Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 30 de septiembre de 2016

PATRIA de Fernando Aramburu.

Resultado de imagen de patria fernando aramburu

Editorial: Tusquets.
Fecha publicación: septiembre, 2016
Precio: 22,90 €
Género: Narrativa.
Nª Páginas: 320
Edición: Rústica con solapas.
ISBN: 9788490663196
[Disponible en eBook]


Autor

Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) es licenciado en filología hispánica por la Universidad de Zaragoza y desde 1985 reside en Alemania. Narrador destacado, es autor de tres volúmenes de relatos y de las novelas Fuegos con limón, Los ojos vacíos, El trompetista del Utopía, Bami sin sombra, Viaje con Clara por Alemania, Años lentos, La Gran Marivián, Ávidas pretensiones y Las letras entornadas. Ha merecido, entre otros, el Premio Euskadi, el Premio Mario Vargas Llosa, el Premio Real Academia Española, el Premio Tusquets Editores de Novela y el Premio Biblioteca Breve.

Sinopsis

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político. 



[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************
Así suena Patria:



[Lectura de las páginas 17 y 18 - Capítulo 2;

Música: Aurresku]

Ayer estuve pensando en hacer una video-reseña. De hecho lo llevo pensando desde hace bastante tiempo, aunque eso suponga vencer mi timidez y colocarme delante de una cámara, adoptando una pose natural que estoy segura me costaría conseguir. Pero es que hay novelas, como la que os traigo hoy, que requieren de un acercamiento mucho más directo. Necesitan de la voz, del gesto, del movimiento para haceros entender lo que su lectura ha supuesto, algo que, con las reseñas convencionales difícilmente se puede llegar a alcanzar.

Patria, la nueva novela de Fernando Aramburu, quedará en mi memoria para siempre y por eso, a riesgo de parecer cansina, no cejaré en recomendarla. Sinceramente creo que es una de las mejores novelas que he leído en los últimos tiempos y sin embargo, tengo tantas cosas que contar de esta novela, que no sé ni por dónde empezar. Comenzaré diciendo que, en esta ocasión no puedo estar más de acuerdo con la descripción que la editorial nos ofrece en la faja de la novela.






Realmente Patria es una novela conmovedora sin recurrir al dramatismo patético o al abuso del sentimentalismo que en el fondo solo busca engatusar al lector. No. Patria es sobria, certera y sincera sin más pretensiones que contar una realidad, sin tratar de ganarse al lector con grandes alharacas pero consiguiéndolo precisamente por su humildad y su honestidad. Y por supuesto será difícil de olvidar. Esto lo tengo más que claro.

Fernando Aramburu vuelve a hablarnos del terrorismo en el País Vasco en esta, su novena novela, habiéndolo hecho anteriormente en otras de sus publicaciones. Una temática tan peliagudo como esta puede hacer pensar erróneamente al lector que la novela aborda la cuestión desde un enfoque político lo que, quizá, podría provocar un ligero rechazo en un sector de la comunidad lectora. No obstante, y esto es lo que realmente la coloca en una posición de sumo interés, Patria nos habla de ETA desde un punto de vista humano y personal, presentándonos a dos familias que serán los ejes principales del argumento.

Bittori vive una vida tranquila con su marido, el Txato. Cuida del hogar y de los dos hijos del matrimonio, Xabier y Nerea. Es una familia sencilla aunque algo más acomodada que el resto de su vecindad pues el Txato es un hombre emprendedor, que busca el bienestar de su familia arriesgando y levantando de la nada una empresa de transportes que se ha ido consolidando con los años. 

Por su parte, Miren también se encargará de velar por su familia. Su marido, Joxian, trabaja en una fundición, un trabajo duro y difícil de sobrellevar pero es lo que hay, mientras ella vigila a su camada, a Joxe Mari, a Arantxa y a Gorka. Tres hijos y tres trayectorias, algunas dibujadas con demasiadas revueltas.

Ambas familias mantienen fuertes lazos de amistad aunque económicamente existen ciertas diferencias. Sin embargo, eso nunca ha sido obstáculo para que ellos, los hombres, compartan unos vinos y unas partidas de mus en el bar después del trabajo o salgan a hacer rutas en bici. No es impedimento para que ellas, las mujeres, salgan de compras juntas o paseen por el pueblo o la ciudad mientras charlan de sus cosas. No es inconveniente para que los hijos, de unos y otros, se diviertan juntos. No son más que vidas comunes en un lugar común, con sus alegrías y sus preocupaciones cotidianas, hasta que el Txato queda tirado en el suelo, sobre un charco de sangre, tras haber sido asesinado de un par de tiros por algún miembro de la banda terrorista. ¿Qué miembro? Eso es lo que a Bittori le gustaría saber, quién ha empuñado el arma y ha decidido cercenar la vida de un buen hombre. Este será el punto de inflexión, el abismo que se abrirá entre las dos familias, el agujero negro que se tragará tantos años de amistad, de encuentros, de risas y hermandad pero, ¿por qué? ¿Acaso tiene algo que ver el hecho de que Joxe Mari, el hijo de Miren, forme parte de ETA? ¿Ha sido él quién ha matado al Txato? 

Esta novela nos contará la vida de estas dos familias antes, durante y después del terrible asesinato. No lo hará de una manera lineal ni cronológica sino que Fernando Aramburu decide mezclar pasado y presente. Lo hará con elegancia, sin necesidad de explicitar coordenadas temporales, difuminando la frontera que separa ambos tiempos pero, a su vez, consiguiendo que el lector jamás se desoriente. Y así, pasaremos del presente de la novela, momento en el que la banda terrorista ha anunciado el cese definitivo de la actividad armada, tiempo después de que el Txato haya sido asesinado y haya quedado enterrado en el cementerio de Polloe al que Bittori acude con regularidad, pasaremos digo, al pasado, cuando las familias eran bien avenidas, cuando disfrutaban de la tranquilidad de una vida sencilla, cuando descubrieron que Joxe Mari emprendía un camino tenebroso.

La trama cuenta con momentos de auténtica tensión. Aún sabiendo lo que está por venir, más de una vez me he quedado sin aliento esperando escuchar ese disparo que resuene bajo la lluvia. Quizá en algún momento te podrá parecer que no hay necesidad de narrar ciertos episodios del pasado de algunos personajes, ¿por qué contar aquel viaje de Arantxa o aquel otro de Xabier? Sin duda, hay un antes y un después en sus vidas y eso queda perfectamente reflejado al contrastar cómo eran los personajes antes y cómo son ahora, por eso se hace indispensable narrar ciertos momentos del pasado. Y sin embargo, Aramburu no se demora sin motivo, no divaga innecesariamente, más bien al contrario, nos ofrece la información exacta para hacernos una precisa composición de tiempo y lugar. 


Resultado de imagen de lauburuLa novela posee numerosos puntos que la hacen realmente atractiva. No solo cuenta con un argumento hipnótico que te impedirá separarte de sus páginas, avanzando en la lectura con un ritmo cadencioso pero seguro, sino que además ofrece otros muchos elementos que la enriquecen. Para empezar, uno de los puntales más destacables de la novela son los personajes, perfilados con gran realismo, investidos de alma y corazón con lo que conseguirán ser muy humanos y cercanos. Bittori y Miren serán como los faros de la tormenta que plantea la novela, un haz de luz que incidirá sobre los restantes miembros de sus familias, influyendo en un sentido u otro, matizando la forma de pensar de los demás.

Entender a Bittori es fácil para el lector. Ella forma parte de las víctimas, de los sufridores, de los que han sido brutalmente atacados y por eso ha perdido las ganas de vivir. Por la herida que le abrieron el día de la muerte del Txato se le escapa la vida pero también la fe. Aún así, siente que más pronto que tarde se reunirá con su marido y para entonces tendrá que haber conseguido un bálsamo, un ungüento que calme el ardor de sus entrañas, que mitigue su dolor. Bittori solo necesita una palabra, una sola pronunciada por la boca del ofensor: «Perdóname».

En cuanto a Miren, desconozco lo que habrán sentido otros lectores pero, en mi caso, ha sido uno de los personajes que más me han impactado. En Miren se levanta todo un universo de contradicciones que sin duda afectarán al lector. Como madre de un terrorista solo caben dos posturas, como casi con todo en la vida, a favor o en contra pero, ¿qué clase de madre estaría a favor de la muerte, del asesinato vil y cruel? No seré yo quien la juzgue porque ni siquiera lo hace el autor. Desde fuera de su piel es muy fácil posicionarse pero ¿qué ocurre si estuvieras en su lugar? Yo he intentado meterme en su alma, he intentando entender por qué piensa como piensa o por qué dice lo que dice y creedme que no resulta complicado aunque por supuesto, no la justifico.

Pero en Patria hablarán siete personajes más porque, si Bittori y Miren son el astro rey de la novela, los maridos y los hijos serán planetas que giran alrededor de estas mujeres. Todos ellos tienen su propia vida, sus miedos, sus anhelos, sus sueños, sus dichas y desdichas. Así encontraremos a Xabier, que no consigue levantar cabeza ni asentarse a pesar de haber alcanzado la plena madurez, siempre sumergido en un pozo de amargura. A Nerea que intentará sobrevivir y no resbalar en una vida que ha sido embadurnada de aceite. A Joxe Mari que solo busca un reconocimiento en el lugar equivocado y que posee una perspectiva de la realidad muy deformada. A Arantxa que, desde una posición limitada, estudia y analiza el alma de los que la rodean y será de las pocas que se atreva a mostrar repulsa por los actos de su hermano. Y a Gorka, ese garbanzo negro que es más blanco que ninguno. Al respecto de esos dos últimos personajes resulta sumamente interesante la diatriba que plantea, ¿cómo encajar que alguien de tu misma sangre derrame la de los demás? 

Y con la iglesia hemos topado. Bueno, con la iglesia no, con un cura, don Serapio, que mira que sale poco pero cuando lo hace levanta ampollas.

Pero llegados a este punto me atrevería a hablaros de otro personaje más, del propio pueblo visto como un todo, como una única identidad, que esquiva la mirada, que calla la boca o que agacha la cabeza cuando un día despierta lleno de pintadas intimidatorias. Un titán sin fuerza, una marioneta manipulada por manos manchadas de rojo, sin espíritu ni voluntad, que se deja hacer, que prefiere someterse y no replicar por temor a represalias. Y sobre ese pueblo el autor no quiere transmitirnos su nombre, es un espacio concreto y a la vez universal pues lo hechos y las vidas que se desarrollan en esas calles bien podrían hacerlo también en las de otro municipio vasco. Lo de menos es el nombre, lo de más el ambiente, la atmósfera, una niebla densa pero transparente a la vez, que asfixia, que oprime, que estrangula. 

Tocaría ahora hablaros de la voz narrativa, otro de los aspectos que consiguen enganchar al lector desde las primeras páginas. El discurso del narrador en tercera persona, predominante a lo largo de prácticamente toda la novela, se rompe ocasionalmente para dar paso a los distintos personajes que desean expresarse por sí mismos. Ayuda enormemente poder oír sus voces, interiores y profundas, para entrar en situación, para conectar con ellos y entender lo que sienten.  Todo esto conforma una cierta intimidad en la que el lector se siente totalmente integrado a la par que conseguimos tener una perspectiva bastante amplia de la situación.

También facilita mucho nuestra incursión en el texto los distintos modismos y giros en euskera que se incorporan de vez en cuando en el discurso de los personajes. Por muy lejano que te resulte el idioma, no encontrarás ninguna dificultad pues, en caso de escollo, siempre puedes acudir a un glosario colocado al final de la novela en la que encontrarás todas las aclaraciones.

¿Qué más os puedo contar de Patria? ¿Qué más os puedo decir? Tengo la sensación de que se me quedan muchas cosas en el tintero y que lo que he querido contar no lo he hecho bien. Quizá debí hacer aquella video-reseña, y quizá en ella os podría haber hablado de la evolución de los personajes, de un final esperanzador, de unas técnicas narrativas peculiares. En cualquier caso, si queréis saber más de esta novela os dejo aquí la entrevista que le realicé al autor hace unos días. En ella nos ofrece mucha más información. Y si aún os quedan dudas, acudid a este vídeo en el que Fernando Aramburu habla en primera persona sobre Patria.




En fin, creo que lo único que me queda por hacer es volver a recomendaros esta novela, tan intensa, tan profunda, tan humana, porque Patria nos propone un camino a recorrer, un transitar por unos años muy complicados en el País Vasco, donde el miedo se respiraba y la violencia desmedida e irracional golpeó duramente a sus gentes. No te la pierdas.



[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


Retos:

- 100 libros



Puedes adquirirlo aquí:



23 comentarios:

  1. Marisa tu reseña hace honor al libro, ambos son buenísimos . Estoy totalmente de acuerdo contigo, un libro imprescindible.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Tenía claro que quería leerla, pero con este pedazo de reseña, lo tengo más que diáfano. Caerá.
    Enhorabuena. Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola! Pues el argumento ya me llamaba la atención pero después de tu reseña la tendré muy en cuenta.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Nada, nada, después de tremenda reseña, imposible irse sin apuntar este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Jo Marisa. Yo de primeras no quería leerlo porque este tema... Uf, ws muy duro y muy cercano para los de aquí. No me atrae mucho tocado tan de pleno. Pero es que todas coincidis en la maravilla de libro que es. Ya no sé qué hacer...

    ResponderEliminar
  6. Te he leído por encima,como te comenté el el post de la entrevista que le hiciste al autor lo estaba esperando y ayer llegó.Lo leeré esta semana que viene,prometo volver cuando lo termine.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. La tengo pendiente. Me has dejado con muchas ganas

    ResponderEliminar
  8. Pues en principio no me llamaba pero después de esta reseña no se puede decir que no
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Aunque hay mucha gente que comenta que el libro es muy interesante, yo sé que no lo voy a leer. Me pasa lo mismo con el tema del holocausto y los nazis. Son temas que me infunden demasiado respeto. Después de leerlos se me queda muy mal cuerpo. Besotes.

    ResponderEliminar
  10. No la tenía muy presente, pero después de tu reseña imposible dejarla pasar. Besos

    ResponderEliminar
  11. No he leído nada del autor, pero este libro me apetece muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Magnífica reseña. Escuché al autor en la Cadena Ser y me llamó la atención en seguida su novela que pasa a mi listas de pendiente. Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado la reseña... La verdad es que le tengo echado el ojo a este libro desde que vi lo mucho que le había gustado a una periodista de cultura a la que sigo. Siento curiosidad por comprobar cómo toca el autor temas aún tan delicados como el del terrorismo en España.

    Besines

    ResponderEliminar
  14. Magnifica reseña, me ha gustado mucho el párrafo que has elegido para narrarlo ¡Me lo llevo apuntado!

    ResponderEliminar
  15. En lo que tenga cuerpo para este tipo de lecturas acudiré a ella. Gracias por la recomendación, 1beso!

    ResponderEliminar
  16. Tenía ganas de leerla y me la has hecho imprescindible. Sin duda me haré con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me dan miedo estas novelas porque pienso que de alguna manera van a intentar justificar ciertas cosas que tengo muy claras y que son inadmisibles. Ideas puedes tener las que quieras pero no se puede matar por ellas ni nada parecido, ahí pierdes toda la razón que pudieras tener.
    Veo que esta no lo hace.
    Ya con la entrevista empecé a sospechar que no era la novela que yo había pensado, centrada en lo político del tema y en si tienen razón unos u otros y la lucha de cada uno. Culpa de la faja, creía que se centraba solo en ETA.
    Veo que es mucho más compleja y que se centra en los personajes, muy potentes.
    Creo que he empezado a cambiar de idea y ahora entra ya en los posibles.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Tengo muchas ganas de leerlo. Todos coincidís en alabarlo. Fantástica reseña guapa.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  19. ¡Increíble! No conocía esta novela, parece realmente muy interesante! Quizá cuando tenga tiempo me la leo, aunque antes tengo multitud de libros pendientes para leerme pero, sinceramente, me llama la atención tras tu reseña. Me parece un puntazo que añadas un poco la información del autor.

    ¡Gracias por la reseña! ¡saludos! :)

    ResponderEliminar
  20. ¡Pedazo de reseña! Me ha encantado, pero el libro no sé... de momento no me veo leyendolo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me ha tentado desde que salió así que espero leerlo pronto
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Una reseña que como todas las tuyas debe de ser excelente. Y digo que debe de serlo porque sólo he leído sobre tus dudas sobre si haber hecho una video-reseña y poco más. El motivo: pienso leerla en breve y como ya he leído las entrevistas al autor aparecidas en varios medios (El Cultural, Babelia) y opiniones de algunos como Fernando Savater y otros no quiero más información.
    Cuando la lea volveré por aquí, Marisa, para ver si coincidimos en nuestras apreciaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Venía siguiendo tus comentarios en Facebook y sabía que no podía dejar pasar esta reseña; tenía que leerla. Verdaderamente te noto impresionada y lo argumentas muy bien. Es un tema que me hace siempre dar un paso atrás, pero después de leer tu reseña, me resulta imposible ignorarla, así que la anotaré en mi lista. Abrazos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...