Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 2 de junio de 2017

AFRICANUS, EL HIJO DEL CÓNSUL de Santiago Posteguillo.

Resultado de imagen de ediciones b africanus

Editorial: Ediciones B.
Fecha publicación: diciembre, 2016
Precio: 21,50 €
Género: Histórica.
Nª Páginas: 728
Edición: Tapa dura con sobrecubiertas.
ISBN: 978-84-666-6041-9


Autor

Santiago Posteguillo, filólogo, lingüista y doctor europeo por la Universidad de Valencia, es en la actualidad profesor titular en la Universitat Jaume I de Castellón. Ha estudiado literatura creativa en Estados Unidos y lingüística y traducción en diversas universidades del Reino Unido. Autor de más de setenta publicaciones académicas, en 2006 publicó su primera novela, Africanus, el hijo del cónsul, primera parte de una trilogía que continuó con Las Legiones malditas y La traición de Roma, todas ellas en Ediciones B. También es autor de la Trilogía de Trajano, compuesta por Los asesinos del emperador, Circo Máximo y La legión perdida.

Santiago Posteguillo ha recibido el Premio de la Semana de Novela Histórica de Cartagena en 2010, el Premio a las Letras de la Generalitat Valenciana en 2010 y el Premio Barcino de Novela Histórica de Barcelona en 2014, entre otros. Fue nombrado Escritor Valenciano del Año 2015.

Sinopsis

A finales del siglo III a. C., Roma se encontraba a punto de ser aniquilada por los ejércitos cartagineses a las órdenes de uno de los mejores estrategas militares de todos los tiempos: Aníbal. Pocos años antes del cruento conflicto bélico, nació un niño destinado a cambiar el curso de la historia: Publio Cornelio Escipión, hijo del cónsul de Roma durante el primer año de la guerra. Sus hazañas le valdrían el sobrenombre de Africanus.


Santiago Posteguillo narra su infancia y juventud de Escipión en esta novela espléndida, que ha alcanzado un notable éxito de ventas.


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************


Santiago Posteguillo ocupa un lugar privilegiado en mi casa. Tanto es así que existe lo que se llama «la estantería de Posteguillo» y sobre esa balda habitan muchas de sus novelas, aunque no todas, lamentablemente. 

Del autor valenciano solo he oído parabienes no solo como escritor, cuya capacidad y buen hacer he comprobado yo misma, sino también como docente. No recuerdo quién llegó a decirme una vez que sus clases en la universidad nunca estaban exentas de alumnos y que al hablar, ejercía una especie de hechizo que hacía entrar casi en trance a los oyentes. Esto último no he podido comprobarlo, ya me gustaría, pues la única vez que he visto a Santiago Posteguillo fue en una de las casetas de la Feria del Libro de Sevilla, donde apenas pude intercambiar un saludo con él, pareciéndome sumamente tímido.

En cualquier caso, cuando comprobé que Ediciones B sacaba una edición especial y limitada por el 10º aniversario de la publicación de Africanus, el hijo del cónsul, me pareció una ocasión estupenda para comprobar cómo fueron los inicios literarios del autor pues esta es su primera novela publicada. He tardado algo de tiempo en ponerme a ello, pero por fin puedo daros a conocer mis impresiones.

Resultado de imagen de Publio Cornelio EscipiónAfricanus, el hijo del cónsul me ha parecido una magnífica novela con la que Santiago Posteguillo abre una trilogía conocida como la Trilogía de Roma. En esta novela, el autor nos va a narrar la infancia y la juventud de Publio Cornelio Escipión, nacido en Roma y que fue conocido como Africanus por sus hazañas y heroicidades, asuntos que le valieron un ascenso meteórico dentro del ejercito romano.



A finales del siglo III a.C. Roma está a punto de caer ante uno de los mejores estrategas militares de todos los tiempos, Anibal, que se encuentra al frente de los temibles ejércitos cartagineses, procedentes de África. Amílcar, padre de Anibal prepara a la vez la invasión de Hispania (fundamental para el posterior avance hacia la conquista definitiva de la península itálica). En este marco nace Publio, hijo de Escipión, cónsul de Roma durante el primer año de la guerra. Nacido pocos años antes del conflicto bélico que protagonizaron el Imperio Romano y los ejércitos cartagineses, era ajeno a lo que el destino le tenía reservado, nada más y nada menos que cambiar la historia de Roma y, por ende, la Historia. No quiero desvelar mucho más del argumento porque además, basta con acudir a un libro de Historia para conocer en mayor o menor medida la vida de Publio pero en esta novela creo que es más importante cómo se cuentan los hechos que los hechos en sí y para comprobarlo solo tenéis que adentraros en la lectura. Solo os diré que tendremos historias coetáneas y paralelas, situaciones de combates y lucha que también darán paso al mundo del teatro y la cultura, todo ello narrado con dominio y maestría.  


El libro comienza con un prólogo del autor, quien nos transmite cómo se gestionó Africanus. Me ha llamado mucho la atención el hecho de que profesores de muchas disciplinas académicas recomienden a sus alumnos la lectura de esta novela. Esto solo puede significar que estamos ante una obra de gran magnitud y calidad, algo que se entiende a la perfección tras la lectura.

Por otro lado, el autor confiesa la posibilidad de darle continuidad a la trilogía de Escipión con una cuarta entrega, algo que, sin duda, sería recibido con gran regocijo por parte de los lectores. Los que acostumbran a leerlo coincidirán conmigo en que Posteguillo tiene una habilidad especial a la hora de transmitir la Historia, en general, y la del Imperio Romano en particular. Lo que parece arduo y laborioso él lo convierte en fácil y accesible, enganchando a los lectores desde el primer momento, convirtiendo la lectura en una actividad apasionada y fructífera. 

Tras el Prooemium que sigue al prólogo del autor, nos encontramos con el Dramatis personae que tan útil nos va a resultar a lo largo de la lectura de toda la obra. Como suele ser habitual en las novelas de Posteguillo de este perfil, esta herramienta junto con los mapas, árboles genealógicos y glosario que constituyen los apéndices del libro denotan el interés del autor en favor del lector. Quiero decir que todos estos recursos y toda esta información suponen un extra en la novela que ayudan a entender la historia que se nos narra, de tal modo que nuestro conocimiento sea lo más global posible. No cabe duda que todo este material es fruto de un importantísimo y seguro que complejo trabajo de documentación.

Pero, entrando ya en materia, habría que decir que en Africanus el abanico de personajes es amplio hasta el punto de considerarse como una novela coral. Nos toparemos con personajes que, aparentemente no tienen nada en común pero que, definitivamente, unirán sus vidas en un futuro más o menos próximo, dotando a la novela de una estructura sólida y bien construida. No hay que temer despistes ni pérdidas pues tanto la capacidad del autor como el Dramatis personae nos brindarán una importante ayuda.

Publio, nuestro protagonista principal –el otro podría haber sido sin duda su gran enemigo, Anibal- se irá empapando durante su infancia y juventud de esos conocimientos militares que de tan gran utilidad le será en el futuro. Y es que el contexto histórico en el que le tocó crecer no era para menos. A Publio se le instruye para ser un gran combatiente que luche en su día por su ciudad y su imperio. El peligro de invasión era permanente, y nunca Roma se había encontrado tan cerca del abismo, nunca había tenido enfrente un enemigo tan poderoso, con un mando militar tan brillante en el campo de batalla, que demostrara tal inteligencia y habilidad en la estrategia castrense. 

En cuanto a los escenarios, y como si de un mapa de juegos de mesa se tratara, vamos a viajar a Hispania, a los Alpes franceses, a la península Itálica, a Cartago, al Mediterráneo… El mundo conocido por los romanos está cayendo en manos de los bárbaros africanos, y el poder de Roma está más que en entredicho. En esta partida de ajedrez, Aníbal va jugando sus bazas y moviendo sus piezas, ávido de venganza. Paralelamente, Publio va formándose como un verdadero ciudadano y soldado romano, junto con su hermano Lucio.


Resultado de imagen de las batallas de Tesino


Hay pasajes sublimes que deberían quedar destacados para siempre. Por ejemplo, el paso de los ejércitos cartaginenses por los Alpes camino de Roma, los asedios de Sagunto y de Cartago Nova en la península ibérica, las batallas de Tesino, de Trasimeno y de Cannae. Cuenta la novela con mucha acción desarrollada por ingeniosos estrategas cuyos actos nos harán vibrar.

Quisiera recalcar que Africanus no es un libro de guerras y batallas. Con esta novela, vamos a aprender muchísimo sobre la sociedad romana de la época y sus costumbres. Posteguillo nos acercará a la forma de pensar de los romanos siempre tan pendientes de su casa y su familia, elementos de vital importancia para ellos. También llegaremos a entender por qué tenían tan en cuenta los presagios y los augurios o los rituales en los sacrificios. En cuanto al papel de la mujer, la veremos siempre a la sombra del hombre, quién podía llegar a repudiar por diversas razones a los recién nacidos. Y no podía faltar en esta novela, las cuestiones políticas o el mundo del teatro y las letras como ya apunté antes. De hecho, un aspecto que me sorprendió es que, prácticamente, nos encontramos una obra de teatro entera dentro de la novela, con sus actos, su trama y sus personajes. Me ha parecido de una originalidad abrumadora.

Estructuralmente, la novela se divide en ocho Libros, que aglutinan en su totalidad 103 capítulos, con referencias geográficas y temporales que ayudan a situarnos. El estilo de Santiago Posteguillo me ha recordado un tanto al periodístico pero sin llegar a la frialdad que encontramos en los rotativos. Considero que el autor transmite la Historia como nos gustaría que nos la contaran, de manera comprensible y amena, y eso es un enorme tanto a su favor. Ya lo he dicho antes pero lo reitero, los hechos históricos están ahí, al alcance del conocimiento de cualquiera, pero otra cosa es saber contarlos, hacérnoslo llegar para nuestro disfrute y ocio. 

En definitiva, Africanus es una lectura apasionante, no solo por la vida de Publio y por el retrato que se hace de Roma, sino por la forma en la que está narrada. Creo que ha quedado claro que me ha gustado mucho esta novela y espero que Ediciones B reedite de nuevo las otras dos novelas que constituyen la trilogía (que no sé si lo habrá hecho ya) pues, sin ningún género de duda, pasarán a formar parte de mis lecturas pendientes. 


 
[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]



Retos:

- Autores de la A a la Z

- 100 libros


Puedes adquirirlo aquí:


22 comentarios:

  1. Pues yo creo que sí, que están reeditadas. O al menos las he visto por aquí en las librerías, incluso en edición de bolsillo. Una trilogía magnífica! Me alegra que te haya gustado. Una gran reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. No he leído aún nada de Posteguillo. "Africanos" podría ser un buen inicio de él pues al contar la llegada a España me los romanos ese asunto me interesa.
    Buena reseña, Marisa. Sólo un detallín: confundes los nombres Aníbal y Atila en ocasiones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje Juan Carlos, los estragos del calor en el sur que me derriten las meninges. Gracias por avisar. Ya está corregido. Besos

      Eliminar
  3. Comencé a leer a Posteguillo con la trilogía de Trajano y lo pasé tan mal entre libro y libro que decidí hacerme con esta y leer las novelas todas juntas, de corrido. Pero las veo en la estantería y nunca encuentro el momento y mira que sé que las voy a disfrutar, porque como bien dices, tiene pasajes sublimes, pero no me da la vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Estos libros son tan gordos que me dan bastante pereza...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola! No lo conocía y aunque me ha gustado lo que cuentas sobre él la verdad es que ahora mismo considero que no es un buen momento para su lectura, voy buscando libros que solo sirven para entretener, porque no me da tiempo para otra clase de libros. Pero si me lo llevo anotado para leerlo en cuanto pueda.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo he leído el siguiente y me gustó mucho, así que tengo pendiente volver a este
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo en que Posteguillo merece la pena leer. Esta trilogía no la he leído, la tengo pendiente, pero sí que he leído la de Trajano y me encantó. Me gusta como cuenta la historia y como mezcla personajes reales con ficticios, todo ello con una buena documentación que hace entretenida la historia, y yo como Licenciada en Historia le aplaudo.
    Como he dicho tengo pendiente los libros de esta trilogía, los tengo en casa ya que mi marido sí que los leyó y le gustó. A ver si este verano me pongo con ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tengo las dos trilogías pendientes en la estantería y no creo que tarde mucho en darme un atracón,
    besucus

    ResponderEliminar
  9. Creo que no terminaría de lograr captar del todo mi interés. La temática no es para mí.

    ResponderEliminar
  10. No me he estrenado con Posteguillo, pero no es un autor que me llame demasiado :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Yo no he leído nada del autor a pesar de que en casa de mi padre están todos sus libros, pero es que aunque la novela histórica me gusta la verdad es que la época no termina de atraerme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco he leído nada del autor todavía, y es porque la ambientación no me termina de atraer. Pero quiero probar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Soy un caso, tengo un par de ellos de este autor en mi estantería, pero siempre lo voy dejando, y por lo que dices, no debería.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Tarde o temprano lo leeré. Me encanta este hombre. Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Pues además te diré que es un tipo simpático, una presentación de este libro me pilló hace años en la Casa del libro de Valencia. Lo cuenta y lo vende muy bien pero yo no me atreví, aunque tomé nota nunca encontré el momento de ponerme con él, no me llama lo suficiente. He intentado leer también el último de la trilogía de Roma y no pude.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me parece un tema muy interesante, pero demasiadas páginas para mí ahora. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Magnifica forma de conocer historia

    ResponderEliminar
  18. No he leído nada del autor, pero supongo que en algún momento lo haré. Es que la novela histórica no es el tipo de literatura que más me atrae.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta Santiago Posteguillo. Recrea la época romana de una forma muy amena y sencilla. Esta trilogía en concreto es una pasada, jamás pensé que leer páginas y páginas de batallas fuera a disfrutarlas tanto. Y he de decir que también tengo en mi estantería la trilogía de Trajano que es otra maravilla. Ya me gustaría a mí también escucharle en una de sus clases.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Tengo ganas desde hace años de leer al autor y siempre lo ando retrasando...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. He leído sus dos libros sobre literatos ("El día que Frankenstein leyó el Quijote" y "La sangre de los libros"), aunque no su monumental obra "romana". Llegará. Por cierto, si podéis escucharlo, es un magnífico conferenciante.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...