Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 20 de mayo de 2015

LA MUJER DE NEGRO (2). EL ÁNGEL DE LA MUERTE (TERROR - 2015)


Año: 2015

Nacionalidad: Británica.

Director: Tom Harper.

Reparto: Helen McCrory, Jeremy Irvine, Phoebe Fox, Oaklee Pendergast, Adrian Rawlins, Ned Dennehy, Faith Elizabeth, Jorge Leon Martínez, Leanne Best.

Género: Terror. 

Sinopsis: Huyendo de los horrores de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), ocho escolares, acompañados por la directora del colegio y una profesora, son evacuados de Londres y trasladados a una aldea. Allí conocen a Harry Burnstow, un piloto de la RAF que, al igual que ellos, se alojará en una ruinosa casa situada en una isla que sólo se comunica con tierra firme por la carretera de las Nueve Vidas, una calzada que desaparece con las mareas. Su presencia no tarda en despertar una fuerza malévola que surge de la oscuridad y lleva décadas rondando esa mansión en ruinas. Se trata de «La mujer de negro»


[Información facilitada por Filmaffinity]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—


Hacía mucho tiempo que no traía una película de miedo al blog, aunque para la que traigo, más me hubiera valido no hacerlo y es que, para empezar, me encantaría poder gritarle a Tom Harper, el director de este largometraje: «¡¡Pero oiga, si no se ve un pimiento!!». Estoy más que aburrida del abuso de la oscuridad. Vale que es un recurso muy común en este género para cubrir la falta de habilidad y obligar al espectador a echar mano de su imaginación pero hombre, eso es una cosa y otra muy distinta que sea el espectador el que construya la película en su cabeza porque no es capaz de ver nada en las escenas nocturnas. 

Para colmo, ni siquiera me molesté en averiguar que este largometraje es una secuela y aquí no tengo perdón porque el título me lo tenía que haber dicho todo. La mujer de negro, novela de Susan Hill, llevada al cine en 2012 por James Watkins, con el mismo título e interpretada por Daniel Radcliffe. Aquella no estuvo del todo mal aunque se alejaba del argumento de la novela y tan solo se sustentaba en cuatro o cinco hechos narrados por la escritora. No obstante, si esa se apartaba, no os quiero ni contar esta. Bastó un par de minutos de metraje para darme cuenta que me había metido en la boca del lobo y eso que, inicialmente, no pintaba mal, pero todo se fue al traste. La casa, las marismas que la rodean, la esencia de la historia en sí me recordaba a la película anterior pero algo fallaba. Parece ser que esta segunda parte sigue explotando el misterio de la casa pero muchos años después de que ocurrieran los hechos narrados en la novela y en un entorno bélico, con el juego que da todo eso. 

1941. Londres sufre los bombardeos alemanes. El panorama es desolador. Decenas de niños han perdido a sus padres y quedan abandonados, así que la Junta de Educación, encarga a la señora Jean Hogg (Helen McCrory) y a la señorita Eve Parkins (Phoebe Fox) hacerse cargo de un grupo de huérfanos y sacarlos de una ciudad que amanece cada día más derruida. Las dos mujeres tomarán un tren que los conducirá a una casa en mitad de una isla pero el hogar que los espera dejará mucho que desear. La casa de Eel Marsch está casi en ruinas. Las paredes están sucias, llenas de desconchones, con agujeros en el techo y cuyo interior parece invadido por la naturaleza salvaje.




La cosa empieza a ir mal desde el principio, cuando en la estación de destino tomarán un autobús que sufrirá un percance en mitad de la nada. Ya allí Eve tomará contacto con un individuo que nos dará el primer susto mientras el espectador escucha la respiración fatigada de un ser invisible pegada a la nuca de los personajes. Un anciano de aspecto desaliñado y ciego gritará a la joven reiteradamente las siguientes frases:

En domingo murió, 
el lunes se la vio, 
¿quién será el siguiente?

La llegada a la casa desanima a las mujeres y a los niños pero no tienen otra opción. Han de quedarse entre aquellas paredes gélidas, sin apenas luz, mientras la guerra sigue su curso. Pero la casa no los acogerá con agrado. Entre sus muros se intuye una presencia que conoce los secretos de sus habitantes. 


Y se sucederán los tópicos, clichés tan manidos que apenas nos van a inmutar: una puerta que está abierta cuando debería estar cerrada, pesadillas, personajes con un pasado oscuro que los atormenta, crujidos en el sótano, luces que pierden su intensidad, niños que hacen dibujos tétricos, y un joven apuesto que pone la guinda romántica al asunto. Pero bueno, a esto ya estamos acostumbrados. Lo peor del caso es que cuando la tensión sube, cuando una escena está a punto de explotar, la situación se diluye y pasa a otra distinta mucho más liviana sin motivo aparente, de tal modo que terminas por preguntarte si ha pasado realmente algo o si entre tanta oscuridad se ha perdido el detalle fundamental que justifica la tensión. Me da a mí que no y vendrán, tres o cuatro sobresaltos, por llamarlos de algún modo, que intentan levantar al espectador de la silla y se queda simplemente en eso, en el intento. 

Ya veis que nada es destacable. Si tengo que comentar algo positivo de esta película será sin duda la recreación de una época. El vestuario, el maquillaje y la peluquería consiguen que nos traslademos a la mitad del siglo XX para viajar en trenes con vagones de madera y ver a señoras ataviadas con graciosos sombreritos. Nada más.



En este tipo de películas siempre tiene que haber un valiente porque de otro modo no habría filme. Bueno, en este caso, la valiente será una mujer. Eve se mueve con cautela, siente miedo, anda asustada pero eso no le impedirá meterse por caminos invadidos por las ramas de los arbustos, ni tampoco dudará en cruzar el umbral de una puerta que no invita a ello. La curiosidad le puede y nosotros se lo agradecemos aunque sea para desvelarnos que estamos ante la misma historia de siempre, o incluso peor. El tema de las casas encantadas, de almas que se quedan atrapadas en este mundo porque han sufrido algún agravio en vida está tan visto que lo único que salva a este tipo de largometrajes es la pericia de los guionistas a la hora de escribir un argumento con nuevos matices y la buena interpretación del reparto. Ni una cosa ni otra se da en esta película. No me voy a parar más.

La mujer de negro (2) es otra película de terror, mediocre para más señas, que se deja ver (cuando las escenas transcurren de día), que estira una trama que ya dio lo que tenía que dar en la entrega anterior, y que, como mero entretenimiento, casi cumple su función porque he de reconocer, que en algunos momentos me he aburrido bastante. Poco más os puedo decir.



Trailer:





[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]

10 comentarios:

  1. No la elimino de la lista porque ya la tenía tachada.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No la conocía pero entre que las pelis de este género no me atraen demasiado y tu opinión queda descartada
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues qué lástima porque ya sabes cómo me gusta el género....y ya sabes en qué berenjenales me meto y los bodrios que veo intentando encontrar algo bueno. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lo siento mucho, de verdad, pero vaya cómo me he reído con tu contundente primera frase, es que te veo escribiéndola.
    Yo sí era consciente de estar viendo segunda parte de no sé qué porque solo es la misma casa y poco más. La primera peli a mí me gustó mucho pero esta me ha pasado como a ti, ¡poco más y voy al oculista a ver si había perdido visión! Pero no, es que como dices lo ponen todo a oscuro y hala, a imaginar y perdonar errores que sí que se ven.
    Yo no salvaría nada de ella, y menos ese final en el que pensé que iban a salir Bruce Willis y Chuck Norris por lo menos tal como iba la cosa.
    Habrá pelis mejores.
    Cuando veo cosas así siempre pienso "tan mal no estará la industria cuando les dejan hacer esto."
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No me veo viendo este libro :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  6. Jejeje, yo sí sabía que era una secuela, lo que pasa es que no he visto ni esta ni la primera, y eso que quiero verlas aunque digas que no te gustaron porque yo con el terror soy facilona y "me como" lo que sea. El libro ya sabes que tampoco coincidimos porque a mí me gustó mucho, no tanto otro que reseñé de la autora que contiene tres historias de fantasmas, me gustó pero menos que el otro. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Vi la primera parte y me pareció un argumento muy visto que no salía de los esperado. Por lo que veo, más o menos como esta

    ResponderEliminar
  8. A mi también me pone de los nervios el abuso de la oscuridad en las peliculas. Bueno, por lo que cuentas no creo que pierda el tiempo con esta pelicula...la primera parte no estuvo del todo mal, entretenida. Besos

    ResponderEliminar
  9. Entré a verla desconociendo de qué iba más o menos (paso de leer sinopsis en general de libros y pelis porque en más d una me he comido spoilers golosones) y en fin...
    La novela me encantó, la primera adaptación ya me pareció un poco así asá, pero es que esta es un batiburrillo de tantas cosas y tan trilladas... que en fin.

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Aunque no fuera mediocre no la vería, lo pasé fatal con la anterior, yo para esto no sirvo. Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...