Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

lunes, 5 de junio de 2017

LAS BRUMAS DEL MIEDO de Rafael Ábalos.

Resultado de imagen de las brumas del miedo

Editorial: Plaza & Janés.
Fecha publicación: abril, 2017
Precio: 18,90 € 
Género: Thriller.
Nª Páginas: 480
Edición: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 97884401019180

Autor

Rafael Ábalos (Archidona, Málaga, 1956) es abogado de profesión. Durante su dilatada carrera como escritor de literatura juvenil ha publicado las siguientes novelas: Bufo soñador en la galaxia de la tristeza (Debate, 2000), El visitante del laberinto (Debate, 2001), Grimpow, el camino invisible (Montena, 2005), Kôt (Montena, 2007), Grimpow y la bruja de la estirpe (Montena, 2009), Poliedrum (Viceversa, 2009) y La canción del héroe (Viceversa, 2010).

Con Grimpow vendió más de 150.000 ejemplares y la obra fue traducida a veinticinco idiomas. Con ella, ganó en 2005 el premio de narrativa El Público, otorgado por la radiotelevisión de Andalucía, fue Libro Juvenil del Año 2007 en Holanda y recibió el premio Libro Notable del 2008, de la International Reading Association Children's Book Award de Estados Unidos. Con Poliedrum ganó la primera edición del premio de literatura juvenil As de Picas en 2009, convocado por PlayStation España. También en 2009, Grimpow fue incluido en la selección histórica de los 1001 libros infantiles que hay que leer para crecer. En noviembre de 2016, la editorial holandesa De Fontain reeditó Grimpow en su colección Golden Classic (Clásicos de Oro).

El péndulo (Plaza & Janés, 2011) fue su primera novela para adultos.



Sinopsis

Todas guardamos un mismo secreto,
pero está prohibido hablar de él.

En Leipzig, Alemania, los cadáveres de cinco chicas desnudas han sido hallados en mitad de la noche a los pies del monumento a la Batalla de las Naciones, bajo las colosales estatuas de piedra conocidas como Totenwächter, los «Guardianes de la Muerte». Todo apunta a un asesinato ritual, el crimen más extraño al que Klaus Bauman, veterano inspector de la Policía Estatal, se ha enfrentado a lo largo de su carrera.

Mientra tanto, Susana Olmos, una estudiante española de Erasmus recién llegada a la ciudad, conoce a Bruno, un joven y fascinante profesor del Conservatorio de Música. De un modo inesperado, Susana se sumerge en los ambientes más desconocidos y misteriosos de Leipzig y Berlin relacionados con el arte erótico y el resurgir del nazismo en Europa.

La investigación del inspector Bauman y la entrada de Susana en un mundo de sexo, drogas, fanatismo y muerte confluirán de forna sorprendente en un desenlace del que ninguno de los protagonistas saldrá indemne.

Un escalofriante thriller policíaco con tintes históricos, repleto de intriga y acción, que refleja el macabro descenso a los rincones más oscuros del alma.

[Biografía y sinopsis tomadas directamente del ejemplar]

************************************

Así suena Las brumas del miedo:


[Lectura de las páginas 17 a 19;
música de descarga gratuita]

Hace unas semanas publicaba la entrevista que le hicimos a Rafael Ábalos, autor de la novela de la que quiero hablaros hoy, Las brumas del miedo, publicada por Plaza & Janés (puedes leerla aquí). Aquella conversación navegó entre confidencias literarias, rozando levemente cuestiones de índole personal, aquellas que supusieron el telón de fondo con el que Ábalos se adentró en esta novela, una historia a ratos siniestra, intrigante y con un desarrollo que nos explota en la cara en su desenlace. 

Tal y como le comenté en aquella ocasión, Las brumas del miedo no pueden empezar con mejor pie. Bastará únicamente un breve diálogo, unas cuantas líneas para despertar la curiosidad del lector, para incitarlo a abrir la aventura que este autor malagueño nos propone, una trama que se subdivide en tres líneas argumentales, componiendo un puzle de numerosas piezas irregulares que terminarán por encajar a la perfección. 

Por un lado, conoceremos al inspector Klaus Bauman, casado y padre de dos hijas. Bauman tendrá que enfrentarse a un caso lleno de singularidades, a una escena criminal preparada con exquisita minuciosidad hasta tal punto de dudar entre asesinato o suicidio colectivo. A los pies de una imponente monumento de la ciudad de Leipzig, Gustav Lastoon, un guía de necroturismo, se topa de frente con cinco cadáveres, el de cinco jóvenes que más que muertas parecen dormir plácidamente. La puesta en escena resulta altamente llamativa, implica premeditación, preparación y una ejecución milimétrica. Demasiadas molestias para ser un simple asesinato de carácter sexual.



Otra de las líneas argumentales nos traslada al mundo virtual, y más concretamente a la Deep Web donde un grupo de seis chicas de diversas edades, que se hacen llamar Las damas de la Luna Negra, conversan en un chat privado cada noche a partir de las doce en punto. Todas ellas conversan bajo un nick o apodo sin que conozcamos su verdadera identidad. Ni siquiera se conocen entre ellas mismas pero algo las une. Hablarán de secretos, de vivencias oscuras del pasado, de actos tenebrosos que deben ocultar a los demás. Tan solo se verán las caras cuando, tras idear un plan, pongan en práctica el proyecto que han pensado.

Por último, conoceremos a Susana Olmos, una estudiante española que se encuentra en Leipzig con una beca Erasmus. Susana parece tener una relación complicada con sus padres. Da la sensación que su viaje a la ciudad alemana parece una liberación pues intuimos que ella huye de algo, quizá de su pasado, que necesita desconectar de todos y de todo con la intención de olvidar. Poco a poco iremos sabiendo más de ella y entenderemos que el problema no solo lo tiene con sus padres sino consigo misma, con su propio cuerpo. Durante su estancia en Leipzig conocerá a varias personas, a Bruno, a Helga,... y a otros personajes con los que vivirá diversas aventuras llenas de aristas.

Bajo este entramado de historias en las que lucen el lado menos brillante de los personajes, se asienta la venganza. Saldrán a la luz numerosas hipótesis que nos hablarán de sociedades secretas cuyos miembros, oficiales de la SS, realizaban rituales ocultistas, actos que, según parece, siguen practicando actuales grupos neonazis. Pero el caso es tan complejo que Bauman se sentirá perdido a pesar de contar con la ayuda de otros investigadores, máxime cuando acaba involucrado de manera personal.

En cuanto a las chicas, el lector poco a poco podrá ir atando cabos, hacer cábalas y deducciones sobre sus identidades. ¿Quiénes se esconden en ese chat del inframundo cibernético? ¿Por qué han optado por esos apodos? El autor irá dosificando las pistas con bastante habilidad. En mi caso concreto, tras recopilar diversas informaciones, opté por hacer una especie de diagrama con los nombres ficticios y las cualidades que podían tener cada una de ellas, con tal de averiguar quiénes eran en la vida real. Reconozco que fue un juego divertido, uno de esos de quebrarte un poco la cabeza, es lo que hay que barajar las distintas pistas facilitadas. 

Sobre los personajes, os puedo comentar que son numerosos. Entre los principales destacaría al inspector Klaus Bauman, un hombre del que, además del ejercicio de su profesión, también sabremos algo sobre su vida personal como por ejemplo, qué tipo de relación tiene con su esposa o con sus hijas, información necesaria para el papel que jugará en la investigación criminal. 

En cuanto a Susana Olmos, quizá sea el personaje que más presencia tiene en la novela. Siendo muy introvertida, reservada y algo solitaria, nos asomaremos a sus pensamientos con bastante frecuencia. A través de ella conoceremos los ambientes más sórdidos de algunas ciudades alemanes. 

Pero si hay un personaje que a mí me ha gustado especialmente es el de Úrsula Klein. Se trata de un personaje de carácter secundario, que asoma poco y lo hace casi al final, sin embargo a mí me ha marcado mucho. Me ha resultado una mujer siniestra, oscura y enigmática cuya presencia me ha mantenido muy intrigada en todo momento, levantando o acrecentando mis sospechas. Confieso que, en alguna ocasión, llegó a ponerme los vellos de punta.
En cuanto al escenario, la trama transcurre principalmente en Leipzig (Alemania), donde el monumento a la Batalla de las Naciones cobra especial importancia. Se trata de un un monumento enorme y peculiar, precedido por un lago y una plaza donde aparecen los cadáveres de las cinco chicas. En su parte superior se observan unas figuras esculpidas, unos guerreros que se conocen como los Totenwächter o Guardianes de la Muerte. No obstante, los hechos también se trasladan a otras ciudades como Berlin, ciudad en la que recorreremos lugares nocturnos, antros en los que todo el mundo da rienda suelta. 

Las brumas del miedo es una novela con cuya lectura he disfrutado aunque inicialmente tuve algún pequeño tropiezo. Resultó que los diálogos dentro del chat en los primeros capítulos no me convencieron mucho. Me parecieron algo incoherentes como si las chicas no terminaran de conectar unas con otras y esa misma falta de conexión se trasladó a mí como lectora. Bien es cierto, que al principio, ninguna sabe mucho de la otra y que, suele ser frecuente que en los chats los diálogos se desarrollen algo atropelladamente. Fue esto precisamente lo que sentí. No obstante, a medida que la trama va avanzando, tales diálogos se vuelven más controlados y la conversación fluye mejor. 

Respecto al ritmo, yo no he advertido una acción frenética que nos deje sin aliento. Los hechos avanzan con calma e incluso me atrevería a decir que, en algún momento, se demoran un poco pero esto no supone ningún obstáculo para ir disfrutando de la trama con la lectura. Es más, creo que el desenlace que Rafael Ábalos nos tiene preparado merece mucho la pena. Es una de esas novelas en las que llegamos a un punto de no retorno, donde todo se enreda, y empiezan a surgir las verdaderas personalidades de los personajes, mucho más siniestras de lo que podamos imaginar. El giro final es sorprendente y hace cambiar absolutamente todo. Lo bueno es que no todo acaba bien. Me explico, estoy acostumbrada a novelas en las que sus protagonistas lo pasan de pena pero al final todo se resuelve positivamente. Sin embargo, se puede decir que en Las brumas del miedo hay una importante dosis de realismo, me refiero a que en la vida no siempre todo sale de color de rosa y puede ocurrir que alguien termine por ser sacrificado. Esto es lo que ocurre en esta novela y a mí me ha parecido un punto a favor.

Estructurada en cuatro partes, todas ellas bajo un título que tiene que ver con los hechos narrados, la novela está narrada en tercera persona, salvo en lo que se refiere al chat de las chicas, bloques en los que nos hablará una voz en primera persona. Los capítulos no tienen excesiva longitud y el estilo del autor es actual, sencillo y práctico. 

En definitiva, y después de haberos hablado de los pros y de los contra, creo que queda suficientemente claro que Las brumas del miedo ha supuesto una lectura amena y entretenida con un argumento carente de simpleza y unos personajes peculiares. Así pues, os recomiendo su lectura.



 
[Algunas imágenes e ilustraciones tomadas de Google]



Retos:

- Autores españoles

- Autores de la A a la Z
- 100 libros


Puedes adquirirlo aquí:




12 comentarios:

  1. Aunque no tiene mala pinta del todo tampoco me atrae delntodo. No sé si llegaré a léerla.

    ResponderEliminar
  2. Con tanto pendiente no creo que me haga con el
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No termina de convencerme. Esta vez lo dejo pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Pese a esos peros, no me importaría leer esta novela si se cruza en mi camino. Creo que me gustaría.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Me gustaría leerlo y conocer a su autor que viene a la Feria del Libro de Málaga, y lo que cuentas me atrae aún más. A ver si consigo alguna de las dos cosas.
    Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No me importaría leerla si se cruzará en mi camino, la apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo también la recomiendo y como tu dices no hay prisa pero a mi me gustó ese ritmo por como desarrolla los hechos.

    ResponderEliminar
  8. Está en la lista pero no en los primeros puestos. Lo de los chats en libros es como los mail y los whatsapp, me superan.
    La historia promete pero en este tipo de libros sí que quiero finales felices, no me gusta sufrir toda la lectura para que luego al final no todo salga bien aunque eso dé más credibilidad a la historia.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No tiene mala pinta pero estoy hasta arriba de libros pendientes que me apetecen muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues lo dejaré para pensármelo porque no pinta nada mal pero con el mes que llevo tengo mucho retraso en lecturas y no sé si me animaré al final.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Por lo que nos cuentas en tu reseña, parece un thriller muy atractivo. Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...