Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

jueves, 23 de junio de 2016

ENTREVISTA a CRISTINA SORIA (Elige tu aventura. Claves para afrontar la toma de decisiones).

Autora


Cristina Soria Ruiz (1975). Desde niña tuve claro que quería ser periodista. Esa fue una de las decisiones más importantes de mi vida, y me llevó a cambiar de ciudad con 18 años. Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU en Madrid, ejercí mi pasión en medios, agencias y departamentos de Comunicación y Marketing. Otra de las mejores y más importantes decisiones que he tomado ha sido la de crear la familia que hoy tengo, que no habría sido posible si no hubiera decidido venir a Madrid.

Durante unos años compaginé mi faceta profesional con la de mamá hasta que tuve que dejar aparcado mi trabajo para cuidar a mi hija pequeña. Fue una decisión difícil y dolorosa, pero que me ha llevado hasta el lugar donde hoy me encuentro.

Tras ese parón necesitaba un cambio, por lo que comencé a realizar el máster en Coaching e Inteligencia Emocional en N-Acción, con certificado de ASESCO. Mis ganas de seguir aprendiendo me llevaron a formarme en Neuronal Coaching, Coaching Sistemático y Comunicación No Verbal.

Con mi transformación personal decidí acompañar a los demás en sus cambios y decisiones. Actualmente trabajo como Executive y Life coach, formo parte de la red de profesores de máster en Coaching, Inteligencia Emocional, Relacional y Ciencia Cognitiva de N-Acción. Conferenciante y formadora en distintas compañías y escuelas, compagino esto con mi colaboración en el programa Sálvame y Sálvame Deluxe desde hace cuatro años.

Como un regalo me llegó la oportunidad de comenzar a escribir. Mi primer libro, Yo puedo ayudarte, cuenta con trece ediciones, y mi segundo libro, Sí, tú puedes, publicado el año pasado, ya va por cinco ediciones.

Ahora me embarco en una nueva aventura con la publicación de mi tercer libro, Elige tu aventura. Claves para afrontar la toma de decisiones. Estoy convencida de que todas la decisiones que he tomado en mi vida, de manera obligada o voluntaria, me han aportado grandes experiencias y aprendizajes. Esto mismo es lo que quiero trasladar con el libro que ahora presento.

inteligencia emocional. Life and executive coach, Cristina trabaja tanto con adultos como con niños. Con infinitas ganas de seguir aprendiendo, está ampliando su formación en Coaching Sistémico. También forma parte de la red de profesores del Máster en Coaching, Inteligencia Emocional, Relacional y Ciencia Cognitiva de N-Acción, y participa en distintas charlas y eventos de motivación y formación en Inteligencia Emocional.

Desde hace más de tres años colabora en el programa Sálvame, donde ha trabajado con colaboradores y famosos en la obtención de distintos retos, y donde analiza la comunicación no verbal y los conflictos emocionales en personajes de actualidad.

Autora de Yo puedo ayudarte, con doce ediciones en el mercado, presenta ahora Sí, tú puedes, en el que ha volcado la misma ilusión y pasión que en su libro anterior. Este nuevo reto representa para ella sus ganas de continuar ayudando al lector para que consiga sus propias metas y una oportunidad de seguir aprendiendo día a día.

Sinopsis

Desde la niñez, y a lo largo de tu vida, te verás obligado a tomar muchas y variadas decisiones. Unas serán muy importantes, otras más banales; algunas exigirán toda tu determinación, otras las tomarás de manera inconsciente... Pero todas ellas tienen un punto en común: TÚ.

En ocasiones te sentirás inseguro, te asaltarán las dudas, tendrás miedo a equivocarte, a no cumplir con las expectativas que los demás han puesto en ti, y eso quizá te lleve a pedir consejo o a esperar que sean otros los que decidan por ti. Pero solo tú puedes tomarlas y ser responsable de ellas.

Elige tu aventura te mostrará las etapas, las emociones, los pensamientos, los obstáculos que tendrás que sortear y las herramientas con las que contarás para afrontar la aventura que decidas vivir. No existen fórmulas mágicas para descubrir cuál es la solución adecuada, ya que nada es bueno o es malo porque sí.

Todos y cada uno de nosotros tenemos la capacidad y el derecho a cambiar y


Podemos comenzar tantas veces como lo consideremos oportuno.



[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Hace algunas semanas tuve la oportunidad de sentarme a hablar con Cristina Soria, a la que había visto en alguna ocasión en televisión. Siempre me ha resultado llamativo la cantidad de información que una persona puede transmitir con tan solo elevar una ceja o cruzar los brazos y, en ese sentido, las explicaciones de Cristina... 


La que se ha llegado a conocer como La coach de la tele, según reza en la cubierta de su nueva publicación, Elige tu aventura, irrumpe en el mercado editorial con un libro que nos ayuda a tomar decisiones, algo que nos supone un quebradero de cabeza total. Esto es lo que nos contó.



Marisa G.- Cristina, yo te conozco más que nada por tu faceta televisiva.

Cristina S.- Claro (Risas)

M.G.- Pero he leído que eres periodista. Sin embargo, hay un momento de tu vida en el que cambias radicalmente de profesión y te dedicas a hacer coaching. ¿Qué te llevó a formarte en esta materia?

C.S.- Pues fue una decisión tras otras decisiones. Yo llevaba trabajando en el gabinete de comunicación de una multinacional, en marketing, durante más de diez años y me quedé embarazada de mi segunda hija que nació con una serie de problemas. Tuve que dejar el trabajo y dedicarme a ella. Me cogí una excedencia durante un año para cuidarla y cuando vi que la niña estaba bien, volví al trabajo pero claro, entonces estábamos en plena crisis y la multinacional se dedicaba a la construcción así que te puedes hacer una idea. En aquel momento, a las madres que nos incorporamos al trabajo nos ofrecieron un despido improcedente. Al principio me negué porque para mí psicológicamente era importante trabajar pero al final tuve que acceder porque el panorama era muy malo. Me fui a casa. Pero yo necesitaba hacer algo, porque soy muy activa, aunque fuera abrir una mercería o vender pulseras por Internet, yo qué sé. Lo que fuera pero algo. Y fue mi marido el que me habló del coaching, así empecé a formarme y a vivir mi propio cambio. Me enganchó tanto que sentí que era a lo que me quería dedicar. Vi que era un profesión muy bonita a la que yo podía aportar mucho porque había vivido una experiencia que me permitía trabajar para los demás y así empecé. Además he tenido la gran suerte de poder hacerlo, de trabajar en esto, porque no todo el mundo que se lo propone puede vivir del coaching. Yo lo dejé todo por esto pero a la vez me permite compaginar mi trabajo con mi familia.

M.G.- Pero realmente, ¿en qué consiste el coaching?




C.S.- Yo siempre digo que es un redescubrimiento personal porque lo que hacemos es acompañar a las personas que necesitan buscar una meta. Puede ser de lo más variado, desde ponerte a dieta, dejar de fumar, aprobar unas oposiciones, mejorar las relaciones con los demás, trabajar la autoestima, la seguridad,... Todo lo que no implique terapia clínica porque ahí ya entran los psicólogos.

M.G.- Es diferente entonces, ¿no?

C.S.- Y complementario en muchas ocasiones. Lo bonito de este trabajo es que vas a acompañando a una persona que piensa que todo es negro, que no sabe qué hacer con su vida, que está perdida, sin metas claras, y empiezas a caminar a su lado pero el protagonista es él. Yo le pongo herramientas  o tareas para que la persona vaya haciendo su propio trabajo interior pero es tan potente que el coaching te acompaña de por vida. Hay gente que empieza un proceso para trabajar tales miedos y luego, su cambio le conduce a otras tantas cosas en su vida que jamás se hubieran imaginado. El coaching te permite conocer tu interior y descubrir cosas que pensabas que no tenías. Pequeños pasos que te van reforzando y al final te encuentras que el cambio es exponencial al máximo.

M.G.- Imagino que cada persona que os llega será como un reto para vosotros.

C.S.- Claro porque aprendes con cada una de ellas. Somos humanos y también nos equivocamos. Hay veces que no hacemos bien las cosas o que las planteamos mal. Con cada uno aprendes una barbaridad y luego ver cómo han crecido, eso es maravilloso. Saber que llevaron a ti muy pequeños y que salen por la puerta enormes. Es algo que no tiene precio.

M.G.- Cristina, Elige tu aventura es tu tercer libro. ¿En qué línea van los dos anteriores?

C.S.- El primero, Yo puedo ayudarte, era un poco introductorio para explicar qué era esto del coaching, que no se sabía muy bien. Recogía diferentes casos de personas que tenían una situación determinada, yo contaba su historia y cómo las habían resuelto. El segundo, Sí, tú puedes, es un libro cuaderno que recoge varios retos de vida de una persona en el que le doy unas pautas y los ejercicios que tiene que hacer para que supere y alcance ese reto. Y este tercero está basado en los libros que había cuando éramos pequeños, aquellos de Elige tu propia aventura, en el que expongo el caso de una persona al que le pasa algo y tiene que tomar una decisión. Yo no digo lo que es bueno o lo que es malo pero si decides tomar esta decisión, vivirás esta aventura y pasarás por estas etapas y si decides tomar otra, vivirás otras etapas distintas. Ni mejores ni peores sino diferentes. 

M.G.- Pero, ¿estos libros tiene algo o todo de autoayuda?

C.S.- Lo tienen todo. Yo me resistía a decir que mis libros eran de autoayuda porque está mal vista.

M.G.- Yo siempre digo que la percepción está cambiando.

C.S.- Claro. No somos sanadores, simplemente damos pautas para la gente que quiere cambiar algunas cosas en su vida. Son situaciones muy del día a día, por eso creo que estos libros son muy prácticos porque puedes poner en práctica lo que lees. No es algo intangible. 

A mí me llegan mensajes de la gente a la que le está funcionando, gente que no quiere ir a un psicólogo o a un coach, que se leen estos libros y les ayudan, aunque al final se dan cuenta de que necesitan realmente un proceso de coaching porque estos libros no son más que una apertura para conocerse más.

M.G.- Bueno, el coach está muy de moda. Se escucha muchísimo.

C.S.- Se escucha demasiado. A veces sin serlo. Ese es el problema. Yo creo que el mundo del coaching es todavía muy desconocido. En España llevamos menos años que otros países anglosajones y de repente se da a conocer la palabra
«coach» y ahora todo el mundo dice serlo pero eso no es así.

M.G.- Es que se escucha en todos los ámbitos.

C.S.- Sí, sobre todo en la televisión porque engancha mucho la palabra, es un reclamo. Incluso yo misma en el programa cuando hacía retos con personajes conocidos no trabajaba como trabajo en la intimidad. Para empezar porque estoy rompiendo una de las leyes que es la de confidencialidad.

M.G.- Y ahora que mencionas la televisión, eres muy conocida y supongo que ese mundo te ha ayudado mucho en tu profesión. ¿Cómo llegas a la televisión y qué aporta?



C.S.- Pues mira, llego al mundo de la televisión por un comentario tonto en casa. Me puse a comentar una serie de gestos de gente que salía en la tele, a mi marido se le enciende la bombilla y se lo comentó a una amiga que trabaja en televisión. Me probaron y les gusté. Empecé en Espejo Público pero la jefa de contenidos de La fábrica de la tele, que es donde trabajo ahora, me vio y me quiso para sus programas. Y así empezó todo. Si aquel día en casa no digo nada, lo mismo nada de esto hubiera pasado.

Y me aporta todo. Me permite aprender lo que es trabajar en un programa en directo en el que no hay nada controlado. A la hora de comunicar me ayuda porque tengo que hablar para gente muy distinta y todo el mundo tiene que entender lo que digo. Personalmente me ayuda a vencer miedos, vergüenzas e inseguridades y luego me aporta una exposición que también tiene su parte negativa porque estás más expuesta a las críticas, pero igualmente es positiva porque así la gente puede aprender lo que es el coaching. La verdad es que solo me ha aportado cosas positivas. Luego la gente del programa me trata genial y me siento muy respaldada.

M.G.- Cristina, me resulta muy llamativo verte analizar los gestos de cualquier persona y a través de ellos sacar tantísima información. ¿Tanto transmitimos sin darnos cuenta?

C.S.- Mucho. Es que la mayor parte del mensaje que se transmite son los gestos. Hay gestos que sabemos y controlamos y otros que no. La comunicación es todo, la palabra, el tono, la entonación y la comunicación corporal.

M.G.- Y en Elige tu aventura te adentras en esa complicada tesitura de tomar decisiones, en la que a veces nos vemos los seres humanos. 

C.S.- Algo que no le gusta a nadie.

M.G.- Es que a veces te encuentras en encrucijadas y no sabes hacia dónde tirar. ¿Qué te incita a escribir sobre este tema?

C.S.- Fue porque me di cuenta de que la mayoría de la gente que viene a hacer un proceso de coaching conmigo es porque tienen que tomar una decisión. A lo largo del proceso tienen que ir tomando decisiones e ir renunciando a cosas y buscar cosas nuevas. Como este es el tercer libro ya, tenía que dar una vuelta de tuerca más por eso nos fijamos en esos libros que te comentaba antes, los que había cuando éramos pequeños, esos de Elige tu propia aventura.

M.G.- Porque tú planteas el libro como si fuera un sendero como varios caminos. Tipo si quieres tomar esta decisión sigue leyendo en la página tal o cual. 

C.S.- Sí. Es que así es mucho más divertido y ameno. Luego ¿sabes qué pasa? Hacemos lo que hacíamos de pequeño, mirar a ver qué hubiera pasado si hubiéramos elegido otro camino.

M.G.- (Risas)

C.S.- ¡Pero luego en tu vida no puedes hacer eso! (Risas) Además también era una forma de quitar importancia al hecho de tomar una decisión porque hay que tener en cuenta que, sin darnos cuenta, tomamos muchas decisiones a lo largo del día pero no siempre le damos valor porque para nosotros no son importantes. Sin embargo, hay otras que nos asustan pero hay que reaccionar, no podemos quedarnos paralizados.

Por otra parte, también queremos que otros nos resuelvan el problema y que tomen decisiones por nosotros, cuando las tenemos que tomar nosotros mismos y equivocarnos nosotros. 

M.G.- En el libro planteas situaciones para ejemplarizar lo que nos quieres enseñar, ¿estas situaciones son reales?

C.S.- Sí, lo son. Hay una parte mía personal que he vivido yo y el resto son situaciones de amigos que se han visto en determinadas circunstancias o gente que viene a un proceso. No son inventadas aunque sí están tuneados como  yo digo.

M.G.- Y nos pones ejercicios prácticos.

C.S.- Claro, la teoría está muy bien. Esa la conocemos todos, pero hay que ponerse en marcha.

M.G.- Pero, ¿está más enfocado a las personas inseguras?

C.S.- Yo creo que es para todo el mundo aunque los inseguros tienen una carga más.

M.G.-  Una de las ideas que he sacado leyendo el libro es que no tomamos decisiones porque nos preocupamos mucho más de lo que piensen los demás que de lo que pensamos nosotros mismos. Estamos obsesionados por el qué dirán.

C.S.- Exacto, ¿qué pensarán de mí si decido esto? ¿Les parecerá bien? ¿Y si me equivoco? La opinión pública nos influye muchísimo y al final lo importante son dos cosas. Por un lado, si te tienes que arrepentir que sea por algo que has hecho y no por algo que nos has hecho por miedo. Y por otro, que si te tienes que equivocar que sea por algo que has decidido tú y no por algo que hayan decidido otras personas.

A mí me llegan mucha gente a los procesos que hacen todo lo que lo demás le dicen, incluso inician un proceso porque su madre se lo dice. No. Tienes que querer tú. Está bien que alguien te asesore pero eres tú el que tiene que querer hacer las cosas.

M.G.- En el libro planteas nueve situaciones diferentes, entre ellas, seguir con la pareja o romper con ella o bien elegir entre una relación pasional o un amor que nos aporta seguridad. ¿Son las que más te llegan a consulta?

C.S.- Sí,  casi todas muy personales aunque hay dos en el ámbito laboral.

M.G.- Con esta temática puedes escribir una docena de libros.

C.S.- Sí, pero elegí las que yo había vivido o experimentado de alguna forma, con base, y que puede ser común a todo el mundo. Pero por decisiones, imagínate...

M.G.- ¿Sabes que lo bueno que yo veo a este libro? Pues que no todas las situaciones van a encajar en todos los lectores pero es bueno tenerlas ahí por lo que pueda pasar en el futuro. 

C.S.- Eso es y es una línea que hemos mantenido a lo largo de los tres libros. Son libros que puedes leer en un momento determinado, de una forma determinada, sin necesidad de leer de forma seguida y que lo puedes dejar ahí para el futuro. Incluso lo puedes releer pasado un tiempo y ver cómo ha cambiado tu vida, cómo has cambiado tú. Es muy curioso. 

M.G.- Hablas también de la culpa, un tema que me interesa mucho. A veces nos echamos una losa encima. En tu libro vamos a encontrar pautas para gestionarla.

C.S.- Y para saber también de dónde viene esa culpa, si desde pequeño, o ya de adulto. Va todo enlazado. Al final hay que saber que al tomar una decisión tengo que renunciar a algo, aunque también voy a tener cosas nuevas, pero esa renuncia genera culpa. No puedes tenerlo todo, tienes que asimilarlo sin sentirte culpable. Sin embargo, la culpa siempre está ahí porque es la que nos va marcando el error. Hay que cambiar.

M.G.- Es importante saber gestionarla pero también es importante saber reconocer que somos culpables cuando lo somos, que hay gente que jamás se siente culpable.

C.S.- Pero eso es otra cosa. Además más que sentirnos culpables porque haya pasado algo debemos sentirnos responsables. La culpa conlleva demasiada negatividad y la única forma que tienes de aprender de tus errores es sintiéndote responsable más que culpable. No es lo mismo. Si te sientes responsable, aprendes y cambias. Si te sientes culpable, no.

M.G.- Es cuestión de matices.

C.S.- La palabra tiene muchísima importancia. Es como cuando le dices a un niño «Eres tonto» o «Estás tonto». Parece lo mismo pero no lo es. Cuando le dices que es tonto, el niño piensa que lo es y no puede hacer nada por evitarlo. Si le dices que está tonto, entiende que está siendo tonto en ese momento pero no lo es. 

La palabra en el coaching tiene muchísima importancia porque según cómo lo dices nos queda marcado de una manera u otra.

M.G.- Qué interesante. Oye, visualmente el libro es muy atractivo. 

C.S.- Sí, la diseñadora, sin conocerla, ha dado en el clavo. Diseñó el libro anterior y este. Ella vio solo un guion, se puso a trabajar y cuando me mandaron la maqueta pensé que era visionaria. Es lo que yo quería. Está muy bien. Es muy atractivo.

M.G.- A mí me gusta especialmente porque, de vez en cuando, encontramos mensajes de refuerzo. Esos párrafos en grande que llaman la atención.

C.S.- Para que se te queden bien grabados, claro. Los coach somos muy motivadores.


M.G.- ¿Y la elección de los colores del interior tiene alguna justificación?

C.S.- Los eligió ella. El color naranja queda muy bonito. 

M.G.- Dicen que las mujeres leemos más que los hombres. ¿Qué tipo de lectores se van a acercar a tu libro?

C.S.- Habitualmente se acercan más las mujeres que los  hombres. Pero además, en los procesos de coaching, siempre son las mujeres las que se acercan con problemas personales. Los hombres se acercan más por temas laborales. A ellos les cuesta más abrirse en canal. Yo creo que las mujeres nos abrirnos más y sobre todo, cuando te encuentras una mujer enfrente te entiende mejor.

M.G.-  ¿Y qué proyectos futuros tienes en mente Cristina?

C.S.- Pues de momento dedicarme muchos más a la formación. Estoy creando mi página web, con el canal de Youtube porque es el futuro. 

M.G.- Y te vamos a seguir viendo en Sálvame?

C.S.- Mientras quieran los directores sí, ahí estaré. La señora audiencia manda.

M.G.- Pues Cristina, un placer conocerte y espero que el libro funcione y llegue a mucha gente.

C.S.- Gracias a ti.



Hasta aquí la entrevista con Cristina Soria. Me ha parecido muy interesante todo lo que nos contó, especialmente todo lo que menciona en relación a la culpa. Creo que no somos conscientes de hasta dónde podemos llegar, nos quedamos a medio gas y una ayuda nunca viene mal, ¿no os parece?





[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


4 comentarios:

  1. No soy de este tipo de libros pero una entrevista genial.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrevista, Marisa. El libro no es para mí porque no suelo animarme con este tipo de lecturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la entrevista pero la verdad es que este tipo de libros no son para mi.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola! Muy buena entrevista, me ha parecido muy interesante. Miraré el libro, a ver si me puedo hacer con él.
    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...