevista se transmite el buen rollo!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No podía ser menos que lo pasaras así de bien con estos personajes :) Me gusta mucho Corbacho desde que empezó a salir en un programa que hacían en Catalunya, en TV3, y desde entonces le he ido siguiendo la pista. El libro debe de ser genial :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Que envidia me das! Me encanta Corbacho desde siempre, y además es que es paisano mio jejeje La serie de Pelotas rodaba una parte en mi barrio, bueno al lado de la calle de mis padres para ser exactos. Y la de Tapas tambien la grabó por allí cerca. Es un tipo genial!!

    ResponderEliminar
  7. Risas. Muy divertida.
    Me ha gustado especialmente saber que opinaban sobre los autores mediáticos y sus respuestas. La novela, de entrada no es de las que me llaman pero ya nos contarás.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la entrevista. No conocía el libro.

    ResponderEliminar
  9. Se ve que pasaste un rato muy muy bueno! Gracias porla entrevista!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Envidia , menudo momentazo. Tengo que reconocer que yo no conozco ninguna de las dos canciones que pones y eso que siempre he presumido de musiquilla.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...