Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 2 de septiembre de 2015

HOMENAJE A WES CRAVEN (1939 - 2015).

 
Que me gusta el cine de terror es algo que ya todos sabéis. Por esta sección suele aparecer algún que otro largometraje con espíritus, poseídos, asesinos, demonios, maniacos, brujas y muertos vivientes como protagonistas. No sabría decir cuántas películas de terror habré visto hasta ahora, probablemente muchas más de las que creo, y entre todas ellas me he encontrado un poco de todo, desde los filmes infumables llenos de tópicos hasta otros muchos más originales que te dejaban una sensación incomoda al salir de la sala del cine. En cualquier caso, no me resisto al terror aunque sea para pasar un mal rato.

El pasado 30 de agosto, el cineasta Wes Craven abandonaba la tierra de los vivos. Considerado uno de los grandes en cuanto a cine de terror se refiere, Craven fallece en su casa de Los Ángeles a la edad de 76 años, víctima de un cáncer cerebral. Deja atrás más de una veintena películas, entre las que destacan su criatura más escalofriante, Freddy Krueger, aquel individuo de uñas aceradas y rostro desfigurado que ha estado invadiendo nuestros sueños desde 1984.



Pero, ¿quién era Wes Craven?

Nacido en Cleveland (Ohio), allá por 1939, hijo de Paul Craven y Caroline Miller, Craven recibió una educación religiosa (sus padres eran bautistas) aunque de adulto se declaró ateo. Durante su infancia residió junto a un cementerio y quizás de ahí le vino su afición por el terror. En cualquier caso, los cómics también fueron fuente de inspiración.

Licenciado en Inglés y Psicología, aunque también cursó Filosofía, sus estudios le valieron para impartir clases de Inglés en el Westminster College e incluso ejerció de profesor de humanidades. Pero su vocación no era la docencia. El destino le tenía otro camino reservado así que, tras un tiempo trabajando también como taxista, entró en la industria del cine como editor de sonido hasta que en 1972, debuta como director y guionista con la película de terror, La última casa a la izquierda.

A este largometraje le seguirían otros tantos:

* Las colinas tienen ojos (1977), que cuenta con una segunda entrega e incluso un remake. 

Bendición mortal (1981).

* La cosa del pantano (1982), basada en el cómic de Len Wein, Berni Wrightson.

Y llegó Freddy Krueger. En 1984, Craven escribe el guión y dirige Pesadilla en Elm Street, largometraje que lo catapultó a la fama gracias a las terribles fechorías de un individuo que se colaba en los sueños de los jóvenes para perseguirlos y arrebatarles la vida mientras dormían. Krueger, interpretado por Robert Englund, cosechó tanto éxito que aquella primera entrega (en la que aparece un joven Johnny Deep) se convirtió en una saga con seis largometrajes más, rodados entre 1985 y  1991. En las secuelas Craven llegó a participar de manera más indirecta, salvo en la tercera de la que colaboró en el guión. Y al margen de la saga, el personaje dio tanto de sí que se rodó una nueva película, narrando los orígenes de Krueger y un documental que explicaba el impacto de la saga.

No fue el único bombazo de Craven. Tendrían que pasar doce años para que el cineasta volviera a ganarse al público. En Scream. Vigila quien llama (1996), un psicópata tenía atemorizada a todas las jovencitas de un determinado barrio que pasaban las noches solas en casa. Una macabra careta blanca se convirtió en icono del terror, dando pie a otra saga compuesta por tres largometrajes más, todas dirigidas por él.

Y entre una saga y otra, hubo más películas de terror:

* Amiga mortal (1986).




* Almas condenadas (2010).

Pero también hizo otras películas encuadradas en otros géneros. En Un vampiro suelto en Brooklyn (1995), con Eddie Murphy, y La maldición (2005) le da un giro cómico al género, con Música del corazón (1999), interpretada por Meryl Streep, se adentra en el drama, con Vuelo Nocturno (2005) probó en los thrillers y con Paris, je t'aime coloca a Natalie Portman al frente de un romance.

 
Pero Wes Craven estaría siempre vinculado al terror y más allá de eso, nada funcionaría igual. Aún así, también emprendió proyectos para televisión y se atrevió a escribir un libro, El noveno clon.



¿Y qué tal sus películas?

Si dos de sus largometrajes se han convertido en conocidísimas sagas será porque tenía un buen número de espectadores y adeptos que así lo reclamaban. 

En lo que a mí respecta, Craven no realizaba el tipo de terror que a mí me gusta. De todas sus películas tan solo he probado con Las colinas tienen ojos, El sótano del miedo, Pesadilla en Elm Street, Scream. Vigila quien llama, Vuelo Nocturno y Un vampiro suelto en Brooklyn. Encuentro que hay demasiada sangre en sus largometrajes de terror, algo que me desagrada bastante cuando lo único que puedes apreciar es una acción manchada de rojo. Tampoco me hizo especial gracia la comedia con Eddie Murphy (actor de que no soy devota) aunque reconozco que Vuelo Nocturno es un thriller más o menos aceptable.

No obstante, Freddy Krueger fue un personaje que se me grabó en las meninges a fuego. Creo que en alguna ocasión he comentado lo que me ocurría con esta película. Yo siempre digo que, frente a ruidos sospechosos, puertas que se abren y cierran solas, o luces que se apagan y encienden inexplicablemente, lo mejor que puedes hacer es huir lo más rápido posible. Ahora bien, ¿cómo huir de los sueños? La historia que Craven ideó tenía ese toque psicológico que genera más miedo que todos los espíritus del Más Allá. El cineasta imaginó para sus espectadores las más terroríficas pesadillas de las que difícilmente podías despertar indemne y a mí aquello de irme a dormir sin poder controlar lo que podía soñar no me hacía nada de gracia. Entonces decidí no ver ni una película más de la saga pero ahora la curiosidad me ha picado y, tras revisar toda la filmografía del director, estoy planteándome ver sus sagas completas y probar con sus largometrajes en clave de drama y romántico. Ya veré.

Wes Craven nos ha dejado hace unos días pero sus películas  no morirán nunca. Eso es lo bueno que tienen aquellos que se dedican a construir, sea lo que sea. Su legado siempre perdurará. Con esta entrada he querido rendir un pequeño homenaje al que muchos consideraban un maestro del terror. Creo que era lo justo en este espacio en el que el cine tiene tanta importancia.

Antes de darle a publicar, me gustaría saber si habéis visto alguna de las películas de Wes Craven y qué os parecen. Me apetece conocer vuestras impresiones.

Os dejo con el railer de una de sus películas más señeras, Pesadilla en Elm Street y recuerda antes de irte a dormir:

«1,2,3 Freddy viene a por ti; 4, cierra la puerta; 5 y 6, coge el crucifijo; 7,8 mantente despierta; 9,10 nunca más dormirás».




[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]

12 comentarios:

  1. Pues viendo la lista, he visto mas pelis suyas de las que pensaba. Sin duda, soy una gran fan de Scream, todas las de la saga me gustan. Con las de Freddy tengo el problema de que las he visto ya mayor, y no me producen el miedo que deberían, pero me gustan igual.
    Es una pena, como siempre, que se haya muerto alguien con tanto ingenio. DEP

    ResponderEliminar
  2. No soy muy aficionada al cine, por el nombre no asociaba ninguna de sus películas aunque alguna sí que he visto
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es uno de los grandes, sin duda, y ahora leyéndote me doy cuenta de que he visto más pelis suyas de lo que recordaba xD Creo que me pasa un poco como a ti y, aunque de vez en cuando disfruto con él, no es del todo la línea de terror que prefiero. Aún así es de esos personajes que merece la pena recordar y, sobre todo, revisionar.

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Gran pérdida, digan lo que digan muchos era todo un referente en el género del terror, un género que compartimos con Rober además. Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Para mi la primera película de Pesadilla en Elm Street es un autentico clásico. DEP este maestro.

    ResponderEliminar
  6. Adoro a este tío.
    Me dio una pena horrible la noticia, vaya forma de despertar un lunes, la 8 de la mañana y lo primero que leo es eso.

    Pratchett, Lee... y ahora Craven.
    Vaya año!

    ResponderEliminar
  7. Una gran pérdida. Aunque no sea el tipo de terror que más suelo disfrutar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Espera, espera... ¿se ha muerto?
    Que he estado fuera y no he visto ni media noticia de nada. No fastidies!
    Nos quedamos sin un referente del género. Ostras qué pena
    Voy a googlear. Jo, qué pena
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Creo que las he visto todas. Como dicen por ahí, la primera de Pesadilla en Elm Street es todo un clásico. Yo la vi por primera vez en EEUU y todavía tengo dentro la cancioncilla de las niñas saltando a la comba:
    one, two freddy is coming for you
    three, four better lock your door...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. TAmbién me gusta el cine de terrror. Kruger fue muy importante en mi adolescencia

    ResponderEliminar
  11. Yo también voy con el género pero las de Elm no me gustaron nunca, no sé, no les veo el punto. De las de Scream, me quedo con la primera, luego me pareció todo lo mismo. También vi Las colinas y la verdad que no es lo mío, me pasa como a ti, demasiado gore. reconozco que el hombre tiene su mérito pero vamos, que no es lo mío.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pocas de sus películas he visto. No soy muy del género de terror, ni en libros ni en la pantalla. He visto Pesadilla en Elm Street y poco más...
    Besos,

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...