Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 4 de enero de 2016

EL CONEJITO QUE QUIERE DORMIRSE de Carl-Johan Forssén Ehrlin.

 

Editorial: Beascoa.
Fecha publicación: Octubre, 2015.
Nº Páginas:26
Precio: 14,95 €
Género: Cuento infantil.
Edición: Tapa dura.
ISBN: 9788448845926
[Disponible en eBook,
puedes leer las primeras páginas aquí]


Autor

Carl-Johan Forssén Ehrlin es un científico conductual licenciado en Psicología que enseña comunicación en una universidad de Suecia. También es coach personal e instructor en liderazgo de grupo. Carl-Johan ha utilizado sus conocimientos y experiencias para desarrollar las técnicas de este libro. Si queréis más información sobre el autor, entrad en www.carl-johan.com

Sinopsis

El cuento de El conejito que quiere dormirse es un nuevo método para que losniños se duerman. Traducido a varias lenguas, este libro revolucionario ha ayudado a miles de padres en todo el mundo a conseguir que sus hijos concilien el sueño gracias a las innovadoras técnicas psicológicas que aparecen a lo largo de la historia.l

Escrito en un lenguaje sencillo, este libro logra que los niños se relajen y se queden dormidos antes incluso de que termine el cuento.

Recomendado y elogiado por psicólogos y terapeutas como la mejor manera de que los niños se duerman. 

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]



************************************

Hace mucho tiempo que no traigo un libro infantil al blog. Son muy pocas las ocasiones en las que lo he hecho, más que nada porque, al no tener descendencia, los libros infantiles no tienen mucha presencia en casa. No obstante, las veces en las que ha asomado literatura infantil por aquí han sido por algún motivo especial, como es el caso de hoy. 

Hace algo más de un mes contactaron conmigo desde la editorial para invitarme a la presentación del libro El conejito que quiere dormirse de Carl-Johan Forssén Ehrling, un conductista licenciado en Psicología que aprovechando su experiencia había escrito este libro como parte de «una serie de libros infantiles escritos con la intención de ayudar a los niños a dormir bien, a mejorar su autoestima y a prepararse para superar los obstáculos que se encontrarán a lo largo de su vida». La presentación iba a tener lugar en Madrid, por lo que me pillaba lejos pero aún así, me ofrecieron el libro para que lo leyera. Después de indagar un poco, me resultó tan interesante el objetivo de este cuento que acepté el envío y hoy vengo a hablaros de él.

Los que me conoceis sabreís que adoro los libros ilustrados, tanto los que son editados para un público adulto como los que van dirigidos a los más pequeños, de ahí que me quede embelesada cuando algún compañer@ bloguer@ nos muestran libros de este género. Las ilustraciones de El conejito que quiere dormirse, realizadas por Irina Maununen, tienen un encanto especial pero de ellas os hablaré más tarde porque, como digo, lo realmente interesante de este libro es su finalidad

Ya en la cubierta figura la leyenda:

«Un nuevo método para ayudar a los niños a dormir».

Dormir. Esa placentera y revitalizante actividad, o mejor dicho, inactividad, que nos permite emprender un nuevo amanecer con ganas y entusiasmo. El insomnio es horrible. A mí por lo menos me deja en estado zombi y no me quiero ni imaginar lo que eso debe ser para un niño pequeño. Y para sus padres, claro. 

Tengo una amiga con un hijo de año y medio. El pequeño se despierta con mucha frecuencia por las noches lo que provoca que no descanse bien, esté irritable durante el día y, como consecuencia, los momentos de darle de comer se conviertan en una batalla campal porque el pequeño tiene más sueño que hambre.  Cuando veo la cara de mi amiga por las mañanas, muerta de sueño y ojerosa, me da una pena tremenda. No me quiero ni imaginar lo que tiene que ser unir una noche y otra así.

Por otra parte, mis vecinos han sido padres recientemente y su hijo, un bebé de unos seis meses, tiene problemas para conciliar el sueño. Una noche, muy avanzada, subí a la azotea a recoger la ropa que tenía tendida. Me encontré a mi vecino con el pequeño en brazos. Me sorprendió verlo a esas horas pero me contó que había averiguado que su hijo se dormía antes si lo sacaba a la calle pero claro, en plena noche, lo único que se le había ocurrido era subirlo a la azotea. Y ahí los dejé a los dos, en pijama, contemplando la luna y las estrellas mientras el pequeño, bien abrigado, bostezaba. Lo malo va a ser cuando llueve, aunque con lo desesperado que se le veía al pobre, no me extrañaría que se subiera con un paraguas en mano. 

Por experiencias como estas entiendo que los padres tenéis que pasarlo muy mal cuando vuestro hijo no duerme porque no solo no duerme él, sino que no dormís vosotros. Y como parece que es un problema con muchos sufridores, he querido hablaros de este libro.

Nada más abrirlo me llevé una sorpresa mayúscula. Que un libro traiga instrucciones de uso es algo con lo que no me había encontrado nunca pero siempre hay una primera vez para todo. Efectivamente El conejito que quiere dormirse incluye instrucciones para lector, una serie de indicaciones que hay que seguir para que el cuento sea realmente efectivo. Por ejemplo, hay que leerlo cuando pensemos que el pequeño está realmente cansado, sin interrupciones y, algo muy importante, modulando bien la voz. Os explico.

El texto del cuento tiene zonas resaltadas. Algunas figuran en negrita lo que nos indica que hay que enfatizar esas palabras. Otras aparecen en cursiva para indicarnos que esas palabras o frases hay que leerlas con voz suave y calmada. En algún momento concreto de la lectura hay que emitir un bostezo,... En fin, una serie de pautas que tendremos que tener en cuenta si queremos conseguir que nuestro pequeño se duerma pronto.

¿Pero será efectivo? A ver, yo con un niño pequeño no lo he probado porque no tengo ninguno a mano pero si buscáis por la red vais a encontrar diversas opiniones de madres y padres que garantizan que el cuento funciona. Y lo que me ha parecido más gracioso, parece que funciona también con los adultos porque la primera línea en esas instrucciones que os he mencionado dice así: 
«¡Advertencia! Es peligroso leer este libro en voz alta junto a alguien que esté conduciendo un vehículo».

Por supuesto no se me ha ocurrido hacerlo pero sí lo he leído en voz alta y al seguir las instrucciones el texto cobra sonoridad, conseguimos crear una melodía con nuestra voz que ayuda a relajarnos. 

¿Pero qué nos cuenta la historia?

Bueno, la historia es muy sencilla. Conoceremos a un conejito de nombre Carlitos que desea quedarse dormido porque está muy cansado pero no puede conseguirlo. Junto a su madre irá a visitar al Tío Bostezos que le proporcionará un polvo mágico con el que conciliar el sueño. Aparecerán otros personajes con los que el conejito interactúa como un caracol o un búho que nos darán consejos muy útiles para solventar este problema. No hay más.

Pero lo de menos es la historia. Lo realmente importante es aprender a leer el cuento, aprender las pautas que se van dando al lector, enfatizar las palabras señaladas, emplear una voz dulce y melodiosa en ciertos pasajes e incluso incluir un bostezo en los momentos en los que se nos indica. Todo ello creará un ambiente de calma y sosiego que inducirá al pequeño al sueño. 

¿Y qué pasa si no consigues leer el cuento con la debida entonación? No  hay problema. Para ello existe el audiolibro, tanto en castellano como en latino. A mí me resulta un recurso de lo más idóneo porque, para qué nos vamos a engañar, estoy convencida que muchos padres llegan muy cansados a casa y les cuesta tener que sentarse con su hijo en la cama para leerles un cuento cuando ellos mismos darían lo que fuera porque el cuento se lo leyeran a ellos y pudieran quedarse dormidos en cinco minutos. ¿A que sí? Pues bien, en la web de la editorial hay un fragmento del audiolibro que os dejo aquí. Ya veréis como, al escucharlo, os entra una somnolencia tremenda. Probad, probad. Creo que el audiolibro me lo voy a comprar para mí.





En este cuento se hace uso de una repetición frecuente de palabras clave como «Ahora» «tengo sueño», «dormir ahora»,... El autor juega con técnicas de relajación para conseguir calmar al niño. Además se debe mencionar el nombre de nuestro hijo en los momentos en los que se nos indica pues de esta manera conseguimos involucrar al pequeño en la historia, como si él fuera el protagonista.

El conejito que quiere dormirse es un libro muy cortito, de algo más de veinte páginas. No os llevará más de veinte o treinta minutos leerlo. Creo que es tiempo suficiente para crear un ambiente de relajación que favorezca ese tránsito del pequeño hacia el sueño. 

El cuento está escrito con un lenguaje sencillo para que todas las palabras y su mensaje sean fácilmente entendible. Y en cuanto a las ilustraciones que mencionaba antes, se trata de dibujos como realizados a mano alzada, con muy poca definición, y con colores y trazos suaves. Todo es muy sutil para darle una ligera vistosidad al cuento pero sin que unos colores llamativos desvíen la atención del niño de lo que está escuchando. 

El conejito que quiere dormirse está dirigido a niños de 0 a 3 años pero teniendo en cuenta la advertencia inicial y después de oír el fragmento del audiolibro, me da la sensación que pude funcionar igualmente para los adultos.

En fin, creo que, en líneas generales, es un libro muy recomendable para todos los padres que deseen favorecer el sueño de sus hijos y muy especialmente para aquellos que se sientan desesperados por esas noches en vela. El libro ha tenido mucho éxito y se ha traducido a varias lenguas. Por lo visto se ha convertido en un best-seller mundial. Ya me diréis si lo probáis. De momento os dejo con un vídeo sobre la presentación en Madrid donde podéis oír al autor hablando sobre su libro.




Agradezco a la editorial el envío del ejemplar



[Ilustraciones e imágenes tomadas de Google]

Retos:

- Autores de la A a la Z.
- 100 libros


Puedes adquirirlo aquí:




5 comentarios:

  1. Mis hijos durimieron fatal los dos durante tres años! Es horroroso!
    Este libro lo tenemos y me parece una monada además de muy útil
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues no sé, Marisa, si será realmente tan efectivo como lo venden, jeje, yo tiendo a ser bastante escéptica en estos casos y, de hecho, no me he querido hacer con el libro. Pero ni siquiera lo he ojeado, vamos, que lo mismo debería intentarlo y ver qué tal ...

    bsos!

    ResponderEliminar
  3. Me gustan los títulos de algunos cuentos. Éste es curioso. A los peques les gustará saber qué le pasa al conejito. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Es un libro interesante y si funciona una gran ayuda, yo de momento no tengo problema pero más adelante ya veremos
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es una monada, lo que no sé es si será tan efectivo =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...