Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 21 de agosto de 2015

AMAPOLA 15 de Carmen de la Rosa.


Editorial: Círculo Rojo.
Fecha publicación: marzo, 2015.
Nº Páginas: 246.
Precio: 15,00 €
Género: Narrativa.
Edición: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 978-84-9095-626-7

Autora

Carmen de la Rosa nació en Sevilla, en una familia de la burguesía rural. Fue ama de casa hasta que, con 40 años, se licenció en Periodismo por la Universidad Complutense. Realizó dos años de Doctorado y un curso de Relaciones Internacionales en el Instituto Ortega y Gasset de Madrid. Antes, en Almería, había obtenido la licencia de piloto privado, y el título de profesora de danza española en el Conservatorio de Murcia.

Desde hace una década trabaja en GoYa!, su propia agencia de publicidad ubicada en la ciudad alemana de Heidelberg, donde también es chef de cocina después de estudiar gastronomía en Le Cordon Bleu de Londres.

Publico El Al Mizar en 2011 (Editorial Almuzara), El Inglés de Serrón (Círculo Rojo, 2012), La carta de Lucrecia (Editorial Anantes, 2014) y el libro de cuentos infantiles ¡Arre, burro, arre! (Los libros de Umsaloua, 2014) presentado en la Fundación Zebonia-Juan Ramón Jiménez en el Año de Platero. Tiene escrita una novela inédita, junto con veinte relatos y siete cuentos infantiles.

Carmen de la Rosa ha vivido en Sevilla, Almería, Madrid, Londres, Múnich, Hamburgo, Dusseldorf y Heidelberg.

Sinopsis

Reina Margarita vuelve a su antigua casa de Amapola 15 para tranquilizar su espíritu y recobrar la paz. Allí desea reencontrarse con los recuerdos de una tarde de enero de hace veinte años: cuando llegó a Madrid dispuesta a cumplir sus sueños; cuando Reina Margarita, en contra de la voluntad de su madre, abandonó su puesto de charcutera e Jaén para estudiar Periodismo en la capital.

Durante la primera noche de su nueva vida como sirvienta, una anciana es asesinada en un edificio cercano. Involucrada en la investigación para descubrir al culpable, Reina Margarita duda entre dos vocaciones: llegar a ser reportera de prensa del corazón o convertirse en policía. Pero debido a los hechos estrambóticos que se suceden en el piso de la calle Amapola 15, y por su especial relación con doña Aurora y las cuatro estudiantes que conviven en la casa, la vida de Reina Margarita toma un nuevo rumbo.

Carmen de la Rosa, con la prosa fresca y sencilla de El Al Mizar, ha escrito una emocionante historia de mujeres optimistas y luchadoras, inspirada en hechos reales de su propia biografía.

Amapola 15 es una deliciosa novela de aprendizaje, repleta de una intriga al estilo de Agatha Christie, con episodios de humor y un asombroso desenlace. Es divertida y conmovedora. Su Reina Margarita canta, ríe, baila, ama, llora y vive intensamente la vida, como nos aconsejó el gran Chaplin. 

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Supe de la existencia de la autora Carmen de la Rosa a través de la editorial Anantes, cuando allá por el mes de mayo del año pasado, publicaron su anterior novela, La carta de Lucrecia. La presentación de aquel libro, en un marco incomparable, me dejó sumamente sorprendida (puedes leer sobre aquel acto aquí), así como todo lo que se habló de la novela. Aunque mi intención inicial fue leerla, acercarme a aquella cantaora de flamenco que un día recibe una carta de su abuela dando pie al desvelo de secretos, una cosa me llevó a otra y al final, aquella lectura quedó en el aire pero con ganas de conocer el estilo de esta autora, pues todos los que tuvísteis oportunidad de leer su novela, coincidíais en las buenas impresiones. Así que, cuando Carmen se puso en contacto conmigo anunciándome su nueva publicacion, Amapola 15, no me lo pensé dos veces.

Antes de entrar en materia me gustaría hacer una puntualización. Amapola 15 se publica bajo el sello de Círculo Rojo, una editorial de la que muchos receláis (o recelamos) pues, como a veces hemos comentado, algunos libros de Círculo Rojo vienen con errores ortográficos o de puntuación, mal maquetados, con lapsus en la sintáxis y/o en la gramática,... detalles que a veces hacen muy cuesta arriba la lectura. Creo no equivocarme (corregidme si no es así)  que Círculo Rojo no revisa las obras que publica, ni cuentan con editores ni correctores de estilo, sino que los manuscritos ven la luz tal y como se entregan a la editoral. Pues bien, en este sentido, nada hay que temer con Amapola 15. Carmen de la Rosa peca de cuidadosa a la hora de presentar una novela sin mácula. Por lo tanto, aclarado esto, vayamos al grano.

Amapola 15 narra las vivencias de unas mujeres que residen en un inmueble madrileño. Se trata de una residencia de estudiantes o colegio mayor regentado por doña Aurora. Hasta allí llegará nuestra principal protagonista y voz narradora, Reina Margarita, procedente de Jáen, donde trabajaba en un supermercado, e hija de Rosana, una mujer nacida en Ahuachapán (El Salvador), inmigrante que no lo ha tenido fácil, luchadora, que ejerce de portera en un edificio mientras que en sus ratos libres vende lencería fina por catálogo a domicilio y presta su fe a la Iglesia Esotérica del Pentecotés del Último Día. 

Reina Margarita está cansada de vivir en provincias y de trabajar en el Pryca. Tiene aspiraciones, sueños, anhelos,...  así que, con esa gran determinación que la caracteriza y sus veinticuatro años, hace el hatillo y se va a Madrid porque quiere estudiar periodismo. Y como hasta la fecha nadie ha inventado la manera de vivir del aire, Reina no tendrá más remedio que buscar trabajo y terminará por recalar en Amapola 15 (a todo esto, es el nombre y el número de la calle en la que se ubica el inmueble) como asistente interna para poder mantenerse y pagarse los estudios. 

Nada más poner un pie en la residencia, Reina tiene conocimiento de un trágico suceso que ha conmocionado al barrio. Doña Rita, una vecina de la calle Rincones con la que comparten patio interior, ha sido hallada muerta en su domilicio. A todas luces parece asesinada siendo el móvil económico la razón de este asesinato, pues la caja fuerte ha sido desvalijada. A Reina, que aún no tiene claro si convertirse en periodista de investigación o policía, este luctuoso hecho le parece de lo más emocionante y una vez que termina por instalarse y de establecer los primeros contactos con las estudiantes de la residencia, se embarca en una investigación exhaustiva con sus nuevas amistades, al margen de la oficial que lleva a cabo la policía, intentando enterarse de los detalles del asesinato y haciendo conjeturas sobre los distintos sospechosos: Fidel -el sobrino de la finada-, un yonqui que deambula por la zona, don Benigno -un vecino de doña Rita-, unos rumanos,... 

Con la información que os acabo de dar, cualquier lector podría pensar que Amapola 15 es una novela policíaca pues hay un asesinato, una investigación policíaca, otra paralela que emprende Reina y sus amigas, unos sospechosos,... pero realmente el asesinato es un asunto colateral que se potencia lo justo para dar pie al verdadero argumento de la novela, las relaciones personales que se establecen entre todos los habitantes de Amapola 15, un inmueble con una distribución tal que así: 


«El bajo estaba alquilado a la floristería Amapolas, la primera planta eran oficinas, en la segunda vivía la abuela (Doña Rosario), en la tercera Josele (familiar mexicano de doña Rosario), la cuarta y quinta correspondían al dúplex que se quedó mi jefa tras el divorcio (la residencia de doña Aurora, donde también residen Chelo y las estudiantes Lali, Marta y Olivia), y la sexta era el apeadero que tenía el misionero cuando de tarde en tarde aparecía en Madrid para visitar a su anciana madre. En ese apartamentillo viví yo (Reina)». [pág. 54]



Reina, en su primera persona, no solo nos hablará de sí misma sino que gracias a su voz, también conoceremos al resto de los personajes de los que os hablaré más adelante, curiosamente casi todos femeninos. ¿Es una novela coral entonces? Sí, lo es pero incluso se podría ir más lejos a la hora de etiquetarla. Y es que, mientras leía esta novela corta me ocurrió algo muy curioso. Página tras página, personaje tras personaje, empecé a rememorar y a recordar lo que siempre me han contado de los corrales de vecinos de mi tierra, esas comunidades que se constituían en torno a un patio central donde los habitantes del inmueble hacían su vida. Generalmente no existían lazos de sangre entre unas familias y otras pero aún así, la unión que los ataba era tan fuerte que parecían abuelos, nietos, primos, hermanos, tíos,... Todos lloraban por las desdichas de todos y las alegrías se celebraban en común. Iban todos a una, en pelotón, lo mismo que les ocurre a Reina, Aurora, Rosario, Chelo, Marta, Olivia,... , algo que cuesta mucho encontrar a día de hoy. Me ha parecido preciosa las conexiones que Carmen de la Rosa ha trenzado entre los personajes de esta novela, algo que prácticamente ha pasado a ser inexistente. 

Y de las relaciones de amistad pasaremos a las relaciones amorosas porque el amor también tiene cabida en Amapola 15. Algunos personajes se enamorarán y vivirán encuentros a escondidas, otros sufrirán por amor, sentirán celos, se desesperarán,... Pero, en cualquier caso, el asesinato seguirá estando ahí y tendrá su parte de importancia, tanto es así que ya en las primeras páginas se nos advierte que van a ocurrir ciertos sucesos extraños.


«Sí, desde luego que me acostumbre [...] a todos los extraños sucesos que ocurrieron en el tiempo que viví en Amapola 15». [pág. 16]

Pero insisto en que los personajes y sus relaciones ostentan el mayor peso de la novela y para conocerlos bien, la autora se detiene en describir con detalle a los habitantes de la residencia, a los que presenta sin excederse en demasía con puntualizaciones insignificantes. La información que se nos ofrece es la justa sobre sus vidas, sus hábitos y costumbres para que el lector los conozca sin atosigarle.

Doña Aurora. Lo de doña le queda grande. Bien es cierto que es muy autoritaria y mandona pero todo no es más que fachada, por aquello de ejercer de patrona. En el fondo, esta mujer tiene buen corazón y siempre pide las cosas con delicadeza. 

Consuelo. La hermana de doña Aurora, llega a Amapola 15 en calidad de cocinera. Con ella, la dieta de las chicas estará en buenas manos.  Chelo es una mujer recatada y virgen pero se estrenará en el inmueble a bombo y platillo, nunca mejor dicho. 

Doña Rosario. Una anciana pariente de doña Aurora que vive enclaustrada entre las paredes de su casa. Con 84 años de edad, esta coqueta mujer, bailarina de ballet en su juventud, es atendida por Malika y querida por todos los habitantes del edificio. Tenía una estrecha relación con doña Rita.

Y siendo una residencia de estudiantes, habitarán en ella: Olivia (hija de doña Aurora), Marta (la rebelde cuyos padres pretenden que en la residencia entre en vereda), Lali (que adora bailar tangos y llaman La Romana por ser de Mérida). Y más personajes circularán por esta novela, el atractivo Gabriel, Rosana (la madre de Reina adicta a las telenovelas), Pedro (un portero cotilla), Ángel (el policía encargado de la investigación), Evangely (la peluquera de mascotas),... Y algunos más que se me quedan en el tintero.

Pero el personaje estrella es Reina, que sufrirá una profunda transformación tanto por fuera como por dentro gracias a su convivencia con las chicas. De ser una joven, ¿cómo decirlo? ¿poco delicada, tal vez?, conseguirá refinarse. Resulta llamativo su peculiar forma de hablar, un discurso de los más espontáneo, lleno de vocablos curiosos, probablemente en un intento de recalcar sus orígenes.

¿Y en qué tiempo transcurre la acción? Bueno, la historia que se narra en Amapola 15 tiene carácter retroactivo. Realmente el presente de la novela tiene lugar cuando Reina, a sus cuarenta y cinco años, regresa a Madrid y visita la residencia. Es entonces cuando comienza a recordar y se inicia la narración. En la visita al pasado, no solo se contarán los hechos que forman parte del eje central de la novela sino que Reina también nos hablará de su nacimiento, de la llegada de su madre a España, del origen de su nombre y de paso, de la historia del edificio y la del vecindario. Si no fuera por un par de detalles, no habría manera de ubicar cronológicamente los hechos, pero unas breves referencias a grupos musicales como Mecano y Radio Futura permiten encuadrar el argumento en los años 80.

Y en cuanto a los escenarios, principalmente la acción se desarrollará en Madrid aunque hay desplazamientos a otros puntos del planeta como Linares (Jaén), Mérida o Múnich. En cualquier caso, son meros escenarios.

Del estilo de Carmen de la Rosa sería interesante destacar su habilidad a la hora de entrelazar las historias. Hilvana con delicadeza la vida de estas mujeres con personajes fuertes e interesantes.  A su vez, la narración discurre de forma amena y ágil, empleando un discurso coloquial, tanto que a veces puede chocar y a este respecto sí me gustaría señalar que Reina me ha parecido a veces demasiado lenguaraz. No llevaba ni dos días trabajando en la residencia cuando le suelta a Marta lo siguiente:


«- Tu padre, tu padre... Con él deberías vivir para que te metiera en cintura. ¡Valiente niña zangolotina!
[...]
- Y bien que lo estás aprovechando, tía. Me parece muy bien todo y te comprendo, Marta, pero joder, y ahora, ¿yo qué hago? [...]
».

[pág. 32]

Quizás solo se pretenda evidenciar el carácter del personaje pero a mí me ha parecido poco natural que, en las circunstancias en las que el diálogo tiene lugar, se emplee un lenguaje así. 

No obstante, y más allá de ese pequeño detalle, los diálogos entre los personajes de estas mujeres producen, en algunas ocasiones, cierta hilaridad. Poseen mucho desparpajo.


Escrita en primera persona en la voz de Reina Margarita, Amapola 15 se construye sobre veintiséis capítulos titulados de extensión media-corta, hasta conducirnos a un epílogo en el que se nos desvela algunas pinceladas sobre el futuro de los personajes. 

En definitiva, Amapola 15 es una novela de mujeres maravillosas y luchadoras con algunos tintes autobiográficos, según se nos señala en la sinopsis, algo que siempre me resulta interesante. Que la mayoría de sus personajes sean mujeres no quiere decir que sea una lectura femenina como tampoco implica que sea una novela policíaca porque en su argumento encontremos un asesinato y una investigación policial. El fondo de esta novela, lo realmente importante es la esencia de los personajes y sus relaciones. He disfrutado mucho leyendo Amapola 15, que no requiere una lectura frenética, más bien todo lo contrario, un remanso de tranquilidad para descubrir la grandeza que un humilde inmueble de una calle madrileña encierra entre sus paredes.



Agradezco a la autora el envío del ejemplar.



[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]

Retos:

- Sumando 2015.
- 100 libros.

Puedes adquirirlo aquí:







11 comentarios:

  1. De la autora leí La carta de Lucrecia y me gustó pero esta no me llama tanto
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No me llama mucho este libro y con tanto pendiente como tengo...
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó la novela. Y veo que también disfrutaste con su lectura. Espero repetir pronto con Carmen de la Rosa. Besos.

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía, pero no creo que me anime
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. hola pues se ve interesante así que me lo apunto gracias por la reseña chao

    ResponderEliminar
  6. Parece que está gustando, habrá que darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
  7. No me convence. De mano sí, por el arranque, por la disposición de ellas mejorar o cambiar su vida y luchar pero demasiadas mujeres y las pegas me parecen importantes, sobre todo lo de los diálogos que además me parecen un poco anacrónicos.
    Respecto a la editorial imagino que será parecido a lo que ocurre con Amazon, que cada uno puede publicar lo que quiera pero ellos no intervienen y habrá de todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No he leído nada de la autora y esta no pinta nada mal...

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Pues no lei nada de la autora, y no sé si este me termina de atraer, la verdad
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Con una vida como la suya, creo que es difícil no escribir cosas interesantes. Me gustan algunas cosas que cuentas en tu reseña, sobre todo lo referente a los personajes. Tomo nota. Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Me apunté a su sorteo aunque no tuve suerte pero es que todo lo que leí sobre libro y autora era para no perder la oportunidad. Hoy tú me lo refrendas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...