Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

martes, 9 de octubre de 2012

LA LIBRERIA AMBULANTE




Autor

Christopher Morley (1890-1957) nació en Haverford, Pensilvania. Estudió en Harverford College, donde su padre trabajaba como profesor de matemáticas. Posteriormente, se matriculará en la universidad inglesa de Oxford para estudiar historia moderna durante tres años (época que contaría en su novela autobiográfica de 1931 John Mistletoe). En 1913, de vuelta en Estados Unidos, se instaló en Nueva York y comenzó a trabajar en la editorial Doubleday. Pocos años después se convertiría, recorriendo Estados Unidos como columnista y reportero, en uno de los periodistas más prestigiosos de su época.

Su primera novela, La librería ambulante, fue publicada en 1917, y en 1919 apareció The Haunted Bookshop. Su novela Kitty Foyle, publicada en 1939 y trasladada al cine con el mismo título (en España como Espejismo de amor), fue uno de los grandes éxitos de crítica y público del momento.

Inteligente, lúcido y sofisticado, fue un escritor de éxito y al mismo tiempo un escritor de culto. Se ha dicho de él, comparándolo con Noel Coward, que su refinamiento era indudablemente británico. Sutil humorista, dijo de sí mismo que amaba tanto a Shakespeare como al Conan Doyle de las aventuras de Sherlock Holmes. Sin embargo, sus dos grandes maestros fueron compatriotas suyos: Walt Whitman y Mark Twain. El eco de su obra se encuentra en escritores de distintos países y generaciones: de Kingsley Amis a Tom Wolfe.

Sinopsis 

Prepárese para entrar en un mundo único y lleno de encanto, donde el tiempo se ha detenido: estamos en la segunda década del siglo XX, en unos Estados Unidos todavía rurales y de paisajes idílicos, donde conviven los viejos carromatos y los novísimos automóviles; Roger Mifflin, un librero ambulante que desea regresar a Brooklyn para redactar sus memorias, vende su singular librería sobre ruedas (junto a su yegua y su perro) a la ya madura señorita Hellen McGill, quien decide, harta de la monotonía de su vida, lanzarse a la aventura y recorrer mundo. A partir de ese momento se sucederán los encuentros y los desencuentros, y las más divertidas peripecias se darán la mano con las grandes enseñanzas que proporcionan libros y librero.

¿Cree en la literatura como forma de consuelo, pero también como invitación a la felicidad? ¿Cree en los libros como amigos y maestros? ¿Cree en el "amor verdadero"? Si es así, La librería ambulante es su novela.

Desde que este clásico de la literatura norteamericana se publicara en 1917 han sido muchos los lectores seducidos por su poder evocador, por el reconfortante humor que destila y, como no, por su atención a los pequeños detalles: estas páginas huelen a las hogazas de pan recién sacadas el horno; en ellas se siente el viento de otoño en los abedules.




–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Con La librería ambulante nos colocamos frente a una obra que hará las delicias de los amantes de los libros y de la literatura.  Se trata de una novela sencilla,  con una trama argumental simple pero no por eso menos apetecible.

Roger Mifflin es una librero ambulante que cansado de andar de un lado para otro repartiendo sabiduria  y literatura por los caminos decide ir en busca del autor Andrew McGill, un escritor novel a quien desea venderle su carromato de nombre Parnaso (incluyendo libros, perro y yegua) y marcharse así a casa de su hermano en Brooklyn para escribir su primera novela y convertirse también en un autor afamado.

Cuando llega a casa de la familia McGill se encuentra con Helen, hermana del autor, quien años atrás abandonó su trabajo para cuidar a su hermano y sacar adelante la granja familiar. Sin embargo, y desde que su hermano se ha hecho famoso con su primer libro y no hace otra cosa más que ir de allá para acá en busca de aventuras que inspiren sus próximos trabajos, Helen se encarga sola de todas las tareas de la casa y del campo, lo que le está provocando un cansancio y hastío tremendo, catalogando a su hermano de completo egoísta. 

Conociendo las intenciones del sr. Mifflin, Helen se adelanta y es ella misma la que compra el carromato pues desea vivir su propia vida y alejarse de la rutina en la que se ha visto sumergida hasta ahora. A partir de aquí, comenzará a vivir numerosas aventuras que no os voy a desvelar pero que os adelanto que tocaran vuestra sensibilidad literaria.

Entre las páginas de La librería ambulante se respira el amor por los libros y los que, como yo, nos consideramos auténticos amantes de la literatura, de la letra y la tinta,  leer sentimientos afines a los nuestros proporciona un gran regocijo. Gracias a obras como ésta, una se da cuenta de que no está sola en este mundo, que no soy una especie en extinción, que mi pasión por los libros no raya en lo psicótico y que hay más personas que comparten esta afición.  
"El Profesor y ella se encuentran en su Parnaso, en algún lugar de las rutas de montaña, felizmente dedicados a la diversión más celestial conocida por el hombre: vender libros". [pág. 8]


La novela se inicia con una carta que el autor envía a su editor. En dicha misiva se informa de que la verdadera autora del texto en su protagonista, Helen McGill y en este caso, el autor es un mero intermediario.

El texto está lleno de referencias a autores de todos los tiempos (de aquellos, claro), nacionalidades y  géneros, lo que bien nos sirve para refrescar la memoria o bien para investigar sobre autores que eran desconocidos para nosotros. Yo he tenido que hacer alguna que otra búsqueda "googlera" porque resulta bastante complicado conocer a todos los autores que han existido a lo largo y ancho del mundo literario.

Tres son los personajes que hilvanan la trama de esta novela. Veamos:

Roger Mifflin, al que se podría describir como un tipo bueno, honesto, perspicaz, previsor, inteligente, observador, con gran sentido del humor y un amor infinito por los libros.

La tarjeta de presentación del profesor Mifflin recoge un poema que no tiene desperdicio:


"Sabed, amigos, que tiene mi percherón
Más de mil libros, antiguos y de ocasión.
Del hombre los mejores amigos son.
Los libros que atiborran este gran vagón
Libros para todos los gustos son,
De líricos versos a las Musas,
De buena cocina y agricultura,
Novelas apasionadas de prosa pura.
Cada necesidad tiene su libro justo
Y los nuestros te dejarán a gusto.
Jamás habrá librero que dé alcance
A los finos libros de este Paraíso ambulante".
[pág 20-21]

¿Qué mejor manera para un librero que anunciarse mediante la palabra escrita en vez de a viva voz como harían los charlatanes? El profesor Mifflin no es un mero charlatán. Más bien, yo lo catalogaría de doctor de las letras que receta este o aquel autor en función del mal del que se queje su interlocutor. Es un auténtico psicólogo que sabe qué medicina (libro) le viene bien a un individuo u otro y que jamás recomendará ciertas lecturas si uno no está preparado para ello.

Sus speeches están cargados de reflexiones que revelan verdades como templos y que bien podrían aplicarse a nuestros tiempos actuales.


"La gente del campo es más bien cautelosa a la hora de gastarse el dinero. Pueden pagar un dineral por un filtro de agua o por una capota, ¡pero nadie les ha enseñado a preocuparse por la literatura! Y, sin embargo, es sorprendente cuánto se emocionan con un libro; si aciertas con el tipo de libro, claro."  [pág.  41]

Otro ejemplo más: 

"«¡Dios», dijo, «cuando le vendes un libro a alguien no solamente le estás vendiendo doce onzas de papel, tinta y pegamento. Le estás vendiendo una vida totalmente nueva. Amor, amistad y humor y barcos que navegan en la noche. En un libro de verdad, quiero decir. ¡Repámpanos! Si en lugar de librero fuera panadero, carnicero o vendedor de escobas la gente correría a su puerta a recibirme, ansiosa por recibir mi mercancía. Y heme aquí, con mi cargamento de salvaciones eternas. Sí, señora, salvaciones para sus pequeñas y atribuladas almas. Y no vea cómo cuesta que lo entiendan. Sólo por eso vale la pena. Estoy haciendo algo que a nadie se le ha ocurrido hacer desde Nazareth, Maine, hasta Walla Walla, Washington. ¡Es un nuevo campo, pero vaya si vale la pena! Eso es lo que este país necesita: ¡más libros!»". [pág. 42-43]

El profesor Mifflin vende literatura y libros como un servicio que hace a la humanidad para que el individuo alcance el bienestar más absoluto. Los libros transmiten tranquilidad y paz, al margen de una gran cantidad de conocimientos. Os confieso que mientras más leía las disertaciones del profesor más identificada me sentía con él. 

Helen McGill. No es fácil encontrar una mujer como ella en aquella época, que se atreve a plantar cara a un hombre y lanzarse a la aventura por los caminos ella sola. 


"Tras las variopintas aventuras de los últimos dos días era casi un alivio estar sola para pensar bien las cosas. Allí estaba yo, Helen McGill, en una curiosa situación, sin duda. En lugar de estar en casa, en la granja, preparando la cena, recorría un camino desconocido como única propietaria de un Parnaso (quizás el único existente), un caballo, un perro y un montón de libros. Desde la mañana del día anterior mi vida se había salido de su órbita habitual". [pág. 97]

Sus aventuras la conducirán a conocer a otras personas y otros lugares, y con el paso de los días también terminará por entender que la soledad le pesa y que en su interior se ha quedado un hueco tras la marcha del profesor, quien la acompañó durante los primeros días de su periplo para instruirla en el oficio. Poco a poco se dará cuenta de que, de la mano de los libros, ha llegado al amor.

Andrew McGill. Típico hombre de  pueblo, que si no hubiera sido por el éxito editorial de su primera novela, se dedicaría a las tareas del campo. Machista que sólo piensa en sí mismo y que cree que su hermana está a su servicio. Menos mal que Helen le dará un escarmiento. 

Si hay un detalle que me llama la atención es el nombre con el que el profesor Mifflin apoda a su carromato, Parnaso. ¿Por qué ese nombre? El Monte Parnaso (Parnassus) es considerado por los griegos como la morada de las Musas y de Apolo, es decir, la patria simbólica de los poetas. En la mitología griega, Parnaso fue el hijo de Poseidón y la ninfa Cleodora. Se le atribuye la fundación del oráculo de Delfos, que luego habría de ocupar Apolo. Teniendo en cuenta que el carromato del profesor es un cúmulo de letras, escritores, literatura ... ¿qué mejor nombre que Parnaso?

Para finalizar os dejo con un par de definiciones magníficas y que no puedo dejar de señalar...

Buen libro:
"... ¿qué es un buen libro? No me estoy refiriendo a libros como los de Henry James (el gran ídolo de Andrew, aunque a mí siempre me ha parecido que tenía un aluvión de palabras en la cabeza y nunca se detenía a elegirlas adecuadamente). Un buen libro debe ser simple. Y como Eva, debe provenir de algún lugar entre la segunda y la tercera costilla: debe haber un corazón latiendo en su interior. Una historia que es sólo cerebro no vale demasiado". [pág. 141-142]

Amor:
"Veréis, no estaba vacunada contra el amor mediante algún flirteo juvenil. Empecé a trabajar como institutriz desde muy joven, y una institutriz no tiene demasiadas oportunidades para poner a prueba su templanza. Así que el golpe, aunque tardío, había sido muy fuerte. Es ahí cuando una mujer se encuentra consigo misma: cuando se enamora. No importa si es vieja o gorda o aburrida o simplona. Siente ese cosquilleo debajo de las costillas y se cae del árbol como una fruta madura". [pág. 161]

... y una curiosa reflexión sobre el estupendo invento de la imprenta:
"Cuando John Guttenberg, cuyo verdadero nombre era, según el profesor, John Gooseflesh pidió prestado un dinero para montar su imprenta arrojó al mundo un montón de problemas". [pág. 9] 


En definitiva, La librería ambulante es un libro que me ha cautivado y eso que no apostaba mucho por él. Sin embargo,  los libros siguen sorprendiéndome y, por suerte, en muchas ocasiones para bien. Os recomiendo la lectura de esta obra porque sencillamente os va a gustar.








Próxima entrada



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Si te gustó la entrada: ¡Comparte, Participa o Únete!

30 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de ponerme con este libro, ya han sido varios que han sido cautivados por la historia, y esas definiciones y curiosidades dan mucho juego, yo lo tengo más que anotado. Una reseña muy completa la tuya. Besos

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leer este libro, sobre todo por el tema que trata y su relación con los libros, tiene una pinta estupenda
    besos

    ResponderEliminar
  3. Es uno de los libros que tengo pendientes. Me gusta el título, me gusta la historia y casi todoe l mundo habla bien de él. Espero que caiga pronto.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los libros que hablan de libros, por lo que lo tendré muy en cuenta. Buena reseña, 1beso!

    ResponderEliminar
  5. Ya he leído más reseñas de este libro y todas coinciden en que es muy bonito y muy interesante. Lo tengo anotado.
    Una reseña muy completa.

    ResponderEliminar
  6. Ya sólo con el título que tiene te obliga a pararte jeje y viendo lo que pones...me lo anoto!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa,

    Una reseña maravillosa :) Yo leí este libro en verano, me duró un día y me gustó mucho. El único fallo que levi fue ese prólogo epistolar al principio que desvela en parte el final. Libros sobre libros y libreros particulares, sobre escritores,¿ nos gustarán tanto porque nos sentimos muy identificados en algunos pasajes? Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. Marilú.. ¡ánimo! Te va a gustar. Mil gracias.

    Tatty.. el libro destila amor por los libros.. Una pasada!

    Dorothy.. no te lo pienses mucho; además se lee en un suspiro.

    Tizie.. a mí también me gusta; ¿has llegado a leer LA LADRONA DE LIBROS?

    Norah.. es precioso, ya verás.

    Lesincele.. ¿¿te imaginas una libreria ambulante?? El concepto me recuerda al Bibliobus.. Ese autobús que circula a veces por la ciudad (al menos por aquí) y se para en cualquier calle y entras y miras los libros que lleva.. ¡Con todo lo que me gusta leer y aún no he entrado en uno!

    Besos a todas.

    ResponderEliminar
  9. Cada reseña que leo sobre este libro me hace desearlo más. Adoro que un libro hable sobre libros.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo también!! Se un aliciente añadido, ¿verdad? Un beso

      Eliminar
  10. Vengo del blog de Leer es Viajar de Lesincele y me ha encantado tu Rincón; por lo cual, si no te importa, me gustaría ser Seguidor de tan bello Espacio, lleno de Magia, Color, Sensaciones y Fantasía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, ¡of course!. Bienvenido y muchas gracias por hacerte un hueco en este rincón. Tus comentarios serán bienvenidos. Saludos!

      Eliminar
  11. Ya lo tenía entre mis pendientes, que no paro de ver buenísimas reseñas por la blogosfera, como la tuya. A ver cuándo puedo encontrarle hueco...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intenté seguir un orden en mis lecturas pero éste lo adelanté un poquito. No me arrepiento para nada. Un beso!

      Eliminar
  12. Se de él por un compañero de trabajo que se lo leyó y le encanto y teniendo como protagonistas a libros estoy seguro que me gustara y lo tengo apuntado en su día. Lo has pillado en la biblio?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip.. Si no recuerdo mal lo devolví la semana pasada. Besín.

      Eliminar
  13. Es de esos libros que cuando alguien te explica de qué va, sientes un deseo irremediable de hacerte con él, así que sólo espero hacerlo algún día, pues por lo que cuentas, no dudo en que me gustará.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de que te gustará. Besotes.

      Eliminar
  14. Es un libro que me atrae mucho. Sin duda lo leeré pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Y siendo un libro sobre libros, abro la "eterna" discusión: papel o ebook?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Uffff!! Juan tendríamos para varios días. Yo, desde luego, me decanto por el papel. Besitos

      Eliminar
  16. Lo acabo de terminar. ¡Qué libro más bueno!. Me gustó tanto que me supo a poco.¿Por qué habrán tantos libros malos de 500 páginas y este tan maravilloso con tan pocas?. ¿Será por lo mismo que dicen de los perfumes?..No creo.Los personajes son peculiares y entrañables sobretodo Helen me inspira mucha ternura. Me gustaría ver una película basada en este libro (no se si la hay), y que en ella Johnny Depp interpretara el papel de librero pelirrojo.En fin recomendaré este libro a todo aquel que pueda.

    ResponderEliminar
  17. Ana, me alegro muchísimo que te haya gustado el libro. La verdad es que es una delicia. No creo que haya una película sobre esta obra pero desde luego deberían hacerla.. Un beso!

    ResponderEliminar
  18. No es la primera vez que alguien nos anima a leer esta novela, y la impresión es que seguramente me podría sorprender, y más, después de leer una entrada tan bien trabajada,
    besucus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Estoy convencida que te va a gustar. Es una obra que gusta a todos los que nos encanta leer. Un beso.

      Eliminar
  19. Libros que hablan sobre libros. Me encantan.
    Muy buena reseña.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Fijate nunca me había llamado la atención y de repente me apetece leerlo, eso sí será cuando aligere la carga de mi estantería que cualquier día se me parten las baldas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Carmina si es que la lista de pendientes es interminable. De todos modos, en cuanto puedas, hazle hueco porque se lee en una sentada y se disfruta para el resto de la vida. Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...