Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

miércoles, 12 de julio de 2017

CHLOE (THRILLER - 2009).

Resultado de imagen de PELÍCULA CHLOE

Año: 2009

Nacionalidad: Canadiense.

Director: Atom Egoyan.

Reparto: Julianne Moore, Liam Neeson, Amanda Seyfried, Max Thieriot, Nina Dobrey, Laura DeCarteret, Mishu Vellani, Ariene Duncan, Kathryn Kriitmaa, Joe Ring.

Género: Thriller.

Sinopsis: Catherine, una doctora de éxito, sospecha que su marido David, un atractivo profesor de música, la engaña. Deseando salir de dudas, contrata a la joven e irresistible Chloe para que ponga a prueba la fidelidad de David. Los tórridos relatos de Chloe sobre sus encuentros con David embarcan a Catherineen un confuso viaje de redescubrimiento sexual.

[Información facilitada por Filmaffinity]


************************************


Recuerdo que vi esta película cuando la estrenaron. Por entonces salí del cine bastante satisfecha, tras enfrentarme a un argumento que me pareció original. Bajo mi punto de vista se trataba de una vuelta de tuerta más al tema de las infidelidades conyugales, algo que no se quedaba simplemente en descubrir al infiel y cantarle las cuarenta.

Hace unos días, aunque no recuerdo en qué canal por cable exactamente, volvieron a pasarla y me alegré mucho al pillarla casi en los minutos iniciales. Tenía ante mí la oportunidad de volverla a ver, hora y media de entretenimiento, un segundo visionado con ojo más crítico.

Resultado de imagen de película chloeChloe comienza con una voz en off, la de la propia escort, uno de los tres vértices de un tórrido triángulo amoroso, protagonista de esta película. Chloe es una chica joven y bella, una muñequita de porcelana, de larga cabellera rubia y ojos celestiales, que se ofrece a los importantes ejecutivos como acompañante durante cenas y viajes. Sus palabras introductorias servirán para conocer cómo es su trabajo y dar paso así a los otros dos protagonistas principales, la ginecóloga Catherine Stewart y su marido David, un profesor de música universitario. Personajes a los que veremos inicialmente en sus respectivos trabajos, ella atendiendo a una joven bailarina que nunca tiene orgasmos y él hablando de Don Giovanni y sus amantes. Todo muy circular.

La acción se inicia con una fiesta sorpresa que Catherine la ha preparado a su marido, una fiesta a la que él no llegará a tiempo pues pierde el vuelo que lo llevará de vuelta a casa tras impartir un seminario en otra ciudad. Lo que en un principio parece una fatalidad del destino esconde algo más. El matrimonio parece distante, bien posicionado económicamente a juzgar por la casa de diseño en la que residen, quizá demasiado acomodado en su rutina, cada uno entregado a su trabajo y desatendiendo las relaciones familiares. El detonante de la tormenta,  como suele ocurrir en los tiempos actuales, será un mensaje de móvil que delata a David o eso parece entender Catherine. A partir de ese momento, ella entra en una espiral de celos e inseguridades, de resentimiento y desconfianzas. Catherine necesita saber si su marido es infiel y para ello contratará a Chloe. El resultado será mucho más sorprendente de lo que imaginamos.

Y a este trío amoroso hay que unir el hijo en común de la pareja, Michael, un adolescente en su despertar sexual, bastante rebelde, muy desapegado de Catherine pero con mucha complicidad con el padre. Michael entra y sale de la casa con chicas que pasan la noche en su habitación. Suele mantenerse al margen de las disputas entre sus padres, entretenido con descubrir sus propios placeres pero sin duda su presencia pondrá la guinda a un pastel que terminará por explotar de la peor forma posible. 

De todos los personajes, el más profundo a nivel psicológico es del de Catherine. Su problema no es ya que tenga dudas sobre la fidelidad de su marido sino que duda de sí misma, de una juventud y una belleza que ya parece haberse esfumado o que su marido ya no ve. Se siente un tanto a la deriva, quizá víctima de una crisis de identidad de esas que acechan a la muerte llegadas a una edad porque observa cómo su marido se fija en otras mujeres, tiene su vida rodeado siempre de jóvenes estudiantes y es feliz con su trabajo. Por su lado, su hijo Michael no cuenta con su madre para nada, más bien todo lo contrario, le parece un incordio que no lo deja respirar. Catherine siente que su familia no la necesita y quizá eso hará que caiga donde cae, al descubrir unas emociones que lo mismo le repugnan que le fascinan. Se desata un torbellino de sentimientos encontrados en su interior. Parece buscar a su marido en un lugar que no sería el idóneo aunque, lo mismo, un detalle final, la última secuencia, quizá nos desvelará realmente los auténticos sentimientos de Catherine.

Por su parte Chloe es un personaje que juega a la ambigüedad. Parece una mosquita muerta, una pobre chica que solo puede ganarse la vida como puta de lujo, pero sabemos por su mirada y su actitud que le encanta jugar con Catherine, saber que la tiene a su merced, enganchada a los relatos subidos de tono en los que narrará con todo lujo de detalle los encuentros y escarceos con el marido, en lugares públicos o en habitaciones de hotel.

Las interpretaciones son bastante correctas. Una Julianne Moore más cerúlea de lo habitual da vida a Catherine. En su rostro se aprecia cómo ella nota que va perdiendo las riendas de su vida y todo se le escapa de las manos. Siempre me ha gustado esta actriz de piel lechosa y cabello pelirrojo, con esos ojos de párpados enrojecidos que muestran el sufrimiento de una mujer al sentirse desplazada y sustituida por una joven.

Liam Neeson es el marido infiel, el que comparte las horas de sus días con las jóvenes estudiantes y ríe las gracias de unas chicas que revolotean a su alrededor. Neeson encarna a ese profesor admirado por sus alumnos y se siente un dios.


Imagen relacionada

Y luego está la muñequita de porcelana, Amanda Seymour, de enormes ojos claros y labios carnosos. No es que sea una de mis actrices preferidas pero reconozco que lo hace bastante bien. Es capaz de seducir con su mirada a cualquiera que se le ponga por delante, incluida la cámara, que escapará a una mirada intensa y llena de deseo. 

Pero decía antes que he vuelto a ver Chloe y esta vez lo he hecho con ojos más críticos. Si la primera vez que la vi me pareció un buen argumento sin flecos, en esta ocasión me ha sorprendido toparme con aspectos que no me han convencido. Por ejemplo, la primera vez que Chloe y Catherine coinciden, el encuentro queda envuelto como en un halo de misterio como si no fuera un encuentro casual, no obstante, nada hace pensar lo contrario. A ello hay que unirle el segundo encuentro entre ambas damiselas, ¿cómo se produce? ¿Cómo Catherine localiza a Chloe para contratarla? Vale que la joven suele pasearse por el barrio en el que la ginecóloga tiene su consulta pero hay parte de la información que no se desvela y que tampoco tiene mucho sentido que el espectador se imagine. En fin, que tiene algún detalle flojo.

Resultado de imagen de nathalie xUn dato desconocido hasta este momento, Chloe es un remake de una película francesa, Nathalie X, dirigida por Anne Fontaine en 2003, y en estos caso se hace casi obligatorio encaminarse a los orígenes para ver cómo se ha desarrollado la versión canadiense.

En cualquier caso, estamos en verano, hay mucha gente de vacaciones, hace mucha calor en la calle,... Prepárate una cena de picoteo, enciende el aire acondicionado y dale al play. Chloe es bastante entretenida y creo que disfrutarás de su visionado.



Trailer, aunque no recomiendo su visionado:




Puedes adquirirla aquí:




[Imágenes e ilustraciones tomadas de Google]


10 comentarios:

  1. Yo diría que esta peli la he visto en la tele no hace mucho, pero no me acuerdo exactamente así que no me marcaría demasiado xD
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues esta no la he visto y mira que me gusta Julianne Moore.La tengo que ver!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola! No conocía esta película, no me suena haber escuchado hablar sobre ella y por lo que dices tiene varias cosas que no terminan de convencer pero la verdad es que con alguno de los actores que aparecen no descarto verla, porque me gustan mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Yo también la vi en el cine cuando se estrenó, pero no me acordaba de mucho hasta que he empezado a leerte...aunque el final lo tengo algo difuso jajaja Lo del remake lo desconocía totalmente.

    No me importaría volver a verla, a ver si tengo suerte y la echan de nuevo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Pues ni me suena la película la verdad pero como dices, si es entretenida no me importaría verla, a veces no pido más.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No la he visto y tampoco la conocía, supongo que si cuadra podría animarme con ella
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues no sabes la suerte que has tenido de verlas al revés. Porque tienes que ver Nathalie X, y de haberla visto antes, se hubiese llevado Chloe unas cámaras menos. Donde esta última falla, Nathalie acierta de lleno. También hay algunas diferencias en cuanto a la trama pero la base es la misma. Yo vi las dos en el cine cuando se estrenaron y a pesar del tiempo entre una y otra te digo que vaya desencanto. Con las actrices coincidimos, Julianne es de mis favoritas y Amanda no me dice nada, es un pan sin sal, mona y nada más, al menos para mí.
    Eso, que tienes que ver Nathalie X.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No recuerdo haberla visto. Tomo nota de ella. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Creo recordar haberla visto en su día, y que me gustó bastante, pero no estoy seguro. ¿No es esa en la que el matrimonio tiene un niño que ella intenta seducir también por venganza?

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...