Este blog se visualiza mejor con... Chrome (V.20.0)

CSS3 Properties

viernes, 5 de abril de 2013

NUNCA VOLVEREMOS A SER LAS MISMAS de Brenda H. Lewis



Autora

De padre español y madre norteamericana, Brenda H. Lewis estudió Filología Hispánica y está especializada en literatura del siglo XX. Da clases en Estados Unidos, donde reside con su marido y sus dos hijas. Nunca volveremos a ser las mismas es su primera novela.

Sinopsis

Maica es una mujer incorrecta, tiene un corazón que no le cabe en el pecho y un pecho que empieza a no ser lo que era. De cuarenta y tantos años, divorciada y con una hija adolescente, peleada con el mundo en general y con su madre y con los hombres en particular, esta abogada adicta al trabajo y a los consejos bienintencionados que le propina su mejor amiga es la demostración de que un sentido del humor bien administrado vale más que un tesoro...



–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—˜™–—



Nunca volveremos a ser las mismas es uno de esos libros que tan frecuentemente encuentras en estos lares y  que de tanto verlo, una termina por sucumbir a sus caprichos sin que sirva de precedente. Así pues, y aprovechando que Inés y sus libros organizaba el mes temático Chick-lit, me adentré en su lectura, aunque este libro se aparta un poco de este género pues nuestra protagonista seguramente peinará canas desde hace algún tiempo.

En sus casi 300 páginas me cito con un ramillete de mujeres, cada una única en su especie, como debe ser, y que pueblan esta novela, adornándola con su personalidad.

La protagonista, Maica Solis,  puede ser cualquiera de nosotras, incluso tú misma. Sí, la que está leyendo estas líneas, porque ella no es más que una mujer de 49 años, adicta al trabajo, abogada matrimonialista -con lo que su conocimiento sobre el mundo interno de las parejas es extenso-, madre adoptiva de una adolescente de origen chino, a la que ha tenido que educar ella solita cuando su marido, un piloto de aviones, decide que no está preparado para asumir la paternidad, abandono que la ha dejado con el terreno amoroso en barbecho. Y es que vas a comparar tú la dicha que proporcionan las azafatas jovencitas del país de los tulipanes con la crianza de una niña.  Pero Maica es una luchadora, un tanto resentida con el mundo que la rodea, y  que de tanto saltar de hito en hito, tiende a veces a la negatividad, se irrita con frecuencia y por si fuera poco, va directa a la menopausia con sofocos previos incluidos. ¿Chiclés? Es posible pero los clichés lo son por algo. 

Maica es el centro de esta novela y en un anexo encontramos a Rossi (amiga), Sasa (niñera), Virgin (profesora de danza del vientre), Anneke (la roba-maridos), Regina (hermana), Raquel (ginecóloga), Silvia (tía), Chin-Zsé (hija), Concha (secretaria) y Leticia (madre). Las tres últimas me han parecido geniales, incluso me atrevería a decir que me han gustado mucho más que la propia Maica. 

Chin-Zsé es su hija, de carácter natural y espontánea que a veces en broma y otras en serio, pone a su madre en más de un aprieto porque a ver qué responde una madre a su hija de 16 años cuando ésta le suelta a aquella durante el desayuno, así como la que no quiere la cosa, que solo mantiene sexo oral. Maica se despliega en muchas facetas (amiga, hija, jefa,... ) pero es en ésta como madre en la que más me ha gustado contemplarla, intentando nadar y guardar la ropa a la vez, adoptando la actitud de progenitora pero sin querer dejar de ser amiga de su hija. Yo no soy madre, pero imagino que debe ser tremendamente complicado mantener el equilibrio en esa cuerda floja.




Concha, su secretaria, es un personaje que me ha divertido. Físicamente aparece poco entre las páginas de este libro pero las veces que lo ha hecho no he podido evitar reírme. Es la típica secretaria que sabe lo que su jefa necesita y ya se puede parar el mundo que no cejará en su empeño. 

Y por último esa madre. Leticia, una mujer divorciada a la vejez viruela, que aún idolatra a un marido del que poco se puede decir en su favor, pero aún así, para ella todo es bonitoooo y es precisamente esa actitud la que desquicia a Maica. Creo que en las relaciones madre - hija es donde la autora ha puesto la carne en el asador. 

Hay una pega que tengo que ponerle al libro. Maica no deja títere con cabeza. Me refiero a que reitera con muuucha frecuencia sus ganas de retorcerle el cuello a todo aquel que se le cruza. Entiendo que se trate de una persona a punto de estallar por el ritmo frenético en el que vive, pero tanta reiteración es algo que choca.

Como habrás podido comprobar, en esta novela los hombres quedan relegados a un segundo plano o a la inexistencia total, salvo en el momento en el que aparece el doctor Jean Claude que no solo será médico de cabecera sino también de corazones, concretamente del corazón de Maica, al que ya le tocaba latir en otros ritmos más placenteros. 

Las 289 páginas de esta novela se agrupan en cuatro partes (Maica y alrededores, Sorpresas, confesiones y otras urgencias, Cuando el amor llega así de esta manera y Amigas para siempre) más Agradecimientos. No le veo mucho sentido a la división en partes, la verdad,  excepción hecha por la tercera.

Los capítulos -28 en total- no están numerados pero sí figuran con un título que nos adelanta el desarrollo posterior, y por regla general son muy cortos. Cuentan con una especie de introducción maquetada en una tipografía diferente al resto del texto. En esas breves introito se desvelan pinceladas de la vida anterior de Maica que nos sirven para ponernos en antecedentes.

El punto de vista siempre será el de Maica por lo que la voz narrativa no abandonará en ningún momento la primera persona, con un lenguaje coloquial y fresco y un uso justo del diálogo. 

En definitiva es un libro del que esperaba bastante más. No voy a negar que me ha resultado una lectura amena y entretenida, que te ventilas en dos tardes, pero tengo que reconocer que pensé que la lectura iría por otros derroteros mucho más hilarantes. Me he reído sí, pero no todo lo que esperaba.

Nunca volveremos a ser las mismas es una novela que encaja perfectamente con esas lecturas livianas, a pleno sol y con el rumor de las olas de fondo, que todos necesitamos en algún momento y en el que se habla de la amistad, de las relaciones materno-filiales, del amor,... del mundo propio de la mujer con todo lo que eso conlleva. ¿Lectura para mujeres, pues? Yo no soy partidaria de etiquetar los libros como femeninos o masculinos aunque en esta ocasión tengo que decantarme por colocarle el símbolo de venus. Ahora bien, si quieres leer la opinión de un hombre, te dejo en este enlace la reseña que Trotalibros hizo en su blog. No te la pierdas. 

Está claro que nunca volveremos a ser las mismas y como reza el subtítulo... ¡ ...y ni falta que nos hace!

Agradezco el envío del ejemplar a:









Retos: 


Mes temático Chick-lit.

Mes temático - Abril

41 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con gran parte de tu opinión. A mí también me resultó fresca, dinámica, entretenida, pero también esperaba bastante más, sobre todo risas, después de haber leído algunas otras reseñas en que decían haber soltado hasta carcajadas, y eso que a mí el sentido del humor no me falta, jaja.
    Buena reseña.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Pilar, yo también eché en falta bastante más risas. Besitos

      Eliminar
  2. Me parece una lectura genial para desconectar aunque tu le hayas sacado alguna objección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno pero es una objeción muy subjetiva. Besitos Albanta

      Eliminar
  3. Me ha gustado bastante la reseña y la verdad creo que puede ser un buen libro para esos momentos que no sabes que coger entre manos y que te patece identificarte con la protagonista en la mayoria o en algunas cosas. Yo tengo 20 años menos que ella pero aún así hay cosas por las que una mujer pasa tenga la edad que tenga.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosana la has definido muy bien. Es justo para esos momentos. Besos

      Eliminar
  4. A mi me gustó y lo que más, las escenas de madre e hija...me chafé un poco cuando la nena se fue de vacaciones jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lesincele, la relación madre-hija es lo mejor. Besos

      Eliminar
  5. Tengo muchas ganas a la novela, pude leer sus primeras páginas y me gustó bastante, gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo contigo en todo lo que dices. Una cosa que no he gustó nada es precisamente que la protagonista del libro tenga 50 y se comporte como si tuviera 20 que por otra parte es lo típico de la novela. A mí también me cansó que todo el mundo estuviera en su contra, un poco victimista.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Norah..esa parte del personaje es un poco cargante. Besos

      Eliminar
  7. Este tipo de novelas no me llama mucho la atención pero me he prometido probar con el género por se le veo la gracia. Esta novela en concreto no me ilusiona nada para empezar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma otra Enzo, hay muchísimas, con más carcajadas. Besos

      Eliminar
  8. Gané este libro hace algunos meses pero creo que lo leeré para el verano, que me pega la temática y la diversión que incluye. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para las vacaciones de verano es ideal Tizire. Besos

      Eliminar
  9. En estos dias estoy viendo de nuevo reseñas de este libro, me parece entretenidim pero poco más, no descarto leerlo, pero no está entre mis prioridades. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entretenido sí que es Meg pero justo eso. Besos

      Eliminar
  10. Me gusta que señales lo del subtítulo a mi me gustó ese apunte :) Quizás ir con muchas expectativas a por esta novela te haya hecho reírte menos, pero tienen su cosas. Me quedo con Leticia y la hija, como las mejores. Lo leí en verano y creo que fue el momento idóneo. Y es verdad que el género masculino sale escaldado, me gustó la reseña de Trotalibros por dar su visión masculina y con argumentos :)
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia y la hija son magníficas jejeje. Creo que tienes razón, es un libro totalmente de verano. Besitos

      Eliminar
  11. En general coincidimos, la leí este verano y me pareció muy entretenida y amena. Me gustó Maica y sobre todo las escenas con su hija, aunque sean un tanto irreales
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las escenas con la hija... Creo que pocas madres se comportarían como Maica por muy buena intención que se tenga. Una madre es una madre antes que ser amiga. Besos Tatty.

      Eliminar
  12. Hola Marisa,
    Sé que es un libro perfecto para desconectar, cosa que me vendría muy bien con la que llevo ahora jeje pero no me veo yo mucho leyendo este libro. Eso sí, la reseña me ha gustado mucho como siempre y siempre me gusta saber vuestras opiniones. un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Yossi, yo tampoco te veo leyendo este libro pero bueno, nunca se sabe. Besitos.

      Eliminar
  13. Este... no lo veo para mí. Ni por el género ni por el argumento, no termino de verlo...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia es un libro como de paso.. de paso a otra lectura más profunda. Besos

      Eliminar
  14. Me lo pasé de maravilla con este libro. Qué de risas y buenos momentos!!
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está simpático Carmen pero yo esperaba más. Besitos

      Eliminar
  15. A pesar de ser un género que no me atrae mucho, éste lo tengo apuntado, que tengo ganas de reírme con un libro y parece que éste lo consigue.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ríes pero no vayas con las expectativas muy altas que luego te pasa como a mí. Besos

      Eliminar
  16. Yo disfruté mucho con su lectura, me recordaba una y otra vez a la relación que tenemos mi madre y yo. Pobres madres, sufren tanto pero se hacen de querer jajaja.
    Maica en algunos momentos era tan histérica que te sacaba de quicio, pero es que su Chini provocaba muchísimo XD.
    Me alegro que lo hayas disfrutado.

    Un besito

    ResponderEliminar
  17. La leí este verano y me gustó mucho, coincidimos en todos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Me pondré en nada con él para seguir con el mes del chick lit!!!!!!
    Saludss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esperaré a leer tu reseña Zeno. Besos

      Eliminar
  19. Me alegro que lo hayas disfrutado de vez en cuando hay que leer algo entretenido y si encima se aprende algo de las relaciones madre-hija pues no esta mal no?, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Rocío es muy recomendable despejarse la mente a veces. Besos

      Eliminar
  20. Tengo muchas ganas de leerlo, me encanta el género, siempre entretiene =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Es uno de esos libros por el que siente curiosidad :)

    Gracias por tu reseña.

    ¡¡Nos leemos!!

    ResponderEliminar
  22. Es verdad que es una lectura muy entretenida e ideal para el veranito, yo lo leí en la playa y disfruté. Aunque es verdad que esperaba reírme mucho más. Me gustó que tocara temas como la importancia de las amistades.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...