Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 31 de mayo de 2017

LA DUDA (DRAMA - 2008)


Año: 2008

Nacionalidad: EE.UU.

Director: John Patrick Shanley.

Reparto: Meryl Streep, Philiph Seymour Hoffman, Amy Adams, Viola Davis, Lloyd Clay Brown, Joseph Foster, Bridget Megan Clark, Lydia Jordan, Paulie Litt, Matthew Marvin, Evan Lewis, Dennis Albanese, Timothy J. Cox, Amanda Marie Florian.

Género: Drama.

Sinopsis: En 1964, en una parroquia del Bronx, un apasionado y carismático sacerdote, el padre Flynn (Seymour Hoffman) intenta cambiar las rígidas normas del colegio, que durante años han sido celosamente salvaguardadas por la hermana Aloysius Beauvier (Meryl Streep), una estricta directora que cree firmemente en el poder de la disciplina. Soplan vientos de cambio político; prueba de ello es que cuando la hermana James (Amy Adams) le cuenta inocentemente a la hermana Aloysius que parece que el padre Flynn presta demasiada atención a Donald, la superiora, sin contar con una sola prueba, comienza una cruzada personal para sacar a la luz la verdad y expulsar a Flynn del colegio por abusar del alumno. Esta batalla amenaza con desgarrar la comunidad de manera irreversible.


[Información facilitada por Filmaffinity]



************************************


¿Tanto tiempo hace que se estrenó esta película? Sabía que tenía algunos años pero no me imaginé que fueran casi diez. Probablemente esté equivocada pero creo que fue un largometraje al que no se le prestó mucha atención a pesar de contar con un argumento interesante. Es por ello por lo que hoy quiero traerla al blog porque la he vuelto a ver recientemente y creo que se sustenta en unas cuestiones que jamás pasan de moda, con los rumores, los cotilleos, las sospechas y los bulos.

La sinopsis que aporta Filmaffinity es excesivamente explícita para mi gusto pero he optado por dejarla porque en esta película no importa tanto el qué sino el cómo. Así que, los hechos se desarrollan en 1964, un año después de la muerte de Kennedy. Entre los muros del colegio mixto San Nicolás, las clases transcurren sujetas a una estricta disciplina impartida por una congregación religiosa a cuyo frente está la hermana Aloysius Beauvier (Meryl Streep). Ella es el ojo que todo lo ve como el ojo de Dios que mira a los moradores del colegio desde una vidriera que decora los ventanales. Pero, junto a Aloysius otras monjas se encargarán de educar a los niños y a las niñas que asisten al colegio e igualmente, el padre Flynn será el párroco que atienda a los chicos en algunas actividades y que oficie las misas en la capilla.


La vida sigue su curso entre clase y clase, hasta el momento en que la hermana James, una joven profesora, advierte un comportamiento extraño en el pequeño Donald Miller, un afroamericano recién llegado al colegio y del que todo el mundo se burla. Sin amigos, Donald parece haber encontrado apoyo en el padre Flynn y eso despierta una serie de sospechas que darán pie a todo el argumento de la película. ¿Será verdad que el párroco ha abusado sexualmente del pequeño Donald? ¿Cómo manejará la situación la hermana Aloysius? ¿Qué pensará la madre del pequeño? ¿Quién miente? Y lo que es más importante, ¿qué explicación dará el padre Flynn? Todas estas cuestiones son las que realmente tienen importancia en esta cinta, así como las respuestas a las mismas, por lo que os animo a que la veáis

El título de la película es lo suficientemente claro para que podamos entender ante qué tipo de historia estamos. Todos sabemos lo peligroso que pueden ser los rumores, las sospechas infundadas, los bulos,... especialmente cuando uno cree estar en poder de la razón, cuando se malinterpretan los actos, cuando se tergiversan las palabras sin otorgar eso que llamamos el beneficio de la duda y luego llegan los problemas o las certezas porque la duda inicial se puede decantar hacia un lado u otro de la balanza. ¿Cómo conseguirlo? Lo más justo sería dejar que la vida ponga a todo el mundo en su lugar pero hay personas que se resisten a perder y si para ello tienen que jugar sucio lo harán. La situación que tiene que manejar la hermana Aloysius es extremadamente delicada y delicadeza es lo que tendrá que mostrar en este caso pero no os adelanto nada al respecto.

De un modo más superfluo asoma también la cuestión de la homosexualidad y la opinión que se tiene al respecto en aquella época. Las familias intentarán esconder lo que no puede ser escondido y eso reportará un intenso sufrimiento. Si además se añade que estamos hablando de una familia negra, la cosa se recrudece.

Y por último, la Iglesia, esa institución todopoderosa que se alza sobre unos pilares inquebrantables, sujeta siempre a una escala jerárquica y a unas normas que nadie debe saltarse bajo ningún concepto.

Sobre el desenlace me gustaría hacer dos puntualizaciones. Por una parte, hubiera preferido un golpe de efecto más intenso, más poderoso que nos dejara a todos con dos palmos de narices pero en tal caso, la película no podría llamarse La duda. Si se llama así es porque deja patente la debilidad del ser humano, su derrumbe moral cuando abre los ojos, su naturaleza soberbia y prepotente, y en este sentido, creo que es un final sublime.

martes, 30 de mayo de 2017

ENTREVISTA a MARÍA VILLALÓN (Dando la lata... ¡de atún!)

Autora

María Villalón. Esta rondeña, desde bien pequeñita, tiene tres pasiones: la música (cuenta con siete discos en el mercado y una larga trayectoria musical); la literatura (es licenciada en Filología Hispánica y en 2015 publicó la novela con BSO El insólito viaje de una gota de lluvia), y la cocina. Quien la conoce sabe que disfruta creando, cocinando y saboreando nuevos platos. Y ahora nos da la lata (de atún) con este libro de recetas.

Resultado de imagen de dando la lata.... ¡de atún!Sinopsis

¿En tu cocina nunca faltan latas de atún? ¿Entras en crisis cuando vas a la despensa y no te queda ninguna? Entonces este libro es para ti, porque amas como yo las latas de atún, porque eres un latunero más por el mundo y tienes que adentrarte en estas páginas...

Casi un centenar de recetas fáciles, deliciosas y sorprendentes ¡con latas de atún! que demuestran que existe un universo más allá de la pasta con atún y tomate.

¡Atún, dos, tres! Arrancamos, latuneros cocineros.


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************

No sé a vosotros pero a mí, en cuanto llega el verano, solo me apetece comer cosas fáciles de preparar, divertidas y a ser posible fresquitas. Las ensaladas, el gazpacho, las papas aliñás o el salpicón de mariscos entre otros,... son de mis recetas favoritas para los rigores del verano que en Sevilla aprietan de lo lindo pero, en realidad, nunca salgo del mismo redondel, así que se agradece enormemente la aportación de ideas. Y esto es lo que hace María Villalón con su nuevo libro, aportarnos un montón de ideas, platos fresquitos en la mayoría de los casos, divertidos, fáciles de preparar y con una pinta deliciosa. En Dando la lata... ¡de atún! encontramos noventa recetas a cual más apetitosa con el atún como ingrediente estrella. 

Hace unos días pudimos hablar con María sobre este libro. Aparte de echar un rato muy divertido, salimos con ganas de meternos a cocinillas y poner en práctica cada una de estas recetas. Yo me he propuesto un reto, hacerlas todas y cada una de ellas, pero mientras me pongo el delantal, aquí os dejo con lo que María nos contó.

Marisa G.- María, a ti te conocemos especialmente por tu faceta musical, aunque también has publicado un libro. Sin embargo, es la primera vez que te metes en los fogones literarios. ¿Cómo surge la idea?

María V.- A mí es que me gusta estar metida en mil fregados. Esto se me ocurrió en Semana Santa del año pasado cuando casi me vino la iluminación y me planteé hacer un libro de recetas con todas las que tengo recopiladas, pero todas con atún, porque a mí me flipa el atún. Pensé que podía haber un montón de gente como yo que le guste mucho el atún. Y así me lancé al proyecto. Pero vamos que se me ocurrió como hago la mayoría de las cosas con el «Y si...» ¡y lo hago!

M.G.- ¿Y qué es más difícil, componer y editar un disco o ponerte a escribir?

M.V.- Es distinto. Creo que la parte musical es más difícil porque necesitas de más personas a la hora de crear el producto. Con un libro, lo escribes y ya son los demás los que tienen que maquetar, hacer las fotos, la publi. Con los discos es más complicado porque además de componer las canciones, luego tienes que hacer las maquetas, producirlas de verdad, grabarlas,... El proceso es mucho más largo y arduo.




M.G.- Los libros de este tipo, con recetas fáciles de hacer, en realidad son el resultado de los tiempos que nos ha tocado vivir, sin tiempo para nada pero interesados en comer de manera variada y saludable, ¿no te parece?

M.V.- Totalmente. Yo tengo muy, muy poco tiempo y la mayoría de las recetas se caracterizan por ser recetas muy sencillas, especialmente porque yo no soy ni cocinera, ni chef, ni nada. Simplemente me gusta cocinar y la complejidad de estas recetas es casi nula. Y además son recetas rapidísimas y encima con ingredientes normales.

M.G.- El concepto «latunero» es invención tuya, ¿no?


M.V.- (Risas) Sí, sí,... La palabra «latunero» me la inventé para definir a la gente que son amantes de las latas de atún como me pasa a mí, que como me falten latas de atún en casa entro en crisis (risas).


M.G.- Es que es muy socorrido. Y María, en los agradecimientos, larguísimos, figura el nombre de Isasaweis que también ha publicado libros de cocina y con la misma editorial, Oberon. Imagino que os habréis intercambiado recetas, ¿no?

M.V.- Sí, sí... De hecho cuando estaba escribiendo el libro me sugirió meter la receta del calabapizza.

M.G.- ¡Ay esa receta la he hecho yo! Está buenísimo.

M.V.- Yo creo que la ha hecho tooodo el mundo (risas).

M.G.- Seguro. Y hablando de los agradecimientos, resulta curioso que le das las gracias a todo el mundo, ¡incluido a la persona que te ha diseñado el collar que luces en la cubierta del libro!

M.V.- Es que ¡es de bien nacido ser agradecido! (risas). ¿Pero cómo no darle las gracias? Ese collar me lo hizo especialmente para el libro y es tan bonito que le tenía que dar las gracias, sí o sí. 

M.G.- Claro, hay que agradecerlo todo. Desde luego, en el libro le sacas mucho partido al atún, te da mucho juego y es muy versátil. Lo mezclas con todo lo que se te ocurre. 

M.V.- Así es. Y además es que en España tenemos unas conservas maravillosas que hay que aprovecharlas. Creo que no siempre sabemos los buenos alimentos que tenemos en este país. .

M.G.- Desde luego con tu libro entran muchísimas ganas de ponerse a practicar porque todas las recetas tienen una pinta magnifica pero con esto de las mezclas,... Sinceramente, ¿melocotón con atún? Jamás me podía haber imaginado que estos dos ingredientes funcionaran juntos.

M.V.- Síii... Lo cuento en el libro. Cuando mi compañero de trabajo Víctor me habló de esta receta me quedé flipada. Melocotones en almíbar rellenos de mayonesa. Pensarlo casi me dio fatiga pero por supuesto, cuando llegué a mi casa, me compré una lata de melocotones en almíbar. Es que lo tenía que probar. Así que lo preparé en un momento y está súper bueno. No te puede ni imaginar lo bien que sabe. Es el plato que figura en la portada del libro.

M.G.- ¡Ay, es verdad! No me había fijado. Yo es que lo he visto mirando todas las recetas del libro. Pero entonces, ¿de verdad que está bueno?

M.V.- Buenísimo. El dulzor del almíbar del melocotón queda estupendamente bien con  el atún y la mayonesa.

M.G.- Pero entonces cómo se hace, ¿rellenado solo el hueco del melocotón con el atún y poniéndole mayonesa encima?

M.V.- Así y ya está.

M.G.- ¡Ah, pues esta misma noche lo hago! Ya me has resuelto la cena. (Risas)

M.V.- Pruébalo y me cuentas. Ya verás qué rico.

lunes, 29 de mayo de 2017

DE DETROIT A TRIANA de Ken Appledorn.

Resultado de imagen de de detroit a triana

Editorial: Martínez Roca.
Fecha publicación: mayo, 2016
Precio: 17,90 €
Género: Humor.
Nª Páginas: 248
Edición: Rústica con solapas.
ISBN: 978-84-270-4306-0
[Disponible en ePub;
puedes empezar a leer aquí]


Autor

Ken Appledorn (Detroit, 1980) es un actor estadounidense afincado en España desde 2006. En su etapa universitaria se licenció en administración y dirección de empresas y viajó a Sevilla con intención de aprender español. Allí conoció a Jorge Cadaval (Los Morancos) quien, con el tiempo, se convertiría en su marido.

Dotado de una capacidad de observación, asimilación cultural y una vis cómica poco comunes, Ken ha llegado a conseguir la Biznaga de Plata al mejor actor de reparto en el Festival de Cine de Málaga por la película Casting y también ha sido nominado Mejor Actor Andaluz por su interpretación en The Extraordinary Tale.

Ken es un testigo privilegiado de las contradicciones, tópicos y momentos surrealistas, tan frecuentes en la vida española, que él relata, desde la perplejidad, el interés y el cariño, con simpatía y desparpajo. Un retrato sorprendente que provocará la sonrisa del lector.

Sinopsis

A comienzos del segundo milenio, llega a Sevilla Ken, hasta entonces el típico estudiante americano, que vive con su típica familia americana en la típica gran casa de un barrio residencial y cuya vida ha seguido paso a paso y punto por punto todos los tópicos que estamos acostumbrados a ver en las típicas películas americanas.

Ya en Sevilla, la ciudad más típico-tópica de España, Ken se aloja con una familia más sevillana que la Giralda e inicia un curso acelerado en españolismo, andalucismo y sevillanismo que sólo podía acabar de dos maneras: 
a) corriendo sin parar de vuelta a los USA 
b) cayendo fulminado por la idiosincrasia bética.

Ken se decidió por la segunda vía pero no sin antes hacer un máster en procesiones de Semana Santa, bodas gitanas y humor de la calle que resolvió con cum laude, convirtiéndose él mismo en más trianero que muchos que han nacido a la sombra del puente del Guadalquivir.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************

Hace una semana os contaba mi encuentro con Ken Appledorn, el norteamericano que llegó a Sevilla como Erasmus, conoció a Jorge Cadaval del dúo Los Morancos, se casó con él y ahora es un sevillano más con un acento curioso. Aquel encuentro se produjo como consecuencia de la publicación de su libro De Detroit a Triana (Ed. Martínez Roca) y como pudisteis intuir por la entrevista que publiqué hace unos días (puedes leerla aquí), fue un encuentro de lo más divertido.

De Detroit a Triana es un libro de vivencias y experiencias personales en el que Ken hace un recorrido por su pasado, desde sus años de infancia en su Troy natal hasta el momento en el que decide quedarse a vivir definitivamente en Sevilla. ¿Y por qué escribir este libro? Bueno, yo creo que su historia es muy particular. Con total seguridad en esta ciudad y en todas las de España podremos encontrar extranjeros que, ya sea de manera individual o en pareja, han decidido quedarse a vivir en nuestro país. No obstante, no todo el mundo termina casándose con un famoso humorista, de Sevilla, de Triana y muy conocido. Sinceramente siempre he sentido mucha curiosidad por la figura de Ken, por saber cómo fue que llegó a Sevilla, qué sintió cuando vio nuestro modo de vida, de qué manera conoció a Jorge Cadaval, acabando todo en boda.

Y todo eso es lo que precisamente nos cuenta Ken Appledorn en su libro aunque se remonta mucho más atrás en el tiempo. Para empezar y ponernos así en situación, el autor nos contará algo sobre su infancia en Estados Unidos y nos hablará sobre su lugar de nacimiento que aquí en Sevilla ha ocasionado algún que otro malentendido. Ken hará hincapié en los primeros capítulos en su vida familiar, presentándonos a sus padres y hermanos. Como niño que es, y esto es universal, cometerá alguna que otra trastada, vivirá momentos dispares en el colegió y será en su época escolar donde descubra su verdadera vocación, la interpretación. Desde niño ha soñado en ser actor, sueño que aún no ha abandonado por lo que hemos podido ver a Ken Appledorn en alguna que otra película o cortometraje. Un sueño por el que sigue luchando sin ayuda.




El libro recoge también algún capítulo más íntimo y personal cuando, por ejemplo, nos habla del momento en que descubre su homosexualidad. En la narración se intuye que es un tema delicado en el que Ken no ha querido profundizar pues, sobre los momentos más difíciles de su vida, ha preferido quitar hierro al asunto en favor de un libro divertido y lleno de humor. 

Resulta interesante descubrir al Ken Appledorn niño o adolescente pero confieso que a mí la parte que más me ha gustado es todo lo relacionado con Sevilla, desde el momento en el que su profesora, la señorita García le habla de nuestra ciudad y concretamente del barrio de Triana, así como el modo en el que Ken Appledorn llega a la ciudad de la Giralda en enero de 2001 (pensé que llevaba muchos más años aquí). Desde que pone el pie aquí le han ido ocurriendo mil y una anécdotas. Nuestra cultura, tan distinta a la americana, lo descolocó un poco y resulta muy divertido leer todo lo que le ocurrió con su familia de acogida, los Gutiérrez, a los que retrata como las típicas familias obreras que residen en un barrio humilde, todo muy creíble y lo más normal del mundo aquí. Si duda el choque cultural tuvo que ser tremendo y eso se advierte desde el primer momento, hablándonos de sus sensaciones con total sorpresa. Eso, por no hablar de la diferencia idiomática que también nos arrancará alguna carcajada

viernes, 26 de mayo de 2017

EL MISTERIO DE LAS CABRAS Y LAS OVEJAS de Joanna Cannon.

Resultado de imagen de el misterio de las cabras y las ovejas

Editorial: Grijalbo.
Fecha publicación: octubre, 2016
Precio: 18,90 €
Género: Narrativa.
Nª Páginas: 256
Edición: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 9788478987030
[Disponible en ePub;
puede empezar a leer aquí]


Autora

Joanna Cannon se licenció en la Facultad de Medicina de Leicester, ejerció como médico en varios hospitales y más tarde se especializó en psiquiatría.

El misterio de las cabras y las ovejas es su primera novela, cuyo germen hay que buscar en el blog que Cannon escribía a modo de terapia para dejar a un lado, por unas horas, el sufrimiento y el dolor al que se enfrentaba a diario.

En septiembre de 2014 ganó un concurso literario con una historia sobre dos niñas, inseparables como solo se es a los diez años, durante uno de los veranos más calurosos que se recuerdan en Gran Bretaña: el de 1976, cuando la canción de moda era "Dancing Queen" de Abba, Uri Geller doblaba cucharillas y las adolescentes se cortaban el pelo a lo Suzi Quatro. No tardó en encontrar agente y editor.

El misterio de las cabras y las ovejas se publicó en enero de 2016 y entró en las listas de libros más vendidos. Autores consagrados, críticos, libreros y lectores lo elogiaron por su mágica mezcla de novela de misterio y mirada nostálgica a la niñez en unos años setenta espléndidamente evocados.

Cannon vive en el Distrito de los Picos, en Inglaterra, con su familia y su perro. Está trabajando en su próxima novela.

Sinopsis

Verano de 1976, La Avenida es un nido de rumores. La señora Creasy se ha esfumado sin dejar rastro. Cuando la policía la declara oficialmente desaparecida, la pequeña Grace, de diez años, y su inseparable amiga Tilly deciden emprender sus propias pesquisas.

En parte novela de misterio, en parte novela de paso al mundo adulto, este ha sido el debut más elogiado y destacado de 2016 en Gran Bretaña.
[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar] 


************************************

Cuando Edición Anticipada nos avisó que este libro estaba disponible tuve mis dudas. Me parecía que su sinopsis olía a aventura de verano, con esa desaparición y esas niñas metidas a detectives, y ese planteamiento me resultaba muy atractivo. Pero, por otra parte, tenía como una especie de premonición que me alejaba de la idea de solicitarlo para leer. ¿Quizá el título? No sé, la verdad. En ocasiones funciono a ritmo de pálpitos que no siempre aciertan. La cuestión es que el libro me llegó pero con tantas cosas entre manos, lo dejé aparcado un tiempo. Cuando me dispuse a iniciar la lectura, fueron surgiendo opiniones dispares. Unas hablaban de lectura entretenida a secas, otras comentaban que la novela no había terminado de convencerles del todo. La balanza no se precipitaba hacia un lado u otro, se mantenía en un precario equilibrio que hizo aumentar mis dudas. De todos modos, comencé su lectura pero tras unos cuantos capítulos mi curiosidad por saber quién se escondía detrás de la desaparición de la señora Creasy empezó a naufragar. Para colmo de males, me surgió un compromiso que requirió toda mi atención, y las ovejas y las cabras volvieron al establo hasta hace unas cuantas semanas. Por fin, y después de un periplo no muy halagüeño, he podido terminar la novela. Paso a contaros.

Como bien dice la sinopsis, en el verano de 1976 desaparece la señora Creasy. El trágico hecho sucede la mañana del 21 de junio, o al menos el señor Creasy se da cuenta del suceso a esas horas, pues abre los ojos al amanecer y de su esposa no hay señales de vida. En el vecindario donde reside la familia se forma un revuelo. Nadie sabe qué ha podido ocurrir pero todos, en su interior, andan temerosos. Tras la correspondiente investigación y sin frutos positivos, la policía da por cerrado el caso pero no todo el mundo se queda tan conforme. Dos niñas, las pequeñas Grace y Tilly, de diez años de edad, comienzan a indagar sobre el asunto, preguntando aquí y allá, entre los miembros de la comunidad para descubrir que, bajo el aspecto apacible de esas casitas con jardín, se esconde un cúmulo de secretos que se remontan a 1967 y tienen que ver con un vecino, el señor Bishop, con quien nadie parece llevarse bien, salvo la propia señora Creasy. ¿Dónde se ha metido esta buena mujer? ¿Se trata de un secuestro o bien ella ha puesto pies en polvorosa? Bueno, eso es algo que el lector tendrá que descubrir por sí mismo. 

Así, a priori, la trama apunta maneras y tiene buen aspecto. Realmente El misterio de las cabras y las ovejas cuenta con un argumento que puede resultar tentador pero, a lo largo de la lectura, me he encontrado con varios obstáculos que no han permitido que disfrute de este libro como debería pero de eso os hablaré más tarde.

Siguiendo dos hilos temporales, el que transcurre en el presente y que será narrado en primera persona por una de las niñas y el que hace referencia a los acontecimientos de 1967 que, a modo de flashback, narrará una voz omnisciente, el lector nadará en esta novela entre cotilleos, secretos, medias verdades y antiguas rencillas. En realidad, el reflejo que la autora hace de las comunidades o zonas residenciales es bastante certero y aplicable a todo el planeta. En La Avenida, calle donde residen los Creasy, todos estás pendiente de todos y, como suele ser habitual, la hipocresía está a la orden del día. Quizá sea esta cuestión lo que más me ha gustado de la novela. A mí me ha resultado divertido ver lo que piensan los vecinos que generalmente acostumbran más a mirar a los demás que a sí mismos. Todo aquello que tenga que ver con la esencia del ser humano, con sus más oscuros secretos y pecados me resulta muy interesante y de ahí que esta cuestión haya sido un punto a favor para mí.

Otro atractivo con el que cuenta la novela son las niñas, tanto Grace como Tilly me han resultado entrañables. La búsqueda de la señora Creasy conlleva otro tipo de connotaciones de tipo religiosas pues en su inocencia, ambas niñas pretenden averiguar dónde está ese Dios omnipresente del que todo el mundo habla. Grace y Tilly aportan a la novela ese aire fresco que procede de una manera de pensar sana y libre de prejuicios, aunque en ocasiones sus diálogos chirrían un poco pues no encajan a la perfección con la edad que tienen las pequeñas. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...