Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 26 de junio de 2017

EL EXTRAÑO VERANO DE TOM HARVEY de Mikel Santiago.


Editorial: Ediciones B.
Fecha publicación: mayo, 2017.
Precio: 12,00 €
Género: Thriller.
Nª Páginas: 496
Edición: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 978-84-666-6105-8
Autor

Mikel Santiago nació en Portugalete (Vizcaya) en 1975. Consagró su juventud a tocar en bandas de rock y más tarde comenzó a publicar relatos y novelas cortas por internet, con los que consiguió llegar a la lista de best sellers en España y Estados Unidos. Sus novelas La última noche de Tremore Beach y El mal camino, ambas publicadas por Ediciones B, han cosechado un éxito rotundo de crítica y público en todo el mundo. Tras vivir en Irlanda y Países Bajos durante casi una década, ahora reside en Bilbao y combina su actividad como escritor con la música.

Sinopsis


«Yo estaba en Roma cuando Bob Ardlan me llamó. Para ser exactos: estaba con una mujer en Roma, cuando Ardlan me llamó. Así que cuando vi su nombre en la pantalla del teléfono pensé: “Qué demonios, Bob. No me llamas en una eternidad y vienes a estropearme el mejor momento del verano”. Y lo dejé sonar.

Dos días después, supe que Bob había caído desde el balcón de su mansión en Tremonte pocos minutos después de marcar mi número. ¿O tal vez le habían empujado? No me quedaba más remedio que pisar el acelerador del coche y plantarme allí para hacer unas cuantas preguntas.»

Un lugar idílico, bañado por la luz cegadora del Mediterráneo. Una galería de personajes estrafalarios, carismáticos y sospechosos. Un «quién-lo-hizo» a ritmo de thriller en el que todo el mundo puede ser culpable hasta que se desvele la verdad.
 
[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]


************************************

Así suena El extraño verano de Tom Harvey:



[Lectura de las páginas 21 a 24;
Música: "Stars fell on Alabama" Cannoball Adderley Quartet]

Como ya comenté en la reseña de El mal camino, Mikel Santiago entró como elefante en una cacharrería con su primera novela, La última noche de Tremore Beach (reseña aquí). Tanto la primera como la segunda supusieron para muchos lectores, entre los que me incluyo, el descubrimiento de un autor que tenía pinta de quedarse junto a nosotros por mucho tiempo. Tramas llenas de intriga y suspense un elenco variado de personajes y unos escenarios idílicos son los tres puntales sobre los que se sustentan las novelas de Santiago.

Por eso, cuando se anunció que el autor venía con nueva novela fuimos muchos los lectores que nos frotamos las manos. Le llegaba el turno ahora a El extraño verano de Tom Harvey, una novela que promete que nuestro propio verano, como el del protagonista, no sea precisamente aburrido desde el plano literario.

Como la sinopsis que ofrece la editorial me parece bastante sucinta os contaré un poco qué podéis encontrar entre las páginas de este libro. 

Tom Harvey es un saxofonista que reside en Roma. Se gana la vida tocando allí y allá en los bares que lo reclaman y haciendo de guía turístico por la ciudad. Una noche, mientras andaba entre las piernas de una joven, recibe una llamada de su antiguo suegro, Bob Arland, un hombre que fue fotoreportero de guerra y ahora se ha convertido en un importante pintor muy cotizado y del que no sabía nada desde hacía muchísimo tiempo. La llamada queda sin atender y al día siguiente se entera que Bob ha muerto. La noticia se la da Elena, la hija del pintor y ex esposa de Tom. Inmediatamente, Tom se traslada a Tremonte para consolar a Elena y asistir al funeral de Bob. Allí coincidirá con Stelia Moon, una escritora y la mejor amiga de Bob, el director de cine Franco Rossellini y su esposa Tania, la familia Wells, Nick Aldrie, el propietario del Mandrake o Warwick Farrell, un joven al que persiguen los problemas. 

La muerte de Bob parece inicialmente accidental, sin embargo, las declaraciones de amigos y familiares apuntan a que Bob estaba raro en los últimos tiempos. A ello hay que unirle que Bob tenía una relación, profesional o personal -eso ya lo veréis-, con Carmela Triano, una starlet que poco tiempo antes había aparecido muerta en la playa, supuestamente tras ahogarse en el mar. Pero se da la circunstancia que muchos tienen que callar con respecto a ese  hecho. Además, el hecho de que Bob llamara a Tom Harvey quince minutos antes de la hora de su fallecimiento y después de tanto tiempo sin saber nada de él, indica al protagonista que algo extraño pasaba

En definitiva se suceden una serie de hechos y circunstancias que convertirán a Tom en una especie de detective privado. Se adentrará en la vida de Bob y en la de sus amigos, descubriendo multitud de secretos comprometedores que pondrán su vida en peligro. Al mismo tiempo, la novela permite al protagonista exponer su lado más personal, su relación con su ex mujer Elena y sus deseos de regresar con ella. Muerte 

El extraño verano de Tom Harvey es, como indica la sinopsis, un quién-lo-hizo. La trama se sustenta en un hecho trágico, la muerte de Bob, sin quedar claro a priori si se trata de un accidente, un suicidio o un asesinato. Alrededor del difunto se desplegará un importante y variado número de personajes, cada uno de ellos parece que tendrá razones suficientes para quitar a Bob de en medio o bien saldrán beneficiados con su muerte, desde su representante que temía ser despedido, hasta su propia hija quien tuvo sus más y sus menos con su padre, dueña de una galería de París que no funciona muy bien y que la muerte de su padre le daría acceso a una jugosa herencia.

Desconozco si tuve la misma sensación con las dos novelas anteriores pero, en este caso, El extraño verano de Tom Harvey me ha recordado muchísimo a las novelas de Agatha Christie. Si el autor es fan o no de los libros de esa dama es algo de lo que no tengo conocimiento pero he advertido algunas similitudes en cuanto al planteamiento de la trama. Por ejemplo, en las novelas de Agatha Christie siempre se produce una muerte en las páginas iniciales y la autora despliega ante nosotros un cuantioso número de sospechosos pero solo uno ha cometido el asesinato. ¿Quién? Pues ahí está la madre del cordero. Además suele ser común en estas novelas que el personaje que más desapercibido pasa es el que más motivos tiene. No voy a desvelar nada al respecto, no os diré si esta máxima se cumple en la novela de Mikel Santiago o no. Solo os diré que al final llegarás a la solución sin haber sospechado absolutamente nada.  
 
Para no faltar a la verdad, os diré que inicialmente sentí que me faltaba algo de más tensión o suspense en comparación con las novelas anteriores pero, tras releer las reseñas de aquellas novelas, he comprendido que, para mí, las historias de Mikel Santiago no tienen un ritmo frenético ni pierdo el aliento con los sucesos. Digamos que la tensión va y viene, con episodios más intensos que otros y que la intriga se mantiene a un nivel discreto. En cualquier caso, creo que el éxito de sus novelas radica en que presenta una situación que levanta muchas incógnitas, con personajes un tanto ambiguos y con dobleces, y en donde ocurren muchísimas cosas. No hemos terminado de centrar nuestra atención en un suceso cuando se está produciendo el siguiente. Eso aviva mucho el interés por la lectura y anima al lector a llegar rápido al desenlace.



De entre los personajes, obviamente el principal de todos ellos será Tom Harvey. Será el que lleve el peso de toda la trama. Tom es un saxofonista que me ha parecido un tanto perdido. Sobrevive tocando su Selmer en locales de jazz y haciendo algún que otro encargo como guía turístico. No parece que tenga mucha estabilidad ni laboral ni sentimental pero va tirando como puede. El problema es que la muerte de Bob reabre una puerta hacia el pasado y vuelve a conectar con su ex mujer, Elena. Los encuentros con ella nos harán entender que las heridas de su corazón aún no han cicatrizado con deberían, así que, por amor, por lealtad, o por propia naturaleza, se adentra en una investigación que le acarreará algún que otro disgusto.

Tom es sin duda el personaje más perfilado por aquello de ser el protagonista principal y porque es él mismo quien narra la historia. De este modo, el lector se instala en su cabeza y conocerá a través de sus ojos qué es lo que ocurre, qué pasa por su cabeza y que siente su corazón.

En cuanto al resto de personajes, el elenco es tan variado y variopinto, que resulta complicado un desarrollo profundo de la personalidad de cada uno de ellos. No obstante, quisiera destacar a Stelia Moon es una escritora en sus horas bajas hasta el punto que ha tenido que montar una especie de escuela de creación literaria en su propia casa que le reporte algunos ingresos. Se trata de un personaje con una doble faz, como casi todos los que pululan por esta novela, pero me ha resultado interesante porque, a través de ella, el autor puede hablarnos del mundo literario y editorial con reflexiones y aportes muy curiosos.



Y no podría dejar atrás los escenarios. En las novelas de Mikel Santiago, los lugares en los que se ubica la trama siempre tienen una connotación especial. En la primera novela nos hizo viajar hasta los acantilados de Irlanda donde pudimos disfrutar de unas vistas espectaculares. Lo mismo ocurrió con El mal camino donde pudimos movernos por la Provenza. Y sigue haciendo de guía turístico con el lector, como lo es el propio Tom Harvey, y en esta ocasión nos hará viajar hasta Italia. A través de breves descripciones conoceremos Tremonte, Positano, Chiasano y otros lugares de alrededor. Mikel Santiago se demora lo justo a la hora de detallarnos los escenarios de la novela para que el lector pueda asomarse a una pequeña ventana desde donde contemplar toda la trama. Debe ser un apasionado de los viajes y los lugares por descubrir porque, al terminar la lectura, siempre siento ganas de trasladarme a esas pequeñas poblaciones donde la vida calmada se rompe de repente con algún hecho luctuoso.

Como veis, El extraño verano de Tom Harvey tiene importantes puntos positivos pero hay algo que no me ha terminado de convencer. Recordad que en La última noche de Tremore Beach, su protagonista tenía alucinaciones. Pues bien, Mikel Santiago vuelve a recurrir a este recurso. Tom Harvey sufrirá terribles pesadillas que parecerán auténticos hechos reales pero también tendrá alucinaciones. En un momento dado, los hechos narrados me han recordado a una secuencia de una película, The Haunting, un largometraje que, dicho sea de paso, me gusta pero para explicaros a qué me refiero tendría que entrar en detalles y no quiero pisar el terreno de los spoilers. Quizá los que habéis visto la peli y hayáis leído el libro, sabréis de lo que hablo. Solo le achaco eso, que volvemos a tener a un protagonista con visiones.

Como dije antes, la novela está enteramente narrada en primera persona en la voz de Tom Harvey. Se estructura en ocho episodios titulados, con diversos capítulos cada uno de ellos, de distinta longitud y con abundante diálogo. Es frecuente que Santiago recurra al cliffhanger para poner fin a los capítulos, algo que a mí, particularmente, me encanta. Además no hay saltos en el tiempo. Es decir, toda la trama se desarrolla de manera lineal y el final de unos capítulos tienen continuidad en el siguiente. Quizá algún lector pueda pensar que es una manera demasiado sencilla de narrar y que el autor no se ha complicado la existencia pero, ¿para qué hacerlo? No sé vosotros pero a mí no me disgusta un planteamiento sencillo y recto absolutamente para nada.

En definitiva, y en esto seguro que están de acuerdo todos los que lo han leído ya, El extraño verano de Tom Harvey es una de esas lecturas idóneas para la estación por la que transitamos. Una muerte y muchos sospechos, todo ello desarrollado en un entorno idílico hacen de esta novela una propuesta más que recomendable, así que, ¿a qué esperas?

Os dejo con el booktrailer:


 

[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]



Retos:

- Autores de la A a la Z

- 25 españoles
- 100 libros


Puedes adquirirlo aquí:




27 comentarios:

  1. Paso de puntillas, que esta será mi siguiente lectura. Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en rampa de salida para que sea una de mis lecturas piscineras. Y le tengo ganas. Besote!!

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo en el ebook y estoy deseando leerlo :)

    ResponderEliminar
  4. Hola! Tengo muchas ganas de leer el libro y me alegra ver que lo has disfrutado. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Espero leerla este verano y será mi primera novela del autor, así que voy totalmente virgen a ello, jejeje

    Bs.

    ResponderEliminar
  6. No me importaría nada leer este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo lo pasé muy bien con Tom aunque mi preferida es La última noche en Tremore Beach.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Coincidimos en líneas generales. Una novela hecha para el disfrute
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me resultó la mar de entretenida, es una novela perfecta para esta época.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. No he leído absolutamente nada de este autor, pero confieso que esta novela está captando mi interés...

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que no me llama. Últimamente me echan muy para atrás estos libros de autores que parecen encontrar la clave del éxito y escriben libros muy similares. Creo que le voy a llamar 'el efecto Läckberg'...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Sé que acabaré leyendo esta novela. Hasta ahora de Mikel Santiago sólo conozco «El mal camino». Precisamente, el planteamiento de esta novela me ha recordado a la de aquella otra, pero seguro que, más allá de similitudes, el autor vuelve a deleitar a sus lectores. Una reseña muy completa. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! <3
    Pues no me llama demasiado, así que esta vez lo dejo pasar jeje, gracias por la reseña tan completa. Por cierto, no conocía tu blog y acabo de seguirlo jeje, ¿pasarías por el mío y si te gusta te quedarías en el?.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arual. Gracias por asomar por aquí y quedarte. Me paso por tu blog. Un saludo.

      Eliminar
    2. Yo ya seguía tu blog guapa!!

      Eliminar
  14. Coincidimos en impresiones. Ideal para esta época del año. Aunque tengo que leer sus anteriores libros.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  15. Yo todavía no he leído nada de este autor y para empezar quizás me anime con alguno de los anteriores
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Yo voy lento pero con paso firme leyendo al autor, la siguiente será El mal camino y espero que sea este verano para seguir disfrutando de lo que tanto me gustó en su primera novela.

    ResponderEliminar
  17. Pues yo no me entendí con él, el de Tremore Beach me entró mal y no me quedaron ganas de repetir. Me da la sensación de que escribe con el piloto automático, que ha encontrado fórmula mágica que exprimirá. Tampoco me termina de convencer su estilo narrativo.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. hola marisa! nosotras colgamos en todos lados tus recomendaciones que son magnificas y bien completitas! llamativa portada, saludosbuhos, debemos conocer al autor.

    ResponderEliminar
  19. Me gustó El mal camino. Veo que esta nueva novela de Mikel Santiago tiene opiniones dispares. Besos.

    ResponderEliminar
  20. No me importaria leerlo que pinta muy bien, un beso

    ResponderEliminar
  21. Tengo otros del autor pendientes y empezaré por ellos, aunque esta también me apetece
    Besos

    ResponderEliminar
  22. A mí me encanta este autor y como bien dices, aunque la tensión va y viene y no es de ritmo frenético, sus personajes siempre me encandilan.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Aunque parezca raro todavía no me he estrenado con este autor, pero el otro día me hice con el de Tremore Beach así que será por el que empiece este mismo verano.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  24. Se me hizo muy entretenida. Si que es menos oscura que las anteriores y tiene un corte más clásico.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...