Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 20 de abril de 2016

OCHO APELLIDOS CATALANES (COMEDIA - 2015).


Año: 2015

Nacionalidad: Española.

Director: Emilio Martínez-Lázaro.

Reparto: Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde, Carmen Machi, Berto Romero, Belén Cuesta, Rosa María Sardá, Alfonso Sánchez, Alberto López y Agustín Jiménez.

Género: Comedia.

Sinopsis: Las alarmas de Koldo se encienden cuando se entera de que su hija Amaia, tras romper con Rafa, se ha enamorado de un catalán. Decide entonces poner rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que lo acompañe a Cataluña para rescatar a Amaia de los brazos del joven y de su ambiente. Secuela de "Ocho apellidos vascos".



[Información facilitada por Filmaffinity]



************************************


Ocho apellidos vascos fue un bombazo. Esto no lo puede nadie negar. Llegó a las salas de cine y lo petó. Yo me resistí lo mío porque tanto bombo y platillo me hacía recelar pero al final sucumbí y el resultado fue una película que me hizo pasarlo bien pero de la que esperaba más (malditas expectativas). Y aún no se había pasado la fiebre vasca cuando ya anunciaban la catalana. La gente lo celebró. Yo me alegré, por qué no decirlo, pero a un tiempo me eché a temblar. Dice el refrán, y yo soy muy refranera, que «Segundas partes nunca fueron buenas» y para mí es una máxima que generalmente se cumple pero para hablar hay que catar, así que, en su día me fui al cine a ver esta secuela. No salí muy contenta. Si Ocho apellidos vascos me hizo pasar un rato divertido con algunos gags bastante bien planteados y unas situaciones cómicas que me hacían soltar una carcajada de vez en cuando, Ocho apellidos catalanes no dejaba de ser una secuela de calidad inferior. Me reservé mi opinión. Pero hete ahí que la volví a ver en DVD y aunque mis impresiones no han cambiado radicalmente sí he de confesar que han mejorado ligeramente. Será que ya sabía con lo que me iba a enfrentar y mi cuerpo acogió la cinta de otro modo.
Si la anterior acabó con el «Love is in the air», es decir, con un par de parejas de tortolitos - Rafa y Amaia por un lado y Koldo y Merce por otro - Ocho apellidos catalanes arranca con «Se nos rompió el amor». Tras un año más o menos, cada uno está por un lado. Rafa ha regresado al hogar. Vuelve a ser el camarero sevillano pijo, saleroso y con ganas de llevarse a una turista a la cama, pero su corazón roto le impide levantar definitivamente cabeza. Amaia, su vasca, aún le pesa en el alma y no podrá sacársela de la cabeza. Aunque él lo negará, sus amigos Joaquín y Curro lo conocen bien y saben que Rafa lo está pasando mal.

Por otro lado, Koldo también regresa al hogar, a Argoitia, después de haber estado embarcado durante meses y de haber dejado sobre la mesa las migas que Merche le había preparado. El recibimiento será frío pero lo que más le escocerá a este marinero es enterarse de que su hija piensa casarse con un catalán. Si ya accedió a que su txiki se emparejara con un sevillano, consentir que entremezcle su sangre con un catalán sería ya inconcebible. Demasiada tolerancia para él. Así que ideará un plan, interrumpir esa boda por un lado y reconquistar a Merche, y para ello necesitará la ayuda de Rafa. Volverán a juntarse todos para construir una nueva trama llena de situaciones divertidasmalentendidos, escenas .... Ese será el núcleo de la película.

Es innegable que Ocho apellidos catalanes tiene sus golpes de humor. Se vuelven a exagerar las formas, y en esta ocasión a tres bandas -andaluza, vasca y catalana- y gran parte de la hilaridad de la cinta recae en esos tópicos que ya sirvieron de sustento en la anterior. Ese andaluz del miarma en la boca a cada instante, saleroso y simpático, o el vasco que se caracteriza por su frialdad, la incapacidad de manifestar sus emociones o su brutalidad y como nueva incorporación, el catalán que ensalza la supremacía de su tierra y no deja de dar la lata con tanta independencia. No creo que haya que molestarse en ningún caso, aunque, en el terreno andaluz, que es el que a mí me toca más de cerca, me chocó una escena simulando la salida de una cofradía. Como no deja de ser una recreación le faltaba verosimilitud pero esto es una película y se entiende que montar una cofradía para un minuto de metraje iba a ser excesivamente caro. No sé si a los catalanes os ha parecido bien la aparición de los castellers o la fiesta de la calçotada que también sale en la peli. Ya me diréis.

A mi juicio son estas cuestiones menores pero no lo es tanto que el argumento vuelva a tirar de escenas ya vistas. Me refiero al planteamiento de dos o tres situaciones idénticas a algunas que ya aparecieron en la versión vasca, por llamarla de otro modo. No creo que sea válido repetir el chiste porque, como suele ocurrir, cuando te lo cuentan por segunda vez pierde chispa y ya no es tan divertido. Al margen de que la reiteración me parece una falta de originalidad y carencia de nuevas ideas. 

Si pasamos al plano interpretativo, el trabajo de los actores en esta nueva entrega va en la misma línea que ya comenté en la anterior. En líneas generales me han gustado mucho. El tandem Dani Rovira y Clara Lago sigue funcionando bien, cada uno en su papel. Por su parte, Carmen Machi sigue estando muy correcta, al igual que la pareja formada por Alfonso Sánchez y Alberto López, aunque yo tengo más devoción por este último. Pero, por encima de todos ellos, yo sigo quedándome, a todas luces, con Karra Elejalde, ¡qué grande es! 





Pero dado que la acción se traslada a Cataluña, habrá nuevos personajes. Por un lado la señora Roser, una mujer catalana de 84 años, muy considerada en su pueblo, dueña de una preciosa masía en la que prácticamente vive recluida y que cree que Cataluña ya es independiente y primera potencia mundial. A este personaje le da vida Rosa María Sardá aportando un estupendo deje a sus diálogos. Lo hace magníficamente la verdad y eso que su salud andaba un tanto resentida. A su vez, y con sangre catalana también, Berto Romero en el papel de Pau, el nieto de Roser. Se trata de un joven artista, un hispter muy bien caracterizado con un karma espectacular que todo lo puede. Con una filosofía de vida muy flow, Berto se mete en la piel de un tipo al que se le coge manía, algo que se entiende como premeditado pero que no deja de resultar odioso.

Y como última adquisición en el bando catalán, también está Belén Cuesta, la wedding planner que lleva por nombre Judith, y que no sabrá qué más hacer para hacerse visible ante los ojos del que está enamorada. A pesar de ser un personaje con menos protagonismo que los demás, sin llegar a secundario, tiene una historia detrás muy divertida. Su papel me ha parecido un acierto y me ha sorprendido gratamente.


Pero toquemos también los escenarios. De Sevilla, qué os voy a decir si para mí es la ciudad más bonita del mundo. En esta ocasión tendrá poca presencia pero es igual, lo que se ve de ella es impresionante. No obstante, en esta entrega, prácticamente toda la acción se traslada a Cataluña, a un supuesto pueblo del bajo Ampurdán que se llama Sorenelles. Las imágenes no pueden ser más bonitas y corresponden realmente a diversas localidades gerundenses, concretamente a Monells, un precioso pueblo medieval con sus calles empedradas, o Llagostera o Vulpellac. Dan ganas de hacer las maletas para perderse por unos días en esos pueblos tan preciosos.

Y no me queda mucho más que aportar. Me pregunto si tendremos nuevas entregas ubicadas en otros lugares de España. Ocho apellidos gallegos, ¿tal vez? No lo hagan por favor. Creo que más secuelas sería mancillar el buen recuerdo que nos dejaron las tierras vascas o incluso esta misma. Yo nunca he sido partidaria de estirar mucho la cuerda porque, a la larga, se termina rompiendo por algún sitio.

A mi juicio Ocho apellidos vascos es un tanto superior a esta nueva entrega. Nos cogió por sorpresa su humor y ese juego con la dualidad patria de cada uno. En cualquier caso, esta nueva entrega también resulta divertida sin que, como me ocurrió con la anterior, haya que rasgarse las vestiduras.





Trailer:

 


[Imágenes e ilustraciones tomadas de Google]



23 comentarios:

  1. Pues no la he visto. Haré como con la anterior y la dejo para algún sábado o domingo de sofá.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho la película y tiene momentos muy buenos aunque tengo que reconcoer que me reí más con la primera parte

    ResponderEliminar
  3. No me gustó la primer, así que ya no vi esta. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. He visto las dos películas y debo decir que me gustó, aunque no me entusiasmó mucho, la primera. La de Ocho apellidos catalanes me pareció de menor calidad, salvada por algunos actores como Rosa María Sardà (una auténtica maestra y un lujo verla en cualquier papel) o Karra Elejalde.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Si te soy sincera, me gustó algo mas Ocho apellidos vascos, quizás por la novedad. Esta nueva entrega me pareció mas de lo mismo, llena de tópicos a rabiar.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. He visto " Ocho apellidos vascos" y no me reí tanto como esperaba. Si se da la ocasión la veré. Besos.

    ResponderEliminar
  7. La vi en el cine cuando la estrenaron y me gustó mucho. No tanto como la primera, que me encantó, pero me hizo reir, que es lo que prentendía. Además, conozco todos los "palos" que se tocan. Quiero decir... Soy catalana, mi madre era Andaluza y vivo en Navarra conociendo a mucho vasco... Y aún así, me hizo reir, porque no hay nada más importante que reirse de uno mismo.

    ResponderEliminar
  8. la primera apenas me reí en el cine, creo que todas las mejores escenas ya las había visto en la tele con tanta promoción y la segunda, pues poquitas veces, la verdad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que no la he visto pero voy sin prisas. La primera sí me gustó pero tampoco para tirar cohetes.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola! La primera me gustó bastante, aunque la verdad no tanto como a la mayoría de la gente. En esta ya me han dicho que no te ríes tanto como con la primera, aun así quiero verla a ver que me parece a mi.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. La primera reconozco que me gusto bastante, me reí mucho. Esta aún no la he visto, pero supongo que me impresionará menos que la primera, las promos ya no me llamaron tanto. Yo también creo que estirar mucho el chicle no es bueno. Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo con Ocho apellidos vascos me reí muchísimo las tres veces que la vi. Ésta me suscita curiosidad, la verdad. Aunque me da que no me reiría tanto..

    ResponderEliminar
  13. Una peli entretenida sin más, como la primera parte.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. A mí la primera película me hizo gracia, a pesar de que fui a verla con muchos prejuicios... Pero esta sí que no: me pareció una película muy floja y con muy poco humor. Después de ella, no creo que se siga explotando el tópico de los "Ocho apellidos..." en otras regiones patrias, por lo menos en breve. 1beso!

    ResponderEliminar
  15. Espero que no hagan mas secuelas por favor. Esta me resultó más flojilla que la primera.

    ResponderEliminar
  16. Ocho apellidos vascos me gustó bastante pero esta no me acaba de llamar, no sé si me animaré con ella
    Besos

    ResponderEliminar
  17. A mi no me gustarón los apellidos vascos y no creo que vaya a ver esta.

    ResponderEliminar
  18. Vi ambas, sin querer verlas en verdad, pero es lo que tocó. No me gustaron ninguna de las dos, tan llenas de clichés. No niego golpes de humor, pero prefiriría que este tipo de películas se quedaran en la pequeña pantalla y que la grande se llenara de otro tipo de películas, la verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. No la he visto... y no la veré. La primera ya me hizo poco chiste, así que dudo que me plantee avanzar con la historia. Soy rara, lo sé
    Besos

    ResponderEliminar
  20. La veré, de hecho iba a verla estando en el cine, pero al final, se me pasó. Igual 8 apellidos vascos me gusta más, como a la mayoría, pero el humor y yo casamos genial, así que sí la veré.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. A mi la primera me gustó bastantye, pasé muy buen rato y me reí. Pero esta...mmm se me hizo muy floja tanto en argumento como en las gracias la verdad.
    No sé, si viéndola de nuevo la cosa cambiaría.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. La de Ocho apellidos catalanes me gustó, pero esta ya no me atrae tanto. Besos.

    ResponderEliminar
  23. No creo que la vea, salvo por la Sardá.
    La primera no me pareció ni fu ni fa, me flipó la fotografía, pero el resto no lo vi para tanto.

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...