Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 14 de noviembre de 2016

MUJERES QUE COMPRAN FLORES de Vanessa Montfort.

Resultado de imagen de mujeres que compran flores

Editorial: Plaza & Janés.
Fecha publicación:  octubre, 2016
Precio: 17,90 €
Género: Narrativa.
Nª Páginas: 448
Edición: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 97884901017308
[Disponible en ePub;
Puedes leer el primer capítulo aquí]

Autora

Vanessa Montfort (Barcelona, 1975) es novelista y dramaturga. Considerada una de las voces destacadas de la reciente literatura española, cuenta con tres novelas premiadas: El ingrediente secreto (Premio Ateneo Joven de Sevilla, 2006), Mitología de Nueva York (Premio Ateneo de Sevilla, 2010) y La leyenda de la isla sin voz (Premio Ciudad de Zaragoza a la mejor novela histórica del año. Plaza & Janés, 2014). Dentro de su obra teatral destacan Flashback, La cortesía de los ciegos y Tierra de tiza, escritas para el Royal Court Theatre de Londres; La Regenta, (Teatros del Canal, 2012) o Sirena negra, llevada al cine por Elio Quiroga (Festival de Sitges, 2015). Desde 2015 dirige la Compañía Teatral Hijos de Mary Shelley, la primera formación en España dedicada al teatro fantástico que se estrena con El hogar del monstruo (Centro Dramático Nacional, 2016) y 2016 funda BEMYBABY Films con la que produce Nuestros amantes de Miguel Ángel Lamata.

Su obra está siendo traducida, estrenada y publicada en estudios críticos de Europa, Estados Unidos, América Latina y Asia y cuenta con reconocimientos como La Orden de los Descubridores (St. John's University de Nueva York). La humanización de los paisajes, el lirismo, la teatralidad de los diálogos diálogos y un gran mosaico de personajes y tramas -espejo de la actualidad con un pie en lo extraordinario- son algunas de las señas de identidad de su obra.


 Sinopsis

En un pequeño y céntrico barrio de la ciudad hay cinco mujeres que compran flores. Al principio ninguna lo hace para sí misma: una las compra para su amor secreto, otra para su despacho, la tercera para pintarlas, otra para sus clientas, la última para un muerto. La última soy yo y ésta es mi historia.

Después de la pérdida de su pareja, Marina se da cuenta de que está totalmente perdida: había ocupado el asiento del copiloto durante demasiado tiempo. Buscando empezar de cero acepta un trabajo provisional en una curiosa floristería llamada El Jardín del Ángel. Allí conocerá a otras mujeres muy diferentes entre sí, pero que, como ella, se encuentran en una encrucijada vital con respecto a su trabajo, sus amantes, sus deseos o su familia. De la relación entre ellas y Olivia, la excéntrica y sabia dueña del local, surgirá una estrecha amistad de la que dependerá el nuevo rumbo que tomarán sus vidas. 



Adictiva, divertida, romántica, honesta, Mujeres que compran flores es una emocionante historia de amistad, una aventura cotidiana en busca de la independencia femenina, un épico viaje al centro de los sueños de la mujer contemporánea.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

«Con la libertad, las flores, los libros y la luna, ¿quién no sería perfectamente feliz?»
Oscar Wilde


Con esta cita tan bonita comienza Mujeres que compran flores, la nueva novela de Vanessa Montfort, una novela muy diferente a su predecesora, La leyenda de la isla sin voz, que tantos buenos momentos nos concedió, descubriendo a un Dickens muy desconocido para mí pero que, sin duda, me dejó huella. 

Resultado de imagen de el jardín del ángel
Mujeres que compran flores es una novela muy actual, no solo en lo que a personajes y sucesos se refiere, sino también al ámbito espacial. Su argumento transcurrirá en el barrio de las Letras de Madrid, un rincón de la Villa cargado de historia donde lo moderno y lo antiguo es aúnan en una simbiosis perfecta. Allí, en un pequeño espacio ubicado sobre lo que fue el cementerio de los cómicos, figura El Jardín del Ángel, una floristería que constituye un espacio mágico y singulardonde los sueños pueden llegar a convertirse en realidad.

La floristería está regentada por Olivia, una mujer sabia con bagaje y un largo camino recorrido, a cuyo regazo acudirá Marina, una mujer de 40 años, desorientada, surcando un momento complicado en su vida tras la pérdida de su pareja. Un encuentro casual y un malentendido, unirán a Marina y Olivia a través de una relación contractual, entrando a trabajar como ayudante en la floristería lo que le dará la oportunidad de conocer a otras tantas mujeres: Casandra, Victoria, Aurora y Gala. Todas ellas mujeres que compran flores.
 
Esta será un parte de la historia, una parte del pasado de Marina que se alternará con el presente de la novela, momento en el que ella está haciendo una travesía en barco, en solitario, desde Cartagena a Tánger para cumplir una promesa a la que ha tenido que hacer frente. Nada de esto  hubiera sido posible si tres meses atrás Marina no hubiera conocido a las chicas. 

La travesía no solo supondrá para Marina el medio de cumplir lo que un día prometió a Óscar, su pareja. También supondrá la vía de poner en orden su vida. En un constante monólogo interior, teniendo al imaginado fantasma de Óscar como único oyente, Marina reflexionará en voz alta todo lo que no se atrevió a decir en vida de su pareja, y eso le permitirá tomar perspectiva, alejarse de si misma y analizar con otro crítico como vivjunto a él y cómo fue su relación. Lo que descubrirá cambiará radicalmente la concepción que ella tenía de él y por tanto supondrá una especie de liberación, soltar el lastre que hasta ahora la anclaba sin dejarla volar.

Sin embargo, no será la única que rompa ataduras. El resto de las mujeres, esas amigas que unen lazos de una manera casi profética, tendrán la oportunidad de pensar en sí mismas, algo que no se han permitido nunca, de amarse, de quererse y sobre todo de valorarse. Esos sueños que siempre han ido dejando arrinconados podrán florecer como lo hacen las flores de El Jardín del Ángel. Y resulta curioso que, en un entorno tan colorido como esta floristería, cada una de ellas sienta predilección por una flor concreta, una flor que dice de sí mismas más de lo que podemos imaginar. 

El perfil que Vanessa Montfort dibuja de estas protagonistas es muy preciso y diáfano. Cada una de ellas tiene una personalidad distinta, como también los son sus circunstancias y sus vidas y será fácil verlas evolucionar con el paso de las páginas, como igualmente fácil será apreciar pedacitos de cada una de nosotras en todas ellas. Para conocer a estas mujeres, voy a permitirme hacer uso de las descripciones que la editorial aporta en las solapas del libro pues creo que son muy certeras y pueden ayudar a los futuros lectores a hacerse una idea muy clara de las protagonistas.


Marina
Sufre el síndrome del copiloto: siempre ha dependido de que su pareja le marque el rumbo a su vida. Su flor es la violeta, que simboliza la humildad y la timidez, pero también la confianza en sí misma que debe ganarse.

Casandra
Padece el síndrome de la superwoman: antes que depender de nadie se aplicaría la eutanasia activa. Prioriza su éxito profesional sobre su vida personal, en el caso de tenerla. Su flor es la orquídea azul, símbolo del relax que le falta.

Gala
Representa el síndrome de Galatea: cree firmemente que la mujer tiene hoy en día todos los derechos. Todos salvo el de envejecer. Su flor es el lirio blanco, símbolo de una coquetería que no se marchita hasta morir.

Aurora
Encarna el síndrome de la bella sufriente: confunde el amor con la obsesión. Es decir, cuanto más dolor más enamorada se siente. Su flor es la caléndula, la flor de la pena. Pero también es símbolo de la crueldad que no se atreve a devolver, ni siquiera en pequeñas dosis, para defenderse.

Victoria
Una de esas mujeres que han decidido poder con todo -la mejor madre, la mejor trabajadora, la mejor hija-, o dicho de otro modo, las que tienen el síndrome de la omnipotente. Su flor es la del membrillo, la flor de la tentación. La tentación de romper con todo y liberarse.


Pero no nos podemos olvidar de Olivia, un misterio de mujer con su afecto llamativo, que parece flotar siempre en una constante felicidad. Olivia cala muy bien a las personas. Ahonda en su psique con tan solo echar un vistazo y a mí me ha resultado esa amiga a la que todo el mundo recurre con sus penas para recibir magníficos consejos que no siempre seguimos, sin pensar en que ella, seguramente, necesitará un hombro en el que llorar de vez en cuando. Creo que Olivia supone una guinda maravillosa para esta tarta de mujeres y que impresionará al lector.

Resultado de imagen de Café PopulartPor otra parte, y ya que estamos hablando de protagonistas, me da por pensar que el propio barrio de las Letras es pieza clave en esta historia. Las descripciones que aporta la autora nos permiten hacer un recorrido por el entramado de calles que componen el barrio, así como visitar esos lugares, como el Café Populart, de existencia real, y que tanta magia aportan al argumento. 

Con  muchos tintes biográficos y autobiográficos, como destacó la propia autora en la entrevista que le realizamos (puedes leerla aquí), Mujeres que compran flores es una novela sobre la amistad y yo diría que sobre la superación, una novela de personajes, coral, en la que la alternancia de capítulos nos permite hilvanar una historia que transita suavemente pero en la que también podemos encontrar algún giro inesperado. 

Vanessa Montfort, esta supewoman de las letras, el cine y el teatro, hace gala de un estilo fresco y actual, con personajes muy de hoy en día, con problemas cotidianos y preocupaciones cercanas a los lectores, consiguiendo así que la historia nos llene, nos parezca creíble. Además, aporta algún toque de humor con el cameo de la novelista Rosa Montero e incluso será la propia Vanessa la que se mueva entre estas páginas, cuando ya nos encaminemos hacia el desenlace.

En definitiva, Mujeres que compran flores ha sido una lectura muy agradable que no debe ser etiquetada como una novela de mujeres para mujeres pues los hombres también tienen madres, hermanas, hijas, amigas, amantes,... y por lo tanto, es posible que en sus vidas también exista una Marina, una Olivia, una Gala, una Casandra, una Victoria o una Aurora. A mí me ha gustado mucho leerla, así que, desde aquí os la recomiendo a todos.




[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


Retos:

- 100 libros




Puedes adquirirlo aquí:



19 comentarios:

  1. No sé, igual convences al de casa pero yo no veo a los hombres leyendo esto. Ya puestos en esta época de mi vida no me veo yo tampoco y mira que antes me gustaban este tipo de historias. Pues nada, si algún día vuelvo a ellas la tendré en cuenta, que Vanesa me gusta como narradora.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me apetece mucho. Reconozco que lo que más me llamó fue su portada pero cuantas más reseñas leo más claro tengo que puede ser una lectura de la disfrute.
    Un besin

    ResponderEliminar
  3. Hola! No conocía el libro pero no me llama mucho la atención así que lo dejaré pasar. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes que tambien me gusto leerla.

    ResponderEliminar
  5. A mi la portada me parece maravillosa y desde tu entrevista me dejaste con muchas ganas. Creo que es una historia que disfrutaría. Me la apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No me he estrenado con la autora, y no conocía el libro. Creo que me gustaría. Esas relaciones que comentas, sobre todo de amistad, me llaman mucho la atención. No le diría que no...aunque yo no compre flores.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues no he leído nada de la autora, pero tenía apuntada la de Dickens desde que había leído algunas reseñas por la blogosfera. Ahora dudo entre si leer primero la anterior novela o esta tan bonita que a ti te ha gustado tanto :-) Bss

    ResponderEliminar
  8. Como te comenté en la entrevista a la autora me resulta mucho más atractivo de lo que me pareció en un principio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. La portada es muy bonita, pero de momento no me animo que tengo mucho pendiente. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Me gustó mucho el anterior libro de esta autora, y éste, con todos esos personajes femeninos, me apetece muchísimo también.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Hola! Lo vi el otro día y el título me llamó mucho la atención; estaré pendiente por si me cruzo con él porque me gusta lo que cuentas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. No suena nada mal lo que nos cuentas, y eso que no le había prestado demasiada atención. A mí sí me gustan las historias de mujeres, por lo que no me importaría conocer a las protagonistas de esta novela.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Sigo a la autora por Facebook y esta novela me apetece muchísimo desde que supe de su existencia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta lo que cuentas de esta novela. La leería, sin duda alguna. Besos.

    ResponderEliminar
  15. No tiene mala pinta pero me llama aún más la atención su anterior libro. A ver cuándo me pongo con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Así de entrada diría que no es libro para mí, era tu reseña me genera alguna duda. Lo dejo en interrogantes.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Todavía no he leído el anterior de la autora y este tampoco pinta nada mal. Un beso

    ResponderEliminar
  18. Tengo dudas con este título, a ver qué decido
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...