Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 21 de octubre de 2015

HITCHCOCK (DRAMA - 2012).



Año: 2012

Nacionalidad: EE.UU.

Director: Sacha Gervasi.

Reparto: Anthony Hopkins, Helen Mirren, Scarlett Johansson, James D'Arcy, Jessica Biel, Toni Collette, Danny Houston, Michael Stuhlbarg, Kurtwood Smith, Richard Portnow, Ralph Macchio, Michael Wincott, Frank Collison.

Género: Drama. Biográfico.

Sinopsis: En la cima de su carrera como director, Alfred Hitchcock (Anthony Hopkins) decide filmar una película de terror aparentemente de baja categoría. Ningún estudio apoya el proyecto, así que Hitchcock decide financiarlo él mismo y rodarla con un equipo barato de TV. El resultado fue un fenómeno internacional y una de las películas más famosas e influyentes de la historia.


[Información facilitada por Filmaffinity]


–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—

Adoro a Hitchcock. Creo que ha sido uno de los grandes cineastas de todos los tiempos, con una capacidad especialmente original a la hora de hacer cine y de ahí que sean tan características esas perspectivas que nos ofrece en sus películas. Me apasiona ver sus trabajos y dejarme sorprender por esos planos picados o esos ángulos que siempre pasaron inadvertidos para el resto de directores menos para él. Hitchcock creó escuela y, para mí, nadie ha sabido llegar a su altura sin parecer una copia barata.

Y tanta es mi adoración con este director que sus películas las habré visto un ciento de veces y, de igual modo, no me resisto a ver todo documental o largometraje que verse sobre su vida y su trabajo, como el que os traigo hoy.

Hitchcock la vi hace ya algún tiempo, casi al poco de su estreno pero no fue hasta el otro día, viendo otra película que trataba sobre su vida y de la que os hablaré más pronto que tarde, cuando se me vino a la cabeza la idea de traerla al blog. 

Sobre Alfred Hitchcock se podrían hacer una película por cada una de las que él rodó, para mostrar sus inicios, su etapa de máximo apogeo, su última película, su relación con su mujer Alma Reville, sus flirteos con las actrices jóvenes, su obsesión por las mujeres, especialmente si eran rubias. Por cada película que regaló al mundo se podría hacer una paralela sobre su vida y su particular proceso de rodaje. De esto trata Hitchcock, dirigida por Sacha Gervasi que se ponía de largo con este trabajo.

Hitchcock narra la parte de la vida del director en la que decide rodar una de sus películas más famosas, Psicosis. Tras su gran éxito con La muerte en los talones, estrenada en julio de 1959, Hitch, como le gustaba que lo llamaran, andaba tras la pista de un nuevo proyecto. Para ello tenía a su mano derecha, Peggy, buscando una buena historia que llevar a la gran pantalla.

La película narra cómo cae en manos del cineasta una no mala crítica sobre el libro Psycho de Robert Bloch, una novela que se basaba en los asesinatos cometidos por el psicópata Ed Gein de Wisconsin, pero llevar esa historia a la gran pantalla era otra cuestión. Ni a la prensa, ni a su equipo le pareció buena idea. De hecho, hasta a la Paramount le pareció mal, negándose a financiarla, y más después de que Hitch se llevara Con la muerte en los talones a la Metro. Pero si algo caracterizaba al director era su cabezonería y su capacidad visionaria. Hitchcock sabía que podía hacer algo grande con aquel proyecto y, frente a la negativa que imperaba a su alrededor, salvo por su esposa Alma, tomó la decisión de arriesgar todo su patrimonio y financiar él mismo la película. Ya sabemos cuál fue el resultado. Un éxito arrollador que lo encumbró aún más pero, ¿por qué vicisitudes tuvo que pasar para rodar aquella película?

Hitchcock no solo se centra en la parte profesional y el rodaje de Psicosis. También ahonda en la faceta más personal del director, en una supuesta crisis matrimonial, en el distanciamiento entre el matrimonio, en la relación de su esposa Alma con el guionista y escritor Whitfield Cook, que ya colaboró con el matrimonio en el guión de Extraños en un tren. Hitchcock retrata los celos de la pareja, la obsesión del director por las mujeres bonitas, su lado más voyeur, su relación con las actrices de sus películas a las que atosiga exigiéndole más de lo políticamente correcto. Pero claro, ¿qué actriz se negaría a trabajar con el reputado Hitchcock? Parece que alguna hubo pero, por regla general, trabajar con Hitchcock podría suponer el lanzamiento al estrellato y eso era difícilmente rechazable. Pero para las chicas solo era trabajo mientras que Hitchcock anhelaba algo más.   



Este largometraje muestra el universo del cineasta, el mundo interior de su cabeza, siempre inmerso en algún rodaje, obsesionado también por un trabajo bien hecho, pensando una y otra vez en las escenas, en la mejor forma de rodar, siempre absorbido por sus personajes. Y no resulta menos curioso ver sus técnicas de rodaje, la elección del reparto para sus películas, así como los problemas que tuvo con la oficina de la censura que lo amenazaba con prohibir la proyección de sus películas en las salas norteamericanas. 

Con diversas referencias a actores, actrices y a directores de la competencia, no hay que olvidar que Hitchcock es una película basada en el libro de Stephen Rebello (Alfred Hitchcock and the Making of Psycho) ¿Qué hay de verdad o de mentira en la imagen que se da del director? Eso no lo sé. Lo que sí os digo es que el Hitchcock que muestra la película es un hombre prepotente, egoísta, arrogante, con un sentido del humor muy punzante, irónico y al que le llevan los demonios en más de una ocasión. 

Su pasión por las faldas ya se la conocía, al menos, es un detalle que no me era indiferente, pero en esta película esa imagen de mujeriego queda algo difuminada, lo que no ocurrirá en la otra película que os mencionaba antes y de la que os hablaré otro día. Antes de conocer esa faceta suya de donjuán, yo me lo imaginaba como un adorable sexagenario, lejos de ser un truhán. 

El reparto está esplendoroso. Anthony Hopkins interpreta al genio de la cámara y está tan bien caracterizado que es complicado, salvo por los ojos, descubrir al actor. No obstante, me ha costado reconocer los gestos tan típicos del director, no así su afilada lengua. En cualquier caso, Hopkins es tan brillante siempre que creo que, como suele ser habitual, también en esta película ha conseguido recrear perfectamente esos vaivenes en la personalidad del maestro del suspense. Hay que prestar mucha atención a unos diálogos cargados de veneno. 

Mi querida Helen Mirren que con tanta facilidad se mete en la piel de cualquier mujer. En este largometraje encarna el papel de Alma Reville, la mujer que soportó, dicho tal que así, la insidiosa forma de ser de su marido. Él era el genio y en más de una ocasión ella tuvo que mirar hacia otro lado aunque para ello tuviera que apretar sus delgados labios. Sin embargo, jamás se separó de él (no al menos durante el rodaje de Psicosis) y aunque siempre aparece en segundo plano, fue uno de los pilares más importantes en la trayectoria de Hitchcock, a quién ayudaba con los guiones y los rodajes. 



Helen Mirren da fortaleza a este personaje que en un momento dado planta cara a su engreído marido dejando a relucir en ese momento la cobardía del cineasta. 

En cuanto a Scarlett Johansson, interpreta el papel de Janet Leigh, la que dio vida a la Marion de Psicosis. No tiene mucho papel y en las ocasiones que la vemos siempre nos va a transmitir dulzura y afabilidad. No emociona aunque tampoco tendría que hacerlo. De todos modos, se agradece muchísimo que no se caiga en el tópico de la actriz rubia y tonta que se vuelve medio loca por haber sido elegida para una película de Hitchcock.

No hay que dejar atrás el trabajo de vestuario, peluquería y maquillaje (estas dos últimas categorias nominadas para los Oscar). Cuando una ve una película de esa época, con esas mujeres tan elegantes, que siempre saben cómo vestir incluso para estar en casa, es imposible pensar en unos años felices, que luego serían o no, pero es eso lo que transmiten esas escenas y por las que me gusta tanto ver películas americanas de los años 60. Tonterías mías. Pero realmente la ambientación de Hitchcock es estupenda.  

En cuanto a la dirección, hay más de un guiño a la forma peculiar de rodaje de Hitchcock. Algún plano picado, algún primer plano desde un ángulo original y al propio cineasta haciendo la introducción y el epílogo de la película, como él mismo hacía con aquella serie para televisión, Alfred Hitchcock presenta

Ahora bien, ¿es necesario haber visto Psicosis antes de ver Hitchcock? Creo que se hace altamente recomendable porque de otro modo podrás apreciar la particular forma de ser del director pero te perderás los detalles referidos al rodaje de la película. Además, ¿qué haces que todavía no has visto Psicosis? Una película por la que la Paramount no apostaba y que con los años hasta se han hecho remakes. Cualquier película de Alfred Hitchcock es una obra maestra. 

Y poco más os puedo decir de este largometraje. A mí me ha parecido una película interesante para acercarse a la figura de Alfred Hitckcock, más allá del propio rodaje de Psicosis, en el que tampoco se ahonda mucho, pero sí resulta curioso conocer la faceta más personal de este maestro del celuloide, esos celos, esos deseos ocultos, sus pensamientos y sus estados anímicos. Y por supuesto, conocer a la mujer que estuvo a su lado en las duras y en las maduras. Alma Reville se merece este homenaje. 

Por todo ello, y sin que la película resulte un imprescindible, yo os recomiendo ver Hitchcock, aunque solo sea por las interpretaciones de Hopkins y Mirren.



¡Ah! Inexplicablemente los Oscar se le resistieron pero la Academia quiso darle algo parecido a un premio de consolación por su trayectoria en 1971. Ya les vale. 

Trailer:






[Imágenes e ilustraciones tomadas de Google]

17 comentarios:

  1. La verdad es que no me atrae demasiado, aunque tampoco me desagrada. Es decir que si la veo, bien y si no, también ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. La vi hará un par de semanas que la emitieron por televisión (no me acuerdo qué canal) Me gustó más que nada por saber cómo se gestó Psicosis, ya que la parte más privada del director me era conocida (aunque es cierto que no sabía lo importante que había sido su mujer para su carrera)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo adoro a Hitchcock pero, inexplicablemente, todavía no he visto la película O.O No obstante me llama absolutamente todo lo que nos cuentas y de este finde no pasa ¡la veré! No voy con la idea de que sea imprescindible pero me pica mucho la curiosidad y sé que me gustará *-*

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. Buenaas! me quedo por aquí!!! pues no he visto nada de este hombre <3

    ResponderEliminar
  5. Aún no he podido verla, Marisa, y le tengo muchas ganas. La pusieron hace nada en TV pero no estuve en casa.

    bsos!

    ResponderEliminar
  6. Yo también fui al cine y la revisité ahora en TV, me ha gustado tanto como la primera vez, sobre todo él y Mirren que se comen la peli, la Scarlett está bien ya que no estropea nada aunque para mí pasa sin pena ni gloria, como le pasa al guionista, claro que con esos dos al lado, cualquiera se queda pequeño.
    A mí también me encanta esa foto de los años 50 y 60 todo parecía tan dulce y amable y bonito...luego detrás de esas máscaras habría todo tipo de miserias y felicidad también, como ahora. En las pelis de Hitchcock da igual cuántas veces las veas, siempre captas detalles nuevos.
    Igual ya lo sabes pero hay un libro que te iba a encantar, se titula El cine según Hitchcock escrito por Truffaut, es una especia de entrevista, conversación entre los dos en las que él cuenta todo sobre el proceso de cada una de sus películas, trucos y montones de cosas de los rodajes, además lo tienes baratito en Amazon.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Norah me lo dijiste en una ocasión pero aún no me hice con él. A ver si para Reyes jeje. Besos.

      Eliminar
    2. Estoy un poco abuela ya, jaja.
      Besos

      Eliminar
  7. A mí me hizo mucha gracia, la vi hace tiempo y recuerdo algunas escenas que me hicieron reír jajajaj, el rodaje de la escena de la bañera y el estreno de Psycho mis favoritos jajaja. besos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Me riñes si te digo que no la he visto? jijij.
    Pero lo haré, prometido!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. La ví hace aún no tanto, y en general coincido mucho contigo. Desde luego el alma y el gancho de la peli está aquí en ese par de interpretaciones. Tampoco creo que sea del todo una imprescindible, pero hace bastante justicia a lo que prometía, me parece. Ningún fan de Hitckcock podrá decir que ha pasado un mal rato viéndola, vamos.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  10. No la he visto aún... Y veo que tengo que ponerle remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. También me encanta Hitchcock. Aunque esta peli no me acabo de entusiasmar. Me pareció algo lenta. Los actores muy bienl. Y sobre la imagen del director me sorprendió todos esas caracteristicas que se nos muestran en la película. Tampoco se que hay de verdad y mentira en ellas.

    ResponderEliminar
  12. Oh, todavía no la he visto, en pendientes está, estoy segura de que me gustará. Además solo por los actores me merece la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mira que cuando salió la tenía en el punto de mira, pero luego la fui olvidando y hasta hoy, que la has vuelto a poner en órbita. Me encantan las pelis de Hitchcock, así que es casi una obligación ver este acercamiento a su figura. 1beso!

    ResponderEliminar
  14. Me encantó, no esperaba que me gustara tanto.
    Hopkins está genial caracterizado =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...