Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 12 de junio de 2017

BANDERAS EN LA NIEBLA de Javier Reverte.


Editorial: Plaza & Janés.
Fecha publicación: marzo, 2017
Precio: 22.90 €
Género: Narrativa
Nª Páginas: 432
Edición: Tapa dura con sobrecubierta.
ISBN: 9788401019432
[Disponible en eBook; 
puedes empezar a leer aquí]


Autor

Javier Reverte ha pisado los cinco continentes, ha navegado el Índico, el Pacífico y cruzado el Atlántico entre Europa y América en dos ocasiones; ha costeado el Ártico de Este a Oeste por el mítico Paso del Noroeste, y embarcado en un buque de investigación que le llevó hasta las Svalbard. Ha atravesado el canal de Panamá en un carguero y puesto el pie en la isla del Cabo de Hornos. Ha descendido el Amazonas desde su nacimiento hasta su desembocadura, recorrido en barco el curso del Alto Nilo, y viajado a bordo de un trasbordador en el río Congo, en la misma ruta que realizó Joseph Conrad a finales del siglo XIX. Conoce las fuentes de los dos Nilos, ha seguido los caminos literarios de escritores como Homero -en la Grecia clásica- o de Jack London -remando 750 kilómetros en el río Yukón- o de Mark Twain -en el Mississippi- y se ha internado en las inmensas llanuras africanas en busca de sus sueños infantiles. Ha surcado las aguas de los lagos Victoria, Tanganyka y Tana, y se ha acercado en una larga marcha de varios días, a pie, desde Mararal hasta las orillas del lago Turkana. En decenas de trenes y autobuses ha transitado por los parajes de medio mundo. Ha vivido en Londres, en París, en Lisboa, en Nueva York, en Roma y en Westport (Irlanda).

Sinopsis

Diciembre de 1936. España arde en una encarnizada guerra y, en muchos lugares, se pelea pueblo por pueblo, casa por casa. Sin conocerse ni saber siquiera el uno del otro, dos hombres de orígenes muy distintos van a encontrarse en una misma suerte: un sangriento enfrentamiento en las sierras jienenses de Lopera, donde el destino unirá sus nombres para siempre.

José García Carranza, «El Algabeño», es un torero sevillano, mujeriego y falangista, que se une desde primera hora a los sublevados y participa de manera activa en la represión del pueblo andaluz al frente de los «caballistas» de ultraderecha. John Cornford, estudiante en la Universidad de Cambridge y bisnieto de Charles Darwin, es un joven poeta insuflado de espíritu romántico que, en pleno estalinismo, se convierte en uno de los primeros voluntarios en alistarse en las Brigadas Internacionales.

El dibujo de sus biografías, magistralmente trazado por Javier Reverte, nos muestra dos de las caras de aquel épico conflicto bélico: la de una España tradicional hundida en un mundo de valores del pasado y la de unos jóvenes que, imbuidos de ideas revolucionarias, vinieron a luchar a España.


Una historia real escrita con los rasgos de una novela.


[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************

Hace unas semanas publicaba la entrevista que le hicimos a Javier Reverte a su paso por Sevilla, 
cuando vino a presentarnos su última novela, Banderas en la niebla, conversación que puedes leer aquí. En aquel encuentro el autor nos confesó cómo nació esta novela, fruto de una casualidad que puso a Reverte tras la pista de dos hombres muy distintos tanto en pensamiento, abolengo, ideología o moralidad... pero ambos valientes, aguerridos y muy comprometidos con su ideario.

Banderas en la niebla casi puede ser interpretada como una biografía doble pues esta novela gira alrededor de las vidas de dos hombres reales que se convierten en personajes en este libro. Por un lado, tenemos a José García Carranza, más conocido como «El Algabeño», un torero sevillano, nacido en el pueblo de La Algaba, un tipo con pocos escrúpulos que dejó una cruda huella durante su participación en la guerra civil. Por otro lado, conoceremos a John Cornford, un poeta británico que, siendo muy joven, no dudó en arriesgar su vida para luchar como brigadista internacional. Ambos mueren el mismo día, en el mismo lugar y con apenas unas horas de diferencia. Uno yace bajo sepultura propia. Del otro se desconoce dónde descansan sus restos.

Como dije antes, el autor llegó de manera casual al torero y al poeta, topándose con un contraste tan intenso que resultaba del todo imposible no sumergirse en la historia que se le ponía por delante. Y así, narra Javier Reverte la guerra civil española desde los mismos campos de batalla, campos que pisaron el Algabeño y Cornford aunque cada uno lo hizo en un bando distinto. Destapa así el autor un faz de la contienda que, a su juicio, no parece estar muy trillada literariamente, a la vez que nos permite acercarnos a lo que fue la vida de estos dos hombres.

La novela comenzará mostrando cómo era la vida del torero y el poeta antes de iniciarse la guerra civil. El Algabeño, entre las piernas de una duquesa, piensa en la vida y en la muerte que le ronda cada tarde sobre la arena. Mientras, el poeta asiste en segundo plano a las reuniones intelectuales que sus padres organizaban en su casa, donde coincidían miembros del club Bloomsbury,  tal como Virgina Woolf. A este respecto he de decir que me ha encantado encontrarme con la escritora británica, aunque sea levemente, y verla desgranar en una conversación sus pensamientos sobre el amor, el sexo o los derechos de la mujer.

Se construye así una novela con dos hilos narrativos que se irán alternando para mostrarnos lo que acontecía en una vida y otra, a un lado y otro de la contienda, sin que el autor tome partido, manteniendo siempre una posición neutral.

El perfil que dibuja Reverte de los dos personajes es nítido y transparente. El torero disfruta de una posición privilegiada gracias a sus faenas y medias verónicas, a la vez que goza del favor de las mujeres de alta alcurnia a las que encandila con el relumbre de sus trajes de luces. Procedente de una familia humilde en sus orígenes, su padre también fue torero y destacó levemente en el mundo de la tauromaquia, haciendo algo de fortuna. Pero fue el hijo el que se llevó mayor gloria y adquirió más relevancia, lo que le permitió codearse con la sociedad sevillana más elitista. Sin embargo, los toros quedaron más en segundo plano cuando, a través de su buen amigo, Manuel Díaz Criado, capitán legionario y con quien compartía noches de borracheras y putas, entra en política para acabar asistiendo a la reunión que Queipo de Llano organiza en Huelva en julio de 1936 con la intención de organizar en SevillaA partir de ese momento gana prestigio dentro del ejército por su vileza, un tipo sanguinario que llevó a cabo terribles actos que dejaban atrás un tremendo reguero de sangre.

Contrastando en todos los sentidos, John Cornfordbisnieto de Charles Darwin y estudiante del Trinity College, se alistó a las juventudes del Partido Comunista siendo un adolescente. Con unos veinte años de edad, el alzamiento le pilla en París donde se encontraba de vacaciones con su pareja. Inmediatamente siente deseos de viajar a España para comprobar cómo es la guerra y ser testigo de los acontecimientos. Inicialmente su intención se limitaba a cruzar la frontera como periodista y escribir crónicas de guerra pero la magnitud de lo que ven sus ojos y el temor de comprobar que esa guerra supondría la expansión del fascismo por Europa, le obligan a dar un paso más importante. John Cornford deja el periodismo para alistarse y luchar codo con codo con los republicanos, formando parte de lo que llegó a ser las Brigadas Internacionales.

Al margen de conocer la vida de estos dos hombres tan distintos y que ha conllevado una importante labor de documentación, uno de los aspectos que más me han convencido de esta novela es el lujo de detalles con el que cuenta. He leído muchas novelas sobre la guerra civil pero, por ejemplo, nunca me había encontrado con tanta precisión sobre el desarrollo de los acontecimientos en Sevilla. Conste que no se trata de un bombardeo de datos, cifras y fechas, sino de una narración fluida que, en el caso de los lectores sevillanos vamos a disfrutar el doble pues Sevilla es un importante escenario en el que vamos a identificar sin problemas calles o edificios. Para mí, uno de los episodios que más me ha impresionado ha sido ldescripción de la llegada de los militares a Triana. Viviendo en el mismo barrio, parecía que al asomarme a la ventana vería los entresijos de la guerra.

Pero aprovecho ahora para hacer una aclaración. Anteriormente mencioné que Javier Reverte nos acerca a la guerra civil española a través de los campos de batalla. Podrías pensar que la novela tiene un cierto carácter ensayístico pero no hay nada más lejano de la realidad. Las descripciones que se hacen sobre los hechos transcurridos durante los diversos enfrentamientos están adornados con los vestiduras de la novela, lo que unido a una prosa directa y efectiva y a un estilo dinámico, consiguen que la lectura fluya a buen ritmo.


Banderas en la niebla me ha resultado una novela muy completa. El autor no solo se ciñe a la narración de los hechos sino que además introduce otro tipo de elementos. Dado que Cornford era poeta, Reverte incorpora algunas de sus poemas entre las páginas de esta novela, muchos de ellos con la guerra como tema de fondo y cuya versión original figura en notas al pie. Además, rescata cartas en las que el joven relata a su novia sus vivencias españolas, e incluso, para ofrecer una visión más objetiva, añade crónicas periodísticas de los hechos. En este sentido se puede decir que la novela tiene profundidad y un enfoque muy global que, sin duda, la enriquecen.

En cuanto a los escenarios, estos serán diversos. Como dije antes, Sevilla tiene un papel importante en el argumento pero el Algabeño paseará palmito y crueldad también por Huelva, Extremadura o Madrid. Por su parte, Cornford partirá desde Londres, pasará una época en París y, definitivamente, una vez alistado, se moverá por diversas localidades de España. En cualquier caso, la muerte los encontrará a ambos en la batalla de Lopera en diciembre de 1936.

Resultado de imagen de batalla de lopera

Estructuralmente la novela se compone de un total de once capítulos titulados que en los que figuran referencias cronológicas y geográficas que permiten ubicar al lector en todo momento, dado que la narración se mueve por el espacio y el tiempo. Se añade además un epílogo con notas aclaratorias sobre el ataque a Lopera, la suerte que corrieron el torero y el poeta,  o lo que queda en la memoria de este país de las intervenciones de uno y otro en la guerra civil.

Importante y valioso es también el anexo que encontramos en las últimas páginas, consistente en una breve relación de otros personajes que han aparecido en la novela, así como una sucinta biografía de los mismos. Algo más extenso que un dramatis personae que ayuda en algún momento de despiste o que aclara las posibles dudas que puedan surgir tras la lectura.
 
Me ha gustado muchísimo leer Banderas en la niebla. Para mí ha supuesto una lectura muy interesante que no solo me descubre la figura del Algabeño y de Cornford sino que además me acerca con precisión a la guerra civil desde un ángulo nuevo para mí. Por lo tanto, no me queda otra que recomendárosla.  


 
[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]



Retos:

- Autores de la A a la Z

- 25 españoles
- 100 libros



Puedes adquirirlo aquí:

  

17 comentarios:

  1. La época siempre me resulta interesante pero es un autor con el que no acabo de conectar.

    ResponderEliminar
  2. Interesante novela no solo para leerla y conocer algo mas de historia sino para regalar, un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo, al contrario que Albanta, sí disfruto mucho de los libros de este autor, aunque la época es de las que más pereza me dan. Supongo que acabará cayendo, pero vete a saber tú cuándo...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Marisa. Reconozco que Reverte me gusta muchísimo y que hace tiempo que no leo nada suyo. Aunque lo que he leído han sido libros de sus viajes pero no ficción. Quizá me anime con esta tras leer tu entusiasta reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Solo he leído un libro de este autor y fue por "azar", le pedí a mi hermano La Reina del sur de Arturo Pérez Reverte por mi cumpleaños (hace ya bastantes años) y me regaló Los caminos perdidos de África. Igualito :-)
    A pesar de ello, es un libro que me gustó y que no habría leído si mi hermano no me lo llega a regalar.
    No me importaría leer otro libro de este autor, así que me apunto tu recomendación.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Todavía no me he estrenado con este autor. Y veo que este libro podría ser un buen comienzo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. No la descarto aunque ahora mismo no me animaría con ella, creo que no es el momento para disfrutarla
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Una novela muy apetecible mi problema es que mis acercamientos con este autor no me han convencido del todo, veremos si me animo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Javier Reverte es siempre una garantía. Por las historias que cuenta y por cómo las cuenta. Las disfruto tanto... Ya tenía ganas de leer este libro, pero después de tu reseña me han entrado más ganas aún.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. A mi la época si me interesa y no me cansa, pero con el autor no puedo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  11. Prece interesante pero por ahora lo dejo pasar, besotes

    ResponderEliminar
  12. Pues te digo como Inés, que me parece muy interesante por el contexto y los dos hilos, pero tengo mis más y mis menos con el autor y tengo tanto atrasado que no creo que me lance a por él.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Con ganas de encontrarle un hueco.

    ResponderEliminar
  14. Pues en este caso tengo que decir que no. Es que aunque haya mucho más, el tema guerra está demasiado presente, es la base. Y mira que Reverte me gusta mucho con sus libros de viajes.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me encanta el blog!
    Felicitaciones por cada publicacion!!
    Es genial ser parte!
    besos

    ResponderEliminar
  16. Súper buena reseña, ya sabes que me ha encantado el libro :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...