Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 9 de junio de 2017

EL ROSTRO DEL TIEMPO de Imma Turbau.

Resultado de imagen de el rostro del tiempo

Editorial: Navona.
Colección: Navona_Ficciones.
Fecha publicación: marzo, 2017
Precio: --
Género: Narrativa
Nª Páginas: 202
Edición: Tapa dura.
ISBN: 9788416259793


Autora

Girona. Ambidiestra. No tan torpe como pensaba. Heliocéntrica. Lleva 20 años trabajando, y eso es un logro. ¿En qué? Sobre todo en comunicación e identidad y marca. Casi siempre en el ámbito cultural. En el pasado fue en Fnac y Casa de América, ahora en Container Contenidos y Transilvania Lab. Eso no significa que se haya subido al carro de las startups: es, ante todo, una dama.

Y, como todo el mundo, se ha equivocado a conciencia y ha acertado por casualidad; le tiene perpleja el mundo que le rodea e intenta comprenderlo a base de libros, amigos y buen vino cuando se tercia.

Abusa de las redes sociales, llora menos de lo que debería y no tiene un problema hasta que lo ha resuelto. Está trabajando en mejorar esto último. Y, aunque no lo parezca, es un portento en cálculo mental y análisis de tendencias.

Mondadori publicó su novela El juego del ahorcado en 2005, y fue traducida al portugués y al italiano, además de tener una edición peruana en Estruendomundo. La novela fue llevada al cine por Manuel Gómez Pereira en 2009. Ariel le publicó en 2011 un manual de gestión cultural: ¿Por dónde empiezo? Guía práctica para programar, financiar y comunicar eventos culturales. Además tiene relatos en varias antologías españolas y en México, Alemana y Francia.

Sigue sin comer pescado en los días de lluvia.

Sinopsis

Esta es una historia que sucede con rapidez, ahora mismo, pero en un lugar sin tiempo...

Porque cinco años pueden no significar nada en una vida, y cinco segundos, en cambio, contener la eternidad.

Cada lector va a leer aquí algo diferente: un relato efímero, una reflexión sobre el tiempo, una fábula...

Cuanto te acerques a Carla y Carlos, desaparecerás de donde estés y te costará despedirte de ellos.

Y conocerás una casa y recordarás cómo era la vida cuando la tecnología y la urgencia no se habían apoderado aún de nosotros. Vivirás una historia de las que queremos que nos pasen, porque son raras las ocasiones en que la vida te guiña un ojo y estás mirando.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Confieso que lo primero que me llamó la atención de esta novela fue su cubierta. A estas alturas, ser así de superficial no escandaliza a nadie y además es un aliciente más como otro cualquiera.

Adoro este cuadro, Muchacha en la ventana de Salvador Dalí, que pude ver no hace mucho en el Reina Sofía. Fue esa muchacha que nos da la espalda y que contempla el mar, quiero imaginar que con rostro pensativo y mirada perdida, la que me incitó a acercarme a esta novela. Luego me asomé a la biografía de la autora que me sacó una sonrisa por ese retrato sincero y peculiar que nos ofrece. y en cuanto a su sinopsis, me encontré un texto que no me decía gran cosa sobre el argumento pero sí me resultaba sugerente. Así que me aventuré. El resultado no ha sido exactamente como esperaba y no sé muy bien qué es lo que ha podido fallar, porque además resulta que la trama es atractiva, muy intimista, llena de reflexiones pero yo he sentido muy desconexión.

Y no solamente cuenta con una trama atractiva sino que además, los inicios fueron bastante interesantes. Encontramos a Carlos, un arquitecto de éxito en una situación delicada. Al principio no sabremos muy bien qué le ocurre pero unas cuantas descripciones nos ayudarán a ubicarlo. Parece que Carlos ha sufrido un accidente y pende casi literalmente de un acantilado mientras el mar ruge contra las rocas bajo sus pies. Sabremos en ese momento que  dejó su trabajo tres meses atrás, que decidió cambiar de vida pero no sabremos por qué o de qué manera ha acabado en una situación tan peligrosa. Estas incógnitas crearán un ambiente de verdadera intriga. 

Con dificultad veremos cómo Carlos consigue salvar la vida pero malherido y maltrecho se arrastrará hasta una casa cercana llamada La Gaviota situada en la localidad de Tossa del mar en la Costa Brava. Allí le espera Carla. Lo que acontece dentro de La Gaviota entre Carlos y Carla es el cuerpo de la novela, una novela que vuelve atrás en el tiempo para explicarnos de dónde proceden los personajes, cómo eran sus vidas antes y por qué han acabado justo en este lugar y momento.


Sobre los personajes, os diría que, según entiendo, Carlos es una victima del mundo en el que vivimos. El trabajo lo fagocita, lo absorbe y vive única y exclusivamente para él trabajo. Sin embargo, llega un momento de lucidez en el que advierte que la vida se le va y no tiene raíces a las que aferrarse. Sin amigos, sin apenas familia y con una casa que no la siente suya, Carlos abandona, tira la toalla y cambia el rumbo de su vida.

En cuanto a Carla, médico de profesión, se podría decir que ha roto con el mundo y ha decidido refugiarse, o más bien aislarse en La Gaviota. Sin móvil, reloj, Internet, televisión o cualquier tipo de tecnología que la conecte con el mundo exterior, Carla pretende recuperar aquella vida en la que teníamos más libertad y no éramos esclavos de nosotros mismos y lo hará entregándose a lo que es su verdadera pasión, la pintura.

¿Por qué la novela no ha resultado lo que esperaba? En realidad El rostro del tiempo cuenta con todos los mimbres necesarios para que me gustara  pero, como he comentado antes, he tenido bastante desconexión con los personajes. Lo curioso es que Carlos y Carla conectan desde primer momento, se establece entre ellos una especie de comunión, de nexo mágico y transparente que invita a las confidencias y confesiones, y esto es lo que vamos a encontrar principalmente en la novela, las interioridades de cada uno expuestas sobre la mesa hasta tal punto que todo se intensifica.

Ambos personajes irán acercando posturas gracias a la lectura de un libro anónimo que Carla tiene en su poder, un libro que lleva por título precisamente El rostro del tiempo, y que parece hablar de ellos dos. A este respecto he de decir que el libro aporta un toque de misterio, de incógnita por descubrir y que dará pie a un descubrimiento que cambiará el curso de los acontecimientos. 

En cuanto a la disposición de la trama, me he sentido algo descolocada en ocasiones. La narración del presente da paso al pasado de manera abrupta hasta el punto de no siempre me he percatado del salto en el tiempo. Por otro lado, a veces me ha faltado un interlineado doble o algún tipo de separación similar para distinguir lo que es la lectura del libro y la vuelta a la realidad. 

La novela se estructura en capítulos alternos. Algunos corresponden a los días de la semana en la que los hechos narrados ocurren y estos se irán alternando con los propios capítulos del manuscrito anónimo que Carlos y Carla leen juntos.

El rostro del tiempo es una novela con un fuerte carácter intimista, que bucea en las emociones y sentimientos de los personajes. Mi único problema es que no he podido conectar con los personajes pero esto es algo muy subjetivo que no tiene por qué ocurrirle a todos los lectores. Es más, he encontrado muy buenas y muy positivas reseñas de esta novela en diversos blogs como en Adivina quien lee o Cargada con libros. Tanto Albanta como Marina han destacado la delicadeza de la prosa, algo que realmente se advierte, la ternura del texto y la calidez de los personajes. Así que, ya veis hay opiniones para todos los gustos por eso mismo, si te gustan las novelas íntimas, llenas de reflexiones y emociones, yo te recomiendo la lectura de El rostro del tiempo. Seguramente tus sensaciones serán, ni mejores ni peores que las nuestras, sino simplemente distintas. 


 
[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]



Retos:

- Autores de la A a la Z

- 25 españoles
- 100 libros



Puedes adquirirlo aquí:

8 comentarios:

  1. Esa falta de conexión con los personajes me pesa. NO creo que me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues ya la tenía medio fichada por esas reseñas positivas que mencionas, pero que te haya costado conectar con los personajes me frena un poquito. Me lo pensaré.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Yo estaba en duda, no tenía claro si era para mí o no, ahora sí. No me voy a arriesgar, si de mano no convence creo que es mejor dejarlos pasar. Tengo la sensación de que tampoco iba a conectar con ellos. Y ya he visto otras reseñas que también apuntan a eso como la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy buena recomendación. La novela es preciosa :) Gracias por enlazar a mi reseña!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo soy tan superficial como tú porque me encanta la portada del libro y, de hecho, por las reseñas de Albanta o de Marina tengo muchas ganas de este libro. Es una pena que no hayas podido conectar con los personajes.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Obviamente sabes que a mi me gusto. Por esa forma es que los personajes van fraguando la relación. Quizás no sea una historia de esas arrebatadoras pero me resulto una lectura plácida y emotiva.

    ResponderEliminar
  7. Tu reseña me hace dudar; aunque, como digo en estos casos, es de esas novelas de las que tiene que salir uno de dudas para saber si va a disfrutar con su lectura o no. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Estas lecturas intimistas deben encontrarme en el humor adecuado para que pueda disfrutarlas (que no suele suceder). Ahora no me encuentro en el momento en que me apetezca una novela como esta, pero no la descarto del todo.

    Un besito.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...